Tag Archives: hospitales

LAS MUJERES ENFRENTAN OBSTÁCULOS PARA ACCEDER A LOS SERVICIOS DE SALUD SEXUAL Y REPRODUCTIVA

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

serviciosdesalud18 de agosto de 2014

La carencia de una iniciativa articulada para subsanar inequidades de género en salud dificulta la posibilidad de tener mayor impacto en el bienestar de las mujeres. En el país se observan altas tasas de mortalidad materna, embarazos de adolescentes y dificultades para acceder a los servicios sanitarios.

A la situación de pobreza de la mayoría de ellas se suman la falta de tiempo y dinero para asistir a clínicas, centros u hospitales alejados de sus hogares, poca o nula información de calidad y barreras sociales, culturales e institucionales para recibir atención médica, apuntó en la UNAM Marcela Agudelo Botero, investigadora del Instituto Nacional de Geriatría.

No existen recursos etiquetados para rubros específicos en el área, lo que restringe el seguimiento y vigilancia de los presupuestos estatales. El incremento del gasto no se refleja en la mejora de los servicios, aseveró en el marco de las actividades del Seminario de Género y Salud de la Facultad de Medicina (FM) de esta casa de estudios.

En 2011 se registraron 960 muertes maternas en el país, principalmente en habitantes de zonas de alta marginación y adolescentes, refirió al exponer los resultados del estudio de caso Determinantes sociales y barreras de género en el acceso a los servicios de salud sexual y reproductiva del Seguro Popular, realizado en León, Guanajuato, en conjunto con Mónica Uribe Gómez, académica del posgrado en Ciencias Médicas de la UNAM.

Salud sexual y reproductiva

En el auditorio Alberto Guevara Rojas de la FM, la especialista explicó que la salud sexual y reproductiva alude al disfrute del cuerpo e implica el derecho a información clara y oportuna, acceso a métodos anticonceptivos y a la atención médica durante el embarazo, parto, prevención y tratamiento de enfermedades venéreas.

Esta concepción no se ve reflejada en los servicios. Por cuestiones presupuestales y de política pública, se limitan a la planificación familiar, al manejo de las adolescentes embarazadas como pacientes de alto riesgo, a la detección de VIH y padecimientos de transmisión sexual, exámenes para tumor de mama y cérvico-uterino y pruebas ginecológicas, en rangos de edad específicos.

En la mesa, moderada por Luz María Moreno, coordinadora del Programa de Estudios de Género y Salud de la FM, expuso que a esto se suman las barreras geográficas, económicas, culturales e institucionales para acceder a la atención médica especializada.

“Para venir, pedimos prestado”

Agudelo Botero, doctora en Estudios de Población por El Colegio de México, indicó que las grandes distancias entre los domicilios de las entrevistadas y los establecimientos de salud son un problema menor frente a las condiciones de vivienda, empleo precario y violencia familiar.

Más de una participante en la encuesta del estudio respondió que para llegar a la clínica pedía prestado y para regresar al hogar acudía a los viandantes. Las mujeres sin recursos son más vulnerables al deterioro de su estado de salud debido a la privación, dominación y exclusión que generalmente acompañan las carencias socioeconómicas, subrayó.

Las barreras socioculturales son diversas y van desde los miedos y tabúes alrededor de la salud sexual y reproductiva, temor de ser revisadas, creencias y fundamentos morales, hasta la violencia física o psicológica en distintos ámbitos y la desinformación sobre los servicios a los que tienen derecho.

Respecto a los obstáculos institucionales, refirieron como impedimentos la falta de información clara y oportuna, las carencias en disponibilidad, provisión de medicamentos e infraestructura y las restricciones administrativas para ser atendidas.

Créditos: UNAM-DGCS-473-2014

Bacterias que se adaptan, una batalla en los hospitales

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Las infecciones intrahospitalarias son un problema de salud pública costoso para el sistema.
Las infecciones intrahospitalarias son un problema de salud pública costoso para el sistema.

07 de Agosto de 2012

Un equipo de epidemiólogos y biotecnólogos caracterizaron, por primera vez en el país, tres de los principales microorganismos del género Acinetobacter, culpables de brotes en hospitales de Bogotá.

Las infecciones asociadas al cuidado de la salud son una preocupación constante para la comunidad científica en el mundo. Solo en la capital colombiana estas afectaron a unos 300 mil pacientes entre el 2001 y el 2009, según datos del Grupo para el Control de la Resistencia Bacteriana de Bogotá (Grebo).

Asimismo, se estima que 10 de cada 100 pacientes que ingresan diariamente a un hospital sufren afecciones derivadas de los cuidados sanitarios. Así lo indica el más reciente estudio IBEAS 2012, un proyecto iberoamericano desarrollado con el propósito de identificar la prevalencia de los eventos adversos en 58 hospitales de 5 países latinoamericanos.

Además, en la actualidad, las unidades de cuidado intensivo (UCI) son las más costosas para un paciente. De hecho, según un estudio elaborado por Elkin Lemos, infectólogo y doctor en Salud Pública de la UN, en el país el tratamiento de infectados por estas superbacterias cuesta unos 727 mil millones de pesos al año.

Ante este panorama y con el apoyo de Colciencias, científicos del grupo de Epidemiología Molecular de la Infección Intrahospitalaria y del Grupo de Bioinformática de la Universidad Nacional de Colombia –dirigidos por los profesores José Ramón Mantilla y Emiliano Barreto, respectivamente– caracterizaron tres especies de bacterias que se encuentran entre las más difíciles de combatir.

El objetivo fue descifrar la información de su genoma y su proteoma (la totalidad de las proteínas de los organismos), así como establecer su similitud con otras estudiadas alrededor del planeta.

La investigación

Tras años de seguirles el rastro a estos microorganismos, el profesor Mantilla y su equipo decidieron trabajar con bacterias gramnegativas. Estas son generalmente patógenas, muy resistentes a los medicamentos, debido a que tienen unas capas celulares extras que los recubren y les permiten bloquear la acción de las sustancias activas de los antibacterianos comunes. A este tipo de bacterias pertenecen las del género Acinetobacter.

Estas han causado brotes infecciosos en hospitales de Bogotá como el Meissen, el Simón Bolívar y el Cardioinfantil, entre otros. En este último, en 2006, se estudiaron aislamientos de una cepa presente y se encontró que era resistente a varios antibióticos (multirresistente), lo que dificultaba el control de sus infecciones.

Al hacer el estudio molecular en varias instituciones de salud, se halló que no todas las infecciones asociadas al cuidado médico están relacionadas con la bacteria Acinetobacter baumannii, como se pensaba, sino también con la Acinetobacter nosocomialis y la Acinetobacter pittii.

En general, hay diferencias moleculares entre una y otra especie, pero todas son multirresistentes, se hallan en ambientes húmedos y pueden entrar al cuerpo humano a través de heridas expuestas o de tubos respiratorios. Para las personas muy debilitadas, puede ser la peor pesadilla toparse con estos bacilos, pues van directo al sistema respiratorio y urinario, en donde causan infecciones.

La batalla

La labor del Grupo de Bioinformática de la UN consiste en caracterizar los genes de cada variedad para determinar el porqué de su resistencia. A la vez, mediante estudios de genómica comparativa, se establecen las diferencias entre los genes de la bacteria colombiana y los de bacterias de otras partes del mundo.

Según el profesor Barreto, es la primera vez que se hace en el país este tipo de caracterización, pues hasta el momento solo se habían determinado ciertas enzimas y mecanismos de resistencia, pero faltaban su genoma y proteoma.

El estudio resulta aún más relevante, debido a las complicaciones que tienen las empresas farmacéuticas para desarrollar nuevos antibióticos. Por lo tanto, la batalla contra estos organismos consiste en quebrantar su mapa genético, para combatirlos adecuadamente con las alternativas terapéuticas disponibles.

Además, como afirma el profesor Mantilla: “Generalmente, tras la creación de nuevos antibióticos, surge una población microbiana que ya es resistente por naturaleza, como consecuencia de la selección natural de organismos cada vez más fuertes; esas son las famosas superbacterias”.

La labor mancomunada entre los grupos se enfocó en la creación de un sistema de información para obtener los datos moleculares asociados a los mecanismos de resistencia.

De esta manera, identificaron un conjunto específico de bacterias que tienen ?-lactamasa en su estructura, la enzima responsable de su resistencia a la acción de los antibióticos betalactámicos (como las penicilinas y las cefalosporinas, entre otros).

Luego, con el apoyo del Departamento de Química de la UN, elaboraron un modelo virtual de las tres Acinetobacter, que permite simular su interacción con los antibióticos y evidenciar sus mecanismos de defensa. Este, afirma Barreto, es un ejemplo de cómo se pueden simular todos los mecanismos y conocer las diferentes estrategias que emplean las bacterias para repeler los antibióticos. “La idea es poder prever el espectro de resistencia”, asegura.

Y agrega: “Estas bacterias tienen la particularidad de que se transmiten entre ellas la información genética que desactiva la acción de los antibióticos. Con el simple contacto, los bacilos vecinos reproducen esos datos, lo que los vuelve más competentes para atacar al cuerpo humano”.

Pero la secuenciación y ensamblaje de los tres genomas de las Acinetobacter, así como la codificación de sus ADN (ácido desoxirribonucleico), facilitará el análisis de sus membranas, que es en donde están la mayoría de los factores de virulencia o de resistencia.

Con esta información, los médicos podrán diagnosticar rápida y efectivamente la enfermedad, combatirla con eficacia y, así, reducir los tiempos de estadía y recuperación de los pacientes. De este modo, se dispondrá de una herramienta que podría cambiar la manera de enfrentar las infecciones intrahospitalarias en el país.

Lea el artículo completo en UN Periódico: http://www.unperiodico.unal.edu.co/dper/article/atacame-que-yo-me-adapto-el-juego-de-las-superbacterias.html

Créditos: agenciadenoticias.unal.edu.co

Trabaja BUAP a favor de grupos vulnerables en la sierra norte

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

3 de agosto del 2011

La Facultad de Medicina de la BUAP, continúa su trabajo de vinculación con los grupos vulnerables, a fin de contribuir a mejorar su calidad y esperanza de vida, de acuerdo con las políticas del Rector Enrique Agüera Ibáñez, afirmó Rosendo Briones Rojas, Director de esta unidad académica.

Al inaugurar de manera formal las jornadas de salud en el municipio de Hueyapan, que se llevan a cabo del 27 al 30 de julio, aplaudió el esfuerzo de los estudiantes de medicina y exhortó a la población a aprovechar los distintos servicios que se les ofrecen con calidad y calidez.

Mariano Romero Patones, Presidente Municipal de Hueyapan, reconoció que anudado a la falta de recursos de la población y a que no tienen acceso a médicos ni hospitales particulares, difícilmente los problemas de salud pueden ser cubiertos por los servicios ya existentes, “por ello es de suma importancia la labor de la Máxima Casa de Estudios de la entidad”.

“Quiero agradecer y reconocer a la BUAP por traer a un grupo de médicos que tanta falta hace a la población, de la cual más del 80 por ciento es indígena y tiene problemas económicos; esto a nosotros nos ayuda muchísimo, porque es un gran apoyo y me parecen muy buenas estas estrategias que se utilizan, por parte de la Universidad”, dijo.

Asimismo el Director y autoridades de la Facultad de Medicina realizaron un recorrido por Teteles de Ávila Castillo, donde también se llevan a cabo jornadas de salud, como parte del programa “Educación en salud y vinculación social del estado de Puebla 2011”.

Cabe destacar que equipos multidisciplinarios conformados por alumnos, pasantes y académicos de las licenciaturas en medicina, fisioterapia, nutrición, radiología, así como de psicología y química, instalan todo un centro de salud en los municipios que atienden.

Durante las jornadas, los alumnos dan información a los pacientes, les toman sus signos vitales, peso, talla, temperatura y frecuencia cardiaca; posteriormente son atendidos por promotores de salud, quienes les dan a conocer medidas de prevención con relación a su padecimiento y los refieren ya sea a alguno de los 12 consultorios médicos, de psicológica o fisioterapia.

Se realizan también pruebas de laboratorio de glucosa, colesterol, examen general de orina, Papanicolao, pruebas de VIH, examen de osteoporosis y pláticas informativas sobre detección de cáncer de mama.

Asimismo se ha instalado una farmacia donde los universitarios clasifican los medicamentos por especialidades. Los alumnos conocen los nombres genéricos, dosis y contraindicaciones de dichos medicamentos y reactivos de laboratorio que son adquiridos con recursos propios.

Briones Rojas destacó finalmente que durante esta temporada vacacional también se realizaron jornadas de salud en Atempan, e informó que como parte de diferentes convenios de colaboración, se continuarán desarrollando actividades similares que representan por un lado apoyo social a poblaciones de escasos recursos y por otro la educación integral de los futuros médicos.

Créditos: buap.mx/comunic/2231