Tag Archives: hipertensión

Hipertensión arterial, el factor número uno de muerte en el mundo: UNAM

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

24 de octubre de 2015

La hipertensión arterial es la enfermedad más importante que existe; se trata del factor número uno de muerte en el mundo, advirtió Gerardo Gamba, investigador del Instituto de Investigaciones Biomédicas (IIBm) de la UNAM y director de investigación del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INCMNSZ). Continue reading Hipertensión arterial, el factor número uno de muerte en el mundo: UNAM

Tercera parte de los mexicanos padece hipertensión arterial

 
Facebooktwittergoogle_plusmail
Este 17 de mayo se conmemora el Día Mundial de la Hipertensión.
Este 17 de mayo se conmemora el Día Mundial de la Hipertensión.
  • Alberto Lifshitz Guinzberg, de la FM de la UNAM, indicó que por tratarse de una enfermedad asintomática, la mayoría de los afectados desconoce que la tiene
    • Se trata de una de las patologías de mayor frecuencia en el país, señaló con motivo del Día Mundial de la Hipertensión, que se conmemora este 17 de mayo

Continue reading Tercera parte de los mexicanos padece hipertensión arterial

Transtorno por atracón, una obesidad psicopatológica

 
Facebooktwittergoogle_plusmail
Afecta por igual a mujeres y hombres, y en sólo dos horas, se pueden consumir hasta siete mil calorías
El aumento de peso en una semana es de entre tres y siete kilogramos
Entre los trastornos alimentarios, junto con la anorexia y la bulimia, de los más conocidos y relacionados principalmente con las mujeres, es el trastorno por atracón, o binge eating disorder.
En estos episodios se consumen, generalmente en menos de dos horas, hasta siete mil calorías, y el aumento de peso es de entre tres y siete kilogramos por semana. Su duración puede variar, y en ocasiones no es fácil diferenciarlo de uno en el que se consume mucha comida, pero en el que el individuo puede detenerse, explicó Rosalía Vázquez Arévalo, de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Iztacala de la UNAM.
Un “tragón” normal de vez en vez puede tener una comilona, pero en cierto momento se sentirá satisfecho y dejará de comer, lo que es relevante, porque ello lo distingue de alguien que padece el trastorno, y que en un episodio alimentario pierde el control y sigue con la ingesta aunque se sienta desagradablemente lleno, detalló.
A diferencia de la anorexia y la bulimia, este trastorno es más aceptado socialmente, quizá porque en él participan hombres en una proporción similar a la de las mujeres. “Como que no se ve tan mal que un varón se atraque de comida”, estimó Vázquez Arévalo.
“Si bien todos los que lo tienen son obesos, no todos los obesos lo sufren, debido a que el origen del exceso de peso es multifactorial, es decir, existen diferentes detonantes; el relacionado con este trastorno, sería por problemas psicológicos”, aclaró.
La conducta de consumir grandes cantidades durante un periodo muy breve, sin poder dejar de hacerlo, usualmente se realiza a escondidas, para ocultar las ganas, pues los individuos se sienten a disgusto con ellos mismos, toda vez que se han propuesto dejar de hacerlo.
Además, existe un profundo malestar al recordar el atracón. Se hace al menos dos días a la semana por unos seis meses, y a diferencia de la bulimia y de la dismorfia muscular, no hay conductas o actividades compensatorias, como vómito, dietas restrictivas o ejercicio físico.
Tratamiento
Se calcula que del cinco al 30 por ciento de quienes acuden a tratamiento para reducción de peso padece trastorno por atracón, y en población abierta, sólo hay entre cinco y siete por ciento. Si se trata la obesidad, se debería buscar su origen, porque si es detonada por problemas psicológicos, un tratamiento que no lo considere así, no funcionará, alertó.
Inicialmente, es necesario acudir con alguien que haga una evaluación (psiquiatra o psicólogo); una vez detectado el trastorno, y según la gravedad, debe ser atendido por un equipo multidisciplinario que incluya médico, nutriólogo, psiquiatra y psicólogo.
Esta afección impacta algunas áreas de la vida, pues por la obesidad la persona ya no puede trabajar, o se desencadenan algunos padecimientos orgánicos como diabetes e hipertensión; también puede ser que la forma de comer provoque problemas con la pareja o familiares.
Aparece entre los 18 y más de 30 años, a diferencia de la anorexia, que ocurre en adolescentes, y la bulimia, que es más común en mujeres a partir de los 18 años, y adultas jóvenes.
“Esta información se conoce por investigaciones internacionales, pues en México se tienen pocos estudios; además, la obesidad se trata como si tuviera un solo origen. “Digamos que han metido en la misma canasta a todas las obesidades”, concluyó la investigadora.

En un atracón se consumen, generalmente en menos de dos horas, hasta siete mil calorías.
En un atracón se consumen, generalmente en menos de dos horas, hasta siete mil calorías.

Afecta por igual a mujeres y hombres, y en sólo dos horas, se pueden consumir hasta siete mil calorías

El aumento de peso en una semana es de entre tres y siete kilogramos

Entre los trastornos alimentarios, junto con la anorexia y la bulimia, de los más conocidos y relacionados principalmente con las mujeres, es el trastorno por atracón, o binge eating disorder.

En estos episodios se consumen, generalmente en menos de dos horas, hasta siete mil calorías, y el aumento de peso es de entre tres y siete kilogramos por semana. Su duración puede variar, y en ocasiones no es fácil diferenciarlo de uno en el que se consume mucha comida, pero en el que el individuo puede detenerse, explicó Rosalía Vázquez Arévalo, de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Iztacala de la UNAM.

Un “tragón” normal de vez en vez puede tener una comilona, pero en cierto momento se sentirá satisfecho y dejará de comer, lo que es relevante, porque ello lo distingue de alguien que padece el trastorno, y que en un episodio alimentario pierde el control y sigue con la ingesta aunque se sienta desagradablemente lleno, detalló.

A diferencia de la anorexia y la bulimia, este trastorno es más aceptado socialmente, quizá porque en él participan hombres en una proporción similar a la de las mujeres. “Como que no se ve tan mal que un varón se atraque de comida”, estimó Vázquez Arévalo.

“Si bien todos los que lo tienen son obesos, no todos los obesos lo sufren, debido a que el origen del exceso de peso es multifactorial, es decir, existen diferentes detonantes; el relacionado con este trastorno, sería por problemas psicológicos”, aclaró.

La conducta de consumir grandes cantidades durante un periodo muy breve, sin poder dejar de hacerlo, usualmente se realiza a escondidas, para ocultar las ganas, pues los individuos se sienten a disgusto con ellos mismos, toda vez que se han propuesto dejar de hacerlo.

Además, existe un profundo malestar al recordar el atracón. Se hace al menos dos días a la semana por unos seis meses, y a diferencia de la bulimia y de la dismorfia muscular, no hay conductas o actividades compensatorias, como vómito, dietas restrictivas o ejercicio físico.

Tratamiento

Se calcula que del cinco al 30 por ciento de quienes acuden a tratamiento para reducción de peso padece trastorno por atracón, y en población abierta, sólo hay entre cinco y siete por ciento. Si se trata la obesidad, se debería buscar su origen, porque si es detonada por problemas psicológicos, un tratamiento que no lo considere así, no funcionará, alertó.

Inicialmente, es necesario acudir con alguien que haga una evaluación (psiquiatra o psicólogo); una vez detectado el trastorno, y según la gravedad, debe ser atendido por un equipo multidisciplinario que incluya médico, nutriólogo, psiquiatra y psicólogo.

Esta afección impacta algunas áreas de la vida, pues por la obesidad la persona ya no puede trabajar, o se desencadenan algunos padecimientos orgánicos como diabetes e hipertensión; también puede ser que la forma de comer provoque problemas con la pareja o familiares.

Aparece entre los 18 y más de 30 años, a diferencia de la anorexia, que ocurre en adolescentes, y la bulimia, que es más común en mujeres a partir de los 18 años, y adultas jóvenes.

“Esta información se conoce por investigaciones internacionales, pues en México se tienen pocos estudios; además, la obesidad se trata como si tuviera un solo origen. “Digamos que han metido en la misma canasta a todas las obesidades”, concluyó la investigadora.

Créditos:   UNAM-DGCS-795/2012

Los problemas en el manejo de sal, por el riñón, causa de hipertensión

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

La hipertensión arterial es un problema muy común en México. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud, aproximadamente tres de cada 10 adultos son hipertensos; a nivel mundial, se considera el factor número uno de riesgo de muerte, afirmó Gerardo Gamba Ayala.
La hipertensión arterial es un problema muy común en México. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud, aproximadamente tres de cada 10 adultos son hipertensos; a nivel mundial, se considera el factor número uno de riesgo de muerte, afirmó Gerardo Gamba Ayala.

7 de diciembre de 2011

• Por su trayectoria científica, Gerardo Gamba Ayala recibió el Premio Ciudad Capital Heberto Castillo 2011, que otorga el Instituto de Ciencia y Tecnología del Distrito Federal, en la categoría de Científicos de 45 años o menos, en el área de Salud

La hipertensión arterial es un problema muy común en México. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud, aproximadamente tres de cada 10 adultos son hipertensos; a nivel mundial, se considera el factor número uno de riesgo de muerte, afirmó Gerardo Gamba Ayala, del Instituto de Investigaciones Biomédicas (IIBm) de la UNAM.

Por sus investigaciones en el tema, Gamba Ayala obtuvo el Premio Ciudad Capital Heberto Castillo 2011, que otorga el gobierno del Distrito Federal (GDF), a través del Instituto de Ciencia y Tecnología, en la categoría de Científicos de 45 años o menos, en el área de Salud.

Hoy sabemos que la presión arterial sube si hay un problema en el manejo de la sal por parte del riñón, y esa es mi área de interés como nefrólogo, refirió el investigador.

“A principios de los años 90 hice el posdoctorado en Boston. Ahí comencé a trabajar en problemas de riñón y, actualmente, una de mis líneas principales es la que analiza los mecanismos de transporte de sal en el mismo, lo que tiene implicaciones importantes en el manejo de la presión arterial y, por lo tanto, repercusiones”, indicó.

El problema de esta enfermedad, explicó, es que es asintomática, no produce molestias y, por lo tanto, la gente no sabe que la tiene. Sin embargo, acelera los procesos de aterogénesis, lo que genera, eventualmente, que se tapen las arterias, con consecuencias como infarto al miocardio, infarto cerebral, y otros.

En esta línea de investigación, precisó, empezamos desde identificar los genes que codifican para las proteínas que transportan sal en el riñón, los clonamos y, posteriormente, tratamos de entender cómo se regula la función de esas sustancias.

En los últimos meses hemos trabajado con las cinasas que regulan la función de estos transportadores de sal; pensamos que éstas son importantes para regular la presión, apuntó el jefe de la Unidad de Fisiología Molecular, sección periférica del IIBm en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán.

Estos estudios impactan a largo plazo porque entre más conocimiento tengamos sobre cómo se producen las enfermedades, tendremos mayores opciones para diseñar medidas preventivas o terapéuticas, enfatizó el también profesor de fisiología humana de la Facultad de Medicina de la UNAM.

Otra de nuestras líneas es la insuficiencia renal aguda, complicación que se presenta con frecuencia en pacientes graves, hospitalizados con daños al riñón; nosotros buscamos los mecanismos que ayuden a prevenir este padecimiento, agregó.

Esta línea, consideró, está más cercana a tener consecuencias en la clínica, porque aquí ya hemos trabajado con animales que demuestran que el bloqueo de la hormona llamada aldosterona previene la insuficiencia renal aguda por isquemia, que se presenta si baja la presión arterial.

Los datos en animales son tan claros que hemos empezado un análisis en donde estudiamos el efecto que pueda tener este medicamento (espironolactona) en la prevención de insuficiencia en pacientes que son sometidos a cirugía a corazón abierto, con bomba de circulación extracorpórea, detalló.

Entonces, si podemos prevenir el problema renal en el postoperatorio de cirugía cardiaca, tendríamos un efecto benéfico, subrayó el integrante de la Academia Nacional de Medicina.

Este proyecto lo hacemos en colaboración con el Instituto Nacional de Cardiología Ignacio Chávez, para ver si las observaciones realizadas en el laboratorio pueden ser útiles en prevenir el daño en el postoperatorio, mencionó.

“Esperamos que el resultado sea positivo porque encontraríamos algo que mejoraría la salud, y que surgió desde una investigación de laboratorio, enfatizó el también miembro de la Academia Mexicana de Ciencias.

Al hablar sobre el premio, consideró que este tipo de reconocimientos ponen a los científicos mexicanos en la mira de diferentes personas, desde estudiantes hasta académicos, “lo que es bueno porque en el país, a pesar de ser pocos los grupos de investigación, no se sabe mucho de sus líneas de trabajo”, aseveró.

Como universitario, ésta es una forma de ratificar que la UNAM es el principal sitio donde se produce indagación científica en la nación, concluyó.
Créditos: unam.mx/boletin/715/2011

Desarrollan universitatios medicamento para controlar ciertos tipos de cáncer

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Alfonso Dueñas González, del Instituto de Investigaciones Biomédicas de la UNAM.
Alfonso Dueñas González, del Instituto de Investigaciones Biomédicas de la UNAM.

12 de junio de 2011

• Ha mostrado eficacia en pacientes con neoplasia de cuello uterino, síndrome mielodisplásico y linfoma cutáneo
• Fue desarrollado a partir de drogas utilizadas desde hace años para tratar la hipertensión y la epilepsia

La preleucemia o síndrome mielodisplásico, el cáncer de cuello uterino y el linfoma cutáneo pueden ser tratados mediante una combinación de drogas que por años han sido utilizadas para tratar la hipertensión arterial y la epilepsia.

Este desarrollo fue realizado por el grupo de Alfonso Dueñas González, del Instituto de Investigaciones Biomédicas (IIBm) de la UNAM, que después de varios años demostró que la combinación de la hidralazina y el valproato de magnesio es efectiva contra esos padecimientos.

El fármaco recibe el nombre de Transkrip, y a través de él, hoy se les puede proporcionar a los enfermos algunos meses más de supervivencia con respecto a las terapias tradicionales en cáncer cervicouterino, además de que se ha observado importantes efectos terapéuticos para contrarrestar el síndrome mielodisplásico y el linfoma cutáneo, destacó el especialista en oncología médica.

Síndrome mielodisplásico

El síndrome mielodisplásico es una afección que, en términos comunes, también se le conoce como preleucemia. “Como sabemos, en la leucemia hay un defecto en las células que producen la sangre y, por lo tanto, los pacientes sufren alteraciones derivadas; es decir, las células de la médula ósea dejan de producir los constituyentes normales de la sangre y, en consecuencia, muchas veces presentan problemas con la coagulación, las defensas, y se produce anemia”.

Forma parte del grupo de enfermedades denominadas leucemias, y es considerado raro, porque su prevalencia es de menos de 200 mil casos. Sin tratamiento, la mayoría progresa a una leucemia mieloblástica aguda en un periodo de, aproximadamente, 12 a 24 meses, o fallecen a consecuencia de las complicaciones, agregó.

Dueñas González precisó que este padecimiento es maligno y aún no se conocen con precisión las alteraciones genéticas o moleculares que lo originan. No obstante, se sabe que las llamadas alteraciones epigenéticas que, sin dañar la cadena de ADN, cambian la expresión de los genes, participan en el desarrollo y progresión del mismo.

Esas modificaciones ocurren a través de dos fenómenos: la metilación del ADN y la desacetilación de histonas, que se conjuntan para apagar genes supresores y alterar el funcionamiento de las células, indicó.

Hasta hace poco, los tratamientos para esta afección habían sido poco efectivos; sin embargo, hace algunos años un par de medicamentos llamados azacitidina y decitabina demostraron ser eficaces, al mejorar la producción de la sangre y retrasar la aparición de leucemia aguda. Estos fármacos se denominan agentes desmetilantes porque inhiben la metilación del ADN, explicó el también integrante del Instituto Nacional de Cancerología.

El Transkrip es una preparación farmacéutica que consta de dos productos: hidralazina, que inhibe la metilación del ADN, y el valproato de magnesio, un antiepiléptico que inhibe la desacetilación de histonas, combina los inhibidores de estos fenómenos y al usarlo en el síndrome mielodisplásico, hemos visto respuestas favorables en prácticamente la mitad de los pacientes, destacó.

El académico comentó que en marzo de 2010, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) aprobó el registro de este producto para su comercialización y uso en el carcinoma de cuello uterino avanzado. “Demostramos que los pacientes que recibían quimioterapia, más Transkrip, vivían más tiempo sin progresión de la enfermedad”.

También, “con base en nuestros estudios observamos que en el caso del síndrome referido, el Transkrip, empleado como terapia única, también es efectivo”, enfatizó.

La ventaja en el desarrollo de drogas bajo el concepto de reposicionamiento terapéutico es que como son parte de un fármaco ya conocido, el proceso preclínico y clínico es más acelerado, lo que permite obtener con mayor rapidez el registro y su posterior comercialización.

Transkrip, droga huérfana

Dueñas González indicó que en Estados Unidos existe un programa que depende de la Food and Drug Administration (FDA), equivalente a la Cofepris, para investigar y desarrollar fármacos destinados a enfermedades que ellos llaman “huérfanas”, en el sentido de que la prevalencia en ese país debe ser menor a 200 mil.

Entonces, los medicamentos que tienen potencial contra esos padecimientos se les designa “droga huérfana”, y uno de los incentivos de ese programa es que la FDA, a través de un sistema de soporte, facilita a las compañías farmacéuticas y/o a las instituciones públicas, sin fines de lucro, el desarrollo de los estudios clínicos en la Unión Americana, para su eventual aprobación y comercialización en esa y otras naciones.

En el caso de México, acotó, el Transkrip acaba de ser “designado” por la FDA “droga huérfana” para el síndrome mielodisplásico y para el linfoma cutáneo de células T, también considerado padecimiento raro.

Esto significa que se harán estudios clínicos en el país vecino con el medicamento para demostrar su utilidad y, con base en ello, la FDA aprobará su registro para su futura comercialización, explicó.

“Nosotros haremos el desarrollo del protocolo y la compañía farmacéutica que produce Transkrip buscará que se realicen los estudios clínicos en alguna institución que haga investigación sobre cáncer en ese país”, abundó.

Este paso es una condición prácticamente necesaria para que el medicamento sea aprobado y pueda comercializarse a nivel internacional, concluyó.
Créditos: UNAM-DGCS-348-2011/unam.mx