Tag Archives: ciudad juárez

La guerra contra los criminales que emprende el Estado alcanza a la sociedad civil, afirma investigadora

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

ARMAS19 de enero de 2011

*El asesinato de activistas, expresiones de la situación, afirma Huacuz Elías

*La política de combate al narco ha propiciado un ambiente de violencia *Se dio la estocada a Ciudad Juárez al enviar al Ejército, considera

El Estado mexicano libra una guerra que se ha extendido más allá del combate al crimen organizado e involucra ya a la sociedad civil, afirmó la doctora María Guadalupe Huacuz Elías, investigadora del Posgrado en Estudios de la Mujer de la Universidad Autónoma Metropolitana.

El asesinato de las activistas Marisela Escobedo y Susana Chávez en Chihuahua, el creciente número de víctimas inocentes que se ven atrapadas en medio de balaceras, la ola de crímenes contra periodistas y defensores de derechos humanos, entre otras, son expresiones del “terrorismo de Estado” en que vive la sociedad mexicana, aseguró.

La investigadora del Departamento de Política y Cultura de la Unidad  Xochimilco expuso que con su política de combate al narcotráfico y su falta de interés por hacer justicia y delinear políticas para grupos vulnerables, como las mujeres en Chihuahua, el Estado ha favorecido un ambiente propicio para la violencia.

La especialista en temas sobre violencia de género, etnicidad y derechos humanos explicó que el asunto de la violencia “es muy complejo”, por lo que es necesario abordarlo desde distintas aristas y en los contextos donde se expresa;  sin embargo, es innegable la estructura social, económica y política como facilitadora de violencia y de maltrato, no sólo contra las mujeres, sino contra hombres y en gran medida contra jóvenes.

Por ello, más allá de establecer si la muerte de Susana Chávez, por ejemplo, se debió a su actividad política o fue víctima de agresión de jóvenes drogados, es claro que “hay terrorismo de Estado”, porque ha propiciado estos ambientes y porque no muestra interés en responder a las demandas –sobre todo de hacer justicia– de ciudadanas y ciudadanos.

En esa medida “el Estado es responsable de las muertes violentas” y “sí creo que estamos en una guerra” que se ha extendido a la sociedad civil. “Es el Estado el que ha promovido esta violencia descarnada contra activistas y no activistas”, contra mujeres y jóvenes, y se ha desentendido de problemas como la pobreza y de necesidades primordiales, como el empleo y la educación. Es evidente, insistió, que “estamos en una guerra no sólo en el norte del país, sino en Guerrero, en Michoacán, en el estado de México”.

Afirmó que el gobierno desplegó una mala estrategia en su combate al crimen y en el caso de Ciudad Juárez dio la estocada a esta urbe al enviar al Ejército, cuando se sabía la existencia de redes de corrupción dentro de sus filas.

La autora del libro ¿Violencia de género o violencia falocéntrica? sostuvo que, al rechazar la declaratoria de “alerta de género”, el estado de México violó tratados internacionales y leyes internas, como la Convención para la eliminación de todas las formas de discriminación (1999), La conferencia interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer (1994), así como las leyes para la protección de los derechos de niños y adolescentes,  la Ley federal para prevenir y erradicar la discriminación, y sobre todo la Ley general de acceso de las mujeres a una vida libre de violencia (2007).

Dijo que una declaratoria de “alerta de género” por parte del Sistema Nacional para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres habría resultado en conformar una comisión investigadora para esclarecer las agresiones y los asesinatos contra mujeres en el estado de México, oportunidad que en esta ocasión se perdió.

Por otra parte, destacó que después de 30 años de lucha contra la violencia hacia las mujeres y a pesar de haber hecho avanzar sus demandas, hoy se ha topado con la incapacidad estatal para dar cauce a la complejidad de la problemática inherente a este sector, por lo que es necesario que este movimiento se vincule con otros y logre impulsar lo que denominó “un feminismo ético de la complejidad”.

Créditos: UAM/Dirección de Comunicación Social/uam.mx / Boletín 015/11

No pueden ingnorarse problemas de seguridad y violencia: Narro

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

El rector de la UNAM, José Narro Robles, en visita de trabajo a la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ).
El rector de la UNAM, José Narro Robles, en visita de trabajo a la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ).

20 de junio de 2010
• México tiene la capacidad para atender, resolver y, con dignidad, decir basta a esas situaciones, dijo
• Con el rector de la UACJ, Jorge Mario Quintana, y el gobernador José Reyes Baeza, firmó una carta de intención académica
• El mandatario estatal anunció la donación a la UNAM de una superficie de 134 mil 122 metros cuadrados, donde se construye la Ciudad del Conocimiento

El rector de la Universidad Nacional, José Narro Robles, estableció que no pueden ni deben ignorarse los problemas de seguridad y violencia que vive el país y que afectan profundamente su conciencia.

No podemos venir a Ciudad Juárez, hablar de solidaridad y pretender hacer a un lado esa realidad que perjudica a la nación; está el caso de la muerte de connacionales que no debieron fallecer. México tiene la capacidad para atender, resolver y, con dignidad, decir basta a estas situaciones, puntualizó.

En visita de trabajo, y después de firmar una carta de intención académica con el rector de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ), Jorge Mario Quintana Silveyra, y el gobernador José Reyes Baeza, Narro Robles dijo que el país, con base en la educación, tiene la capacidad para salir adelante, y lo ha hecho en muchas ocasiones.

El tejido nacional está compuesto por hombres y mujeres que tienen un verdadero compromiso; por ello, existen expectativas y enormes posibilidades, y aunque haya muchas cosas por cambiar, se puede lograr, apuntó.

En la primera visita de un rector de la UNAM a la UACJ, expuso: “Cómo venir a ciudad Juárez e ignorar problemas históricos como pobreza y desigualdad, que lastimosamente han acompañado al país a lo largo de siglos, y cuya realidad se ha venido acentuando”.

En la ceremonia, Reyes Baeza, anunció la donación a la Universidad Nacional de una superficie de 134 mil 122 metros cuadrados, en terrenos donde se construye actualmente la Ciudad del Conocimiento, en el sur oriente de esta ciudad, al lado de otras instituciones de educación superior.

La mejor manera de contribuir al desarrollo, recuperación y consolidación de los valores que permitan dar identidad, rumbo, certeza y unidad a nuestro pueblo, es contar con universidades sólidas, con proyectos y programas claros que puedan ser fortalecidos a partir de convenios de esta naturaleza.

Por su parte, Quintana Silveyra agradeció la firma de la carta porque da una lección de solidaridad y humanismo no sólo a Juárez, sino al país entero. La UACJ es la universidad que más ha logrado afirmar el intercambio académico con la Universidad Nacional.

Carta de intención

En la presentación de la carta de intención, Enrique del Val, coordinador de Planeación de esta casa de estudios, comentó que la UACJ es una de las instituciones con las que la UNAM ha sostenido una de las más amplias y antiguas relaciones en el país, que se ha extendido por más de dos décadas en las que se ha impulsado el intercambio de más de mil docentes y estudiantes.

El documento suscrito por ambos rectores en la Biblioteca Central de la UACJ, y por el gobernador Reyes Baeza como testigo de honor, busca establecer vínculos académicos y realizar actividades conjuntas en el área de posgrado.

Permitirá que ambas partes lleven a cabo la instrumentación del doctorado en Ciencias en Gestión del Conocimiento e Innovación, y del posgrado en Tecnología (maestría y doctorado). El primero, en el Instituto de Ciencias Sociales y Administración, y el segundo, en el Instituto de Ingeniería y Tecnología de la UACJ.

De esa forma, se fomentará el intercambio de personal académico para su impartición, y de alumnos para realizar estudios de posgrado. Además, ambas universidades colaborarán en actividades de investigación, información y publicaciones, entre otras acciones.

Educación superior en México

Posteriormente, al ofrecer la conferencia magistral “Perspectivas de la educación superior en México”, el rector de la UNAM dijo no tener duda de que nuestro país está en posibilidad de vencer los retos educativos en materia de calidad, cobertura, pertinencia, y financiamiento. No obstante se requiere hacer un gran esfuerzo.

También, insistió en que si en el pasado se ha buscado realizar rescates de diversa naturaleza, el modesto rescate de la educación superior, es absolutamente compatible con la realidad financiera del país. Sería la mejor posibilidad para empujar el desarrollo económico, social y humano.

“Lo vamos a conseguir porque tenemos la razón, porque no hay argumentos que se puedan oponer, y porque tenemos la fuerza necesaria para seguir insistiendo; si desde nuestras comunidades tomamos el compromiso y actuamos en esa dirección, lo vamos a lograr”, apuntó.

Finalmente, conoció el proyecto y los avances de la Ciudad del Conocimiento, donde se asentarán, además de la UACJ y la UNAM, otras instituciones de educación superior como el Instituto Politécnico Nacional, Colegio de Bachilleres, Universidad Tec Milenio, Colegio de la Frontera Norte, y Tec de Juárez.

Créditos: UNAM. DGCS -364/unam.mx

Lo latino, una categoría cultural

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Axel Ramírez Morales, del Centro de Investigaciones sobre América Latina y el Caribe, señaló que en el amplio mundo latino que tiene lugar en Estados Unidos, las identidades se negocian.
Axel Ramírez Morales, del Centro de Investigaciones sobre América Latina y el Caribe, señaló que en el amplio mundo latino que tiene lugar en Estados Unidos, las identidades se negocian.

9 de junio de 2010

• La identidad se puede actuar; cada persona se acomoda a lo que quiere y busca incrustarse en un espacio social donde ese conjunto de rasgos le funcione, dijo Axel Ramírez, del CIALC de la UNAM

“Entre pochos, pachucos, chicanos, cholos, hispanos y latinos, a todos se nos confunden las etiquetas. Un latino puede ser blanco, negro o indígena, es una categoría cultural”, señaló Axel Ramírez Morales, especialista del Centro de Investigaciones sobre América Latina y el Caribe (CIALC) de la UNAM.

Los latinos, agregó, se mueven en diferentes vectores, como los de raza, color, género, estatus socioeconómico, lenguaje, calidad migratoria y la manera de incorporarse a Estados Unidos.

“Nos encontramos en una época donde las identidades son a la carta. La identidad es un performance que se puede actuar. Uno se acomoda a lo que quiere, pues las identidades se negocian”, dijo.

Además, es un fenómeno complicado, pues cada persona busca incrustarse en un espacio social donde ese conjunto de rasgos le funcione, comentó al participar en la mesa Los inmigrantes latinoamericanos ante la crisis global, de la Primera Semana de la Latinidad, organizada por el CIALC.

“Los nietos de los migrantes mexicanos son más mexicanos que los propios migrantes, son los que nunca han estado en México, pero a través de la relación con sus familiares crean un interés por su patria de origen”.

Inclusive, recordó, el escritor Gabriel García Márquez decía que uno es de donde pasa los primeros años de su vida, “cada uno adopta su identidad”.

El especialista en migración comentó que la crisis global aceleró el éxodo de gente. Irónicamente, ahora son las familias, en México, las que deciden qué miembro se irá “al otro lado”. Se hacen cónclaves y se designa a una persona para que se vaya y, posteriormente, lo sigan los demás.

Un aspecto importante son las remesas. Ahora los mexicanos mandan dinero a sus parientes al país vecino por tres razones: están desempleados, no quieren perder su espacio social y quieren que permanezcan allá.

Pero, aclaró, las remesas también están causando pereza laboral. Los campesinos no quieren trabajar, porque les llega dinero sin hacer ningún esfuerzo. Y aunque su objetivo inicial era impulsar un desarrollo regional, lo que en realidad está provocando es inactividad.

En su momento, el investigador de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ), Samuel Schmidt, comentó que no hay una uniformidad antimigrante en Estados Unidos.

La actitud de la sociedad mexicana frente a la migración se parte en dos: la de allá y la de acá. A los connacionales que radican en nuestro país no les preocupa el tema e incluso lo ignoran; sin embargo, los que viven en la Unión Americana se organizan para que su postura sea tomada en cuenta.

Para concluir, el también académico de la UACJ, Ricardo León García, rememoró que en ciudad Juárez se vive, desde hace poco más de dos años y medio, un ambiente de violencia e intranquilidad. “Ocurre todos los días y el clima de inseguridad es atroz”.

Al comenzar la segunda década del siglo XXI, esa urbe fronteriza ha ido perdiendo a sus habitantes hasta despoblarse, desde 2007, en un 25 por ciento. “En 2005, éramos millón y medio de personas, y ahora sumamos un millón 200 mil”, concluyó.
Créditos: UNAM. DGCS -349/unam.mx