Tag Archives: recién nacidos

Simulador neonatal facilitará aprendizaje de profesionales de la salud

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

simuladorneonatalBogotá D. C., mar. 10 de 2014 – Agencia de Noticias UN- Facilitar la práctica y la resolución de los problemas críticos de los recién nacidos en sus primeros minutos de vida y de la forma “más real posible” es el objetivo del simulador neonatal diseñado por un grupo multidisciplinar de la U.N.

Se calcula que cada año se producen en el mundo alrededor de 100 millones de nacimientos en todo el mundo, de los cuales, un 10% de los casos requiere algún tipo de asistencia al iniciar su respiración y el 1% necesita esfuerzos intensivos de resucitación como intubación endotraqueal o masajes inductores respiratorios.

Esta situación exige gran destreza y práctica por parte del personal médico. Por esta razón, “el entrenamiento y el aprendizaje de médicos, enfermeras o terapistas respiratorios, antes de atender a pacientes reales, se convierte en un factor decisivo al momento de salvar vidas y garantizar el pronóstico adecuado”, señala la profesora Margarita Varón Durán, del Departamento de Ingeniería Eléctrica y Electrónica de la Universidad Nacional de Colombia.

En un intento por ofrecer soluciones en este aspecto, el Grupo de Investigación en Comunicaciones y Altas Frecuencias (CMUN) de la Facultad de Ingeniería de la U.N., con la colaboración de expertos en perinatología, neonatología y epidemiología de la Facultad de Medicina de la Institución, se han dado a la tarea de diseñar un maniquí para emular escenarios médicos.

El simulador, que cuenta con diversas fases de formación, permite un entrenamiento “fiable y sin riesgos para el paciente, ya que el programa genera las variables necesarias para imitar situaciones reales y complejas que se producen a diario en los hospitales”, señalan sus creadores.

Herramienta para la praxis

Desde el año 2009 en el CMUN se han implementado tres diferentes simuladores neonatales que han permitido un primer acercamiento para el aprendizaje de sintomatologías y patologías de diferentes sistemas.

El primer trabajo se adelantó con el “Sistema cardiovascular”, a través del cual se emula la aplicación de medicamentos, fiebre, rubicundez y otros escenarios clínicos relacionados. Dicha propuesta fue desarrollada por Loreana Arrighi y Daniel Fonseca en sus tesis de pregrado.

En 2011, los estudiantes Yury Estepa Avellaneda y Edward Julián Ramos Ballesteros, diseñaron el “Sistema respiratorio” que emula la aplicación de medicamentos relacionados con escenarios clínicos de apnea, bradipnea y que implementa el masaje inductor respiratorio, técnica realizada en la Escuela de Medicina de la Universidad Nacional.

El sistema utiliza dos interfaces grá?cas de usuario. En la primera, un escenario clínico es creado por un médico, quien utiliza una serie de parámetros que reflejan datos clínicos importantes. La segunda interfaz muestra una representación para el estudiante que va a realizar su práctica.

“Cuando se presenta el escenario clínico, el estudiante debe evaluar los síntomas mostrados en el simulador, así como los grá?cos de los signos vitales o valores expuestos en la interfaz”, señala Estepa.

Luego se implementó el “Sistema hemodinámico” (el cual se centra en el estudio anatómico y funcional del corazón y el sistema vascular), que representa la hipovolemia (disminución del sistema circulante de la sangre), el choque hipovolémico (se presenta cuando el volumen sanguíneo circulante baja radicalmente, impidiendo que el corazón bombee suficiente sangre al cuerpo) y la aplicación de medicamentos para contrarrestar los efectos de estas patologías. El diseño de este sistema fue realizado como trabajo de tesis de pregrado de Rubén Stevenson Flechas Lozano.

Posteriormente, en 2010, se desarrolló un sistema de simulación interactivo de un paciente neonato para entrenamiento médico. Este contó con la representación de las señales ECG (electrocardiografía), de pulso y de nivel de CO2, realizado como tesis de Maestría de Jenny Alexandra Cifuentes.

El avance más reciente en el ámbito de la simulación de neonatos es de finales de 2013. Como tesis de pregrado, Camilo Andrés Ruiz Beltrán, desarrolló un fonendoscopio que permite explorar sonidos cardíacos y respiratorios, utilizando transmisión infrarroja y una memoria SD para guardar los sonidos.

“Emular la auscultación es importante porque los estudiantes deben desarrollar esta habilidad que se adquiere únicamente mediante la práctica”, explica Ruiz Beltrán, quien le cuenta a la Agencia de Noticias UN que el fonendoscopio diseñado por él, incluye ocho sonidos entre cardíacos y respiratorios grabados en el Hospital de Engativá.

Aunque no es el primer simulador neonatal existente en Colombia, sí es uno de los pocos diseñados por ingenieros electrónicos del país, concretamente de la Universidad Nacional. Y, además de económico, añade otra ventaja frente los maniquíes existentes en el mercado: se trata del único simulador que recoge las metodologías usadas en la Escuela de Medicina de la U.N.

“Con los simuladores neonatales que se tienen en el mercado, aunque de muy buena calidad y precisión, no se puede entrenar ciertas técnicas propias de la Escuela de la U.N., ya que implementan otras prácticas y filosofías propias de la escuela norteamericana”, explica Yury Estepa.

La joven comenta también que teniendo en cuenta uno de los pilares de la filosofía de la Escuela, que es poder aplicar la medicina en cualquier lugar del país con los recursos presentes, incluso en zonas rurales, el simulador neonatal diseñado en el CMUN facilita el acceso a tecnología óptima, económica y hecha en Colombia.

Créditos: UNAL-311-2014

Alumnos de la ENTS colaborarán en proyecto del Instituto de Neurobiología

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Los jóvenes apoyarán a que niños con este padecimiento reciban la atención necesaria y a que los padres sean constantes con el tratamiento.
Los jóvenes apoyarán a que niños con este padecimiento reciban la atención necesaria y a que los padres sean constantes con el tratamiento.

23 de Agosto de 2012

Alumnos de la Escuela Nacional de Trabajo Social (ENTS) de la UNAM colaborarán como prestadores de servicio social en el proyecto Atención Integral para Reducir Daños que Produce la Discapacidad, en la Unidad de Investigación en Neurodesarrollo del Instituto de Neurobiología (INB), con el propósito de ofrecer diagnóstico y neurohabilitación temprana en recién nacidos expuestos a factores de riesgo de daño cerebral en la etapa prenatal y perinatal.

Su participación consistirá en trabajo de campo para recuperar a los pacientes que desertan, así como animar a los padres para que continúen con la atención de sus niños y lograr adherencia al tratamiento.

En el acto de apertura de esta actividad, realizado en el campus Juriquilla (Querétaro) de la UNAM, Carlos Arámburo de la Hoz, coordinador de Investigación Científica, afirmó que “colaboraciones como ésta, dan idea de la riqueza de una institución como la nuestra. Asimismo, podemos constatar las fortalezas de nuestra casa de estudios para sumar esfuerzos y visiones alrededor de proyectos no sólo pertinentes, sino trascendentes para dar solución a un problema de salud importante. De hecho, alrededor de una quinta parte de las discapacidades en el país se originan en las etapas prenatal y perinatal”.

Por ello, es importante que al trabajo científico del INB se sumen los esfuerzos de los profesionales en el campo referido. “Su colaboración será importante para consolidar el proyecto no sólo con miras a dar una visión de futuro, sino para tener mayor impacto”, enfatizó.

A su vez, Leticia Cano Soriano, directora de la ENTS, destacó que en este esfuerzo conjunto se cuenta con el apoyo del Instituto Mexicano de la Juventud, que otorgó becas a los prestadores de servicio social, y de la Dirección General de Orientación y Servicios Educativos de la UNAM.

Esta colaboración, aseveró, rompe paradigmas, pues vinculamos un trabajo de alta especialidad de investigación científica con aspectos sociales desde los propios entornos de la población usuaria de la Unidad de Investigación en Neurodesarrollo.

Lo aquí realizado es distinto no sólo porque se realizará los fines de semana, sino porque estará apoyado por académicos con gran compromiso social y porque contribuirá a recuperar la dinámica sociofamiliar, enfatizó.

La experiencia será enriquecedora para los 18 alumnos que realizarán trabajo de campo y los tres que harán labor de gabinete, es decir, los encargados de analizar y sistematizar la información obtenida, apuntó.

En su oportunidad, Raúl Paredes Guerrero, director del INB, consideró que las actividades que realizarán los universitarios tendrán impacto social importante y repercutirán en la labor del instituto.

Al presentar el proyecto, Thalía Harmony Baillet, jefa de la Unidad de Investigación en Neurodesarrollo, señaló que su labor consiste en estudiar a recién nacidos con factores de riesgo de daño cerebral desde el parto, “pero queremos llegar hasta los ocho años de edad, porque la afectación pocas veces tiene secuelas de parálisis, pero sí implica problemas relacionados con la actividad cognoscitiva, como trastornos de lenguaje, aprendizaje y atención”.

Una vez que nuestros pacientes han logrado un desarrollo psicomotor adecuado, necesitamos conocer qué pasa con su evolución cognoscitiva; desgraciadamente, muchos de los padres, por diversas causas, desertan del proyecto y nuestra investigación se ve truncada, explicó.

Por eso, una de las tareas de los jóvenes será recuperar a los niños que hemos perdido y hacer conciencia en las nuevas mamás y papás de la importancia del tratamiento y de continuar con nosotros hasta los ocho años, recalcó.

También, buscamos ser autosuficientes y, en ese sentido, el segundo planteamiento del proyecto es realizar un estudio socioeconómico de las distintas familias para tener una aproximación adecuada de en cuánto podrían contribuir con nosotros para seguir con este trabajo, mencionó.

Por su parte, Juliana Ramírez Pacheco, jefa del Departamento de Servicio Social de la ENTS, indicó que los prestadores estudiarán la dinámica sociofamiliar de los usuarios de la Unidad de Investigación en Neurodesarrollo, tanto de los que han desertado como de los constantes.

Asimismo, buscarán sensibilizar a los padres para que se sientan corresponsables y copartícipes en la atención de sus hijos. Se abrirá la posibilidad de lograr dos o tres sesiones de trabajo con el propósito de intercambiar ideas o asesorías, subrayó.

Los alumnos de la ENTS realizarán el servicio social en Juriquilla los fines de semana del 18 de agosto al 15 de diciembre.

Al término de la ceremonia, se entregaron constancias de participación y becas a los prestadores de servicio social y los jóvenes hicieron un recorrido por las instalaciones de la unidad.

Boletín UNAM-DGCS-516
Juriquilla, Querétaro.

Desarrolla universitario método para detectar contaminantes en sangre de recién nacidos

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Sergio Robles Obregón, de la Facultad de Química de la UNAM, desarrolla su tesis de licenciatura Determinación de presencia de hidrocarburos aromáticos polinucleares en sangre, con la finalidad de usarla en el tamiz neonatal
Sergio Robles Obregón, de la Facultad de Química de la UNAM, desarrolla su tesis de licenciatura Determinación de presencia de hidrocarburos aromáticos polinucleares en sangre, con la finalidad de usarla en el tamiz neonatal.

15 de Agosto de 2012

El tamiz neonatal es el estudio preventivo aplicado para detectar, desde el nacimiento, casos de hipotiroidismo y fenilcetonuria, padecimientos manifestados tardíamente, causa de retraso mental, epilepsia, ceguera y otros trastornos graves.

Logra la detección antes del daño orgánico, lo que permite un tratamiento oportuno. El examen se realiza a los recién nacidos y consiste en analizar la sangre extraída del cordón umbilical o del talón para encontrar factores de alteración que indiquen trastornos metabólicos que deben corroborarse a través de otros estudios.

Sergio Robles Obregón, de la Facultad de Química (FQ) de la UNAM desarrolla su tesis de licenciatura Análisis de hidrocarburos aromáticos polinucleares mediante las técnicas de microextracción en fase líquida y cromatografía de gases acoplada a espectrometría de masas para utilizarla en los remanentes del tamiz neonatal.

Con asesoría de Francisco Rojo Callejas, del Departamento de Química Analítica de la FQ, el universitario explicó que el objetivo de la investigación es desarrollar un método analítico rápido, económico, confiable y preciso para identificar y cuantificar los contaminantes en la prueba.

Se aplicaría sobre todo en zonas del país con fábricas de ladrillos, pues ahí se registran los mayores índices de contaminación por hidrocarburos aromáticos polinucleares, adelantó. “Tiene por finalidad detectar tempranamente estos compuestos mediante un método rápido y eficiente para garantizar un diagnóstico oportuno”.

Rojo Callejas informó que a través de un convenio con el Instituto Nacional de Pediatría (INP) se aprovechan los remanentes de pruebas aplicadas para lograr un mejor control de la exposición temprana.

Personas expuestas a procesos de combustión incompleta, causados por hornos poco eficientes como los de las ladrilleras, motores de automóviles sin mantenimiento y humo del cigarro, corren el riesgo de inhalar partículas de hidrocarburos aromáticos polinucleares, compuestos mutagénicos y carcinógenos, explicó Robles Obregón.

El método final consiste en tomar la prueba del tamiz, tratarla y concentrarla con técnicas de microextracción. Se utilizan jeringas de cromatografía a las que se coloca una fibra hueca de polipropileno en la punta, luego se rellena con disolvente y se coloca en un recipiente con la muestra de sangre ya preparada para extraer los hidrocarburos policíclicos. Después, se analiza en un cromatógrafo de gases acoplado a un espectrómetro de masas.

En este paso se identifican y cuantifican los hidrocarburos presentes para determinar si están a niveles muy altos o por debajo de los límites aceptados por las normas respectivas, subrayó.

Rojo Callejas estableció que la química analítica es un área aplicada para desarrollar técnicas, instrumentos y métodos de medición, para identificar y cuantificar diversos compuestos, con aplicaciones en todas las áreas de actividad humana.

“Es una herramienta básica utilizada en diversas industrias y el sector salud para controlar la calidad de sus productos. Uno de los rubros más importantes es el de métodos de separación. En el laboratorio utilizamos la cromatografía de gases y la espectrometría de masas para responder tanto a las necesidades del país respecto a la formación de recursos humanos, como al desarrollo de líneas de investigación”, finalizó.

Boletín UNAM-DGCS-500
Ciudad Universitaria.

Mucho cuidado a la displasia de cadera en recién nacidos

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

displasia-de-cadera29 de junio de 2011

Agencia de Noticias UN- La displasia de cadera es una afección que aparece en aproximadamente tres de cada mil recién nacidos y afecta con más frecuencia a las niñas, con 8 de cada 10 casos.

Según la fisioterapeuta de la Universidad Nacional Karen Ramos, la displasia es un desarrollo anormal de la articulación que hay entre el hueso del muslo (fémur) y la pelvis, y tiene mayor incidencia en la cadera izquierda.

Con el tiempo puede ocasionar retraso en la edad en la que el niño empieza a caminar, cojera o “marcha de pato” y, además, si no se tiene especial cuidado, no suele provocar dolor hasta después de los cinco años, lo que la hace imperceptible ante un inexperto.

“La cabeza del fémur es una esfera que va encajada en la cavidad de la pelvis de manera perfecta, y cuando hay displasia tiene un movimiento anormal, lo cual hace que golpee el techo que la cubre y poco a poco lo vaya deformando”, explicó Ramos.

Hay que tener en cuenta que se puede producir antes del nacimiento, durante el parto o incluso poco después. “Los síntomas son variables, pues depende del momento en el que se produce, del grado de desplazamiento del fémur fuera de la cadera y de la edad del menor”, indicó la fisioterapeuta.

Cómo darse cuenta de esta afección

Desde el nacimiento hasta que el niño comienza a andar no suele producir síntomas, por ello es importante la exploración pediátrica.

“Durante el chequeo mensual que realiza el pediatra en el primer año de vida del niño, una de las pruebas físicas consiste en revisar la apertura de la cadera. Si está limitada y no abre por completo, es una primera señal de displasia”, afirmó Ramos.

Aunque a veces son evidentes los pliegues de los glúteos asimétricos o incluso observar una rodilla más baja que la otra, denominada signo de Galleazzi positivo, es el especialista quien dará el diagnóstico a través de dos técnicas: el Signo de Barlow y la Maniobra de Reducción de Ortolani, que consisten en examinar al bebé relajado y acostado boca arriba, buscando la luxación o recolocación de la cabeza del fémur.

El examen físico como diagnóstico preciso no es 100% confiable. Por esta razón, en caso de indicio, es necesario confirmar con ecografía de las caderas (útil desde el nacimiento hasta los 3 a 4 meses de edad) y con una radiografía de caderas a partir de los 4 meses, con el fin de observar con detalle la articulación.

Hay que tener en cuenta que entre mas rápido se haga el diagnóstico, mejor será el resultado, “pues se puede comenzar el tratamiento, el cual busca recolocar el fémur correctamente en la cadera y mantenerlo así, evitando tratamientos mayores a futuro”, señaló la fisioterapeuta.

En la actualidad existen aparatos que permiten corregir la anomalía como el Arnés de Pavlik (un sistema de correas para niños menores de 6 meses) y la Férula de Milgram (especie de asiento de pasta que se utiliza después de los 6 meses, y máximo hasta los 18).

Al comienzo, el niño debe utilizar el aparato las 24 horas del día y luego se retira de manera gradual hasta dejarlo en las noches. Su uso, en promedio, dura entre 6 y 12 meses.

Créditos:Universidad Nacional de Colombia / Agencia de Noticias UN

Créditos de la imagen: lasaludinfantil.com