Category Archives: economía

Presentan en la UNAM el Proyecto Conocimiento y Cambio en Pobreza Rural y Desarrollo

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

En la Facultad de Economía se presentó el Proyecto Conocimiento y Cambio en Pobreza Rural y Desarrollo. Estuvieron Luis Gómez Oliver, Rolando Cordera, Eduardo Vega, Ignacio Rivera Rodríguez y José Antonio Mendoza.
En la Facultad de Economía se presentó el Proyecto Conocimiento y Cambio en Pobreza Rural y Desarrollo. Estuvieron Luis Gómez Oliver, Rolando Cordera, Eduardo Vega, Ignacio Rivera Rodríguez y José Antonio Mendoza.

16 de febrero de 2011

• Su objetivo es contribuir a mejorar estrategias, políticas e inversiones nacionales y subnacionales enfocadas a la pobreza rural
• Si en algún lugar tenemos que lamentar la dictadura de la inercia, es en el medio rural y el sector agropecuario, advirtió Rolando Cordera, coordinador del proyecto

La UNAM, en coordinación con la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), y Rimisp-Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural, presentó el Proyecto Conocimiento y Cambio en Pobreza Rural y Desarrollo, cuyo objetivo contribuir a mejorar estrategias, políticas e inversiones nacionales y subnacionales enfocadas a la pobreza rural.

Rolando Cordera Campos, coordinador del proyecto, refirió la necesidad de aplicar el conocimiento a la pobreza rural, con el fin de tener una perspectiva de acción para resolverla, “si en algún lugar tenemos que lamentar la dictadura de la inercia, es en el medio rural y el sector agropecuario”, advirtió.

En el aula magna Jesús Silva Herzog, de la Facultad de Economía, y en presencia de Eduardo Vega, secretario General de ésta última, Luis Gómez Oliver, consultor de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO), aseguró que en México no existe una política consensuada, de largo plazo para resolver “la emigración, de alto costo social; el estancamiento productivo de amplias regiones; la creciente separación entre el norte y el sur, y el severo deterioro ambiental en este medio, en el país”.

Ignacio Rivera, subsecretario de Desarrollo Rural de la SAGARPA, dijo que el subsidio a los productores “es perverso” porque, en lugar de fomentar la producción, perpetúa las condiciones de pobreza en el agro.

El Proyecto es una iniciativa de Rimisp-Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural, con sede en Santiago, Chile, que se ejecuta en cuatro países: México, Colombia, El Salvador y Ecuador, donde existen casi 22 millones de pobres que habitan en zonas rurales.

En nuestro país, el grupo de trabajo respectivo inició tareas en enero pasado con su primera reunión a la que asistieron más de una treintena de personalidades de los ámbitos político, gubernamental, académico, empresarial y de organizaciones sociales. En México, esta agrupación es encabezada por el rector de la UNAM, José Narro Robles, y por el secretario de Agricultura, Francisco Mayorga Castañeda.
Créditos: UNAM-DGCS-098-2011/unam.mx

Presentan en la UAM el libro Producción Sustentable, Calidad y Leche Orgánica

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

RECIBEN CIENTÍFICOS DE LA UAM IZTAPALAPA CERTIFICACIÓN UNESCO-CIPAE*Es una alternativa accesible para toda la población, afirman especialistas *Se presentan propuestas para mejorar el control y la calidad *México, en déficit comercial en este rubro

En la producción lechera es importante transitar hacia la sustentabilidad, con el propósito de que los sistemas lecheros no sólo se reproduzcan en el plano mercantil, sino que también consideren el aspecto ambiental. En este panorama se inserta la producción de leche orgánica, la cual no es una situación de moda, como tampoco una propuesta exclusiva para los estratos de mayor ingreso de la sociedad.

Lo anterior es abordado en el libro Producción sustentable, calidad y leche orgánica, coordinado por el doctor Luis Arturo García Hernández, investigador del Departamento de Producción Agrícola y Animal de la Unidad Xochimilco, y el doctor Luis Brunett Pérez, profesor de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM).

En la presentación del volumen, el doctor Salvador Vega y León, rector de la Unidad Xochimilco, comentó que el texto contribuye al estudio de esa industria en México, pues se analiza la situación que priva en la producción del lácteo, a la vez que se presentan propuestas para mejorar el control y la calidad.

Se trata, enfatizó, de conocer los requisitos para la producción desde la perspectiva microbiológica, conocer los sistemas de comercialización, desarrollar la producción del lácteo en condiciones amigables, reducir el consumo de energía fósil, así como el uso de recursos hídricos.

Se estudia la importancia económica de la leche orgánica, señaló Vega y León, pues se trata que la producción de este alimento sea accesible y competitiva para los industriales a escala nacional e internacional.

En el acto, celebrado en la sala del Consejo Académico de la Unidad Xochimilco, el doctor Carlos Arriaga Jordán, investigador de la UAEM, puntualizó que la leche orgánica se postula como sustentable y representa una alternativa productiva, aspectos que son analizados en el texto coeditado por nuestra casa de estudios y la UAEM.

En el libro se explica que México produce anualmente 9 mil 784 millones de toneladas de leche, que lo sitúa en el sexto lugar mundial, detrás de Holanda, Brasil, Rusia, Francia y Estados Unidos; este último genera 76 mil 497 millones de toneladas.

En el terreno de la exportaciones, de acuerdo con el libro, nuestro país importa 3 mil 87 millones de toneladas de leche, en tanto que exporta 340 millones de toneladas, esto nos ubica en un claro déficit comercial en este producto.

Créditos: UAM/Dirección de Comunicación Social/uam.mx /Boletín 057/11

Crecimiento económico, sin recuperación salarial

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

César Salazar, del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM.
César Salazar, del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM.

15 de febrero de 2011

• Sin una política redistributiva, no podremos generar un mercado interno sólido, aseguró César Salazar, del Instituto de Investigaciones Económicas (IIEc) de la UNAM
• El consumo, componente más importante de la demanda, se mantiene estancado porque la inversión no crece, explicó

Mientras no tengamos una política redistributiva, a partir de la modificación de los salarios reales, no podremos generar un mercado interno sólido, aseguró César Salazar, del Instituto de Investigaciones Económicas (IIEc) de la UNAM.

La estrategia macroeconómica, precisó, establece que no pueden subir los salarios porque la inflación se incrementa y Banco de México sólo está dispuesto a permitir, en este indicador, un máximo de cuatro por ciento.

De ahí, propuso, la necesidad de “un pacto sobre los salarios”, pues en el sector industrial, los sueldos perdieron 0.27 por ciento entre noviembre de 2009 e igual lapso del 2010.

Salazar se refirió al proceso de recuperación económica sin crecimiento salarial, como se observa en la actualidad, y destacó que en el sector comercial, donde se concentra la mayor parte de la fuerza laboral del país, la caída en las percepciones mínimas fue de 1.61 por ciento en el mismo periodo.

El número de empleados en el sector formal, precisó el investigador, alcanza los 14 millones, y en el informal, llega a 12 millones; ello significa, explicó, que en la práctica hay una flexibilidad laboral amplia.

“El índice de salario mínimo real apenas creció 0.43 por ciento, de diciembre de 2009 al mismo mes de 2010 y el salario, prácticamente, se mantiene estancado; hemos tenido crecimiento económico, pero lo que no tenemos es recuperación de los sueldos”, subrayó.

Indicadores de actividad económica

El consumo, componente más importante de la demanda, se encuentra estancado porque la inversión privada no crece pese a los esquemas para reactivarla; “mientras tengamos estos niveles, las tasas de crecimiento para los próximos años se aproximarán más al dos por ciento, sin un mercado interno sólido”, advirtió.

En el primer semestre del 2010, recordó, la economía mexicana creció por el efecto del “rebote estadístico”, registrado al comparar la caída registrada entre el último trimestre de 2008 y el primer semestre de 2009, con las cifras obtenidas en la primera mitad del año pasado, “crecemos, pero no recuperamos los niveles previos a la crisis”.

Al contrastar la cifra más alta, alcanzada en los índices de consumo, registrada en el segundo trimestre del 2008, con los datos de los períodos siguientes, el investigador concluyó que, en el tercer trimestre del 2010, la economía no recuperaba tal nivel, “nos encontramos tres puntos por debajo del nivel máximo alcanzado”, señaló.

En 2011, aseguró, México mantendrá cifras positivas, sin embargo, apenas serán del dos por ciento, “no darán para regresar rápido a los niveles alcanzados antes de las desaceleración del 2008. Tendremos un lento crecimiento del consumo, inversión, ventas y los salarios no recuperarán su poder adquisitivo”, concluyó.
Créditos: UNAM-DGCS-092-2011/unam.mx

Poco optimista, el panorama con el presupuesto aprobado para 2011: economistas de la UNAM

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

momento económico4 de febrero de 2011

• Verónica Villarespe, directora del Instituto de Investigaciones Económicas (IIEc), se pronunció por un nuevo proyecto de país, en el que cobren relevancia las políticas industrial, monetaria, financiera y social
• En lo que va del sexenio, México acumula un déficit de más de cuatro millones de empleos, dijo Juan Arancibia
• La inseguridad representa un costo de alrededor del uno por ciento del PIB, acotó Josefina Morales
• En Brasil, la política productiva ha sido una constante, añadió Irma Portos Pérez, del mismo instituto

El panorama derivado del presupuesto aprobado para el presente año es poco optimista porque continuará con sus objetivos de mantener inflación, déficit público y estabilidad monetaria opuestas a una dinámica de crecimiento sostenido; además, el empleo no se ha recuperado y continúa con un importante déficit, advirtieron integrantes del Instituto de Investigaciones Económicas (IIEc) de la UNAM.

En rueda de medios para presentar el boletín mensual Momento económico, Verónica Villarespe Reyes, directora del IIEc, dijo que el presupuesto aprobado para 2011 tiene un importante impacto en el desenvolvimiento económico, y que por su encadenamiento a las políticas aplicadas desde hace tres décadas, sus objetivos se acompañan de acciones tajantes, opuestas a una dinámica de crecimiento estable y sostenido.

Por ello, resaltó, los pronósticos para el presente año no son optimistas, pues las posibilidades de incremento del Producto Interno Bruto (PIB) se sitúan entre 3.9 y 4.2 por ciento.

En ese sentido, se pronunció por impulsar un proyecto de país distinto al que tenemos, en el que cobren primordial importancia las políticas industrial, monetaria, financiera y social. Se debe generar riqueza con ese proyecto y distribuirla mejor, “ese es un problema estructural de la economía mexicana, la gran concentración del ingreso”, recalcó.

Juan Arancibia Córdova, investigador del IIEc, aseguró que en lo que va del actual gobierno, México acumula un déficit de empleo de más de cuatro millones de trabajadores. En cuatro años se debieron crear cinco millones 200 mil nuevas fuentes laborales para dar cabida a la población susceptible de integrarse al mercado, y sólo se han creado poco más de un millón.

Cada año, detalló, la nación debe generar un millón 300 mil nuevas plazas, porque es la población que ingresa a la edad productiva; es decir, aunque el año pasado se crearon más de 700 mil empleos se tuvo una carencia de entre 500 y 600 mil. Una parte de estos últimos se fue a Estados Unidos y, la otra, a la economía informal.

La investigadora Josefina Morales Ramírez consideró que la política macroeconómica aplicada en los últimos 30 años ha llevado a México a un crecimiento precario e insuficiente, a un rezago en la economía mundial, por lo que hoy no está dentro de las llamadas naciones emergentes.

El presupuesto para 2011, abundó, privilegia el gasto corriente y la seguridad, con un incremento de 80 por ciento a los recursos de la Secretaría de Gobernación, 10 por ciento a la de Defensa, y 10 por ciento a la de Marina. Con la reducción del gasto en desarrollo social, los recursos en educación alcanzan el 6.7 del total, mientras que el de seguridad se eleva a 4.3 por ciento.

Respecto al costo de la inseguridad, la académica indicó que el impacto representa alrededor del uno por ciento del PIB.

Por su parte, Irma Portos Pérez, del mismo instituto, al hablar del caso de Brasil, comentó que México y ese país han vivido procesos de desindustrialización, pero en el caso de la nación carioca, la política productiva ha sido una constante, avalada por los sectores empresariales, que se conjuga con una distribución del ingreso que ayuda al productor local para la consolidación del sector productivo.
Créditos: UNAM-DGCS-0072-2011/unam.mx

La mayoría de gente que vive en el campo no cultiva la tierra, señaló investigador de la UNAM

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

agricultura de precisión29 de enero de 2011

En la actualidad la mayoría de gente que vive en el campo no cultiva sus tierras y quienes si lo hacen tienen que recurrir a trabajos temporales fuera de su lugar de origen para satisfacer sus necesidades básicas, afirmó el doctor Hubert Carton de Grammont, del Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) de la UNAM.

Durante su presentación magistral en el “Foro: Problemas del campo poblano y propuestas para su desarrollo”, que se realizó en el Complejo Cultural Universitario de la BUAP, el investigador explicó cómo se generan los ingresos de la gente que vive en el campo.

“Hoy en día la mayoría de personas que viven en el campo no se dedican a la agricultura, y quienes sí lo hacen viven esencialmente de trabajos que no tiene que ver con este sector”.

De estas afirmaciones derivan preguntas como ¿por qué se queda la gente en el campo si no lo trabaja? y ¿qué tanto les queda de campesinos a las personas que viven de otras actividades?

Anteriormente las zonas rurales estaban llenas de campesinos, quienes migraban a las ciudades en busca de trabajo sólo cuando ya no podían cultivar la tierra, o para complementar el ingreso y satisfacer sus necesidades básicas, sin embargo en la actualidad esto se ha agravado porque en las zonas urbanas ya no hay trabajo.

Lo anterior ha provocado que una buena parte de los campesinos regresen a sus lugares de origen y sólo salgan por temporadas en busca de oportunidades de trabajo, y mientras están lejos mandan dinero sus familias; “ésta es la nueva tendencia migratoria, que se suma a la salida permanente de campesinos, creando así un fenómeno conocido como precariedad del trabajo”.

Tal situación se debe a cambios en los mercados de trabajo, abaratamiento de los productos y aumento de costos de producción. Solamente sobreviven aquellos que logran aumentar su productividad y los que no salen de sus hogares.

De Grammont concluyó que incrementar la productividad y mantener precios adecuados para los productos del campo, serían soluciones factibles a la problemática rural por la que atraviesa México, sin embargo éstas no se han llevado a cabo, por lo que es necesario seguir analizando de fondo la situación del campo poblano y en general del país.

Créditos: BUAP/Comunicación Institucional/buap.mx