22 de febrero de 2011

El reloj marcó las doce del día, todo era serenidad en las instalaciones de la Facultad de Ingeniería de la BUAP, los alumnos charlaban, otros se dirigían a sus clases, unos más compraban alimentos en la cafetería, cuando de pronto sonó la alarma contra incendios, que simuló tal inconveniente.

De inmediato las brigadas de Seguridad y Evacuación conformadas por alumnos, académicos y personal administrativo de esta Unidad Académica, comenzaron a evacuar a los estudiantes hacia los puntos de reunión ubicados en el estacionamiento y frente a la dirección de la Facultad, para después cerrar el acceso a las instalaciones.

En un lapso de 10 minutos, toda la comunidad estudiantil estaba ubicada en los puntos de reunión, esperando indicaciones y cooperando con los brigadistas. Los que se encontraban en el estacionamiento, se colocaron en círculos, simulando estar en un temblor.

La brigada de Combate contra Incendios se dio a la tarea de identificar las posibles amenazas en los edificios, con ayuda de extintores corrieron a apagar el origen de la alarma. En uno de los inmuebles se encontraron heridos, entre ellos, uno con lesiones de tobillo, otro con quemaduras y uno más con paro respiratorio, quienes fueron atendidos a la brevedad por la brigada de Primeros Auxilios.

El equipo dio atención adecuada a los pacientes, los colocaron en camillas para trasladarlos a una zona segura, dieron Reanimación Cardiopulmonar, colocaron tablillas, tomaron signos vitales y preguntaron datos que pudieran ser de utilidad, demostrando así estar capacitados para tales emergencias.

Una brigada más fue la de Comunicación, que realizó las llamadas pertinentes al centro de bomberos y a la Cruz Roja para solicitar ayuda para la atención en las contingencias y coordinó las solicitudes de cada uno de los grupos participantes.

Después del simulacro, el personal de las diferentes brigadas de la Facultad de Ingeniería se reunió en el auditorio del edificio de Posgrado para realizar observaciones y recomendaciones acerca del simulacro que estuvo a cargo de la Dirección de Protección Universitaria de la Institución.

El director de la Facultad de Ingeniería, Ignacio Morales Hernández, indicó que es importante que los integrantes de las brigadas conozcan sus funciones y sepan qué hacer ante una emergencia; “ya que su trabajo se basa en salvar vidas humanas”.

Felicitó a los integrantes de éstas y recordó que realizar simulacros es parte fundamental en la formación de la comunidad universitaria, porque “una Facultad preparada, es una Facultad segura”.

Créditos: BUAP/Comunicación Institucional/buap.mx
none