Javier Portilla Robertson, coordinador de Patología Bucal de la FO de la UNAM.
Javier Portilla Robertson, coordinador de Patología Bucal de la FO de la UNAM.

30 de mayo de 2012
• El consumo vulnera la rigidez de los dientes hasta su pérdida, aunado a la enfermedad periodontal que padecen alrededor del 80 por ciento de los fumadores en México
• A consumidores no se debe colocar ningún tipo de implante dental, señaló Javier Portilla Robertson, coordinador de Patología Bucal de la FO de la UNAM
• El 31 de mayo se conmemora el Día Mundial sin Tabaco
“Es como un árbol al que se le quita la tierra y empieza a moverse”. Con esta analogía Javier Portilla Robertson, coordinador de Patología Bucal de la Facultad de Odontología (FO) de la UNAM, ilustró la condición crónica y progresiva de soporte de las piezas dentales que son deterioradas por el tabaquismo.

“Fumar produce una vasoconstricción (vasos sanguíneos de la encía), es decir, de los diminutos conductos que llevan sangre a la encía, a los dientes y al soporte de los mismos. Son muy pequeños, y fumar los estrecha y los cierra, por lo que existe una ausencia de nutrientes, similar a los diabéticos. Justo en esos tejidos que requieren mucho sustento”, señaló en el marco del Día Mundial sin Tabaco, que se conmemora este 31 de mayo.

Ello, junto a la mala higiene bucal y factores genéticos provocan que, en un plazo variable, los tejidos de soporte del diente y la encía se inflamen e infecten, lo que da lugar a la llamada enfermedad periodontal (periodontitis), padecimiento del órgano de soporte y detención de las piezas en el hueso y la encía que recubre.

Síntomas

Portilla Robertson mencionó algunos de los síntomas de la periodontitis en fumadores, que inicia por un sangrado gingival (gingivitis) que se presenta durante el cepillado.

“Se hace crónico y progresivo, y deriva en una bolsa periodontal (espacio entre la encía y el diente). Ello merma el soporte y el ligamento que fija la pieza al hueso; entonces, ésta se afloja, el paciente presenta inflamación, sangrado y, con el tiempo, algunas de ellas, especialmente los molares e incisivos inferiores, se debilitan. El hueso decrece su capacidad de regenerarse y el paciente, irremediablemente, termina con la pérdida de piezas”, añadió.

El universitario informó que alrededor del 80 por ciento de los fumadores en México padecen enfermedad periodontal, por lo que son candidatos a perder alguna pieza.

“Después, el paciente sólo puede remitirse al uso de postizos, pues los fumadores no pueden utilizar implantes, aún si la técnica es muy socorrida y permite restaurar casi al 100 por ciento las funciones”, alertó.

Estética y aroma

Más que el mejor accesorio y una muestra de vanidad, la palidez que emerge de entre las comisuras labiales es un indicativo de salud y hábitos benignos, de la que el cigarro es factor antagónico.

“La nicotina produce manchas café obscuro en los dientes, muy adheribles al sarro, entonces éste se convierte en uno café y pardo. En la lengua aparece una mancha, como una sábana café, y por supuesto las paredes bucales (mejillas) también se pigmentan; sin embargo, lo más grave es el cáncer de lengua, en todos sus bordes y el piso de la boca. El problema es que es una modalidad que no se diagnostica a tiempo, de mal pronóstico, y empeora si se combina con alcohol”, alertó.

Aunque la halitosis es un reflejo natural de un goteo postnasal, al haber comunicación de la nariz con la parte posterior de la lengua, en donde cae una gota de moco que se descompone, el aliento de los fumadores es muy característico debido a la combinación de microorganismos con la enfermedad periodontal que produce pus.

Para combatirlo, el académico de la FO recomendó el cepillado constante en la parte más trasera de la lengua, aún si hay un reflejo de vómito. De la misma forma, sugirió el consumo de goma de mascar, preferentemente con xilitol, un edulcorante artificial.

“La goma produce la llamada “saliva estimulada”, que es más alcalina, menos ácida, tiene más iones fosfato y iones calcio; eso hace que haya menos acidez y menor tendencia a la caries. Se ha comprobado que el xilitol no permite la reproducción de estreptococos mutans, porque es un antimetabolito para este microbio, que se pega al diente y produce la placa dentobacteriana, primer paso de la gingivitis y de la enfermedad periodontal”, apuntó.

Día Mundial Sin Tabaco

El 31 de mayo de cada año la Organización Mundial de la Salud (OMS) celebra el Día Mundial sin Tabaco, cuyo objetivo consiste en señalar los riesgos que supone su consumo para la salud, y fomentar políticas eficaces de reducción, pues constituye la segunda causa mundial de muerte, tras la hipertensión, y es responsable del deceso de uno de cada 10 adultos.
Créditos: unam.mx/boletin/345/2012

none

Se llama angina de Ludwig, y aunque los dentistas la conocen desde que son estudiantes, para la mayoría de las personas es desconocida.

Se llama angina de Ludwig, y aunque los dentistas la conocen desde que son estudiantes, para la mayoría de las personas es desconocida.

22 de febrero de 2012
• El diagnóstico y la atención inmediata de la enfermedad, que se disemina a vías aéreas, pulmones y corazón, es fundamental para evitar decesos, dijo Gabriel Loranca Fragoso, de la FO de la UNAM
• Dos consultas dentales al año y visita inmediata al especialista en caso de dificultad para respirar o deglutir, dolor bucal o fiebre, son importantes para evitar una emergencia hospitalaria, alertó

Una infección bucal que combina varios tipos de bacterias puede ser mortal si no se atiende en el momento que los microorganismos están concentrados en la boca, pues éstos se diseminan en cuestión de horas o días por las vías aéreas, lo que causa dificultad para respirar y deglutir, así como daños a los pulmones y el corazón.

Se llama angina de Ludwig, y aunque los dentistas la conocen desde que son estudiantes, para la mayoría de las personas es desconocida, pero de la que hay que estar alerta si se presenta dificultad para respirar y deglutir alimentos, fiebre alta, dolor cervical, inflamación y enrojecimiento del cuello, afirmó Gabriel Loranca Fragoso, académico del posgrado de la Facultad de Odontología (FO) de la UNAM.

También puede generar debilidad, fatiga, cansancio excesivo, babeo, dolor de oído, confusión mental y habla inusual, parecida a si alguien se expresa mientras tiene algo en la boca.

De la boca a todos lados

“Se trata de una complicación emanada de un proceso infeccioso de origen generalmente dental. Las infecciones de cabeza y cuello, lo que incluye la cavidad oral, son frecuentes. Lo que no es tan usual es que deriven en una complicación de este tipo, porque es grave”, precisó Loranca.

Se origina en el piso de la boca y es grave porque compromete la vía aérea. “La cavidad bucal es natural, anatómica; el organismo tiene una serie de ganglios y conglomerados linfáticos que nos protegen de las infecciones, pero los dientes son fuentes de infección, sobre todo si hay caries”, señaló.

Al ingresar un grupo de bacterias a los dientes, se expande hacia varias áreas, como zonas bajo la lengua y mandíbulas, y llega por las regiones blandas de encías y dientes a las vías aéreas; es más grave en caso de pacientes inmuno-deprimidos o con edades extremas, sean bebés o ancianos.

Puede tener dos complicaciones graves. “La primera es formar un absceso, que es un líquido de alta densidad con pus, que genera compresión en la vía aérea y disminuye el flujo del aire. Este cuadro clínico amerita una traqueotomía de emergencia, intervención quirúrgica para producir una abertura que permita la salida del aire”, detalló.

El absceso se expande al cuello, vías respiratorias y pulmones, y el paciente se ve como si tuviera papada.

La segunda complicación es menos frecuente; es la erosión de un vaso, que puede generar una hemorragia o la entrada de bacterias al torrente sanguíneo, o incluso una septicemia, una proliferación generalizada de bacterias en la sangre poco frecuente, pero ocurre en pacientes que tienen otros problemas de salud.

Prevención

“Es muy importante difundir qué es la angina de Ludwig, identificar sus síntomas y acudir al especialista de inmediato en caso de tener algunos de ellos, pues al diseminarse las bacterias por la vía aérea a otras zonas del organismo puede ser letal. Si traspasa a las vías aéreas, es una emergencia médica y el paciente requiere hospitalización inmediata”, alertó Loranca.

Las principales complicaciones, que ponen al paciente en riesgo de muerte, son el bloqueo de las vías respiratorias, una infección generalizada llamada sepsis, que inunda de bacterias el torrente sanguíneo, y un shock séptico en el que una infección muy agresiva ocasiona presión arterial baja (hipotensión).

Loranca recomendó acudir al odontólogo por lo menos dos veces al año para realizarse revisiones de rutina, y hacerlo de inmediato en caso de molestias.

Aunque puede ser letal, la angina de Ludwig es tratable con antibióticos y protección de las vías respiratorias. La atención inmediata de las infecciones bucales o dentales puede disminuir el riesgo y el avance de un padecimiento como éste, finalizó el especialista.

Créditos: unam.mx/boletin/112/2012

Imagen: medicina.ufm.edu

none

José Arturo Fernández Pedrero, director de la Facultad de Odontología de la UNAM.
José Arturo Fernández Pedrero, director de la Facultad de Odontología de la UNAM.

29 de mayo de 2011

• Con el programa Salud Bucodental en Escolares, la FO atendió a 800 pacientes infantiles
• Se practicaron profilaxis, extracciones, pulpotomías, cirugías, aplicación de flúor, odontoxésis, amalgamas, resinas y coronas de acero cromo, entre otras
• Con ello, dijo José Arturo Fernández, director de esa entidad, se apoya a primarias y se da un tratamiento integral a estudiantes y padres de familia, durante dos o tres meses

En el último año, brigadas de estudiantes y académicos de la Facultad de Odontología (FO) de la UNAM, realizaron más de cuatro mil tratamientos odontológicos en cuatro primarias del Distrito Federal, sin costo para los niños y padres de familia, bajo el programa Salud Bucodental en Escolares.

El servicio se ofreció a 800 pacientes infantiles, a quienes se les practicaron profilaxis, extracciones, pulpotomías, cirugías, aplicación de flúor, odontoxésis, amalgamas, resinas, coronas de acero cromo y colocación de bandas, entre otras.

En cada una de las escuelas se instalaron dos remolques y tres unidades dentales. Las actividades son realizadas por ocho alumnos -en cada escuela- de servicio social, que laboran a cuatro manos: tres parejas trabajan y una circula, y ésta última es rotada cada semana. Además de los estudiantes hay personal académico -cuatro profesores– especialistas en odontopediatría.

Con ello, dijo José Arturo Fernández Pedrero, director de la FO, se apoya a primarias públicas y se brinda tratamiento a los pequeños durante dos o tres meses, o el tiempo que se requiera para solucionar sus problemas bucodentales, pues “nuestra principal preocupación es que en México no existe una educación adecuada a nivel pre-escolar en el rubro de la salud”.

Al respecto, añadió: “nosotros contamos con los elementos para proporcionar la información suficiente para ser incluida en los libros de texto de nuestro país”.

Aunque son pocas las escuelas que se pueden atender, el trabajo es integral y de calidad porque se trabaja con los mejores equipos y materiales, con académicos y alumnos preparados, y sin costo alguno.

Las primarias atendidas son: Alfonso Sierra Partida, Maestra Gabriela Mistral, José Jesús Aguilera Palomino y Ejército Nacional, en la delegación Coyoacán, pero se pretende continuar con el apoyo en otras demarcaciones, indicó.

En pro del cuidado dental

La casuística indica que, desde la primera dentición, los niños padecen afectaciones, lesiones cariosas y problemas por la erupción de sus piezas, debido a varios factores, pero en especial, por la falta de educación de los padres, que proveen una elevada cantidad de carbohidratos en la alimentación que les proporcionan por medio de la mamila o el biberón. Ello provoca anormalidades o malformaciones dentofaciales.

Ante esa situación, añadió, es en las primarias donde se debe poner especial atención y dirigir el conocimiento a padres de familia, profesores e infantes.

Además, el costo-beneficio para la población, y para quienes han recibido estos tratamientos, oscila en tres millones de pesos, concluyó José Arturo Fernández.
Créditos: UNAM-DGCS-314-2011/unam.mx

none

Adverising

Espacio para Google Add
300 pixeles de ancho
Por lo que de de largo.

archives

Búscanos en Facebook

Escucha:

RSS Lo más reciente en Sabersinfin.com

tag cloud