Tag Archives: agricultura

Con genética buscan mejorar producción de papa en Antioquia

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Un nuevo clon podría mitigar las afectaciones económicas en el mercado de la papa.
Un nuevo clon podría mitigar las afectaciones económicas en el mercado de la papa.

25 de enero de 2012

Con nuevos materiales genéticos que buscan mejorar la calidad y resistencia de la papa, se intentará renovar el mercado de este producto en Antioquia.

Investigadores de la Universidad Nacional de las Sedes Bogotá y Medellín trabajan en la evaluación de clones promisorios para la siembra en el departamento, rezagado en avances tecnológicos para el desarrollo de variedades de este tubérculo.

La papa que se consume en Antioquia es conocida como capira, pero últimamente las cosechas de esta variedad han presentado dificultades por su vulnerabilidad ante enfermedades, tanto del tubérculo como del suelo, por lo que los costos de producción se han incrementado y los papicultores resultan con balance negativo después de las ventas.

Carlos Eduardo Ñústez, director del Programa de Mejoramiento Genético   de Papa de la Sede Bogotá, advirtió cómo “Antioquia no ha adoptado ninguna de las variedades que se han liberado y que son exitosas en el resto del país. Esto ha generado problemas desde el punto de vista económico, porque hay una desventaja tecnológica dado que las variedades que hay son muy antiguas y, por ende, tienen dificultades fitosanitarias que se traducen en pérdida de competitividad”.

En el oriente antioqueño se cultiva la papa capira, pero según el comerciante Elkin Álvarez, “esta tiene muy bajo rendimiento. Esperamos que esta nueva variedad que se presentará abra un nuevo horizonte para los cultivadores”.

En el Centro Agropecuario Paysandú de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la UN en Medellín, se realizaron pruebas y resultó que los nuevos clones rinden mucho más y tienen muy buena tolerancia a la principal enfermedad, que se conoce con el nombre de “gota”.

Según Enrique Tediño Galeano, gerente de Fedepapa, “hay tres o cuatro materiales muy promisorios; en las pruebas que se han realizado, los resultados han sido buenos y han superado el 20%, quizás el 30% de su rendimiento”.

El desarrollo de variedades es un proceso lento. El plazo más corto ha sido de siete años con la variedad Betina. Ñústez explica que se hace una “selección de parentales, cruzamientos, obtención de familias, siembras iniciales, recolecciones, evaluación de semillas, ambientes, enfermedades y características agronómicas, entre otras”, y de ahí, se sacan conclusiones sobre la efectividad de las nuevas variedades.

Dice Ñústez que “en Antioquia se han dado cuenta del problema. Ya tenemos unas opciones, en particular un clon que puede empezar a aliviar en algo esa situación crítica de competitividad”.

Créditos: agenciadenoticias.unal.edu.co

Técnica mejorada para clasificar granos de polen

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Mediante un montaje de microscopía holográfica digital se reconstruirán los mapas en 3D de granos de polen y se avanzará en la optimización de su clasificación.
Mediante un montaje de microscopía holográfica digital se reconstruirán los mapas en 3D de granos de polen y se avanzará en la optimización de su clasificación.

29 de diciembre de 2011
Mediante un montaje de microscopía holográfica digital se reconstruirán los mapas en 3D de granos de polen y se avanzará en la optimización de su clasificación.

En colaboración con el grupo de Palinología del Instituto de Ciencias Naturales de la UN de Colombia, Freddy Monroy, profesor del Departamento de Física y director del Laboratorio de Óptica Aplicada, desarrolla un proyecto financiado por Colciencias en el que se reconstruirán los mapas en 3D del índice interno de refracción de los granos de polen.

De acuerdo con el docente, “el Grupo de Palinología ya tiene una forma de clasificar los granos, desarrollada a partir de la experiencia y el trabajo realizado, contrastándolos manualmente, pero sin tener ninguna técnica que les permita cuantificar y dar características únicas de algunos tipos de granos de polen”.

El aporte del proyecto es “proporcionarle a este grupo una técnica interferométrica que le permita reconstruir los mapas en 3D, de tal forma que, de manera unívoca, pueda distinguirse a qué tipo de grano de polen nos estamos refiriendo”, planteó Monroy.

Cuando se realiza esta reconstrucción se logra una visión externa e interna de la composición del grano de polen. Según Monroy, “con otras técnicas microscópicas se pueden lograr visualizaciones pero no se puede cuantificar. Lo que hacemos es reconstruir numéricamente los mapas de fase, dado que mediante un computador se recopila toda la información numérica y asimismo se desarrolla una imagen tridimensional del objeto analizado”.

El trabajo posterior, se plantearía para cambiar los granos de polen por tejidos y células, “a esto, los científicos suizos le llaman holografía celular, la idea es que a través de la comparación de mapas reconstruidos mediante esta técnica, se identifique y se puedan diagnosticar enfermedades y malformaciones celulares”, concluyó el docente.

Este trabajo se desarrolla con la colaboración del Grupo de Óptica Aplicada de la UN en Medellín y con el Grupo de Palinología del Instituto de Ciencias Naturales.

La microscopía holográfica digital es una técnica utilizada para reconstruir mapas en 3D de índices de refracción de objetos semitransparentes microscópicos.

Colciencias financia este proyecto con 200 millones de pesos para dos líneas de trabajo; una experimental, que se adelantará con la compra de equipos para el montaje y, una segunda, relacionada con el desarrollo numérico y el análisis cuantitativo de la información recopilada con el montaje.

Créditos: agenciadenoticias.unal.edu.co

Ola invernal debe impulsar desarrollo tecnológico en el campo

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

La innovación y desarrollo tecnológico en el campo son necesarias para evitar y contrarrestar los efectos nocivos de las lluvias sobre la agricultura.
La innovación y desarrollo tecnológico en el campo son necesarias para evitar y contrarrestar los efectos nocivos de las lluvias sobre la agricultura.

28 de septiembre de 2011

Agencia de Noticias UN- La innovación y desarrollo tecnológico en el campo son necesarias para evitar y contrarrestar los efectos nocivos de las lluvias sobre la agricultura.

Esta fue una de las consideraciones de algunos de los distintos sectores gubernamentales, privados, mixtos y académicos que participaron en el foro ‘La innovación y el desarrollo tecnológico en la política de seguridad alimentaria y nutricional: Efecto cambio climático’, en la Universidad Nacional de Colombia.

Diego Aristizábal, director de Corpoica, destaca la necesidad de la inversión en investigación científica y tecnológica como estrategia de crecimiento económico del campo. En este sentido, asegura que la corporación busca desarrollar técnicas para enfrentar episodios como las heladas del año 2007, en las que fueron afectadas cerca de 160 mil hectáreas de cultivos.

“No contábamos con elementos para contrastar el efecto de las heladas, más que regar en la madrugada los cultivos o hacer quema de llantas en medio de estos. Fue entonces cuando entendimos que la tecnología disponible en el país no era suficiente”, comentó el directivo.

Explica que la corporación trabaja en la promoción de la vacunación del ganado, indicadores de calidad de suelos, sistemas agroforestales, soluciones tecnológicas para recuperar la capacidad de las pasturas para reducir las emisiones de gases invernadero entre otras investigaciones y reitera la urgencia de que Colombia se interese en este frente de desarrollo para la agricultura y la seguridad alimentaria.

En este sentido, Gonzalo Andrade, asesor de la Vicerrectoría de Investigación de la UN, señala que la Institución cuenta con más de 2000 profesores trabajando en temas relacionados con seguridad alimentaria, adscritos a varios grupos de investigación que trabajan en agendas de conocimiento para sectores que necesiten desarrollos tecnológicos. “Actualmente nos ocupamos de áreas como ambiente y biodiversidad, biotecnología, materiales, energía y hábitat”, indica.

Renglón seguido, subraya el interés de la UN  por apoyar los requerimientos de investigación del Gobierno y trabajar de acuerdo con las necesidades reales de la sociedad.

Créditos: agenciadenoticias.unal.edu.co

Cambio climático afecta la agricultura

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

2 de mayo de 2010

El cambio climático ha modificado los sistemas productivos, por lo que ahora se requieren nuevas herramientas para un manejo adecuado de la producción y de los ecosistemas.

Para cumplir con esta finalidad, el Departamento de Investigación en Ciencias Agrícolas (DICA) del ICUAP, impartirá el “Diplomado en agricultura sustentable y medio ambiente en condiciones de cambio climático” a técnicos y productores líderes de diversas dependencias gubernamentales como SEMARNAT, SAGARPA y la Secretaría de Desarrollo Rural.

Actualmente existe una preocupación por este tema, “aunque no se conoce en toda su magnitud, impacta al sector agrícola por las variaciones de temperatura, lo que ocasiona pérdidas”, dijo el maestro Rogelio Vázquez Ramírez, Secretario Administrativo del DICA.

Mencionó que la importancia de la agricultura radica en conservar las áreas verdes, para que la población no sea absorbida por las grandes urbes, “además es base de la alimentación del ser humano y debe continuarse, hay que voltear a la historia, pues México se ha impulsado gracias a los recursos extraídos de éste sector económico”.

El diplomado permite ofrecer actualización profesional en el ámbito ambiental y de agricultura, para la solución de diversos problemas. Sus objetivos son promover la política de desarrollo rural y comunitario, utilizar herramientas para un desarrollo sostenible de los recursos naturales para así mejorar el nivel de vida, conservar y proteger los ecosistemas.

Se divide en cinco módulos: conservación y restauración de suelos, agricultura y cambio climático, ecotecnias para el manejo sostenible de los recursos naturales, sistemas agroforestales y por último administración sostenible de cuencas.

El curso que inicia el próximo 14 de mayo, tendrá una duración total de 120 horas, de las cuales 64 son teóricas y 56 prácticas, donde se espera que asistan aproximadamente 50 personas.

Créditos: BUAP/Comunicación Institucional/buap.mx

La diversificación productiva, una opción para acabar con la pobreza del campo mexicano

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

La gente no recibe ingresos importantes por la agricultura, además, esa actividad ha provocado daños al medio ambiente, lo que propicia mayor pobreza, dijo Sophie Ávila Foucat, del IIEc.
La gente no recibe ingresos importantes por la agricultura, además, esa actividad ha provocado daños al medio ambiente, lo que propicia mayor pobreza, dijo Sophie Ávila Foucat, del IIEc.

• Se estima que 70 por ciento de los 25 millones de campesinos vive en la marginación

• Sophie Ávila Foucat, del IIEc, dijo que el aprovechamiento de vida silvestre como el ecoturismo, la cacería, el pago por servicios ambientales y la agricultura orgánica, son algunas opciones para este segmento

• En las zonas rurales se concentra 25 por ciento de los más de 100 millones de mexicanos, pero el campo sólo aporta el 5.2 por ciento del PIB nacional

En México, se estima que alrededor del 70 por ciento de los 25 millones de campesinos vive en situación de pobreza, por lo que la diversificación productiva es una opción viable para disminuirla, aseguró Sophie Ávila Foucat, del Instituto de Investigaciones Económicas (IIEc) de la UNAM.

La diversificación productiva contempla, de manera general, todas las tareas no agropecuarias del sector; destacan, por su importancia como actividades sustentables, el aprovechamiento de la vida silvestre, como el ecoturismo, la cacería, el pago por servicios ambientales y la agricultura orgánica, detalló.

Según la CEPAL, comentó, la diversificación de actividades contribuye a una mayor percepción en los hogares, y las entradas salariales no agropecuarias son la principal forma de vida para la población rural mexicana, pues representan más de 40 por ciento del ingreso rural total.

Sin embargo, se ha demostrado – también en la literatura – que eso no significa que beneficie a los de menores recursos, porque para alcanzar diversificación se requiere de cierto capital.

Se calcula que en las zonas rurales de México se concentra alrededor del 25 por ciento de los más de 100 millones de habitantes del país; sin embargo, el campo sólo aporta el 5.2 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), por lo que la diversificación productiva tiene mucho potencial.

Ávila Foucat destacó que no sólo las políticas del sector agropecuario, sino las de carácter público, deberían tener una confluencia y apoyar esta diversificación para disminuir el deterioro ambiental y la deforestación.

Actualmente, recalcó, hay más de 40 subsidios de diferentes dependencias federales para apoyar proyectos productivos, con criterios completamente diferentes; si existiera una coordinación interinstitucional, el impacto sería mayor.

La académica de la UNAM, reveló que no sólo este sector está en crisis desde la década de los 90 por la situación agropecuaria, también las prácticas productivas han generado un impacto ambiental importante, como la deforestación y contaminación.

De acuerdo con la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), las principales causas del deterioro ambiental son la sobreexplotación, el cambio de uso del suelo, el cambio climático, las especies invasoras, y la contaminación.

Dos de los principales problemas ambientales en el mundo son el cambio de uso de suelo y la contaminación, debido a la agricultura, porque se hace de manera ineficiente; esta actividad representa el mayor consumidor de agua en México, pues gasta el 70 por ciento del total, sobre todo para riego, y no es eficiente debido a las fugas y la falta de tecnología adecuada.

En el caso de la contaminación, abundó, los fertilizantes empleados terminan en los cuerpos de agua como ríos, lagunas, lagos o lagunas costeras.

Sophie Ávila advirtió que la población más pobre no recibe ingresos importantes por la agricultura, además, esa actividad ha provocado daños al medio ambiente, lo que propicia una mayor pobreza.

Por ello, es importante modificar la forma de aprovechar los recursos naturales y orientarse a una diversificación productiva, tomando en cuenta los límites del capital natural, y que además ayude a combatir la condición de las comunidades.

Esta diversificación, apuntó, en gran parte inició en México a raíz de la crisis del sector agropecuario, tras la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, cuando el país abrió su mercado.

Entonces, el sector adquirió mayores deudas, se registró una cartera vencida importante, ante lo que se vio en la necesidad de buscar otras actividades o ingresos. En el norte del territorio, en particular, los ganaderos vieron a la cacería como una de las opciones más viables.

La diversificación productiva es una estrategia, incluso de la FAO para combatir la pobreza en el medio rural; es un proceso reconocido a nivel mundial. En África, por ejemplo, entre 40 y 45 por ciento de los productores rurales están diversificados, mientras que en Latinoamérica, el 40 por ciento de los ingresos en esa área no son agrícolas, concluyó.

Créditos: Boletín UNAM-DGCS-203 – dgcs.unam.mx