Tag Archives: fes acatlán

Las democracias actuales son autocracias electivas: Michelangelo Bovero

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

El politólogo Michelangelo Bovero, en la FES Acatlán.
El politólogo Michelangelo Bovero, en la FES Acatlán.

8 de febrero de 2011

• El sufragio es insuficiente para respetar las reglas de la democracia, y en la realidad su función es ceder el poder a una persona o a un grupo, dijo en la FES Acatlán el investigador de la Universidad de Turín
• El filósofo y politólogo italiano participó en el ciclo “Las ciencias en la UNAM. Construir el futuro de México”, dedicado al análisis de Democracia y Ciudadanía

Las democracias actuales del mundo son autocracias electivas en las que, a través del sufragio, los votantes ceden el poder a una persona o a un grupo, planteó el filósofo y politólogo italiano Michelangelo Bovero.

De visita en la Facultad de Estudios Superiores (FES) Acatlán para participar con una conferencia magistral en el ciclo “Las ciencias en la UNAM, construir el futuro de México”, el investigador de la Universidad de Turín consideró que el sufragio universal es insuficiente para respetar las leyes de la democracia.

“Si pensamos en democracia, la primera imagen que viene a la mente es una larga fila de ciudadanos a la espera de su turno para votar. Pero esa representación simple es en realidad muy compleja, pues la democracia es un régimen exigente, con reglas de juego específicas, que se refieren, antes que nada, a las elecciones, pero no únicamente a ellas”, señaló.

En la conferencia “Democracia y participación ciudadana”, Bovero indicó que para que aquélla exista, no es suficiente la realización de elecciones. “Es necesario que el voto sea preciso y libre, que respete al igual la dignidad de cada opinión y no privilegie a ninguna de ellas”.

El suicidio de la democracia

Asimismo, destacó que no toda decisión es democrática. Es preciso que los propios órganos electorales no adulteren las reglas del juego, pues ello equivale al suicidio de la democracia.

El filósofo y politólogo dijo que el poder extralimitado de los órganos electivos ha contribuido a que los regímenes actuales sean aparentes, más cercanas a la autocracia, donde las decisiones se toman de arriba hacia abajo, desde los círculos del poder hacia la colectividad. “Y hablamos de pueblo como un sujeto colectivo que decide, pero éste en realidad no existe”, precisó.

En la actualidad, prosiguió, vivimos en democracias frágiles, dañadas y aparentes. “Lo que otorga la apariencia de vivir en sistemas democráticos es la institución electoral, en la que los ciudadanos son contados, pero como tales se alejan cada vez más del juego político”.

En muchos países las reglas electorales se aplican, pero no producen democracia. Por ello, dijo, se requieren formas políticas nuevas, más participativas, en un tipo de sistema que no ha nacido. Hasta ahora, insistió, las autocracias disfrazadas hacen de los ciudadanos súbditos que legitiman el poder de un jefe de gobierno o de un grupo parlamentario que, siempre, decide por ellos.

Bovero apuntó que el riesgo de la autocracia actual es su cercanía a la dictadura. “Democracia no significa gobierno con el consenso del pueblo, pues dictaduras y autocracias gozaron del amplio consenso popular. Si el poder de elector se reduce a designación de un guía supremo, la dictadura está ahí, y el nexo entre elecciones y democracia está disuelto”, resumió.

Poco antes de la conferencia de Bovero, en la inauguración del simposio, Carlos Arámburo de la Hoz, coordinador de la Investigación Científica, recordó que la intención del encuentro es ofrecer un análisis multidisciplinario que busca llegar a los tomadores de decisiones.

El director de la FES Acatlán, José Alejandro Salcedo Aquino, dio la bienvenida a esa entidad académica, mientras el titular de la Facultad de Derecho, Ruperto Patiño Manffer, coordinador de esta fase del ciclo, destacó la importancia del análisis político y jurídico del tema de la democracia. Francisco Casanova Álvarez, politólogo, ex director de la FES Acatlán y miembro de la Junta de Gobierno hizo la semblanza del pensador italiano.
Créditos: UNAM-DGCS-0080-2011/unam.mx

Contribuye la UNAM a la educación para la nutrición de infantes

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

sobrepeso27 de diciembre de 2010

• El proyecto Ambientes de aprendizaje obesogénicos, de la FES Acatlán, pretende describir los aspectos socioculturales en relación a la formación de los hábitos alimenticios

Según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut), la obesidad y el sobrepeso en niños en edad escolar se incrementó 30 por ciento de 1988 a 2006.

El estudio revela que en el Estado de México, 14 de cada 100 niños menores de cinco años tienen baja talla; en contraparte, Tlanepantla, Ecatepec, Coacalco, Naucalpan, Nezahualcóyotl, Tultepec y Cuatitlán Izcalli son las jurisdicciones donde los infantes de preescolar y primaria presentan mayor exceso de peso.

Por ello, a través de un taller de investigación educativa, estudiantes de séptimo y octavo semestre de la licenciatura de Pedagogía en la Facultad de Estudios Superiores (FES) Acatlán de la UNAM, participan como educadores en primarias ubicadas en Atizapán.

Ambientes de aprendizaje obesogénicos es un proyecto de investigación dirigido por María del Rocío Ávila Santana, profesora en Pedagogía de la entidad, que pretende describir los aspectos socioculturales respecto a la formación de los hábitos alimenticios.

Los ambientes obesogénicos, explicó Ávila Santana, son espacios físicos de interacción social, donde se generan experiencias, emociones y afectividad con relación a la comida; desde esa perspectiva, casi cualquier lugar se adapta a esta definición, por lo que en el contexto del estudio, las escuelas constituyen un claro ejemplo.

Se trata de un trabajo que se realiza con alumnos de Práctica Profesional de la licenciatura en Pedagogía, y se desprende de un convenio de colaboración con la Coordinación Regional de Educación para la Salud, que atiende la región de Atizapán y Nícolas Romero, Estado de México.

El propósito es llevar a cabo una intervención profesional, desde una visión multidisciplinaria, donde se trabaje a través de diagnósticos, estrategias de aprendizaje y generación de ambientes de enseñanza no obesogénicos, que logren un cambio en los hábitos alimenticios, indicó.

En este proyecto de educación para la nutrición participan 22 universitarios, que elaboran un diagnóstico acerca del contexto y ubicación de la escuela y sus características socioeconómicas, y revisan los datos que los mismos directores proporcionan sobre el peso y talla de los alumnos.

En México, se ha prestado mayor atención a los problemas de obesidad que a los de mala nutrición por exceso; en ese sentido, el problema no es sólo si se come en exceso, sino qué alimentos. “Lo importante no es negar la ingesta de comida chatarra, sino educar a los niños para que aprendan a distinguir entre un alimento saludable y otro que no lo es”, dijo.

“A partir de ello, se establecen estrategias con una visión lúdica, porque como trabajamos con infantes de primaria, es importante tocar, aprender y jugar para lograr un aprendizaje significativo y mostrar al pequeño qué es una proteína o qué es el plato del bien comer”, añadió la también maestra en tecnología educativa.

El proyecto consiste en evaluar el estado nutricional de los alumnos de educación básica (preescolar y primaria) con base en las encuestas existentes, que incluyen datos sobre talla, peso e información sobre el rendimiento escolar.

A partir de ese diagnóstico, se plantean estrategias de enseñanza para que los alumnos identifiquen y entiendan que no toda la comida es buena para su salud.

Los universitarios imparten pláticas informativas, clases en las que utilizan material didáctico como frutas de plástico, dibujos o juegos, para ilustrar las ventajas de consumir alimentos saludables. Asimismo, muestran el aspecto negativo de los productos chatarra.

Los resultados obtenidos se reflejan en el cambio de hábitos de los estudiantes, sus familias y profesores. La investigadora afirmó que el proyecto, por tener un enfoque cualitativo, se basa en la observación de las actividades dentro de las escuelas.

“El aspecto principal de esta labor es que se promueve un quehacer profesional y nace un nuevo campo de estudio para los pedagogos. Se trabaja también para que la sociedad reconozca la labor de este tipo de profesionales, que cumplen un papel importante en el manejo y diseño de estrategias de aprendizaje y, en este caso, de educación para la nutrición”, concluyó.
Créditos: UNAM-DGCS-813/unam.mx

Universitarios trabajan manual de conservación de monumentos históricos

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

La investigadora Rebeca López Mora señaló que el Manual de conservación será diseñado con base en las experiencias obtenidas tras el análisis de capillas en municipios mexiquenses.
La investigadora Rebeca López Mora señaló que el Manual de conservación será diseñado con base en las experiencias obtenidas tras el análisis de capillas en municipios mexiquenses.

19 de diciembre de 2010

• Diseñado por un grupo multidisciplinario de especialistas de la FES Acatlán, el texto es un compendio de estrategias para preservar construcciones patrimonio de la nación
• Establece los pasos básicos a seguir en la materia, señaló la investigadora Rebeca López Mora
• El equipo de académicos, estudiantes y egresados labora en dos capillas del municipio de Naucalpan de Juárez: Santa María Nativitas y San Juan Totoltepec

Con el propósito de resguardar los monumentos y espacios históricos de la zona conurbada del Valle de México, especialistas de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Acatlán, y del Instituto de Ingeniería de la UNAM trabajan en un Manual de intervención y diagnóstico de monumentos coloniales, que indica los pasos básicos a seguir en materia de conservación.

Producto del proyecto de investigación Conservación del Patrimonio Arquitectónico Mediante una Visión Multidisciplinaria, el ejemplar será un listado de procesos aplicables exclusivamente en áreas que circundan el Distrito Federal, pues obedecerán a necesidades centrales de la región, detalló Rebeca López Mora, académica de esa entidad universitaria.

“Se pretende que, después de probado, se aplique en los municipios cercanos. La idea es conservar el patrimonio arquitectónico, con el concurso de las más diversas disciplinas. Arquitectos, ingenieros e historiadores trabajamos para lograrlo”, expuso.

La también investigadora detalló que el grupo interdisciplinario, integrado por académicos, estudiantes y egresados, actualmente trabaja en dos capillas del municipio de Naucalpan de Juárez (Estado de México): Santa María Nativitas y San Juan Totoltepec.

El proyecto, explicó, consiste en la elaboración de una evaluación, estudio y análisis de capillas y monumentos civiles coloniales mexiquenses.

Después, se realizará un levantamiento arquitectónico y un estudio histórico para analizar los daños que tienen los inmuebles. Posteriormente, el diagnóstico marcará la ruta a seguir, es decir, si es necesario restaurar o sólo continuar con cuidados.

“Hay muchas maneras de conservar el patrimonio cultural; sin embargo, queremos que el Manual de intervención y diagnóstico de monumentos coloniales sea una opción para el Estado de México. La experiencia nos permitirá realizar estos pasos, de manera general, en todos los recintos históricos”, argumentó.

Se creará una base de datos que contenga la información de monumentos y se brindará su ubicación y detalles del lugar. Asimismo, se subirán los datos a Internet para que cualquier persona tenga acceso, indicó.

“Las capillas que hasta ahora hemos analizado no están muy maltratadas; sin embargo, la humedad, el crecimiento de plantas y las grietas pueden convertirse en problemas graves para el inmueble si no se atienden”, alertó.

Un ejemplo es la iglesia de San Juan Bautista, ubicada en el poblado de San Juan Totoltepec. Mantiene una fachada con arte tequitqui, influencia iconográfica y técnica europea fusionada con indígena, en buen estado por el cuidado de los habitantes, concluyó.

Créditos: UNAM-DGCS-790/unam.mx

Inadecuada la visión empresarial del estado en materia de cultura

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Si la conservación del patrimonio y desarrollo de la cultura sólo son vistos desde el punto de vista empresarial, se dejan de lado expresiones que no son rentables, lo que sería muy grave, dijo Luis Felipe Estrada Carreón.
Si la conservación del patrimonio y desarrollo de la cultura sólo son vistos desde el punto de vista empresarial, se dejan de lado expresiones que no son rentables, lo que sería muy grave, dijo Luis Felipe Estrada Carreón.

21 de julio de 2010

• El Programa Nacional de Cultura 2007-2012, pretende que ésta produzca dinero y no constituya un gasto para la Federación, señaló Luis Felipe Estrada Carreón, de la FES Acatlán
• Dejarla en manos del mercado, de la oferta y la demanda, implica olvidar expresiones con bajo índice de audiencia o que no generan recursos, advirtió

En los últimos años, la estrategia empresarial seguida por el Estado en materia de cultura, que pretende que ésta genere recursos y no represente un gasto para la Federación, ha sido inadecuada, dijo Luis Felipe Estrada Carreón, académico de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Acatlán.

De acuerdo con el Programa Nacional de Cultura (PNC) 2007-2012, la postura es buscar que esas manifestaciones produzcan su propio financiamiento, reiteró.

Esa visión genera responsabilidad en los particulares, y pareciera que el Estado sólo impulsa que éstos se organicen con fines de lucro, pero se debe analizar cuál será su intervención en el proyecto, añadió.

El jefe del Departamento de Desarrollo e Investigación en Comunicación y Estudios Culturales de esa Facultad, aseguró que si la conservación del patrimonio y el desarrollo de la cultura sólo son vistos desde el punto de vista empresarial, se dejan de lado expresiones que no son rentables, lo que sería muy grave.

El riesgo de manejar la cultura desde el punto de vista de la oferta y la demanda, opinó, es que se soslayarán áreas minoritarias, y se afectará la preservación de nuestro carácter multicultural, que defiende la misma Constitución.

Por ello, Estrada Carreón afirmó que las expresiones culturales no pueden conducirse en función del índice de audiencia, ni de los recursos económicos. Es necesaria una valoración más amplia y compleja de lo que aportan. Lo idóneo es velar por la protección de todas ellas, más allá de sus consecuencias económicas o de los gustos que genere.

No obstante, señaló que el PNC no especifica cuál es esa cultura que debe quedar sujeta al mercado, y esa ambigüedad también genera inquietud. El Programa establece la necesidad de preservar las expresiones culturales que fomentan la identidad mexicana, ¿pero cuáles?

“No queremos descalificar a priori el programa. Estamos desarrollando diferentes líneas de estudio que permitan contar con mayores elementos, porque la investigación aplicada no es sólo para decir que algo está mal, y el objetivo es hacer propuestas desde la Universidad, útiles en el fomento y desarrollo de la cultura del país”, apuntó.

¿Industria cultural?

El PNC conduce a la cultura, básicamente, como turismo; entonces, el patrimonio histórico –integrado por zonas arqueológicas, objetos de arte, las ciudades coloniales– debe ser explotado porque genera recursos.

Sin embargo, se han impulsado algunos desarrollos mediante fórmulas que han resultado exitosas y que responden a los intereses del mercado internacional, pero que no reflejan la cultura, la identidad, ni las expresiones nacionales, concluyó.
Créditos: UNAM. DGCS -433/unam.mx

Busca Tepeapulco, reconocimiento como patrimonio de la humanidad

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

El municipio de Tepeapulco tiene proximidad con las ruinas arqueológicas de Xihuingo y el acueducto del padre Tembleque, que fue de gran importancia hidráulica en el Virreinato.
El municipio de Tepeapulco tiene proximidad con las ruinas arqueológicas de Xihuingo y el acueducto del padre Tembleque, que fue de gran importancia hidráulica en el Virreinato.

3 de julio de 2010

• Académicos de la FES Acatlán de la UNAM, contribuirán a propiciar la declaratoria de la UNESCO
• El municipio hidalguense es considerado cuna de la antropología en el Nuevo Mundo

Para trabajar de manera conjunta en la eventual declaratoria de Tepeapulco, Hidalgo, como Patrimonio de la Humanidad de parte de la UNESCO, la Facultad de Estudios Superiores (FES) Acatlán de la UNAM, y el gobierno municipal, firmaron un convenio de colaboración.

Pilar Máynez Vidal, Lina Ortega Ojeda, Julio César Morán y Juan Luis Rodríguez Parga, académicos de la entidad universitaria, participan en esta tarea con el capítulo Fray Bernardino de Sahagún y sus investigaciones en Tepeapulco, estudio multidisciplinario de los Primeros memoriales, escritos por el historiador, en torno al contexto sociocultural del que surgieron.

Los investigadores se centrarán en los aspectos lingüístico, social, histórico y arquitectónico de la obra, y su impacto en los posteriores manuscritos que integraron la Historia general de las cosas de la Nueva España.

El director de Acatlán, José Alejandro Salcedo Aquino, consideró que el convenio es una oportunidad para establecer nuevas metas y compromisos, y que la UNAM acude por convicción al llamado para contribuir al desarrollo y consolidación de diversas instituciones.

En su oportunidad, el munícipe de Tepeapulco, José Leoncio Pineda Godos, destacó que laboran para lograr el reconocimiento y proyección nacional e internacional, por medio de la declaratoria de la UNESCO. Para ello, añadió, es trascendente el apoyo de la Universidad en los trabajos preparativos y de difusión que permitan direccionar sus objetivos.

La riqueza de Tepeapulco

Ubicado cerca de Ciudad Sahagún, la historia de Tepeapulco se remonta a épocas prehispánicas, cuando fue un importante centro de obsidiana. “Hasta Tepeapulco llegaba el poder cultural e histórico de Texcoco; ahí, convivían mexicas, otomíes y chichimecas, era un sitio interesante porque el Valle de México se extendía a estos lugares de Hidalgo”, refirió Máynez Vidal.

Tras la conquista, se mantuvo como bastión cultural de relevancia, por lo que misioneros eran enviados para su evangelización. Antes de Bernardino de Sahagún, llegó Andrés de Olmos, quien fundó el convento de San Francisco de Tepeapulco, en 1531, y fue autor de la primera gramática de una lengua indígena: el náhuatl.

Posteriormente, en 1558, Sahagún se trasladó al pueblo con un grupo de alumnos trilingües (español, latín y náhuatl) para realizar un trabajo sobre la antigüedad de los indígenas, a través del conocimiento, pensamiento, costumbres e historia.

Además del título que ostenta como cuna de la antropología en el Nuevo Mundo, que le confiere ser un bien intangible, Tepeapulco cuenta con bienes tangibles, elementos a su favor para la postulación, como los frescos del convento de San Francisco, con casi medio milenio de vida.

Este municipio tiene proximidad con las ruinas arqueológicas de Xihuingo y el acueducto del padre Tembleque, que fue de gran importancia hidráulica en el Virreinato; es cercano a la laguna de Tecocomulco, donde se puede encontrar fauna prehispánica, y cuenta con lugares donde se sirven platillos a base de ajolote y ancas de rana, detalló.

Además de la FES Acatlán, en este proyecto participarán la Universidad Autónoma de Hidalgo, el INAH y la secretaría de Turismo local.
Créditos: UNAM. DGCS -393/unam.mx