Tag Archives: eneo

Ofrece la ENEO servicio a personas de la tercera edad

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

4 de julio 2011

Sin título-1• Estableció el proyecto Desarrollo y Evaluación de un Modelo de Atención de Enfermería para el Cuidado del Adulto Mayor en el Hogar

• La encargada del programa, Virginia Reyes Audiffred, informó que, de 2006 a 2010, se atendió a poco más de 90 enfermos; algunos recibieron asistencia hasta por tres años

La demanda de profesionales dedicados al cuidado de los adultos mayores es cada vez mayor debido a que este segmento poblacional se incrementará en los próximos años. En consecuencia, aumentará el número de enfermedades vinculadas al envejecimiento.

Por ello, y para sistematizar la atención clínica, la Escuela Nacional de Enfermería y Obstetricia (ENEO) de la UNAM instrumentó un programa en el que se ofrecen cuidados, en su casa, a personas de la tercera edad.

El proyecto, denominado Desarrollo y Evaluación de un Modelo de Atención de Enfermería para el Cuidado del Adulto Mayor en el Hogar, recibió -de 2006 a 2010- 214 solicitudes, y atendió a poco más de 90 enfermos; de ellos, algunos recibieron asistencia hasta por tres años.

“El servicio se realiza con base al modelo de Virginia Henderson”, que incorporó los principios fisiológicos y psicopatológicos a su concepto de enfermería, comentó Virginia Reyes Audiffred, encargada del programa y especialista en el tema.
Es una estrategia que muestra cómo las instituciones educativas que imparten carreras de enfermería pueden incluir prácticas comunitarias y de servicio social para que los profesionales apoyen el cuidado del adulto mayor en el hogar, además de sentar bases sólidas para el ejercicio libre de la profesión.

Un porcentaje considerable de este segmento no recibe atención médica integral y adecuada, porque “no hay sensibilización hacia el anciano, y se considera que sus padecimientos son causados únicamente por la edad, sin tomar en cuenta la importancia de la prevención”. Además, su cuidado consume gran cantidad de recursos socio-sanitarios, de los que parte importante proviene de enfermería, comentó.

No obstante, con intervenciones de esta última, señaló la universitaria, se puede potenciar la participación de la familia-cuidador-adulto mayor; además, dar control y seguimiento a la salud. Con ello, se permite una permanencia más prolongada en su hogar, con mejor calidad de vida.

Además, a las personas de la tercera edad, se les puede incentivar su capacidad funcional para que lleven a cabo sus actividades cotidianas como ir al baño, caminar, asearse, subir escaleras y alimentarse.

Aumento de adultos mayores

Debido a que la pirámide poblacional está en un proceso de inversión, cada día hay más personas mayores de 60 años que requieren atención, pues en ocasiones el maltrato y el abandono son la constante, indicó.

De acuerdo con datos del Consejo Nacional de Población (CONAPO), en México este núcleo poblacional aumentó considerablemente de 2005 a 2007, al pasar de 7.9 a 8.5 millones; para 2010, la cifra ascendió a 9.9 millones, y se calcula que para 2020, será de 14.5 millones.

Actualmente, 40 por ciento (dos millones aproximadamente) de los adultos mayores de 65 años se distribuyen tan sólo en el Distrito Federal, Estado de México, Morelos, Puebla, Querétaro, Hidalgo y Tlaxcala.

La Ciudad de México, con 10.2 por ciento de su población total, es la entidad con mayor concentración. La delegación Benito Juárez encabeza la lista, con 16.2 por ciento; le sigue la Miguel Hidalgo, con 13.7; Venustiano Carranza, con 12.4, y Azcapotzalco, con 12.2 por ciento.

Enfermedades de la tercera edad

Por su parte, Carlota Hernández Rosales, profesora de la ENEO y colaboradora del programa, comentó que las principales enfermedades que aparecen a medida que el hombre envejece son diabetes, hipertensión -a veces acompañadas con insuficiencia renal crónica-, problemas degenerativos articulares, osteoporosis, fracturas de cadera y padecimientos mentales, como demencia y mal de Parkinson.

Créditos: UNAM-DGCS-392-2011/unam.mx

DISTINGUEN A ESPECIALISTA DE LA ENEO CON LA MEDALLA ISABEL CENDALA Y GÓMEZ

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Araceli Jiménez Mendoza, ganadora de la Medalla al Mérito Enfermera Isabel Cendala y Gómez, la máxima distinción que se otorga anualmente a los profesionales de esta área en México
Araceli Jiménez Mendoza, ganadora de la Medalla al Mérito Enfermera Isabel Cendala y Gómez, la máxima distinción que se otorga anualmente a los profesionales de esta área en México

• Araceli Jiménez fue reconocida por su trayectoria, aportaciones a la enfermería y servicio comunitario
• El profesional de esta área no sólo debe desarrollar modelos de atención, sino de prevención, indicó al recibir el más alto galardón para quienes se dedican a esta labor en México

“Decidí estudiar enfermería por mi interés y gusto por trabajar con las personas. Me agrada brindar cuidados y cubrir necesidades, sean de salud o sociales”, dijo Araceli Jiménez Mendoza, académica de la Escuela Nacional de Enfermería y Obstetricia (ENEO) de la UNAM, quien recibió la Medalla al Mérito Enfermera Isabel Cendala y Gómez.

La galardonada con el más alto reconocimiento que se otorga anualmente a los profesionales de esta área en México, reconoció que el reto de quienes se dedican a esta actividad es responder a las demandas de atención de los diferentes grupos etarios.

“El profesional de la enfermería no sólo debe desarrollar modelos de cuidado para atender enfermedades, sino de prevención. Para mí, es un orgullo brindar apoyo a la sociedad. Esta carrera no sólo trata problemas de salud, su enfoque prioritario es la prevención”.

Las enfermeras y enfermeros —pues actualmente hay casi el mismo número de mujeres y hombres—, tenemos la oportunidad de desarrollarnos en el área asistencial, preventiva, docente y de investigación.

Para los alumnos de la ENEO es un aliciente observar la gama de posibilidades de desarrollo. Esta profesión ya no sólo debe ser vista como atención en el hospital, pues hoy tiene un campo de acción mucho más grande.

De hecho, reconoció, el reto para las nuevas generaciones es dar evidencia de una formación que no se centra sólo en atención asistencial, “sino en la docencia, investigación y gestión de servicios”.

La especialista en consultoría detalló que ésta tiene como objetivo desarrollar una práctica comunitaria, es decir, que los adultos mayores puedan asistir a la ENEO a recibir una valoración general geriátrica y, de ahí, ayudarlos en la prevención de cualquier padecimiento.

También trabajó en el proyecto Modelo de Enfermería para la Atención Preventiva y Terapéutica de las Personas con Enfermedad de Alzheimer y sus Familiares, que se desarrolla en tres variables: prevención, atención y seguimiento, añadió.

Hemos laborado en comunidades de la delegación Tlalpan y de los estados de Michoacán, Oaxaca, Hidalgo y Tlaxcala. El propósito no sólo es identificar tempranamente el deterioro cognitivo o crear planes de cuidado, sino atención preventiva y tratamiento.

“De hecho, creo que éste fue el principal motivo por el cual se me otorgó la medalla. Pero para mí, es un reconocimiento no sólo para Araceli Jiménez, sino para la ENEO y la Universidad Nacional. No me lo esperaba; es un premio que se brinda en reconocimiento a acciones que impacten a la sociedad en general”.

La distinción fue instituida desde 1975 para recordar a la primera enfermera en salud pública que acompañó a Francisco Xavier Balmis en su viaje científico alrededor del mundo con los niños portadores de la vacuna antivariolosa en 1804.

Araceli Jiménez es egresada de la ENEO, con mención honorífica, y maestra en Enseñanza Superior por la UNAM. Actualmente, cursa un doctorado en Educación, en el Centro de Estudios Superiores en Educación de la Secretaría de Educación Pública.

Desde los inicios de su carrera profesional en el Instituto Nacional de Cardiología Ignacio Chávez, destacó por su entrega y compromiso. Ahí se desempeñó, por una década, en áreas clínicas de alta complejidad. También colaboró en el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía.

En 1983, se incorporó como docente a la Facultad de Estudios Profesionales (FES) Iztacala y, en 1988, a la ENEO, donde labora hasta la fecha. Ha sido distinguida con la Medalla 3M Internacional y con el Premio Sor Juana Inés de la Cruz, entre otros reconocimientos.

Créditos: UNAM-DGCS-278-2011/unam.mx