Category Archives: cultura

Entre máscaras y fiesta, la UN reinventa su carnaval.

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Con la participación de la toda la comunidad universitaria, esta tercera versión del Carnaval Universitario es el espacio ideal para afianzar lazos y hacer un derroche de creatividad y alegría.
Con la participación de la toda la comunidad universitaria, esta tercera versión del Carnaval Universitario es el espacio ideal para afianzar lazos y hacer un derroche de creatividad y alegría.

20 de Septiembre del 2012
Hoy, la UN celebrará la tercera versión del Carnaval Universitario. Una puesta en escena en la que más de 2.500 personas expondrán su creatividad en actividades de sano esparcimiento.

Desde el medio día, el parqueadero de la Facultad de Odontología será el punto de encuentro de un conjunto multicolor y festivo conformado por 35 equipos de producción carnavalera (EPC) que han trabajado, a lo largo del semestre, en su propuesta y que han logrado vincular a los miembros de la comunidad universitaria.

Hacia la 1:30 p.m., con la lectura del bando, se dará apertura a la fiesta, que desfilará hacia la entrada de la calle 26. El recorrido estará encabezado por la carroza de artesanos del Carnaval de Ipiales, que se tomará el anillo vial y pasará por la Capellanía, el parqueadero de la Facultad de Enfermería, el edificio de Arquitectura y, finalmente, la plaza del Edificio de Ciencia y Tecnología.

Toda una propuesta creativa

Cada una de las comparsas participantes mostrará su trabajo. Así lo hará la Dirección de Investigación con su comparsa “Reminiscencias”, que revivirá a diferentes personajes de grata recordación entre los bogotanos de antaño, como Don Chinche, la Loca Margarita, Heriberto, las hermanitas Gutiérrez, Emeterio y Felipe, entre otros.

Por su parte, la Dirección de Archivo y Correspondencia llegará con “Construyendo patrimonio documental”, con la cual busca rescatar el campus como hogar del acervo patrimonial de la Nación y de la humanidad.

“Colombia biodiversa” será la temática presentada por la Facultad de Agronomía, cuyo proceso de selección fue sometido a voto electrónico y contó con la participación de todos sus miembros.

La puesta en escena, que rescata una variedad de insectos y una diversa colección de flores colombianas como muestra viva de la riqueza en flora y fauna que posee Colombia, está capitaneada por un imponente saltamontes de siete metros de largo.

A su lado, la Facultad de Artes llegará con la “Carroza multicultural”, una representación artesanal del emblemático Carnaval de Blancos y Negros del departamento de Nariño.

La jornada cerrará con un broche de oro musical: la orquesta de salsa La 33. Ella despedirá este espectáculo de la diversidad, la fraternidad y la integración.

Créditos: http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html

Carnavalito de la UN, un cuento bien contado.

 
Facebooktwittergoogle_plusmail
18 de Septiembre del 2012
Niños del Jardín Infantil de la UN y del Colegio Iparm desfilaron por el campus de la UN exhibiendo sus disfraces, como preámbulo al Carnaval Universitario 2012, que empezará el próximo jueves.
Como una iniciativa del Instituto de Estudios en Comunicación y Cultura (IECO) y de Bienestar Universitario, niños, jóvenes y adultos se tomaron la UN con comparsas, música y muchos colores.
El Carnavalito convoca a dos de los proyectos más importantes de responsabilidad de la Universidad, el Jardín Infantil y el Instituto Pedagógico Arturo Ramírez Montúfar (Iparm), pues participan niños de las dos instituciones, con sus respectivos profesores y familiares, para prender la fiesta que se avecina con el Carnaval Universitario 2012.
“Este es un proceso que se viene preparando con los niños con anticipación. Ellos han trabajado en el diseño de disfraces con el apoyo de sus profesores y familias, para que todos puedan disfrutar de esta fiesta”, asegura Óscar Oliveros, director de Bienestar de sede.
La organización corrió por cuenta de la Rectoría del Iparm, la dirección del Jardín Infantil, el personal docente y administrativo de Bienestar y algunos profesores de la UN, que se sumaron a esta celebración en el marco de la semana universitaria.
Los cuentos del Carnavalito
La Plaza Central fue testigo de cómo los pequeños personajes fantásticos de los cuentos de Rafael Pombo sorprendieron a los asistentes, que cambiaron su hora de almuerzo para verlos cantar y bailar entre disfraces de la pobre viejecita, el renacuajo paseador, Mirringa Mirronga y la pastorcita.
Finalmente, los niños terminaron su cuento con una obra de títeres preparada especialmente para ellos, en el Auditorio Virginia Gutiérrez, y los jóvenes del colegio remataron su propia fiesta, en la Concha Acústica, con el Festival de Bandas.
Créditos: http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html
  Con el carnavalito se prendió la fiesta que se avecina con el Carnaval Universitario 2012.

Con el carnavalito se prendió la fiesta que se avecina con el Carnaval Universitario 2012.

18 de Septiembre del 2012

Niños del Jardín Infantil de la UN y del Colegio Iparm desfilaron por el campus de la UN exhibiendo sus disfraces, como preámbulo al Carnaval Universitario 2012, que empezará el próximo jueves.

Como una iniciativa del Instituto de Estudios en Comunicación y Cultura (IECO) y de Bienestar Universitario, niños, jóvenes y adultos se tomaron la UN con comparsas, música y muchos colores.

El Carnavalito convoca a dos de los proyectos más importantes de responsabilidad de la Universidad, el Jardín Infantil y el Instituto Pedagógico Arturo Ramírez Montúfar (Iparm), pues participan niños de las dos instituciones, con sus respectivos profesores y familiares, para prender la fiesta que se avecina con el Carnaval Universitario 2012.

“Este es un proceso que se viene preparando con los niños con anticipación. Ellos han trabajado en el diseño de disfraces con el apoyo de sus profesores y familias, para que todos puedan disfrutar de esta fiesta”, asegura Óscar Oliveros, director de Bienestar de sede.

La organización corrió por cuenta de la Rectoría del Iparm, la dirección del Jardín Infantil, el personal docente y administrativo de Bienestar y algunos profesores de la UN, que se sumaron a esta celebración en el marco de la semana universitaria.


Los cuentos del Carnavalito

La Plaza Central fue testigo de cómo los pequeños personajes fantásticos de los cuentos de Rafael Pombo sorprendieron a los asistentes, que cambiaron su hora de almuerzo para verlos cantar y bailar entre disfraces de la pobre viejecita, el renacuajo paseador, Mirringa Mirronga y la pastorcita.

Finalmente, los niños terminaron su cuento con una obra de títeres preparada especialmente para ellos, en el Auditorio Virginia Gutiérrez, y los jóvenes del colegio remataron su propia fiesta, en la Concha Acústica, con el Festival de Bandas.

Créditos: http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html

Con tecnología forestal recuperarán Cerro El Volador.

 
Facebooktwittergoogle_plusmail
18 de Septiembre del 2012
En menos de veinte años, este pulmón ambiental de la capital antioqueña estará recuperado y en condiciones naturales óptimas.
El Parque Natural Regional Metropolitano Cerro El Volador es un lugar que, desde lo alto, se ve como una mancha verde de 110 hectáreas en el centro de una ciudad urbanizada y superpoblada, por lo cual cobra importancia como un pulmón ecológico. Además, contiene una riqueza arqueológica que lo convirtió, desde 2009, en zona protegida del Valle de Aburrá.
Al compromiso medioambiental que han tenido varias instituciones con el parque ahora se suma el trabajo de expertos de la UN en asocio con el Área Metropolitana del Valle de Aburrá.
Su propósito es trabajar “desde la teoría de la restauración como una perspectiva específica para implementar modelos de combinación de especies nativas, hacer monitoreo y seguimiento para evaluar la efectividad en beneficio del cerro”, según afirma Lucas Cifuentes Gómez, coordinador técnico-científico de la UN para el proyecto ambiental.
El trabajo de recuperación consiste en introducir en el hábitat especies no nativas, es decir, insumos forestales diferentes a los que naturalmente crecen en el cerro. Además, alrededor de 40 especies (entre ellos pinos y eucaliptos) fueron evaluadas en referencia a bosques húmedos premontanos y a la zona de vida de Medellín, para establecer los distintos modelos de restauración del parque.
Según explicó Cifuentes Gómez, antes de llegar a la combinación de especies en campo, se levantó un inventario de vegetación y fertilización en cada uno de los sitios, tomando referencia valorativa de bosques con condiciones similares, para entender qué se quiere hacer de El Volador en veinte años en cuanto a diversidad vegetal y de fauna, así como en ocupación boscosa en hectáreas, entre otros aspectos.
La proyección tecnológica en el cerro contempla desde procesos de erosión en los terrenos, pasando por zonas de alta prioridad (es decir, las de menos vegetación y más daños naturales), hasta procesos de recuperación de zonas con follaje establecido, con el objetivo de regular escorrentías, temperatura y flujos de agua. También se busca fomentar una percepción de naturaleza en un pulmón verde y de riquezas arqueológicas.
Los investigadores de la UN resaltan que el trabajo de introducción de nuevas especies en el parque se debe a que este presenta altos problemas de degradación, pues está aislado de cualquier fuente de propagación de semillas. Por esto, se procede a adecuar en viveros las plantas durante un tiempo determinado, para acostumbrarlas a las condiciones rústicas del cerro y luego empezar el proceso de sembrado y adaptación.
El proyecto medioambiental, que ha tenido el financiamiento del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, ha integrado a investigadores, docentes y estudiantes de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UN en Medellín, así como a habitantes de la comunidad aledaña, que contribuyen con labores de sembrado y limpieza.
El proyecto ya culminó su primera etapa de caracterización e implementación de modelos piloto de restauración de la zona natural protegida. Se espera, para el mes de octubre, arrancar con una segunda fase, que comprende el establecimiento de otros modelos piloto con otras especies y más de 2.500 árboles.
Créditos: http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html
La comunidad también ha sido partícipe de los trabajos de restauración de la zona natural.

La comunidad también ha sido partícipe de los trabajos de restauración de la zona natural.

18 de Septiembre del 2012

En menos de veinte años, este pulmón ambiental de la capital antioqueña estará recuperado y en condiciones naturales óptimas.

El Parque Natural Regional Metropolitano Cerro El Volador es un lugar que, desde lo alto, se ve como una mancha verde de 110 hectáreas en el centro de una ciudad urbanizada y superpoblada, por lo cual cobra importancia como un pulmón ecológico. Además, contiene una riqueza arqueológica que lo convirtió, desde 2009, en zona protegida del Valle de Aburrá.

Al compromiso medioambiental que han tenido varias instituciones con el parque ahora se suma el trabajo de expertos de la UN en asocio con el Área Metropolitana del Valle de Aburrá.

Su propósito es trabajar “desde la teoría de la restauración como una perspectiva específica para implementar modelos de combinación de especies nativas, hacer monitoreo y seguimiento para evaluar la efectividad en beneficio del cerro”, según afirma Lucas Cifuentes Gómez, coordinador técnico-científico de la UN para el proyecto ambiental.

El trabajo de recuperación consiste en introducir en el hábitat especies no nativas, es decir, insumos forestales diferentes a los que naturalmente crecen en el cerro. Además, alrededor de 40 especies (entre ellos pinos y eucaliptos) fueron evaluadas en referencia a bosques húmedos premontanos y a la zona de vida de Medellín, para establecer los distintos modelos de restauración del parque.

Según explicó Cifuentes Gómez, antes de llegar a la combinación de especies en campo, se levantó un inventario de vegetación y fertilización en cada uno de los sitios, tomando referencia valorativa de bosques con condiciones similares, para entender qué se quiere hacer de El Volador en veinte años en cuanto a diversidad vegetal y de fauna, así como en ocupación boscosa en hectáreas, entre otros aspectos.

La proyección tecnológica en el cerro contempla desde procesos de erosión en los terrenos, pasando por zonas de alta prioridad (es decir, las de menos vegetación y más daños naturales), hasta procesos de recuperación de zonas con follaje establecido, con el objetivo de regular escorrentías, temperatura y flujos de agua. También se busca fomentar una percepción de naturaleza en un pulmón verde y de riquezas arqueológicas.

Los investigadores de la UN resaltan que el trabajo de introducción de nuevas especies en el parque se debe a que este presenta altos problemas de degradación, pues está aislado de cualquier fuente de propagación de semillas. Por esto, se procede a adecuar en viveros las plantas durante un tiempo determinado, para acostumbrarlas a las condiciones rústicas del cerro y luego empezar el proceso de sembrado y adaptación.

El proyecto medioambiental, que ha tenido el financiamiento del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, ha integrado a investigadores, docentes y estudiantes de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UN en Medellín, así como a habitantes de la comunidad aledaña, que contribuyen con labores de sembrado y limpieza.

El proyecto ya culminó su primera etapa de caracterización e implementación de modelos piloto de restauración de la zona natural protegida. Se espera, para el mes de octubre, arrancar con una segunda fase, que comprende el establecimiento de otros modelos piloto con otras especies y más de 2.500 árboles.

Créditos: http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html

Libros de texto, fundamentales para el docente de inglés.

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

El trabajo con el libro de texto en el aula recrea formas de enseñar y aprender y construye sentidos y significados.
El trabajo con el libro de texto en el aula recrea formas de enseñar y aprender y construye sentidos y significados.

17 de Septiembre del 2012
En medio de la era virtual, esta herramienta cumple con las necesidades básicas de la formación lingüística de los profesores y se utiliza como fuente principal para sus cursos.

La profesora de la UN Marcela del Campo, doctora en Educación en el área Didáctica de la Lengua y la Literatura, rescata en su investigación la importancia de los libros de texto para la enseñanza de lenguas extranjeras.

Esta nueva significación rompe con el paradigma del uso exclusivo de herramientas virtuales que en la actualidad son tan comunes.

A través de un estudio que incluyó a casi un centenar de docentes del área, la investigadora estableció que el uso del texto como material de apoyo es recurrente, gracias a su calidad, confianza y seguridad.

“Los libros ofrecen una guía precisa para enseñar, y muestran no solo qué enseñar, sino cómo hacerlo. Además, tienen beneficios prácticos para los profesores en términos de tiempo”, aseguró.

Asimismo, concluyó que este modelo resulta transmisivo, tecnoburocrático e instrumental, y que la didáctica tradicional hace de estos una guía fundamental para el maestro y el alumno y crea dependencia para su labor.

“Estos materiales no solo facilitan el aprendizaje del inglés, sino que motivan a su estudio. Tienen un papel de facilitador de la enseñanza y el aprendizaje, gracias a las competencias que promueven, los temas que desarrollan, los ejercicios que proponen y los materiales visuales que los acompañan”, agregó.

Ventajas

El trabajo del libro de texto en el aula recrea formas de enseñar y aprender y construye sentidos y significados. De esta manera, rompe con límites, prejuicios y estereotipos.

“Su uso forma futuros docentes de lengua extranjera que posibilitan procesos transformativos de aprendizaje y promueven el deseo de saber y expresar”, afirma.

Así, tanto el docente como el estudiante se benefician y articulan la construcción autónoma de nuevos conocimientos, vivencian la creatividad como medio para resolver lo cotidiano y propician el pensamiento autónomo.

Investigación de Lenguas Extranjeras

En el marco del IV Coloquio Internacional sobre Investigación en Lenguas Extranjeras, que se celebra en el Edificio de Posgrados de Ciencias Humanas de la UN, fueron presentadas diferentes investigaciones, entre ellas la de la doctora Marcela del Campo.

El evento se lleva a cabo desde el 13 de septiembre y culminará este sábado 15 con dos plenarias que incluirán invitados extranjeros y contará con espacios de discusión alrededor del oficio.

Asimismo, este coloquio busca resaltar y ahondar en la labor del docente de lenguas extranjeras como investigador, pretende formar alianzas académicas e impulsar líneas de discusión sobre problemáticas comunes.

Finalmente, esta versión cuenta con la participación de conferencistas de países como Alemania, Brasil, Colombia, Costa Rica, Chile, EE. UU., Francia, Italia, México y Turquía, quienes presentan sus trabajos de investigación para animar el espíritu del docente investigador en lenguas y culturas extranjeras.

Créditos:http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html

Una feria para formar una cultura de lectura.

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Feria de Publicaciones FCE-CID: “Formar una cultura de lectura”.
Feria de Publicaciones FCE-CID: “Formar una cultura de lectura”.

14 de Septiembre del 2012

Con esta frase, Sergio Pérez, coordinador de gestión editorial de la Facultad de Ciencias Económicas de la UN, sintetiza lo que es la Feria de Publicaciones FCE-CID.

La muestra editorial, que presenta un abanico de más de 70 títulos (y, con respecto a las revistas, unas 100 ediciones), busca acercar a los estudiantes a las publicaciones de la Facultad con descuentos especiales (precios de entre los 1.000 y los 8.000 pesos) en las diferentes colecciones y publicaciones que ha editado a lo largo de su historia.

Señala que esta exposición editorial en ciencias económicas, con la premisa de “formar una cultura de lectura” entre los estudiantes, se presenta como el preámbulo de una gran feria que va a conmemorar los 60 años de la Facultad.

Hay una serie de libros de una gran relevancia en su historia. Entre ellos se destacan Valor y sistema de precios, de Homero Cuevas; Responsabilidad social empresarial, editado por Carlos Martínez (un libro relevante en la discusión sobre administración); Historia Económica, del profesor Oscar Rodríguez; Lecciones de economía marxista, de José Félix Cataño, por mencionar algunos.

A los que se suman algunas colecciones sobre el TLC, la globalización, teoría económica, macroeconomía y contaduría pública. Se trata de una amplia producción académica de autores bien notables, de un catálogo al cual las personas pueden acceder y revisar la historia de la Facultad.

Y es que presenta referentes de la talla de Sergio Monsalve, el autor de Matemáticas básicas para economistas, un libro que ha tenido una amplia recepción. De hecho, es utilizado como manual de estudios en varias universidades del país.

Pérez afirma que el espíritu de la colección es vehicular toda esa experiencia e investigación que han adquirido los profesores de la universidad en la formación de jóvenes investigadores. Además, a través de estos trabajos, se puede propagar este conocimiento a otros lectores.

“La idea es visibilizar la producción de los profesores, pero también motivar a la comunidad universitaria a que se haga a la colección de las revistas (a los números anteriores) y fidelizar a los estudiantes; que aprovechen estos descuentos que les permiten acceder muy fácilmente a las publicaciones”, cuenta.

Por otro lado, señala que, en el marco de la feria, que se extendió hasta  el 13 de septiembre, hubo dos actividades principales.

En primera instancia, una conferencia sobre de “Derechos de autor en internet”, a cargo de la Dirección Nacional de Derechos de Autor, en el que se pretende acercar a los estudiantes y al público en general a este tema, hay todavía hay muchas dudas.

En segunda, el lanzamiento del libro Teoría microeconómica: elección racional, autoría de Francisco Lozano, profesor de la Facultad de Ciencias Económicas (FCE) de la UN, cuyo libro hace parte de la Colección Textos de la UN.

Para el profesor Lozano, esta obra es producto del cambio que ha sufrido la enseñanza de la microeconomía en Colombia durante los últimos veinte años. Así, lo cataloga como “uno de los primeros textos sobre teoría microeconómica escritos en el país con un nivel de formalización alto debido, entre otras cosas, a su contenido matemático”.

Por lo tanto, recomienda esta publicación principalmente a estudiantes de maestría de primer año, con sólidas bases matemáticas, para entender los referentes teóricos que encontrarán a lo largo de su lectura.

Créditos: http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html