Tag Archives: Estudios Superiores

ACREDITAN LA CARRERA DE INGENIERÍA QUÍMICA DE LA FES ZARAGOZA

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

acreditaningenieros04 de julio de 2014

Por cumplir con los estándares de calidad educativa para la formación de recursos humanos en el área, el Consejo de Acreditación de la Enseñanza de la Ingeniería (Cacei), dependencia reconocida por el Consejo para la Acreditación de la Educación Superior, avaló por cinco años el programa académico de la licenciatura de Ingeniería Química de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Zaragoza.

María Elena Barrera Bustillos, directora General del Cacei, entregó a Víctor Manuel Mendoza Núñez, titular de la instancia universitaria, la constancia respectiva, cuyo plan de estudios fue previamente actualizado y después aprobado por el Consejo Técnico de la entidad multidisciplinaria en agosto del año pasado.

La carrera tiene como misión formar profesionales de la industria química que, por sus conocimientos, habilidades y aptitudes, entiendan y resuelvan lo relacionado con la creación y operación de plantas, con una actitud de superación permanente que les permita investigar, desarrollar y aplicar el saber científico y tecnológico en el diseño, instalación, operación, optimización y administración de las mismas.

Programa innovador

Con un total de 430 créditos, el plan de estudios es de carácter modular y tiene una duración de nueve semestres. Del primero al tercero se cursan materias fundamentales del área de las ciencias químicas como: Química, Matemáticas, Fisicoquímica y Laboratorio de Ciencia Básica.

El Laboratorio y Taller de Proyectos es el eje integrador donde se aplican los conocimientos teóricos para la resolución de problemas específicos. Esta característica hace que los jóvenes, desde etapas tempranas de su formación, tengan contacto directo con lo que será su campo de trabajo.

Otro aspecto importante es proporcionar las herramientas necesarias para que se generen proyectos de ingeniería derivados de situaciones reales, se expongan y defiendan al final de un curso, lo que ayuda al estudiante a adquirir seguridad, experiencia y desarrollar sus habilidades, que son de gran utilidad en el ámbito profesional.

Destrezas y habilidades

Con el propósito de complementar la formación académica e incrementar las destrezas y habilidades, la FES Zaragoza cuenta con una planta piloto. Ahí tienen la oportunidad de poner en práctica las operaciones unitarias esenciales en la ingeniería química.

Posee una sección de laboratorios y un interlaboratorio, este último proporciona los materiales de vidrio y metal, así como los reactivos que se utilizarán en el desarrollo de protocolos que realizan los estudiantes en el semestre lectivo y que complementan las actividades prácticas.

Algunos de los protocolos son: sedimentación, mezclado, análisis de partículas de un sistema sólido, análisis de una variable de transporte, determinación de propiedades físicas, operación de un sistema de destilación y determinación de volúmenes molares parciales, entre otros.

Además, se cuenta con un laboratorio de cómputo, en donde se imparten cursos de ingeniería aplicada dirigidos al área de procesos, así como para diagramar flujos y simuladores de proceso, entre otros.

Infraestructura

Cada equipo de la planta tiene como función familiarizar al alumno con algunos instrumentos que empleará en la industria. Destacan dos torres de destilación, de acero inoxidable y de vidrio, que se utilizan básicamente para separar los componentes de una mezcla. Otros son el secador de lecho fluidizado y el sistema de flujo de fluidos en vidrio.

Hace dos años la carrera de Ingeniería Química puso en operación el Programa de Agua Purificada, en el que pasantes de servicio social operan 17 bebederos distribuidos en ambos campus, y recientemente, un programa de generación de energía acoplada a bicicletas fijas de ejercicio, que forman parte del Programa Universidad Saludable.

Créditos: UNAM-DGCS-386-2014

ASISTIRÁ UNIVERSITARIO A FORO INTERNACIONAL EN LONDRES

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

tallerenlondres30 de junio de 2014

Al Foro Internacional de Ciencia Joven, a realizarse del 24 de julio al 13 de agosto, en Londres, Inglaterra, asistirán representantes de 60 países. Alberto Brian Fernández Alducin llevará la bandera de México y de la UNAM.

Durante esos días, el estudiante de la licenciatura en Tecnología de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Cuautitlán, junto con más de 350 jóvenes científicos de entre 17 y 21 años, visitará diferentes centros educativos y laboratorios de la ciudad británica, donde conocerá investigadores y científicos e, incluso, estará en la Organización Europea para la Investigación Nuclear (conocida como CERN), ubicada en la frontera de Francia y Suiza.

La parte cumbre del encuentro será la presentación de proyectos. Ahí, Alberto mostrará el guante sensor para invidentes, que lo hizo acreedor al Premio Nacional de la Juventud 2012, en el área de Ciencia y Tecnología, y su idea de tortillerías ecológicas, ganadora en el área de Medio Ambiente en la ExpoCiencias Nacional 2013, celebrada en Mazatlán, Sinaloa.

El foro, explicó el universitario, es una feria de inversiones; asiste gente interesada en apoyar con recursos monetarios a determinados proyectos. En ese sentido, “espero un buen resultado, llevo buenos trabajos y voy a defenderlos”.

El guante permite detectar cualquier objeto sobre un área e informa al individuo la distancia a la que se encuentra; emite una vibración que va en aumento conforme el trayecto disminuye.

Funciona con el principio de ecolocalización; emite una onda que viaja, topa con un objeto y regresa al mismo sensor. Según el tiempo que la onda tarda en ir y venir se determina la distancia, explicó.

Su alcance máximo es de seis metros y el mínimo de dos centímetros. Puede detectar cosas pequeñas como un clavo, un palillo o un alfiler. También puede medir la temperatura, pues tiene un timbre muy tenue que se activa a los 30 grados y conforme aumenta se escucha más fuerte.

El objetivo de este desarrollo es que las personas con discapacidad visual se incorporen al mercado laboral, por ejemplo, como ‘cerillos’ en los centros comerciales, porque se les hace más fácil detectar los objetos en una superficie y ya no es necesario palpar toda la mesa.

En tanto, el proyecto “Sistema autorregulado para tortillerías ecológicas. Implementación de calentadores solares para el suministro de agua caliente”, ya fue probado en siete de esos establecimientos, con resultados positivos.

Consigue un ahorro de energía de hasta 80 por ciento, lo que tiene un impacto significativo si se toma en cuenta que estos negocios constituyen uno de los giros más grandes del país, subrayó Fernández Alducin.

De forma paralela, se reduce el dióxido de carbono emitido, inevitable con el uso de combustibles fósiles. En las tortillerías donde fue implementado el sistema, el consumo de gas se redujo 65 por ciento.

También busca disminuir el grado de contaminación del agua, pues cada kilogramo de tortillas implica un litro y medio del líquido procesado, conocido como nejayote, fluido muy alcalino. “Terminé la fase de tratamiento de aguas residuales y es la que voy a presentar en el foro”.

Si bien la inversión inicial en el calentador solar puede ser de aproximadamente 10 mil pesos, el dinero es recuperado en no más de tres semanas por el ahorro de gas. El joven ya piensa unir sus esfuerzos a los de otro compañero que trabaja en mejorar las celdas fotovoltaicas y obtener resultados aún más óptimos.

Mientras tanto, Alberto Fernández ya se prepara para viajar a Londres, apoyado por el gobierno municipal de Tultitlán –donde reside–, que le otorgó ayuda económica.

Créditos: UNAM-DGCS-373 -2014

EN FILOSOFÍA, DOCENCIA E INVESTIGACIÓN VAN DE LA MANO: CARLOS PEREDA FAILACHE

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

carlospereda“En filosofía —y en las humanidades en general—, la indagación y la docencia son parte de un continuo y no algo separado. Al dar clases uno se alimenta en el diálogo con los alumnos y, con frecuencia, ellos nos indican qué atender y por dónde seguir”, señaló Carlos Pereda Failache.

Por sus aportaciones, el académico fue nombrado investigador emérito del Instituto de Investigaciones Filosóficas (IIF) de la UNAM, entidad en la que ha realizado una intensa labor, la cual ha descrito como un “volver a los problemas mismos y pensar menos en su historia y protagonistas. No es que recomiende no leer, hay que hacerlo, pero la investigación del pasado debe servir para pensar sobre temas fundamentales como la libertad, la justicia, la mente, el cuerpo o la confianza social”.

Sobre cómo se decantó por esta actividad, comentó que supo que ésta era su vocación desde siempre, pues “desde joven me interesó la literatura y la reflexión y pronto me di cuenta de que el ejercicio filosófico era una manera de volverme un profesional en la deliberación y proseguir con mis intereses humanísticos”.

Por ello, estudió la licenciatura en Filosofía y Ciencias de la Educación en Montevideo, Uruguay, su país natal, y en 1970, recibió una beca del gobierno germano para hacer su maestría y doctorado en Filosofía y Lingüística en la Universidad de Constanza, en la entonces Alemania Occidental.

“Parte de mi vocación ha sido la argumentación como alternativa a la violencia para resolver problemas. Para mí es un interés constante teorizar sobre cómo se construye y su poder en el pasado y el presente”, resaltó.

“Sin embargo, en los últimos tiempos, he buscado incursionar en la ética y en la filosofía política. Lo característico en esta labor es pasar de un interés a otro sin abandonar las líneas indagatorias originales, porque en esta disciplina los más diversos problemas y las inclinaciones personales se traslapan y encadenan”, añadió.

Pereda Failache obtuvo el título de doctor en Filosofía en 1974 con la tesis La teoría de la argumentación práctica en Kant y fue profesor asistente de la Universidad de Constanza por tres años.

“Al terminar el doctorado pensé en regresar a Uruguay, pero el país transitaba por uno de los momentos más duros de la dictadura. En 1978, por invitación de Luis Villoro, vine a trabajar a la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Iztapalapa, donde él coordinaba la sección de Humanidades”, recordó.

En esa época empezó a dar una clase en la Facultad de Filosofía y Letras (FFyL) de la UNAM y el 21 de agosto de 1989 ingresó al IIF, “uno de los lugares más importantes para hacer filosofía en lengua castellana; estoy muy contento de trabajar ahí con colegas altamente competentes e inspiradores. Si uno no puede pensar con rigor y profundidad en un instituto como ése, no podría hacerlo en ninguna parte”.

Junto a su labor de investigación, Pereda reconoce que siempre le han importado las tareas docentes, principalmente en la FFyL, otro espacio decisivo de la vida cultural nacional (también ha impartido cursos en la UAM y en El Colegio de México).

Sobre su producción reciente, refirió que el año anterior publicó un libro, Sobre la confianza. “Es un tema que importa cada vez más; hoy suele hablarse de la confianza como un capital social no sólo en la filosofía, sino en sociología, en antropología y en teoría política, porque ninguna comunidad puede existir sin ella o al menos sin algunos grados de ésta”, refirió.

Por otro lado, apuntó, ideales como la libertad y la justicia son dos temas recurrentes de cualquier pensamiento que aborda la práctica.

Pereda es miembro de la Academia Mexicana de Investigación Científica, de la Sociedad Internacional para el Estudio de la Argumentación (Ámsterdam, Holanda), de Filósofos por la Paz (Estados Unidos), de la Asociación Internacional para el Desarrollo de la Ética (Aberdeen, Reino Unido), presidente de la Asociación Filosófica de México y representante nacional del Consejo Directivo de la Sociedad Interamericana de Filosofía.

Aunque es reconocido en éste y otros países, “no puedo imaginar mi vida sin la UNAM. El IIF y la FFyL, más que mis lugares de trabajo, son mi segunda casa. El emeritazgo es un honor porque es un reconocimiento, en primer término, de los colegas y, en segundo, de la Universidad Nacional en su conjunto, esa maravillosa institución que es un fragmento decisivo de la cultura del siglo XX en lengua castellana. Es un desafío para continuar con mi labor y no una pausa en el camino, porque pienso seguir con la investigación y con mis clases”, concluyó.

Créditos:UNAM-DGCS-289-2014

ENTREGAN PREMIOS DEL OCTAVO RALLY UNIVERSITARIO EN LÍNEA LA UNAM, UNA OBRA DE ARTE

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

premiounamCon un puntaje de dos mil 745, Irving Mingüer Falco, alumno de la Facultad de Ingeniería, obtuvo el primer lugar en el Octavo Rally Universitario en Línea La UNAM, una Obra de Arte, organizado por la Dirección General de Atención a la Comunidad Universitaria (DGACU), con apoyo de la Dirección General de Cómputo y de Tecnologías de Información y Comunicación (DGTIC).

El segundo sitial, con un nivel de dos mil 655, fue para Ricardo Colín de la Rosa, estudiante de la Facultad de Estudios Superiores Aragón y el tercero, con dos mil 565, para Joseline Sánchez Hernández, de la Facultad de Ciencias.

El plantel 9 de la Escuela Nacional Preparatoria (ENP) fue la entidad que obtuvo mayor puntuación ¬–42 mil 770– de todas las que participaron.

En la premiación, en el Aula de Usos Múltiples de la DGTIC, Alejandro Fernández Varela Jiménez, director de la DGACU, felicitó a los ganadores y agradeció a la DGTIC su apoyo en el diseño y la programación del sitio web de este rally, que tiene como objetivos alentar el conocimiento del patrimonio de la Universidad Nacional y desarrollar habilidades para la búsqueda de información con ayuda de las tecnologías de la información.

“Estamos contentos de celebrar con los ganadores esta demostración de conocimiento del patrimonio universitario y de habilidades en el manejo de las redes”, añadió.

En su oportunidad, Felipe Bracho Carpizo, titular de la DGTIC, aseguró que el rally es un ejemplo inmejorable de cómo se pueden usar las tecnologías de la información y la comunicación para ser mejores, entender con más amplitud el mundo y apreciarlo.

Por su parte, Mingüer Falco ponderó el esfuerzo de la UNAM para fomentar la cultura entre los universitarios con concursos como éste y, para concluir su intervención, leyó una frase de William Channing: “Siempre me motiva vencer las adversidades que nos pone la vida. El espíritu humano crece a través del conflicto. Las dificultades están destinadas a despertarnos, no a desalentarnos”.

En el presídium estuvieron Teresa Vázquez Mantecón, coordinadora de Tecnología para la Docencia de la DGTIC y Roberta María del Refugio Orozco, directora del plantel 9 de la ENP. En esta edición participaron cerca de 500 universitarios.

Créditos: UNAM-DGCS-046-2014