Tag Archives: iis

LA MEJOR MANERA DE CONMEMORAR EL DÍA MUNDIAL DE LA SALUD ES CON LA EXIGENCIA DEL RESPETO A ESTE DERECHO

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

diamundialsaludEl Día Mundial de la Salud debe ser motivo de reflexión y, en ese sentido, Carlos Welti Chanes, del Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) de la UNAM, consideró que la mejor manera de conmemorar el 7 de abril es con la exigencia del respeto a este derecho.

El investigador universitario afirmó que los mexicanos deben estar conscientes de que el bienestar físico es un derecho, “aunque no todos lo saben. Debemos demandar su cumplimiento y la manera de hacerlo es transformar nuestra actitud. Quien no se cuida en las primeras etapas de su vida tiene más probabilidades de enfrentar problemas serios en la edad adulta y avanzada”, agregó.

Al respecto, señaló que en 1950 la Organización Mundial de la Salud (OMS) estableció esa fecha para generar conciencia en la materia y desde entonces el país ha registrado avances, como un incremento en la esperanza de vida a más de 75 años, indicador que refleja transformaciones en órdenes económicos-sociales que impactan en la existencia de las personas.

En nuestra nación, agregó, las enfermedades infecciosas han mermado con la aplicación de estrategias sencillas como acceso al agua potable. Como ejemplo, recordó que en los años 60 la niñez enfrentó problemas ligados a la parasitosis, resueltos en gran parte al instalar pisos de cemento que eliminaron ambientes propicios para su proliferación.

Otras medidas cruciales fueron la creación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y la Secretaría de Salubridad (hoy Secretaría de Salud), que permitieron a grandes sectores de la población acceder a servicios médicos de primero, segundo y tercer niveles.

“En el Día Mundial de la Salud, la sociedad debe proponerse la defensa de ambas instituciones pues de ellas depende el bienestar de grandes sectores poblacionales”, subrayó.

Por otro lado, indicó que el incremento de la esperanza de vida del mexicano se asocia al crecimiento en importancia de los males crónico-degenerativos que afectan a adultos mayores. Si antes predominaban los infecciosos, hoy lo hacen los que dañan a este sector etario como diabetes, enfermedades del corazón, del aparato circulatorio y cáncer, es decir, los ligados a procesos de deterioro biológico.

Hacer frente a las llamadas enfermedades del subdesarrollo es relativamente sencillo y se logra con medidas políticas, sociales y de salud pública, como ampliar las campañas de vacunación, pero atender las derivadas del envejecimiento es complicado porque muchas están ligadas a la transmisión genética y requieren tratamientos costosos, tanto en medicinas como en instrumentos.

La paradoja, señaló Welti Chanes, es que a medida que se incrementa la edad de las personas también lo hacen los costos derivados de padecimientos asociados.

Obesidad

La Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de 2012 —expuso el académico— muestra un dato alarmante: 35 por ciento de las mujeres adultas tienen sobrepeso y 38 son obesas, es decir, siete de cada 10 presenta alguna de estas condiciones relacionadas con perfiles de alimentación inadecuados, estilos de vida ligados al sedentarismo y falta de cuidados personales.

Se fomenta esta situación desde la infancia si no se inculca un comportamiento racional en materia de alimentación, lo que es difícil porque los alimentos recomendables no son accesibles para grandes segmentos de la población.

Créditos: UNAM-DGCS-204-2014

En México, sólo uno de cada cinco adultos mayores tiene acceso a seguridad social

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

En México uno de cada cinco adultos mayores tiene acceso a seguridad social.
En México uno de cada cinco adultos mayores tiene acceso a seguridad social.

24 de junio de 2011

• El demógrafo Carlos Welti, del IIS de la UNAM, advirtió que el 80 por ciento de esa población carece de medios para subsistir

En México, sólo uno de cada cinco ancianos tiene acceso a seguridad social y 80 por ciento carece de medios para subsistir; es decir, en este momento hay no sólo un problema de crecimiento demográfico, sino de aumento poblacional en este sector, afirmó Carlos Welti.

Las políticas no han proporcionado los medios para una sobrevivencia digna ni han garantizado el ejercicio de sus derechos, consagrados en la Constitución.

El especialista del Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) aseguró que el país no está preparado para enfrentar el proceso acelerado de envejecimiento registrado en las últimas tres décadas.

En este momento “tenemos una población superior a los 112 millones de habitantes y una décima parte es del segmento de adultos mayores”. La proporción es “suficientemente importante” como para hablar de un avance apresurado en esta materia, indicó.

“Un cambio de esa naturaleza tiene implicaciones fundamentales porque hay que ofrecer servicios médicos y garantizar la supervivencia”, subrayó el investigador, quien lamentó el abandono de las acciones en materia poblacional, y recordó que las predicciones oficiales calculaban que para 2010 México contaría con 108 millones de habitantes y hemos llegado a 112.

“En buena medida esos cuatro millones de diferencia en las estimaciones oficiales, se explica porque mantenemos el índice de la tasa de fecundidad, que si bien se ha reducido en relación a otras décadas, todavía resultan importantes por el aporte en el volumen total de nacimientos que se tienen año con año”.

Esto significa que tenemos el problema demográfico por dos puertas: el crecimiento como tal, y el envejecimiento. Y lo es porque, a diferencia de lo que sucedió en las naciones europeas, donde éste último llevó un siglo, en nuestro país se incrementó el porcentaje de adultos mayores en tan sólo tres décadas.

Las cifras más recientes muestran que, precisamente, el abandono de las políticas demográficas en el país —que actúan sobre el crecimiento natural—, han hecho que la población total supere considerablemente las predicciones oficiales.

“En la época en que se reportaban las más elevadas tasas de natalidad y, por ende de fecundidad, se registraban más de dos millones de nuevos habitantes. El índice ha disminuido porque el volumen de la población es mayor, pero el total de nacimientos continúa tan importante, como en los años 60”, concluyó Carlos Welti.
Créditos: UNAM-DGCS-375-2011/unam.mx

LOS MEXICANOS LLEGAN A LA VEJEZ SIN POSIBILIDAD DE AHORRO NI CAPACITACIÓN LABORAL

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Verónica Montes de Oca, del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM.
Verónica Montes de Oca, del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM.

17 de abril de 2011

• Las bajas pensiones y la poca preparación coloca a este sector en una situación de inseguridad económica, destacó Verónica Montes de Oca, del IIS de la UNAM
• Se estima que, en 2050, el número de personas consideradas adultos mayores representará cerca de 30 por ciento de la población nacional, indicó

En México, las personas con 60 años y más llegan a la etapa de vejez sin capacidad de ahorro, muchos con baja escolaridad y poca preparación para el cambio tecnológico, o para cubrir sus necesidades laborales, afirmó Verónica Montes de Oca, del Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) de la UNAM.

Esos factores, aunados a las depreciadas pensiones, colocan a este sector en una situación de inseguridad económica y laboral, que los ha llevado a incorporarse al trabajo informal en condiciones precarias, con sueldos reducidos y jornadas prolongadas, subrayó.

Actualmente, apuntó, una parte de los adultos mayores (60 años o más) son económicamente activos, pues del total nacional, 30 por ciento tiene empleo formal; no obstante, en las próximas décadas este segmento presentará tasas de participación de más de 50 por ciento de los habitantes del país, para los varones, y de casi 30 por ciento, para las mujeres –según estimaciones del Consejo Nacional de Población–, refirió la especialista en género y vejez.

En México, en 2010, el número de personas consideradas en este sector representó más del nueve por ciento, y se estima que esta cifra se incrementará en los próximos años, hasta alcanzar cerca de 30 por ciento en 2050.

Esta porción poblacional, recalcó, es pobre en su capacidad económica, y aunque puede tener capital social y cultural por la experiencia acumulada, o por haber enriquecido sus relaciones familiares, vive en incertidumbre grave frente a la rapidez del avance tecnológico, a las demandas del mercado laboral, por su baja escolaridad y por la ausencia de un esquema de protección universal.

Su continuidad en el mercado de trabajo, aún con enfermedades crónicas, se debe principalmente a que el poder adquisitivo en las familias ha disminuido, paulatina y progresivamente, desde hace décadas, abundó.

También, obedece a que los tratamientos médicos que necesitan deben ser costeados por ellos mismos o sus familiares, pues aún no cuentan, muchas veces, con los fármacos requeridos, abundó.

A nivel individual, precisó, el envejecimiento no se vive igual en hombres y mujeres; aunque ellas tienen mayor esperanza de vida, la generalidad no recibe ingresos por jubilación o pensión, y registran menores tasas de participación económica, lo que las coloca en una vulnerabilidad mayor a la de los varones.

Condiciones de trabajo

Los hombres y mujeres adultos mayores generalmente desarrollan actividades no asalariadas y carecen de cobertura médica y social, aunque por las horas laborales –en promedio, 39 a la semana– se les puede considerar trabajadores de tiempo completo.

Normalmente, ellas se insertan en actividades por cuenta propia, como ventas, trabajo doméstico, o viven del apoyo familiar, si fueron madres o esposas, indicó.

En cambio, los varones participan más en el mercado formal y eso les da la posibilidad de ser, por más tiempo, proveedores y padres de familia, concluyó.

Créditos: UNAM-DGCS-223/2011/unam.mx

Ventajas y desventajas del Twitter

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

twitter27 de marzo de 2011

• Rediseña movimientos sociales y los usuarios participan de la noticia, afirmó María Josefa Santos, del IIS de la UNAM
• Sin embargo, en muchas ocasiones no se reflexiona sobre las repercusiones del contenido del mensaje o cómo lo recibirán los seguidores

Twitter es funcional por su inmediatez y penetración, tanto para la organización colectiva, como para la difusión de acontecimientos en tiempo real. “Rediseña movimientos sociales y los usuarios participan de la noticia”; sin embargo, muchas veces no reflexionan sobre las repercusiones del contenido del mensaje o cómo lo recibirán los seguidores, afirmó María Josefa Santos.

La integrante del Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) de la UNAM, señaló que una de las virtudes de esta herramienta de comunicación es que los tuiteros comparten información, incluso antes que los periodistas, sobre los sucesos más relevantes en sus países, “como aconteció en Egipto y en Libia”, ejemplificó.

No obstante, una de sus desventajas es la existencia de cuentas dedicadas a envíos de spam, mensajes basura no solicitados, regularmente de tipo publicitario; información efímera, usuarios agresivos e incluso pagados para dañar la imagen o reputación de personalidades registradas, y la propagación de rumores, a gran velocidad, sin posibilidad de confirmar las fuentes.

Esta red social llega de manera inmediata a millones de usuarios, sin restricción alguna, y “la única manera de controlarla es desaparecer la señal de Internet, como ocurre en algunos países. Significa hacer público lo privado”, aseguró.

Además, se torna en factor de enriquecimiento del debate público; si las autoridades interactúan con actores sociales, se ofrece la oportunidad de conocer personas o de fortalecer vínculos con seres queridos; es una ventana para conocer al mundo, pero ello depende de la utilización que los usuarios le den. “Es fundamental estar abierto a esta nueva herramienta de comunicación, conocimiento e interacción”, apuntó.

La inmediatez y el número creciente de usuarios la convierten en un instrumento eficaz; sin embargo, “ése es el riesgo, mandar mensajes sin reflexionar. En ocasiones, se tuitea sin medir las consecuencias”, explicó Santos.

Desventajas

En este nuevo mecanismo de expresión, de interacción, es importante valorar y sopesar cada mensaje, en especial de aquellos usuarios que, por su influencia o posición, tienen gran número de seguidores. “Es otro medio”, consideró.

Sin embargo, acotó, muchas veces no se reflexiona sobre las repercusiones del contenido o cómo recibirán el mensaje los seguidores. Es indispensable, recomendó María Josefa Santos, analizar cada tweet antes de lanzarlo al timeline”.

Las recomendaciones básicas para emplear esta red social son: definir objetivos, es decir, qué uso se dará a nuestra cuenta; decidir si el perfil será público o privado, pues los usuarios pueden elegir si cualquiera puede o no ver sus mensajes; no publicar datos personales como teléfono, dirección, lugar de trabajo u ocupación y, lo más importante, saber si sólo se hará el envío o habrá interacción.

Plataforma global de información

Originalmente, fue concebido como un servicio de microblogging, para compartir estados de ánimo con familiares y amigos. Los usuarios comenzaron a publicar contenidos sin responder a la pregunta ¿qué haces?, al descubrir que, en 140 caracteres, era posible comunicarse de manera concisa y directa.

A partir del 19 de noviembre de 2009, la pregunta es ¿qué pasa?; el cambio “no hubiera ocurrido si los usuarios no demandan o no empiezan a hacer uso distinto de la tecnología”.

Esta red social es una herramienta de información abierta, va más allá de divagaciones personales, “sale del control de los diseñadores de la tecnología, de los gobiernos y de todas las esferas de autoridad, acostumbrados a controlar lo que ocurre en sus países”, estableció.

De hecho, acotó, los funcionarios públicos utilizan las redes sociales para dar mensajes directos, “organizados por especialistas en comunicación social para llegar a más personas”. Es posible conocer, en tiempo real, información que puede convertirse en nota informativa.

En 2010, de acuerdo al blog en español de Twitter, se publicaron 25 mil millones de mensajes en esta red y 100 millones de personas se registraron como usuarios. El lanzamiento de su versión en nuestro idioma, en noviembre de 2009, resultó en un crecimiento de casi 736 por ciento en América Latina.

#InternetNecesario

En México, la movilización contra la iniciativa para gravar con tres por ciento el uso de Internet, se fortaleció con el uso de las redes sociales. A partir del 19 de octubre de 2010, se intercambiaron miles de mensajes con la etiqueta #InternetNecesario, para cuestionar la medida.

Al día siguiente, el asunto se convirtió en tema del momento, al registrarse 32 mil 864 tweets en contra del gravamen. Los impulsores de la iniciativa en Twitter lograron reunirse con el Senado de la República y colocaron el asunto en la agenda nacional.

El movimiento, recordó la especialista, sirvió para presionar a los legisladores y recordarles la importancia de Internet para el desarrollo del país. “No es una pérdida de tiempo, sí es un espacio de interacción, y eso lo tienen que entender; es un mecanismo de socialización de los jóvenes y de los no tan jóvenes”.

Redes sociales y periodismo ciudadano

El atentado terrorista perpetrado en la estación de trenes de Atocha, en Madrid, España, el 11 de marzo de 2004, “fue la primera vez que los usuarios de Internet se convirtieron en reporteros digitales”.

Los acontecimientos fueron informados por los ciudadanos, en el lugar de los sucesos, antes de la llegada de los medios, comentó.

Las personas pueden captar en el momento cualquier hecho y “subirlo” a Internet, gracias a la convergencia tecnológica. “De nada sirve tener una fotografía en el celular y mandarla a mis amigos, la tengo que difundir en la red”, indicó la integrante del IIS.

Sin embargo, no se puede comparar la nota de un periodista con las publicaciones en redes sociales. “Un reportero sabe qué seleccionar y cómo presentar la información; una persona sin esta preparación sólo documenta los hechos”, concluyó.
Créditos: UNAM-DGCS-177/2011/unam.mx

México requiere una política pública para combatir la discriminación racial

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Para lograr una sociedad más igualitaria es necesario sanar las heridas provocadas por diferencias sociales y étnicas, dijo Natividad Gutiérrez Chong, del Instituto de Investigaciones Sociales.
Para lograr una sociedad más igualitaria es necesario sanar las heridas provocadas por diferencias sociales y étnicas, dijo Natividad Gutiérrez Chong, del Instituto de Investigaciones Sociales.

18 de marzo de 2011
• Es necesario garantizar los derechos y otorgar oportunidades a quienes nunca los han tenido, afirmó Natividad Gutiérrez Chong, del IIS de la UNAM
• En el aspecto estructural, las instituciones invierten menos en programas sociales para pueblos originarios y poblaciones negras. El presupuesto en educación para indígenas es seis veces menor al del nivel nacional, dijo
• El 21 de marzo se celebra el Día Internacional para la Eliminación de la Discriminación Racial

Es necesario establecer una política pública multicultural, de corte afirmativo y acorde con la realidad nacional, para garantizar derechos y otorgar oportunidades a quienes nunca los han tenido, “solamente de esa forma se puede revertir la discriminación”, afirmó Natividad Gutiérrez Chong, del Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) de la UNAM.

En el aspecto estructural, las instituciones invierten menos en programas sociales para pueblos originarios y poblaciones negras en comparación con otros grupos étnicos. “Se ha calculado que el presupuesto en educación para indígenas es seis veces menor al del nivel nacional”, dijo.

Esa política, advirtió, debe planearse con la visión de superar las brechas de la desigualdad y sustentarse en información acerca de las aportaciones de los indígenas, por ejemplo, a la Ciudad de México.

“Sería muy importante que tuvieran los medios, que ahora no están a su alcance, para que nos digan cómo quieren ser vistos. Ello contribuiría a desterrar estereotipos”, aseguró.

Para lograr una sociedad más igualitaria, indicó, es necesario sanar las heridas provocadas por diferencias sociales y étnicas, que dividen a México. Un primer paso sería la generación de conocimiento adecuado sobre el tema.

Racismo en México

El racismo es un acto de ignorancia. Por no saber como es el otro, prefiero ridiculizarlo y apartarlo, “es una forma de ejercer violencia”, subrayó.

Desde la época colonial, recordó, existen prácticas racistas en el país, que “no han terminado, ni existen medidas objetivas para erradicarlas. Las personas más discriminadas son los indígenas, los afro-descendientes y la población asiática”, advirtió.

En materia legislativa, la Constitución y leyes secundarias prohíben la segregación racial; sin embargo, en política pública no hay ninguna medida concreta para eliminarla.

“Por esta situación, la movilidad social de los indígenas está detenida desde hace más de 500 años”, acotó. Sólo tienen acceso a trabajos mal remunerados y pesados “que nadie quiere”.

“Las diferencias sociales, económicas, étnicas y regionales tienen que ver con prácticas racistas, de exclusión, de diferenciación; veladas o abiertas”, añadió.

Ámbitos de la discriminación racial

El racismo, apuntó, puede hallarse en distintos ámbitos. El primero, denominado popular, incluye las expresiones despectivas respecto a las características físicas de ciertos grupos étnicos.

La discriminación racial de élite refiere a representaciones de ideales opuestos a la realidad. “El físico de las mexicanas generalmente es ridiculizado, mientras que las mujeres altas, blancas y de ojos azules son aceptadas como arquetipos de belleza”.

No reconocer la existencia de ciertas poblaciones es otra manera de exclusión, como sucede con los descendientes de africanos en México. Sin la información adecuada, “no pueden existir políticas públicas eficaces, con medidas de tipo afirmativo o distributivo, de reconocimiento para contribuir a la construcción de una sociedad más plural, multicultural, con equidad y respeto”.

La investigación respecto a las dimensiones de la segregación es muy incipiente; existen diagnósticos acerca del tema, pero no pueden confluir en un documento que contribuya a tomar decisiones en este ámbito. “La falta de información certera, tanto en estadísticas como en estudios a profundidad, es un impedimento importante”, concluyó.
Créditos: UNAM-DGCS-159-2011/unam.mx