Tag Archives: centro de geociencias

La erupción del Kilauea, atípica porque emerge de las laderas-UNAM

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

30 de mayo de 2018

Generalmente, cuando se piensa en una erupción volcánica se visualiza lava cayendo desde la cima, pero en el Kilauea no ocurre así: el material magmático emerge de diversas fisuras que están en las laderas, especialmente en el flanco este, y a veces en zonas bajas cercanas al suelo. “Se han detectado 23 fisuras que arrojan lava”, comentó Jesús Aguirre Díaz, investigador del Centro de Geociencias (CGeo) de la UNAM. Continue reading La erupción del Kilauea, atípica porque emerge de las laderas-UNAM

Explatación de hidrocarburos no convencionales provoca daño ambiental y sismos-UNAM

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

30 de junio de 2017

“Hoy, hemos gastado el 86 por ciento del petróleo que tenemos en México”. Nuestro país tocó su pico de producción en 2004, y ahora se cumplen 13 años de una producción en caída. Lo mismo ocurre con el gas, con el cual se produce más de 50 por ciento de nuestra electricidad, afirmó Luca Ferrari, investigador y exdirector del Centro de Geociencias de la UNAM en Juriquilla, Querétaro. Continue reading Explatación de hidrocarburos no convencionales provoca daño ambiental y sismos-UNAM

Detectan alta concentración de mercurio en la Sierra Gorda de Querétaro-UNAM

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

14 de junio de 2016

La zona mineralizada de mercurio (Hg) de la Sierra Gorda de Querétaro, que abarca unos 400 km2, presenta altas concentraciones de este elemento al menos en la mitad de su superficie, revelan estudios de Gilberto Hernández-Silva, investigador del Centro de Geociencias (CGeo), campus Juriquilla de la UNAM, lo cual pone en riesgo la salud de los habitantes del lugar y además perturba suelos, cultivos y ambiente. Continue reading Detectan alta concentración de mercurio en la Sierra Gorda de Querétaro-UNAM

Alertan investigadores de la UNAM, alta radioactividad en pozo de agua de la Cantera, Guanajuato

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

11 de abril de 2016

Investigadores del Centro de Geociencias (CGeo) de la UNAM alertaron que el agua del pozo que suministra a las comunidades La Cantera, La Huerta y el Fraccionamiento la Cantera, del municipio de San José Iturbide, Guanajuato, contiene niveles elevados de radiación alfa, lo que se relacionaría con la muerte por leucemia linfoblástica de niñas menores de 12 años. Continue reading Alertan investigadores de la UNAM, alta radioactividad en pozo de agua de la Cantera, Guanajuato

Horus, una supercomputadora única creada por especialistas del centro de geociencias

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

30 de junio 2011

Sin título-1• Conformada por 228 procesadores en línea, fue diseñada para estudiar procesos geodinámicos a través de modelado numérico

• Se complementa con el Centro de Visualización en 3D-GeoMatrix, también del Laboratorio de Geodinámica Computacional, del CGeo de la UNAM

Es como un cuerpo; está formada por varias partes, pero funciona como una sola. Así es la supercomputadora HORUS, única en su tipo y creada por especialistas del Centro de Geociencias (CGeo), campus Juriquilla, de la UNAM.

El conjunto de servidores de alto rendimiento está conectado por una red de alta velocidad, que la hace trabajar como uno solo, indicó el especialista Vlad Manea. “Desde un principio hemos perfeccionado esta máquina, progresivamente, y no hemos parado de hacerlo”.

Con apoyo de diversos proyectos de la UNAM y del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, se creó el Laboratorio de Geodinámica Computacional (LGC), además de que se le acondicionó un cuarto.

“HORUS posee 228 procesadores en línea, que pretendemos incrementar en más de 300, y la memoria RAM a más de 700 GB. El recinto donde se ubica tiene un enfriado especial (de 19° a 20° centígrados y 50±10% de humedad), pues siempre está prendida”.

La máquina se aboca a estudiar procesos geodinámicos a través de modelado numérico, que en este caso es efectuado a partir de la división de la zona de estudio en volúmenes de menor tamaño, a semejanza de un cubo Rubik.

Es como si una caja estuviera llena de cubos pequeños y en cada uno se tuviera la propiedad de estudiar elementos y situaciones distintas, como la temperatura, viscosidad o composición de un elemento. La información que corresponde a un cierto número de volúmenes es trabajada por un procesador. Entre más se usan, más rápido se puede realizar la modelación numérica.

“Debemos imaginar que la caja está compuesta por millones de estos cubos, y que en cada uno hay una solución matemática. Trabaja de un modo particular, pues en vez de resolver la caja completa, lo hace por partes, al mismo tiempo, para agilizar tiempos y procesos”, explicó.

“Utilizamos física-matemática, mezcla entre ambas materias, y la programación. Con ello, estudiamos los procesos que ocurren a profundidades poco accesibles para los humanos”.

Para concluir, Vlad Manea anunció que en los próximos meses se aumentará el poder de cálculo de HORUS en 40 por ciento, pues se incrementarán los procesadores con un nuevo proyecto.

Buscan develar secretos del vulcanismo y sismicidad

Por su parte, Marina Manea, también especialista del CGeo, detalló que se realiza modelado numérico de los procesos de subducción para saber qué pasa con el vulcanismo y cómo se produce. “Queremos averiguar de dónde proviene el magma y cuál es la causa de la sismicidad profunda en México”.

Analizamos procesos que ocurren a 80 ó 100 kilómetros bajo tierra y trabajamos con este tipo de simulación; ésta es un área nueva, pues antes no se contaba con la tecnología actual.

“El ordenador se complementa con el Centro de Visualización en 3D-GeoMatrix (también del LGC), en éste investigamos en tercera dimensión los modelos creados en la supercomputadora”.

El centro cuenta con una televisión con capacidad 3D. Los modelos creados por HORUS pasan por un programa especial para ser visualizados en la pantalla, con la ayuda de anteojos especiales con cristales líquidos.

Antes, dijo, se realizaba en dos dimensiones, eso era limitado. Para tener una visión más amplia y mayor entendimiento de los procesos geodinámicos complejos, la tercera dimensión es lo ideal.

A su vez, también trabajamos con modelos 4D, es decir, tres dimensiones, más el tiempo. Podemos ver la evolución de los modelos en función de este último factor.

La especialista informó que cuentan con una página en línea (http://www.geociencias.unam.mx/geodinamica/geoservices/geoservices.php) en la que se puede encontrar información con relación a lo que se trabaja en el momento, además de programas que corren en línea.

Créditos: UNAM-DGCS-379-2011/unam.mx