Tag Archives: cfata

Prepara alumno de la UNAM una orquesta virtual para estrenar un concierto comtemporáneo

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

09 de Agosto de 2011

Jorge Armando Barragán Contreras, estudiante de sexto semestre de la licenciatura en Tecnología y titular de este proyecto
Jorge Armando Barragán Contreras, estudiante de sexto semestre de la licenciatura en Tecnología y titular de este proyecto

• En vez de 87 músicos, 16 bocinas ampliarán los sonidos de la obra “Fantome”, de Angelo Sturiale, que serán emitidos desde un programa de cómputo, diseñado en CFATA con técnicas de inteligencia artificial, explicó Jorge Armando Barragán, alumno de la licenciatura en Tecnología
• El estreno mundial será el 11 de agosto en el Centro Académico y Cultural del campus Juriquilla de esta casa de estudios

Creada para que 87 músicos de una orquesta sinfónica la interpreten en una sala de conciertos, la obra Fantome (Fantasma), del compositor italiano contemporáneo Angelo Sturiale, tendrá su estreno mundial en la UNAM con una orquesta virtual, que emitirá los sonidos indicados por la partitura desde un programa de cómputo, diseñado con técnicas de inteligencia artificial en el Centro de Física Aplicada y Tecnología Avanzada (CFATA), de esta casa de estudios.

En vez de los habituales intérpretes humanos con sus instrumentos, una red de 16 bocinas se presentará ante el público, explicó Jorge Armando Barragán Contreras, estudiante de sexto semestre de la licenciatura en Tecnología y titular de este proyecto.

Con sus maestros y asesores del CFATA: Miguel de Icaza Herrera, Ana Leonor Rivera López, Amanda Montejano Cantoral y Víctor Manuel Castaño Meneses, Barragán diseñó el programa, que mezcla música y tecnología, sus dos intereses primordiales.

Un reto importante es respetar un rasgo singular de la obra, que considera espacios para la innovación, elemento que se mantiene en la versión virtual.

“Nuestro sistema combina técnicas de inteligencia artificial que simulan a los instrumentistas en improvisación, utilizamos sonidos de alta calidad acústica –de la Viena Symphonic Library— y programamos en Max MSP, que maneja el audio de manera adecuada”, explicó el universitario, que con este proyecto realiza su tesis de licenciatura, que concluirá tras cursar dos semestres más en el CFATA.

Entre el arte y la ciencia

Cercano a la música desde niño, Barragán toca el piano, estudió composición y cursó el bachillerato musical en el Conservatorio de las Rosas, en Morelia, Michoacán, su estado natal.

Pensó cursar física para complementar su formación, pues descubrió el nexo entre música y ciencia en sus últimos años en el conservatorio, y le interesó. Lo mismo le ocurrió al conocer la licenciatura en Tecnología en la UNAM.

“En el momento que llevé matemáticas en la carrera me percaté de cómo podía aplicarlas directamente a la música, pero también llamaron mi atención la física, la acústica y la electrónica, todas herramientas que me dieron para desarrollar mi proyecto”, señaló.

Contento con su instrucción universitaria, destacó que la estructura multidisciplinaria del plan de estudios le permite conocer también temas de biología, química y programación.

Un “fantasma” que improvisa

En 2004, como alumno en el Conservatorio de las Rosas, conoció al compositor Angelo Sturiale, quien le dio algunas clases tras su llegada a México, proveniente de Catania, Italia.

“Su obra me llamó la atención porque es no lineal. Fantome juega con una especie de ‘improvisación organizada’ y pide que una orquesta improvise motivos, que se derivan o modifican, y dan como resultado una obra siempre nueva que es distinta en cada interpretación”, detalló.

En su partitura, Sturiale creó una estructura que da pauta para que la innovación ocurra en un cierto rango y, con ello, evita una música caótica.

El ‘Fantasma’, que da título a la obra, añadió Barragán, busca atraer la carga cultural, estética y de pensamiento de cada uno de los intérpretes, quienes se convierten en co-autores de la obra. “Me gusta pensar en ésta como compuesta por células con información genética que se pasa entre los intérpretes. Hay estructuras que son como las funciones bien definidas de esas unidades”.

Considerada utópica, Fantome tiene una compleja estructura técnica que los avances han ayudado a desentrañar. “Simular la improvisación es el mayor reto del proyecto, pues implica emplear inteligencia artificial”, abundó.

Del pentagrama a los vectores

Para trasladar la obra musical a la programación computacional, Barragán y sus maestros unieron elementos afines y usaron la Teoría de Conjuntos.

“El compositor me pasó la partitura. En CFATA hicimos un análisis riguroso de la obra. Con Amanda Montejano, matemática, y Víctor Manuel Castaño, físico, estudiamos la anotación musical, que podía simplificarse. Hicimos un estudio de redes, donde un elemento musical se conecta a otro. Creamos una relación con respeto a la lógica del autor, pero trasladándola a lenguaje matemático”, explicó.

Aplicaron técnicas de análisis de redes y convirtieron la partitura a vectores; así simplificaron la información que debía programarse. “En esa información se incluyeron cambios de frecuencia e intensidad de los sonidos, tiempos y todas las instrucciones de la partitura. Tras la conversión a vectores escogimos el lenguaje Max SMP, plataforma para trabajar con audio”.

Al grupo inicial de CFATA se sumaron otros colaboradores del Centro Mexicano para la Música y las Artes Sonoras del Conaculta (con sede en Morelia); el Centro Multimedia del Centro Nacional de las Artes; el Instituto Universitario de las Artes de la Universidad de Colima, y el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey, donde Angelo Sturiale es docente.

El estreno mundial de Fantome, interpretada por la orquesta virtual, será el 11 de agosto en el Centro Académico y Cultural del campus Juriquilla de la UNAM.

El concierto se acompañará con imágenes en video realizadas por artistas visuales de Barcelona interesados en este proyecto. “Se presentarán videos de procesos dinámicos y no lineales, como una gota de agua o la figura que forma la crema al caer dentro de una taza de café. Será una ejemplificación de los procesos dinámicos de la naturaleza”, concluyó Barragán.

Créditos:  unam.mx/boletín/2011_467

RODRIGO GUTIÉRREZ, EL PRIMER EGRESADO DE UNA CARRERA QUE “REINVENTARÁ” EL FUTURO

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Rodrigo Gutiérrez Rivas confía en que los egresados de la carrera de Tecnología harán que México sea cada vez menos dependiente de los desarrollos extranjeros.
Rodrigo Gutiérrez Rivas confía en que los egresados de la carrera de Tecnología harán que México sea cada vez menos dependiente de los desarrollos extranjeros.

10 de mayo de 2011

• El joven de 22 años recién concluyó la licenciatura en Tecnología, impartida por el CFATA de Juriquilla, Querétaro, y la Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán de la UNAM
• Se refieren muchas cosas para explicar qué hacen quienes se inscriben a este plan de estudios, pero la palabra que mejor nos describe es la de inventor, expuso el universitario

“Inventor es quien crea algo, tangible o intangible, nunca antes hecho. Por ello, toda idea o proyecto que me viene a la mente, aspiro a que tenga estas características y, sobre todo, que beneficie a la sociedad”, compartió Rodrigo Gutiérrez Rivas, primer egresado de la licenciatura en Tecnología de la UNAM.

El universitario, que obtuvo su título gracias a su 9.6 de promedio, pronosticó que esta carrera será una verdadera “fábrica de inventores”, algo de especial importancia hoy en día, porque la gente ha comenzado a olvidar lo relevante que es contar con personas capaces de aplicar su ingenio para generar cosas nuevas.

“Probablemente esto se deba a que aquello que demanda la sociedad ya ha sido creado y lo que se oferta son objetos diseñados a partir de algo ya conocido. Sin embargo, el objetivo que nos hemos marcado es muy diferente; nuestra misión es crear elementos útiles y que no se parezcan a nada que se haya visto antes”, explicó Rodrigo.

Para el integrante de la primera generación de esta licenciatura
—impartida en el Centro de Física Aplicada y Tecnología Avanzada (CFATA) de Juriquilla y la FES Cuautitlán— resulta evidente que para la mayoría es difícil concebir que aún se pueda crear algo nuevo, pero la realidad es que resta mucho por hacer en este campo, y la historia da muchos ejemplos de que, al final, la inventiva termina por desmentir a los incrédulos, comentó el joven de 22 años.

Por ejemplo, en 1899, el obispo protestante Milton Wright aseveró: “Pensar que algún día el humano volará es una blasfemia, eso está reservado para pájaros y ángeles. De hecho, el hombre ha inventado ya todo lo que está a su alcance hacer, señal de que el mundo llega a su fin”.

Sin embargo, sólo debieron pasar cuatro años para que los hijos de ese pastor, Orville y Wilbur (mejor conocidos como los hermanos Wright), realizaran el primer viaje en avión del que se tenga memoria.

Y los libros están salpicados de episodios similares y de personas incapaces de plantearse otros escenarios, pero afortunadamente siempre hay individuos capaces de ver a futuro, sea en épocas de los hermanos Wright o en el siglo XXI, expuso el joven, quien añadió que “imaginar que podemos materializar lo imposible es nuestro oficio, y para aterrizar eso y que no quede sólo en la fantasía, debemos echar mano de prácticamente todas las áreas del conocimiento, y eso es sumamente complicado”.

Incluso Thomas Alva Edison, quien a decir de sus biógrafos inventaba algo nuevo cada 15 días, llegó a señalar que quien se dedicara a lo mismo que él, debía invertir, en cada jornada, “un uno por ciento de inspiración y un 99 por ciento de transpiración”.

“¡Y vaya que articular diversas áreas con este afán creativo hace transpirar, porque en ocasiones los distintos saberes parecen tan variados y dispersos que es muy difícil descifrar cómo se engarzan; pero afortunadamente tanto la estructura de esta nueva carrera como su plan de estudios están diseñados para apoyarnos y guiarnos en esta labor”.

Inventar una nueva carrera para inventar el futuro

La licenciatura en Tecnología surgió hace cuatro años, para responder a distintos retos académicos. El plan de estudios, desarrollado por el CFATA y la FES-Cuautitlán, fue aprobado el 3 de diciembre de 2007 y hoy, a cuatro años de distancia, tiene ya a su primer egresado.

“De no haber estudiado esto, no sé qué hubiera hecho. Antes de concluir el bachillerato ignoraba a qué dedicarme, pero tenía la inquietud de estudiar todo. La física y las matemáticas eran mis favoritas, pero la biología, la química y las etimologías también me gustaban. Sin embargo, al salir de Prepa 9, me enteré de esta carrera, que me atrajo inmediatamente. Creo que me convenció por ser multidisciplinaria, ya que prácticamente ves de todo”, recordó Rodrigo.

Dejar el DF para vivir en Querétaro y aventurarse en una materia casi desconocida para familiares y amigos le resultó complicado, “y padecí mucho, pero en retrospectiva todo valió la pena, y lo valdrá a futuro, porque si hoy México es un país que importa tecnología, dentro de poco, los egresados de esta carrera ayudaremos a revertir la tendencia”.

Como el primer egresado de una disciplina nueva, Rodrigo se enfrenta con frecuencia a las mismas preguntas, “¿y esa carrera de Tecnología, qué?, ¿qué eres y qué vas a hacer?”, y el joven siempre ofrece la misma respuesta, “porque por más vueltas que le doy, y después de todos mis intentos por explicar qué fui a hacer a Juriquilla, siempre llego a la misma conclusión, ‘¿qué es lo que soy y qué hago?’, soy inventor y me dedico a producir inventos, no hay nada más que decir”.
Créditos: UNAM-DGCS-277-2011/unam.mx

BUSCAN PREDECIR CRISIS EPILÉPTICAS Y CICLOS SOLARES CON LA RAZÓN ÁUREA

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

La razón áurea, también conocida como proporción divina, está presente en la naturaleza.
La razón áurea, también conocida como proporción divina, está presente en la naturaleza.

17 de abril de 2011

• La proporción matemática que establece una relación entre varios segmentos de líneas rectas es empleada por Ana Leonor Rivera, del CFATA de la UNAM, para nuevas aplicaciones
• Estimaciones de sismos y análisis cardiacos pueden realizarse mediante estudios de periodicidad

Escondida en la estructura de un caracol o un helecho, y respetada en esculturas clásicas griegas, pinturas renacentistas, partituras musicales y hasta edificios modernos, la razón áurea es una proporción matemática utilizada desde la antigüedad para dar armonía y perfección a diversas estructuras.

Presente en los rostros simétricos de un tigre o de un ser humano, este número algebraico, caracterizado por establecer una relación entre varios segmentos de líneas rectas, fue descubierto y empleado por artistas como Leonardo da Vinci, quien la incluyó en sus obras y dio a éstas una estética nutrida de rigor y belleza.

En el Centro de Física Aplicada y Tecnología Avanzada (CFATA) de la UNAM, Ana Leonor Rivera López estudia la razón áurea –también conocida como proporción divina– y la periodicidad para intentar predecir, a partir del análisis de ciclos que se repiten, fenómenos tan diversos como una crisis epiléptica o la ocurrencia de una ráfaga solar que afecta las telecomunicaciones en la Tierra.

Matemáticas para la epilepsia

En su laboratorio, ubicado en el campus Juriquilla, Querétaro, la universitaria se dedica al análisis de señales, con el uso de herramientas de la física y las matemáticas.

“Busco patrones en la naturaleza. Uno de los trabajos que hacemos es el análisis de ondas cerebrales para encontrar problemas de epilepsia o trastornos de aprendizaje, basados en razones áureas”, explicó en entrevista.

La idea de esta investigación es hallar modelos que puedan revelar si se repetirá una crisis epiléptica. A partir de una señal, hacemos el análisis para localizar periodicidades y hacer predicciones del evento y así evitarlo, puntualizó.

Ana Leonor Rivera López, del Centro de Física Aplicada y Tecnología Avanzada de la UNAM, campus Juriquilla, Querétaro
Ana Leonor Rivera López, del Centro de Física Aplicada y Tecnología Avanzada de la UNAM, campus Juriquilla, Querétaro

Ciclos del Sol y los sismos

Rivera López también recurre a la razón áurea para estudiar la repetición en intervalos del ciclo solar, útil para saber si ocurrirá una ráfaga que afecte a las telecomunicaciones en la Tierra, así como para indagar la relación entre la actividad del Sol y el clima en el planeta.

Otra aplicación es el estudio de la periodicidad de eventos pasados, como terremotos. Si se sabe cuántos temblores han ocurrido, se puede hacer una estimación del tiempo en que ocurrirá otro sismo, a fin de prepararse. El uso de la física y matemáticas en eventos cíclicos permite a los científicos reducir la incertidumbre de fenómenos naturales, dijo.

La investigadora explicó que sus estudios de ciencia básica buscan aportar análisis precisos a temas de física, biología y medicina. “El ciclo cardiaco humano sigue una razón áurea, y si no la respeta, se presenta una arritmia”, ejemplificó.

Este abordaje podría ayudar a los médicos a detectar de forma temprana una afección del corazón, un órgano vital que se rige, precisamente, por un ritmo regular que se altera en presencia de una enfermedad, concluyó.

Créditos: UNAM-DGCS-225/2011/unam.mx

El entramado social, indispensable para ser inventor

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

inventor15 de febrero de 2011
• La creatividad de los mexicanos pocas veces se concreta en aplicaciones prácticas, advirtió Víctor Manuel Castaño Meneses, investigador del Centro de Física Aplicada y Tecnología Avanzada de la UNAM

El inventor requiere un entramado social que en México no existe, pues está roto. Por esta razón, la creatividad tan grande que tenemos en el país no se concreta en aplicaciones prácticas, aseguró Víctor Manuel Castaño Meneses, investigador del Centro de Física Aplicada y Tecnología Avanzada (CFATA) de la UNAM.

Innovar no se percibe como un valor; en cambio, acumular riquezas sin trabajar, burlar las leyes y presumir bienes materiales es parte de un falso esquema ético.

“Si usted dice que es inventor, en el mejor de los casos le dirán científico loco, Ciro Peraloca”, expuso.

La situación de los inventores se complica si la infraestructura y el apoyo para concretar proyectos son insuficientes. Nuestro país es el integrante de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) que menos invierte en investigación y desarrollo, con menos del 0.5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB). En contraste, Israel dedica casi el cinco por ciento, expuso.

El valor de innovar

“Necesitamos un cambio cultural. Por más que se hagan oficinas, se ofrezcan programas, si la gente no está convencida de que innovar es valioso, no lo tomará como tal”, advirtió Castaño Meneses.

Al respecto, recomendó comenzar desde la formación básica para inculcar la importancia de generar ideas en beneficio de los demás. México, estableció, se transformaría en un país innovador en una o dos generaciones. Es necesario transmitir el valor de innovar a niños y jóvenes, en lugar del modelo que ubica la felicidad en la acumulación de dinero y bienes materiales.

Las aportaciones de Larry Page y Sergey Brin, creadores del motor de búsqueda Google, y Mark Zuckerberg, inventor de la red social Facebook, demuestran que, por primera vez en la historia, el mundo se puede dividir entre “los que innovan y los que no lo hacen”, resaltó.

El Día del Inventor Mexicano

La conmemoración, cada 17 de febrero, se instauró desde 1993, en memoria del natalicio de Guillermo González Camarena, creador del sistema para transmitir televisión a color. El invento, patentado en EU el 15 de septiembre de 1942, se utilizó en la misión del Voyager I, en 1979, para fotografiar el planeta Júpiter.

En esta fecha, estableció el investigador del CFATA, se trata de celebrar la capacidad innovadora, no necesariamente la creatividad, “hay mucha gente muy creativa que no innova en lo más mínimo”.

John Kao, experto estadounidense en innovación, describe esta facultad en The Innovation Manifesto como “la capacidad de los individuos, las empresas y países de construir continuamente su futuro deseado”. Al respecto, Castaño Meneses tiene su frase: “La innovación es 99 por ciento aplicación y uno por ciento creatividad.”

Los mexicanos, aseveró, somos muy creativos, pero poco innovadores. No somos capaces de transformar nuestra creatividad en aplicaciones concretas que generen bien común.

Por ejemplo, Corea del Sur duplicó sus innovaciones registradas internacionalmente en la última década, alcanzó las ocho mil 800 en 2010. En contraste, Brasil registró 103, México 60, Argentina 45 y Chile 21, según cifras de la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos.

La ciencia y los mexicanos

La Encuesta sobre la percepción pública de la ciencia y la tecnología en México 2009, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, (Conacyt), refiere que 52 por ciento de los mexicanos consultados opinó que los científicos son “peligrosos” por sus conocimientos.

“Tal vez a lo que se referían los participantes es al concepto abstracto, ajeno a la realidad nacional, del “científico loco”, dedicado a crear armas letales. No somos peligrosos, porque para el público ni siquiera existimos”, advirtió el universitario.

“A los mexicanos nos interesa la ciencia, lo que falta es saber comunicarla”, dijo, y recordó una plática de divulgación científica que dio en el Túnel de la Ciencia, ubicado en la estación del metro La Raza, a la cual “nadie se acercaba, todos los pasajeros rodeaban a un merolico que vendía remedios contra todo tipo de enfermedades”.

Al observar eso, decidió emular al vendedor ambulante y después de un rato, las sillas del lugar no alcanzaron para los interesados en escuchar al científico. “Lo que más orgullo me dio es que el merolico, al ver que le quité toda la gente, se integró a mi público”.

A Castaño Meneses el panorama nacional no lo arredra. “Probablemente, si esto fuera fácil, ya me hubiera dedicado a otra cosa. El que sea un reto me resulta atractivo. Es una actitud de vida”.
Como ejemplos, citó el trabajo universitario del primer prototipo de televisión en tercera dimensión, un biochip para diagnosticar tuberculosis, pintura antigrafiti, material aglomerado que resiste el fuego, el agua y la entrada de virus y bacterias, entre otras innovaciones y patentes, fruto de casi 30 años de trabajo.

Hay otro camino para ser feliz; acumular bienes materiales no garantiza la realización personal, “ser inventor es usar la inteligencia en búsqueda de la felicidad”, concluyó.
Créditos: UNAM-DGCS-094-2011/unam.mx

Toman posesión los nuevos directores de los Centros de Geociencias y Física Aplicada

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Gerardo Carrasco Núñez, nuevo director del Centro de Geociencias (CGeo) de la UNAM.
Gerardo Carrasco Núñez, nuevo director del Centro de Geociencias (CGeo) de la UNAM.

9 de mayo de 2010
• Se trata de Gerardo Carrasco Núñez y Ramiro Pérez Campos, quienes estarán en el cargo durante el periodo 2010-2014

El rector de la UNAM, José Narro Robles, designó a Gerardo Carrasco Núñez y a Ramiro Pérez Campos como nuevos directores de los centros de Geociencias (CGeo) y de Física Aplicada y Tecnología Avanzada (CFATA), respectivamente, para el periodo 2010-2014.

Al darles posesión del cargo, en ceremonias por separado, el coordinador de la Investigación Científica, Carlos Arámburo de la Hoz, expresó el apoyo de la coordinación a su cargo y de la administración central, para realizar los proyectos que impulsen y fortalezcan a esas entidades.

En el CGeo, dijo, se desarrolla un enfoque moderno e integral de las ciencias de la Tierra, a través de la investigación de excelencia, la formación de recursos humanos de alto nivel y la vinculación con otros sectores para contribuir a un mejor conocimiento del territorio nacional, el aprovechamiento de sus recursos naturales y al cuidado y protección del ambiente.

En los últimos ocho años, dijo, se ha consolidado como el polo más importante en investigación y formación de recursos humanos en el área, fuera de la zona metropolitana de la Ciudad de México. “Una de sus grandes fortalezas la constituye la diversidad temática, conceptual, metodológica e instrumental que posee”, consideró.

Al referirse al CFATA, Arámburo de la Hoz indicó que para lograr que el Centro continúe su desarrollo ascendente en todas las áreas, se deberán reforzar los laboratorios existentes y los proyectos que involucren acciones compartidas.

Se deberán realizar esfuerzos, agregó, por obtener mayores recursos extraordinarios, mediante contratos de investigación o servicios con la iniciativa privada y el sector público, así como impulsar y afianzar la licenciatura en Tecnología, única en el país, y convertirla en semillero de jóvenes con marcada tendencia a la innovación.

Ramiro Pérez Campos, nuevo director del Centro de Física Aplicada y Tecnología Avanzada (CFATA).
Ramiro Pérez Campos, nuevo director del Centro de Física Aplicada y Tecnología Avanzada (CFATA).

Al tomar posesión, Gerardo Carrasco Núñez destacó la importancia de lograr que las geociencias tengan un mayor impacto en la sociedad. Expuso que son muchas las acciones y retos por delante, como afianzar los nexos con todos los niveles y sectores (educativo, gubernamental y social), incidiendo en la solución de problemas nacionales.

Por su parte, Ramiro Pérez Campos expuso que dará su mayor esfuerzo para hacer que el CFATA continúe su desarrollo ascendente en las áreas de investigación, formación de recursos humanos, docencia y obtención de recursos para la promoción y desarrollo de las actividades científicas.

Créditos: UNAM. DGCS -281/unam.mx