Tag Archives: iisue

La Universidad de Colima concede Doctorado Honoris Causa a Ángel Díaz Barriga

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Ángel Díaz Barriga, del Instituto de Investigaciones Sobre la Universidad y la Educación de la UNAM.
Ángel Díaz Barriga, del Instituto de Investigaciones Sobre la Universidad y la Educación de la UNAM.

10 de octubre de 2010

* Mi crecimiento intelectual se ha dado en la UNAM, dijo

El especialista del Instituto de Investigaciones Sobre la Universidad y la Educación (IISUE) de la UNAM, Ángel Díaz Barriga, recibió el doctorado honoris causa por la Universidad de Colima.

El grado le fue otorgado por su trayectoria académica y sus trabajos en materia educativa, que en palabras de Díaz Barriga, “sólo en la Universidad Nacional habría podido desarrollar”.

“Mi crecimiento intelectual se ha dado en esta casa de estudios; ninguna institución estimula el estudio e investigación como ésta. Se trata de un espacio académico único en México; aquí, más que una verdad, lo que encuentras son verdades, argumentos y discusiones”.

El también profesor de la División de Estudios de Posgrado de la Facultad de Filosofía y Letras (FFyL), detalló que un experto debe estar al tanto de los debates internacionales sobre los temas que le interesan. “Debemos traducir las problemáticas en alternativas concretas”.

“Una de mis líneas de investigación es la evaluación educativa. Abordo todas las dimensiones, que comenzaron en el aula, pasaron por pruebas a gran escala y concluyen con los académicos. Este tema preocupa a toda la sociedad; sin embargo, me pregunto: ¿con tanta evaluación, ha mejorado la educación?”.

Se han elevado los indicadores, pero ¿se han mejorado las condiciones en el salón de clases o logrado que los alumnos aprendan más?”, cuestionó el académico.

Parte de su interés implica conocer qué elementos del saber memorístico son necesarios recuperar. “Tenemos memoria, y los profesores deben entender que ésta es una herramienta que ayudará a que sus educandos puedan desenvolverse en una vida social que, día con día, demanda más que estudios”.

Además, recordó que en sus años de estudiante las clases le parecían aburridas. Por ello, hoy como catedrático ha tratado de hacer una diferencia; “ahora digo, ¡qué bonito es tener alumnos y ver cómo maduran!… Uno debe disfrutar el aula, porque al hacerlo, lo transmitimos”.

Esto, aclaró, no quiere decir que la cátedra y la investigación carezcan de rigor o complicación, o que no demanden sudor, “en ocasiones es difícil encontrar la cuadratura al círculo, pero quiero creer que este país puede tener una mejor formación”.

El especialista en pedagogía se describió como una persona comprometida con su trabajo, tanto que ya lleva mucho tiempo sin sentarse a leer una novela. “Antes me daba mis vacaciones para dedicarme a un libro, pero a últimas fechas, ni eso he podido”.

Al detallar que la UNAM es uno de sus “pies de formación” —en ella obtuvo el grado de maestro y doctor en Pedagogía—, señaló que esta institución es un espacio, como pocos en México, en el que el pensamiento puede manifestarse sin censuras ni cortapisas.

“La Universidad es muy coherente en su misión de ser un espacio para la libertad”, De ahí la importancia de impulsar a la nueva generación de jóvenes investigadores. “Necesitamos sangre nueva en la vida académica universitaria”, destacó.

“Actualmente, trabajo en dos proyectos, uno relacionado con un modelo educativo y realidad curricular, en el que analizo seis universidades estatales, desde una mirada didáctica-pedagógica. El otro, está vinculado a la interpretación que hacen los profesores de primero y sexto grado de primaria de la reforma educativa”.

El reconocimiento le fue concedido en la ceremonia conmemorativa por los 70 años de la fundación de la universidad estatal. El académico ya había recibido esta distinción de la Universidad Nacional Lomas de Zamora, Buenos Aires, en 2008, y la Universidad Autónoma de Tlaxcala.

Díaz Barriga también ganó el premio ANUIES (Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior) 2009, en la categoría Aportaciones a la Educación Superior; además, fue considerado visitante distinguido en la Universidad Nacional de Villa María de Córdoba, Argentina.
Créditos: UNAM. DGCS-603/unam.mx

El Fondo Documental Pablo Latapí Sarre fue donado a la UNAM

 
Facebooktwittergoogle_plusmail
El acervo consta de diversos documentos que dan testimonio de la vida y obra de Pablo Latapí.
El acervo consta de diversos documentos que dan testimonio de la vida y obra de Pablo Latapí.

16 de agosto de 2010
• El acervo que contiene la producción académica que desarrolló el investigador a lo largo de su vida fue donado al Archivo Histórico de la Universidad Nacional

El Fondo Documental Pablo Latapí Sarre, que contiene la producción académica desarrollada por el investigador a lo largo de su vida, fue donado oficialmente al Archivo Histórico de la UNAM (AHUNAM), que ahora forma parte del Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación (IISUE).

En la firma de convenio de donación, participaron Lourdes Chehaibar Náder, directora del IISUE; María Matilde Hernández, viuda de Pablo Latapí, y Estela Morales Campos, coordinadora de Humanidades, quien comentó que la obra aborda una parte importante de la historia de la educación en México.

María Matilde dijo que la cesión de este acervo fue preparada con anticipación por Pablo Latapí y representa una muestra de agradecimiento hacia esta casa de estudios.

A través del estudio de su obra, que podrá ser consultada por especialistas, es posible reconstruir la historia cultural, social y política del país, lo que resulta importante porque “en nuestros días, el tema que trató se vuelve de urgencia y mención cotidiana; es decir, habla del financiamiento que se dedica a la educación pública”, destacó Morales Campos.

En las últimas décadas, Latapí Sarre desempeñó parte de su labor adscrito al Centro de Estudios sobre la Universidad (ahora IISUE) y forjó las bases de la investigación educativa. Además, fue un personaje que cubrió todas las facetas del proceso educativo, tanto a nivel docente, como de investigación y divulgación.

En el encuentro, realizado en el auditorio José Ma. Vigil del Instituto de Investigaciones Bibliográficas, Lourdes Chehaibar señaló que el Fondo Documental va de 1964 a 2009, y está conformado por cuatro secciones: datos personales; currículo y semblanzas; acervo bibliográfico, y colección de textos en original y artículos periodísticos publicados en Excélsior de 1964 a 1976, y en Proceso de 1976 a 2000.

También cuenta con siete anexos: archivos de reuniones de Información Educativa AC; textos para los Discursos de Fernando Solana, de 1979 a 1982; colección de videos del libro Un siglo de la educación en México; colección de videos La UNAM: el debate pendiente; colección de audio y videocasetes con participaciones en el Programa de Radio Monitor; colección de la Revista del Centro de Estudios Educativos (posteriormente Revista Latinoamericana de Estudios Educativos) de 1971 a 1981, y Memoria de la SEP, del sexenio 1989-1994.

Chehaibar Náder comentó que en vida, Latapí Sarre decidió donar a la UNAM dicho Fondo Documental, con tres propósitos:

Primero, salvaguardar su obra, pues consideró que puede ser útil para reconstruir la historia de la educación e investigación en la materia en el país, en los últimos 40 años. Segundo, dejar constancia de su empeño por impulsar la indagación y lograr que ésta fuera tomada en cuenta en las decisiones sobre política educativa, y tercero, como un signo de agradecimiento a la institución donde laboró los últimos 14 años.

Créditos: UNAM. DGCS -484/unam.mx

Obtiene investigador de la UNAM, beca Guggenheim

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Enrique González González, del IISUE, obtuvo la beca John Simon Guggenheim Memorial Foundation, en el campo de la investigación histórica.
Enrique González González, del IISUE, obtuvo la beca John Simon Guggenheim Memorial Foundation, en el campo de la investigación histórica.

29 de julio de 2010

• La subvención, otorgada a Enrique González, del IISUE, es para realizar estudios en investigación histórica

Por su labor en el campo de las humanidades, en el área de historia de la universidad colonial de México, Enrique González González, académico del Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación (IISUE) de la UNAM, obtuvo la beca John Simon Guggenheim Memorial Foundation, para el periodo septiembre 2010-agosto 2011.

La subvención nació por disposición de la familia Guggenheim, que a raíz de la pérdida de su hijo (1922), que prometía en el ámbito de las artes, instituyó el apoyo para impulsar la investigación en ciencias y humanidades, y en creación artística.

Desde 1925, y a la fecha, más de 16 mil personas han sido becadas, entre ellas, 102 premios Nobel. Este año, se recibieron tres mil solicitudes y se otorgaron alrededor de 200 ayudas, sólo 36 para Latinoamérica, y una fue para González González, en el campo de la investigación histórica.

Otros universitarios que la han obtenido son Alfredo López Austin y Margit Frenk.

El proceso de selección consta de cuatro filtros, destacó González. El primero, consiste en la aceptación de la solicitud, que después pasa a un equipo de cuatro especialistas del área respectiva; de ahí, se turna al Comité de Selección, y las elegidas son discutidas en una junta final, donde se asignan las becas.

El proyecto que le brindó la subvención consiste en investigar cómo se introdujo la universidad en la América colonial; por qué razón, por lo menos 12 ciudades de la época tuvieron esa institución educativa y cómo se generó el proceso; qué condiciones, negociaciones y problemas se presentaron, y quiénes fueron los más interesados en que ocurriera.

En la Nueva España, Oaxaca y Puebla intentaron tener una universidad y no lo lograron; en cambio, Guadalajara lo consiguió en 1792, y Mérida, en 1624.

El estudio muestra avances, y los recursos ayudarían para viajar a las urbes que tuvieron una universidad en la Colonia para indagar qué archivos sobreviven, en qué estado se encuentran, y conocer qué libros, antiguos y recientes, se han escrito sobre cada casa de estudio, explicó.

“Después, habría que ir al Archivo de Indias de Sevilla, porque las negociaciones se hacían a través de esa metrópoli, y gran parte de la historia de las universidades de la Nueva España se encuentra ahí”.

Finalmente, González se dijo alegre y orgulloso por la beca, que representa la oportunidad de demostrar que la UNAM tiene un nivel académico competitivo.
Créditos: UNAM. DGCS -449/unam.mx