Tag Archives: aborto

Abortos clandestinos, principal riesgo para la salud de las mujeres: Raffaela Schiavon

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

24 de mayo de 2011

*La prohibición legal las obliga a ponerse en peligro, afirma

*Los opositores malinterpretan investigaciones médicas

La prohibición legislativa del aborto, impulsada por sectores conservadores o de derecha extrema, representa el principal riesgo para la salud de las mujeres que deciden practicárselo voluntariamente, por obligarlas a recurrir a servicios clandestinos para efectuar este procedimiento, sostuvo la doctora Raffaela Schiavon Ermani durante la conferencia Aborto: debate abierto, aspectos médicos y de salud, en el contexto de la Feria Universitaria de la Salud, realizada en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

La especialista afirmó que los argumentos enarbolados por dichos sectores están basados en investigaciones médicas mal interpretadas y que no existe evidencia formal que sustente la relación causa y efecto del aborto con la infertilidad en años posteriores, el cáncer de mama o riesgos a la salud mental.

La doctora Schiavon Ermani tomó como ejemplo las pruebas presentadas por quienes intentaban evitar la despenalización en el Distrito Federal en 2007. Una es la investigación conocida como STAKES Study, del doctor finlandés Mika Gissler, donde presuntamente se establecía la correspondencia entre el aborto y el riesgo de muerte violenta por trastornos mentales.

Al ser consultado durante el proceso legal, el doctor Gissler aseguró que los datos presentados ante las autoridades fueron objeto de una errónea interpretación por parte de quien los esgrime.

Lo mismo sostuvo el doctor David M. Fergusson, de Nueva Zelanda, cuyas investigaciones fueron citadas en los argumentos del ala conservadora para fundamentar la deficiente vida emocional de las mujeres a las cuales se les ha practicado un aborto.

El investigador afirmó que los estudios longitudinales conducidos por él demuestran que el aborto voluntario en jóvenes y adolescentes resulta en mayores niveles educativos y mejores condiciones psicosociales que en adolescentes que optaron por continuar sus embarazos.

Schiavon Ermani agregó que las complicaciones inmediatas asociadas al aborto, como las hemorragias, las infecciones y las lesiones instrumentales, se presentan mayormente cuando las mujeres no cuentan con servicios clínicos adecuados, los cuales deberían estar garantizados constitucionalmente.

La investigadora recalcó que el aborto legal es el evento reproductivo menos riesgoso para la mujer: se corre el riesgo de una muerte por cada 200 procedimientos, mientras la tasa de mortalidad materna por parto es 10 veces mayor.

Créditos: UAM/Dirección de Comunicación Social/uam.mx /Boletín 183/11

EN RIESGO LA VIDA DE LAS MUJERES, POR EL DISCURSO SOCIAL SOBRE EL ABORTO

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

· El papel femenino en la reproducción retrasa la movilización y el apoyo de redes, sostuvo la investigadora del CRIM, Joaquina Erviti Erice

· El discurso hegemónico las responsabiliza de los cuidados y del resultado del embarazo, añadió

· Estudios señalan que los juicios morales emitidos en los servicios de salud establecen diferencias e influyen en el tratamiento

El discurso social sobre el aborto y el papel de la mujer en la reproducción no sólo condiciona la interrupción del embarazo, sino también pone en riesgo su salud y su vida por el retraso en la atención, afirmó la integrante del Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias (CRIM) de la UNAM, Joaquina Erviti Erice.

Lo anterior es influenciado por las presiones morales que, a su vez, limitan la movilización y recepción de apoyo por parte de redes de ayuda, añadió.

Al hablar de los resultados de su investigación Significados de la reproducción y el aborto en hombres, precisó: “Las expectativas sociales en torno a las circunstancias en las que debe ocurrir la maternidad responsabilizan a las mujeres de los cuidados y del resultado del embarazo, y si ocurre un aborto, puede ser sospechosa de no haber tenido cuidados adecuados”.

En este estudio, se encontró que las evaluaciones y juicios morales que hacen los profesionales de las mujeres que acuden a atenderse un aborto en los servicios de salud, establecen diferencias -por edad, estatus social, género y etnia- e influyen en el tratamiento y la disposición para atender el caso, refirió la socióloga.

Entonces, apuntó, podría decirse que la reproducción humana es un área clave donde se manifiestan las relaciones desiguales entre géneros y donde se expresan, con nitidez, determinadas formas de dominación, recalcó.

Los discursos médicos, sociales y políticos dejan en manos de ellas la carga de los embarazos no deseados o no planeados, y de tener hijos aún cuando sus condiciones económicas, sociales, familiares y personales no lo permiten. Las madres pobres con mucha descendencia son calificadas de irresponsables, citó.

La autora del artículo Aborto y apoyo social en México. Un estudio con mujeres atendidas en hospitales públicos y privados de Morelos, indicó que el papel de los varones en la fecundación y en un proceso de aborto, está fijado por elementos como la identidad genérica y la pertenencia a un grupo social y cultural.

Esos contenidos dan sentido a sus acciones, moldean su construcción como sujetos sociales y sexuales y tienen consecuencias para su salud y su vida, así como también para sus vínculos interpersonales y sus experiencias reproductivas.

Si bien es cierto que existe cierta responsabilidad de los hombres en las relaciones sexuales, esta situación se presenta en forma desigual, según la pertenencia a grupos sociales y culturales.

Basada en su investigación, la académica universitaria detalló que los varones situados en posiciones clave en instituciones de control social, juegan un papel central en la reproducción de nociones específicas acerca de la sexualidad, la paternidad y la maternidad, que luego son proyectadas como universalmente válidas hacia otros grupos.

Esto facilita el ocultamiento de los desequilibrios y estructuras de poder al interior de la pareja, la familia, la clase social y las instituciones, entre otras, puntualizó.

Entonces, es necesario cuestionar las responsabilidades, las elecciones y las decisiones reproductivas, y reconocer las implicaciones políticas y prácticas de ellas. Asimismo, resaltar que la división social y genérica de las obligaciones masculinas y femeninas, particularmente las referidas a la prevención de embarazos no deseados, reflejan las dinámicas de género que prevalecen, concluyó.

Créditos de la nota: Dirección General de Comunicación Social de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Ir a: Sabersinfin.com

Ir a: Radio por Internet

Ir a: El Blog de Sabersinfin.com

Ir a: Sabersinfin.com en la Uni