Tag Archives: fuentes renovables

LAS UNIVERSIDADES, CRUCIALES PARA IMPULSAR ENERGÍAS RENOVABLES Y GARANTIZAR EL DESARROLLO SUSTENTABLE

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

nergiarenobableEn las próximas décadas, abastecer energía es el desafío más relevante de la humanidad y las universidades juegan un papel fundamental en el desarrollo de alternativas sustentables para garantizar un ambiente limpio a generaciones futuras, expuso en la UNAM Recayi Pecen, presidente de la estadounidense North American University.

La investigación realizada y las medidas emprendidas en sus campus para aprovechar las fuentes renovables muestran los beneficios de la reducción del impacto ambiental de las actividades humanas. La educación es crucial para la sustentabilidad, subrayó en el auditorio de la Unidad de Investigación Multidisciplinaria de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Acatlán.

Al respecto, recomendó incluir contenidos relacionados en el currículum y crear centros de investigación en tecnologías sustentables, con proyectos en los que colaboren un gran número de estudiantes de distintas disciplinas, desde negocios e ingeniería, hasta ciencias de la salud.

Acompañado por Darío Rivera Vargas, secretario General Académico de la FES Acatlán, el especialista sostuvo que el trabajo conjunto en este rubro es lo mejor para emprender acciones a fin de garantizar fuentes eficientes de energía y de bajo costo a las comunidades y la sociedad. Las universidades son el espacio idóneo para lograrlo, recalcó.

Al impartir la conferencia Energías renovables e iniciativas de campus sustentables en Estados Unidos, aludió a la necesidad de conseguir recursos gubernamentales y de la iniciativa privada para consolidar los proyectos referidos. Las tareas desarrolladas por las universidades son promisorias y los fondos para investigación y desarrollo, prioritarios, puntualizó.

Campus sustentables

Recayi Pecen, colaborador del Departamento de Energía de EU en el desarrollo de alternativas renovables, añadió que, entre otras actividades, los jóvenes demuestran su preocupación por el ambiente al crear desde paneles solares hasta vehículos eléctricos. “Hoy toman la iniciativa de tener un mejor futuro”, refirió.

Al exponer las acciones para transformar a los espacios educativos en lugares sustentables, recomendó reducir el volumen de residuos sólidos; reemplazar equipos, maquinaria y dispositivos electrónicos sin un rendimiento eficiente; aprovechar la energía solar para abatir el consumo de electricidad y captar el agua de lluvia para destinarla al riego. La educación es fundamental para el éxito de estas iniciativas, aseveró.

Hacia el año 2050, el desarrollo de alternativas para reducir las emisiones de dióxido de carbono y el consumo de combustibles fósiles es el reto prioritario de la humanidad, encima de otros como falta de agua y alimentos, deterioro ambiental, pobreza, terrorismo, guerras y enfermedades. En las universidades está la oportunidad de un futuro promisorio, concluyó.

 Créditos: UNAM-DGCS-205-2014

Necesaria, transición energética hacia fuentes renovables

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Gian Carlo Delgado Ramos, del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades de la UNAM.
Gian Carlo Delgado Ramos, del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades de la UNAM.

8 de abril de 2011
• Representan la opción más viable para evitar la construcción de centrales nucleoeléctricas, coincidieron académicos universitarios y representantes de organizaciones civiles

La mejor opción para eliminar la dependencia de los hidrocarburos es la transición al uso de energías renovables y evitar la construcción de plantas nucleares, coincidieron en la UNAM académicos universitarios y representantes de organizaciones civiles.

El único aspecto positivo de la industria nuclear es la producción de electricidad. Sin embargo, otras fuentes como el Sol, pueden generar más energía, sin riesgos; “esto hace que nos cuestionemos por qué apostamos por las centrales nucleoeléctricas”, señaló Gian Carlo Delgado Ramos, del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades (CEIICH) de esta casa de estudios.

En el encuentro Implicaciones de la era nuclear y el negocio eléctrico: una lectura desde los recientes acontecimientos en Japón, indicó que los accidentes derivados no son raros, aunque la mayoría son de menor grado. Prácticamente, todos los años la Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA, por sus siglas en inglés), los reporta.

Esa industria no debe promoverse como segura, ni productora de energía limpia, sin generación de gases de efecto invernadero. “Representa un gran riesgo; sin embargo, se vende como una solución al cambio climático”, advirtió.

Por su parte, Marco Antonio Martínez Negrete, de la Facultad de Ciencias (FC) expuso que se trata de relanzar la construcción de plantas nucleares, con la “trampa” de que ayudan a mitigar los gases de efecto invernadero, algo que no es posible, aseguró.

Requiere altas inversiones y las reservas de uranio disponibles se agotarían en siete años. Esa industria no es pertinente para México, pero sí transitar al uso de las energías renovables.

Las alternativas

Al respecto, Eduardo Rincón, de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), comentó que ante las implicaciones del calentamiento global, la geotermia, así como la energía solar y eólica son alternativas viables. Por ejemplo, las radiaciones que recibe el planeta en tres semanas, provenientes de nuestra estrella, superan las reservas disponibles de petróleo, uranio, torio, gas y carbón.

Gustavo Anpugniani, de Greenpeace-México, dijo que no se elige la opción de las fuentes renovables, que no implican riesgos ni generan residuos.

La energía nuclear no es la solución para sustituir el uso de combustibles fósiles, está rodeada de irregularidades y fugas. Tampoco es una opción para reducir la emisión de gases de efecto invernadero, “es falso que no produzca dióxido de carbono”, advirtió.

Obtener el uranio, convertirlo en combustible, construir centrales y la contención de residuos, coloca a la industria nuclear, a nivel global, en el quinto lugar en emisiones del contaminante, concluyó.

Créditos: UNAM-DGCS-208/2011/unam.mx