Category Archives: alimentación

Frutas del Pacífico, potencial desaprovechado

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Las frutas del Pacífico tienen un enorme potencial agroindustrial y productivo.
Las frutas del Pacífico tienen un enorme potencial agroindustrial y productivo.

18 de marzo de 2012
Pese a las potenciales ventajas agroindustriales del sector frutícola, académicos y profesionales coinciden en que hace falta apoyo del Estado y políticas claras que lo fortalezcan.

Durante el IV Seminario de Frutas Tropicales realizado en la UN en Palmira, expertos mostraron los avances científicos adelantados por diferentes instituciones educativas y de investigación en el suroccidente colombiano que han permitido evaluar el potencial productivo y agroindustrial de las frutas del Pacífico.

Según los especialistas, pese al avance en materia investigativa, el panorama de los denominados productos frutales promisorios no es muy alentador, ya que en los planes de gobierno estas frutas no han recibido apoyo concreto para su investigación ni para su comercialización.

“En cuanto a la investigación, hay muy poca información de estos productos en el banco de germoplasma, ya que el Ministerio de Ambiente restringe el acceso a los datos relacionados con frutas silvestres, lo que dificulta más el acceso a este material genético para su estudio”, puntualiza el ingeniero agrónomo Álvaro Caicedo de Corpoica.

Sin embargo, investigadores de la UN en Palmira y de la Universidad del Pacífico han adelantado estudios importantes para el conocimiento genético de algunas frutas nativas de la región Pacífica que sustentan sus altos valores agroindustriales y productivos.

El profesor Jaime Eduardo Muñoz, director del Grupo de Investigación en Diversidad Biológica señala: “el año pasado, luego de hacer un estudio para identificar las necesidades del sector, encontramos que las comunidades del Pacífico necesitan potencializar sus productos, pero piden una ayuda estatal que les garantice su sostenibilidad en el mercado de las frutas”.

Ante esto, el investigador Robertulio González, de la Universidad del Pacífico, propone prestar más atención a lo local y posicionar los productos frutales promisorios en el mercado tanto nacional como internacional.

“En otros países latinoamericanos, las políticas de agricultura se basan en el conocimiento y aprovechamiento de los productos locales. En Colombia hay que estimular e incentivar la producción de nuestros propios productos y posicionarlos tal y como lo hizo Perú con la uña de gato, que aunque no era propia, logró que fuera identificada como suya”, sostiene González.

El director del programa de Frutas Tropicales de la UN en Palmira, Herney Darío Vásquez, también hace hincapié en la falta de estrategias para el sector, pero en materia de producción agroindustrial.

“Hemos comprobado las enormes ventajas agroindustriales de frutas como la guayabilla, la spondia, el borojó y el chontaduro. Pero las comunidades están solas. Es necesario que el Gobierno aporte, específicamente en lo que respecta a plantas de transformación agroindustrial de estos productos”, dice Vásquez.

Entretanto, el ingeniero Álvaro Caicedo resalta que para el rescate y fortalecimiento de este sector, “hay que articular todos los eslabones de la cadena productiva para que el Estado preste atención al sector y atraiga los recursos para la investigación y la comercialización”.

En Palmira, la UN ha venido trabajando con tres grupos de investigación para el conocimiento de la diversidad biológica y genética de las frutas promisorias, así como para su transformación agroindustrial en mermeladas, jugos y pulpas.

Los interesados en adquirir mayor información pueden comunicarse al PBX (2) 286 88 88, ext. 35714 o escribir al correo electrónico hdvasquez@unal.edu.co.

Créditos: agenciadenoticias.unal.edu.co

Producen carne vegetariana a base frijol

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Además del frijol, los estudiantes quieren proyectar su iniciativa empresarial con otras leguminosas y vegetales.
Además del frijol, los estudiantes quieren proyectar su iniciativa empresarial con otras leguminosas y vegetales.

19 de febrero de 2012
Deliciosa, nutritiva y natural. Así define un grupo de estudiantes de la UN la proteína a base de frijol que producen como solución nutricional y novedosa para el mercado.

En los vegetales se pueden conseguir diferentes tipos de proteínas provenientes de lentejas, soya o trigo –como el gluten–. Un grupo de estudiantes de la Facultad de Minas pensó en “carne” vegetariana 100% orgánica y sin componentes químicos, como alternativa de innovación alimenticia.

“Lo novedoso es que sí existen tortillas vegetarianas, pero no a base de frijol y el plus está en el contenido nutricional, además no tiene aditivos ni colorantes”, aseguró Ángela María Ardila, de Ingeniería Industrial.

El proceso que utilizan los estudiantes de la UN consiste en una fase inicial de lavado para pasar los vegetales a un recipiente de remojo, luego a un proceso de trituración y, finalmente, introducir el insumo a un tanque mezclador donde se le adicionan los aliños; también se hace el moldeo de las tortillas, la cocción y el empaque de las unidades de aproximadamente 40 gramos, las cuales suplen la cantidad de proteína que requiere una persona para su alimentación.

Para lograr que el producto final cumpla con las expectativas orgánicas, los creadores de la propuesta se están aliando con cultivos en el municipio de Marinilla (Antioquia), a fin de garantizar la cosecha y que el frijol sea netamente orgánico.

Luz Eugenia Tamayo, estudiante de Ingeniería Geológica, explicó que el producto no sólo está dirigido a personas vegetarianas, pues hicieron “una prueba piloto con 50 personas fuera de la Universidad, quienes probaron el producto sin tener conocimiento de que era vegetariano, y quedaron convencidas de que era carne, debido a que su sabor es muy similar al que se usa para las hamburguesas”.

La propuesta, que tiene como nombre “Vurguer Bean”, hace parte de un proyecto empresarial con la marca orgánica Alternativas Nutricionales y fue presentada en las Jornadas Académicas de la Facultad de Minas.

Sus creadores proyectan llevar al mercado otro tipo de embutidos bajo el mismo concepto orgánico con especies de salchichas, salchichones y jamonetas, con diversos vegetales y leguminosas.

Créditos: agenciadenoticias.unal.edu.co

Ortorexia, obsesión por la calidad en la alimentación

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

En la ortorexia prima la calidad de la alimentación, tener una dieta perfecta, es decir, pura biológicamente.
En la ortorexia prima la calidad de la alimentación, tener una dieta perfecta, es decir, pura biológicamente.

16 de febrero de 2012

El término ortorexia fue establecido por el médico naturista Steven Bratman, para definir la obsesión por una alimentación saludable y exenta de contaminantes.

Ortorexia viene de los términos griegos “ortos” (correcto) y “orexis” (comer). Dicha determinación regularmente está ligada a la anorexia y la bulimia, trastornos compulsivos y obsesivos de las personas preocupadas por perder peso y estar delgadas, pero en la ortorexia lo que prima es la calidad en la alimentación, tener una dieta perfecta, es decir, pura biológicamente.

Todavía no está muy catalogado el término en el Manual estadístico de enfermedades mentales y diagnóstico, ni tampoco está dentro de una entidad aparte de los trastornos alimentarios. María del Carmen Iñárritu Pérez, nutrióloga y profesora del Departamento de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México, expresó al programa UN Análisis de UN Radio: “Es muy bueno tener una alimentación saludable, pero cuando llega a ser una obsesión y su vida gira en torno solo a esa nutrición perfecta, y esto empieza a afectar la vida del individuo con los demás, es preciso hablar de ortorexia”.

Existe la creencia de que al principio el trastorno se puede considerar una conducta correcta; sin embargo, Iñárritu Pérez señaló que “con tanto problema de obesidad se propone que se hagan elecciones inteligentes en cuanto al consumo de alimentos saludables, pero cuando se convierte en algo compulsivo deja de ser deseable”.

Por su parte, Doris Ramírez, docente de Nutrición Clínica de Adultos del Departamento de Nutrición de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Colombia y directora del Grupo de Investigación en Nutrición y Hormonas, indicó que “no hay muchos estudios que digan con credibilidad y evidencia cuáles son los síntomas y cómo se manejan. Apenas se está investigando en el ámbito académico”.

Como todos los problemas alimenticios, tanto en la bulimia como en la anorexia el comportamiento y efectos se observan diferentes. Ramírez explicó que “los obesos regularmente toman la ortorexia para suplir necesidades; aun así, son más susceptibles a caer en este tipo de trastornos personas psicorrígidas o que necesitan controlar su vida desde todo punto de vista”.

Los ortoréxicos no se preocupan por la cantidad sino por la calidad, vigilan exhaustivamente sus alimentos y por lo regular prefieren no comer fuera de su casa, ya que detallan cada uno de los componentes de la comida, incluso desde la preparación hasta los recipientes e instrumentos de elaboración.

Al respecto, Dayana Gómez Gómez, dietista-nutricionista, socia y colaboradora de la Asociación de Dietistas-Nutricionistas de la Comunidad de Madrid (Addinma), dijo que “actualmente es algo novedoso y tiene que ver con el entorno social, la publicidad, lo que nos venden en la televisión. Estar sano y comer bien puede aumentar el estatus pero no es el camino correcto”.

Frente a lo anterior, la profesora Ramírez apuntó que “las personas que sufren los síntomas de la ortorexia empiezan a buscar la perfección en los productos digeribles, y uno de los principales desechos es la carne, dados los antibióticos y medicamentos que se introducen a los animales. Después están los productos prefabricados como enlatados, embutidos y preparaciones rápidas, los cuales son considerados artificiales”.

Por ello, desde el punto de vista dietético y nutricional, los expertos aseguran que para evitar o tratar la ortorexia es necesaria una prevención adecuada y un diagnóstico precoz. Asimismo, en la detección se deben cubrir los requerimientos nutricionales básicos hasta llegar a los niveles adecuados y reestructurar gradualmente los hábitos alimentarios.

Créditos: agenciadenoticias.unal.edu.co

La comida en el mundo está mal distribuida

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Las frutas, las hortalizas, las raíces y los tubérculos son los alimentos con la tasa más alta de desaprovechamiento.
Las frutas, las hortalizas, las raíces y los tubérculos son los alimentos con la tasa más alta de desaprovechamiento.

10 de diciembre de 2011
Un estudio encargado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), demostró que anualmente se desperdician 1.300 millones de toneladas de alimentos.

Luis Acero, director del Observatorio Legislativo del Instituto de Ciencia Política Hernán Echavarría Olózaga, afirmó que este problema ha sido una constante en la historia de la humanidad. El politólogo señaló que los humanos adoptaron nuevos productos en su dieta, mientras que la dinámica económica desató un consumismo exacerbado.

Acero señaló que no existe en el mundo un déficit de alimentos, pues existe una cantidad suficiente para el abastecimiento. “El problema es de costos y de su pésima distribución”.

Según el informe de la FAO, los países industrializados y en vías de desarrollo desechan una cantidad similar de alimentos cada año: más de 600 millones de toneladas.

Gilberto Herrera, profesor del Departamento de Nutrición de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Colombia, recordó que en Colombia está reconocido el derecho a no morir de hambre; sin embargo, no se ha logrado dar el mismo estatus a la seguridad alimentaria y nutricional.

Herrera cuestionó la conveniencia de programas gubernamentales como Familias en Acción, los cuales se abordan desde lo que definió como una perspectiva de la limosna. “En investigaciones de campo, hemos encontrado familias que no buscan una opción de ingreso por temor a perder el subsidio”, advirtió.

Iniciativas locales, como los bancos de alimentos, buscan romper con esa mentalidad, cobrando un pequeño porcentaje del valor real de la comida que se distribuye.

El director ejecutivo de la Fundación Banco Arquidiocesano de Alimentos, Daniel Saldarriaga, señaló que cuando la gente debe pagar por la comida se separa de la mentalidad asociada con la mendicidad. “No brindamos una limosna humillante, creemos en un compartir fraterno”, dijo.

Germán Jaramillo Villegas, director ejecutivo de la Fundación Éxito, explicó que los almacenes separan los productos que han alcanzado su punto de maduración para ser distribuidos rápidamente entre la población necesitada.

Finalmente, el director de Bibliotecas y Comunicación de la Fundación Sur en España, Rafael Sánchez, afirmó que en África se importa el 70 por ciento de los alimentos que se consumen.

Denunció que 50 millones de hectáreas han pasado a manos de inversores extranjeros, quienes producen comida que va a ser consumida en otros continentes. “La adquisición masiva de tierras está causando pérdida de soberanía y de disponibilidad de terrenos necesarios para la producción de alimentos de la población local”.

Se calcula que los consumidores de los países ricos desperdician 222 millones de toneladas de comida cada año, una cantidad semejante a la totalidad de la producción alimentaria de África (230 millones de toneladas).

Créditos: agenciadenoticias.unal.edu.co

La espirulina, con alto grado proteínico y auxiliar en padecimiento de hígado graso

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

 Los beneficios del consumo de la espirulina en México han podido constatarse en personas desnutridas, pues tiene un alto nivel de proteínas (60 por ciento del peso seco) y todos los aminoácidos indispensables.
Los beneficios del consumo de la espirulina en México han podido constatarse en personas desnutridas, pues tiene un alto nivel de proteínas (60 por ciento del peso seco) y todos los aminoácidos indispensables.

6 de noviembre de 2011

• También, tiene aplicaciones como antidepresivo en estrés psicológico

Los beneficios del consumo de la espirulina en México han podido constatarse en personas desnutridas, pues tiene un alto nivel de proteínas (60 por ciento del peso seco) y todos los aminoácidos indispensables. De ahí, su uso en la elaboración de alimentos para humanos y animales, dijo Marco Antonio Juárez Oropeza, del Departamento de Bioquímica de la Facultad de Medicina (FM) de la UNAM, y quien ha realizado estudios en distintos campos.

La espirulina es una cianobacteria de aspecto azul-verdoso, que además de tener buenas propiedades nutritivas, tiene otras biológicas de interés médico, pues es auxiliar en el tratamiento de alteraciones lipídicas en los diabéticos, para la mejora del sistema inmunológico en pacientes con cáncer oral, y en los hipertensos, debido a su efecto antihipertensor.

También tiene aplicaciones industriales, pues contribuye a la limpieza del ambiente y del subsuelo de aguas estancadas, por su acción como fijador de metales pesados.

Aplicaciones

En 1993, pruebas realizadas en animales de laboratorio, alimentados con una dieta rica en fructosa, mostraron que los animales desarrollaron esteatosis hepática, y la administración de la espirulina previno su desarrollo. Posteriormente, en otros modelos experimentales de hígado graso, también se ha demostrado que previene o atenúa su desarrollo.

Aunque han sido pocos casos, en humanos con ese padecimiento, en dosis de 4.5 gramos diarios durante tres meses, los niveles de triacilgliceroles, colesterol, así como de enzimas marcadoras de daño hepático (como las aminotransferasas), tendieron a normalizarse.

Otro grupo de voluntarios humanos, con igual suministro por seis semanas, sin modificaciones en el estilo de vida, redujo la hipertensión y la dislipidemia. Pese a que la espirulina tiene efectos antihipertensivo y antidislipemiante en el diabético, no necesariamente mejora los valores de glucosa, por lo que su uso previene las comorbilidades, mismas que dependen del tiempo de evolución e intensidad de la enfermedad, como en el caso del hígado graso.

Juárez Oropeza indicó que aminora daños de estrés oxidante y psicológico. El primero se asocia con las comorbilidades del síndrome metabólico, mientras que el segundo, con la ansiedad y depresión. En ambos podría ser útil su consumo.

Los planes en el laboratorio 10 del Departamento de Bioquímica de la FM, agregó, apuntan a profundizar sobre los mecanismos moleculares de los efectos observados, así como valorar su utilidad en otros problemas vasculares, como derrames o embolias cerebrales.

Especificaciones

Los tipos de espirulina que se han utilizado con mayor frecuencia son la maxima y plantensis; la primera era muy común en el lago de Texcoco, y la otra, se cultiva de manera natural en el lago Chad, en África.

Por su aporte nutricional, cuenta con aminoácidos y ácidos grasos esenciales, incluye vitaminas del complejo B, y es antioxidante por su cantidad de selenio, clorofila, retinoides, tocoferoles y ficocianina.

El valor de esta cianobacteria es tal que en Chile su comercialización registra altos niveles, y en Estados Unidos, la Agencia de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) la registró este año como suplemento alimenticio.

En México, su consumo es libre y en diferentes presentaciones asociadas a productos naturistas. Los aztecas la identificaron como “tecuitlatl” (lodo de piedra, en náhuatl), la dejaban secar y después, como una especie de hojuelas, las consumían. Su sabor suele ser asociado al pescado y al queso. No obstante, después de la Conquista cayó en desuso.

Créditos: unam.mx/boletin/652/2011