Tag Archives: psicología

Taller de Eneagrama en Puebla

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

TALLER DE ENEAGRAMA¿Quién soy?

A lo largo de la  vida construimos máscaras con las que sobrevivimos y confunden la búsqueda para encontrar respuesta a esta pregunta.

El Eneagrama de la Personalidad nos provee de instrumentos para trabajar con nosotros mismos al ser una guía para reconocer y aceptar limitaciones y fortalezas, para  desenmascarar al Ego y así aprender a vivir nuestro YO que no necesita sufrir

TALLER DE ENEAGRAMA

El propósito de este Taller es lograr un conocimiento personal que nos permita salirnos de la espiral de tristeza y auto-engaño en que nos encontramos parcial o totalmente sumergidos, repitiendo el mismo guión una y otra vez de manera neurótica y que nos lleva a obtener siempre los mismos resultados que no deseamos.

El tipo de parejas que elegimos, la manera de relacionarnos con nuestros compañeros de trabajo, amigos y familia, repitiendo los errores que nos llevan al conflicto.

El modelo de desarrollo humano Eneagrama de la Personalidad, contempla Nueve Figuras Básicas de conducta y sus interrelaciones; comprenderlas permite darnos cuenta de las características esenciales de la nuestra y la de aquellos con quienes interactuamos.

No existen soluciones mágicas, Eneagrama de la Personalidad es un instrumento que reforzará la decisión y el esfuerzo personal para modificar en ascenso, la manera en que hasta hoy vivimos nuestra vida.

Taller impartido por la Maestra Virginia Alfaro Blazco
Psicóloga Clínica
Terapeuta Gestalt
Psicoanalista.

Fecha:    sábado 31 de julio de 2010

Lugar:    Restaurante “La Garita” Salón Privado

Dirección:     8 Sur No.3501 Esq. Blvd. Díaz Ordaz

Dirección:     De 9:00 a 19:00 hrs.

Costo:    $1,500.00 por participante
(Incluye desayuno completo y comida)

Cupo Limitado*
Interesados favor de depositar en: cuenta Banorte No. 0621 079 012, a nombre de: Virginia Alfaro y confirmar su depósito al teléfono 5 710 747 ó al mail virginiaalfaro11@gmail.com

Los pagos en efectivo directamente con Virginia Alfaro.
Es indispensable presentar ficha de depósito original el día del evento.
*Último día para depositar sábado 24 de julio, ya que debemos confirmar al restaurante el número de personas que asistirán.

La vejez, un proceso integral

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Muchos ancianos están en sus casas, abandonados por sus familias; otros están solos, casi invisibles a la sociedad, afirmó Fernando Quintanar Olguín, de la FES Iztacala de la UNAM.
Muchos ancianos están en sus casas, abandonados por sus familias; otros están solos, casi invisibles a la sociedad, afirmó Fernando Quintanar Olguín, de la FES Iztacala de la UNAM.

• Realizar actividades que den sentido a la vida, integrar cambios en los roles familiares y mantener lazos afectivos son fundamentales en esa etapa de vida, dijo Fernando Quintanar, de la FES Iztacala de la UNAM

• Con Carlota García y Estela Flores, el doctor en psicología asesora a ancianos campesinos, cuidadores de hijos con discapacidad y sexoservidoras de la tercera edad

En Iztacala, un entusiasta grupo de ancianos acude a la Universidad, de 10 a 11 del día. Algunos asisten puntuales de lunes a viernes, otros van cuando quieren, pero ninguno de los 28 integrantes falta el día que hay fiesta.

“Entonces todos llegan”, narró entre risas Fernando Quintanar Olguín, profesor e investigador de la carrera de Psicología en la Facultad de Estudios Superiores (FES) Iztacala de la UNAM, quien ha dedicado 29 años de vida profesional a estudiar la vejez.

En la Clínica Universitaria de Salud Integral (CUSI), los ancianos llegan con ritmo pausado al aula 20, en el segundo piso. Ahí, personas que van de los 65 años a más de 80, en su mayoría mujeres, hablan de sus experiencias, reflexionan, recuerdan eventos significativos y hacen planes para tener un quehacer productivo presente.

“La vejez es la etapa donde se viven las consecuencias de los actos, cuando se hace una reflexión profunda de lo que somos y un análisis de los eventos a los que dimos prioridad.

“Muchos especialistas la abordan únicamente ligada a las enfermedades características, pero nosotros lo hacemos de una manera más amplia, integrando cambios que se pueden hacer en torno a la pareja, la familia, los nietos y amigos, para continuar su desarrollo y evitar la soledad y el abandono”, explicó el doctor en psicología.

Quintanar Olguín estudió la licenciatura y maestría en Psicología por la UNAM, y un doctorado en el área mediante un intercambio entre esta casa de estudios y la Universidad de Salamanca, en España. Evita términos como “adultos mayores” y “personas de la tercera edad”, y se ríe de aquel desafortunado término “adultos en plenitud”; con serenidad y afecto se refiere a sus pacientes como “viejos” y “ancianos”, así, con aceptación y sin simulaciones.

“Cuando llegaron casi todos hablaban de depresión, de enfermedades crónico degenerativas, de cáncer, de muerte y, sobre todo, de soledad. Aquí tienen una posibilidad de revisar su vida, y muchos, hacen cambios para vivir mejor el presente”, explicó el investigador, quien ideó en esa FES el Programa de Psicología del Envejecimiento, del que se desprende el curso que ofrece de lunes a viernes.

En el proyecto universitario también colaboran Carlota García Reyes-Lira y Estela Flores. “Entre los tres damos asesorías a grupos en Oaxaca, Hidalgo, Distrito Federal, Estado de México y aquí, en Iztacala”, detalló.

Marginados entre los marginados

Entre sus pacientes, a Fernando Quintanar y sus colegas les preocupan aquellos que no están en asilos o en algún programa asistencial hospitalario.

“Muchos están en sus casas, abandonados por sus familias; otros están solos, casi invisibles a la sociedad. Nosotros asesoramos a ancianos campesinos de Oaxaca, a un grupo de sexoservidoras de la Ciudad de México y a cuidadores de hijos con discapacidad en Hidalgo y Estado de México”, relató.

Quintanar descartó el abordaje de la geriatría, esa rama médica dedicada a las enfermedades de los ancianos, y elije la gerontología, una ciencia más amplia que incluye aspectos psicológicos, sociales, económicos y demográficos de la vejez.

“Tenemos que aprender a ser viejos, a abatir el aislamiento y la marginación en que viven los ancianos, incluso dentro de sus familias. Es conveniente que estén cerca del arte, de las flores y jardines que reflejan vida. Para integrarse a la sociedad actual, tienen que hacer cambios, integrar que los nietos, niños y jóvenes de hoy viven de otra manera, y asimilar esas diferencias”, recomendó.

Para ejemplificar a los viejos con sentido de vida, Quintanar recordó la anécdota de un grupo de jóvenes que cuestionaron a una anciana sobre actitudes y tecnologías que no existían en “sus tiempos”; pero ella respondió: “Oye, éste es mi tiempo”.

Créditos: Boletín UNAM-DGCS-175 – dgcs.unam.mx

PADECEN APNEA DEL SUEÑO CASI 30 MILLONES DE MEXICANOS

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

En agosto próximo, se prevé que la FP empiece la impartición de la maestría en Trastornos del Sueño, donde los alumnos podrán profesionalizarse en esta área, señaló Matilde Valencia Flores.
En agosto próximo, se prevé que la FP empiece la impartición de la maestría en Trastornos del Sueño, donde los alumnos podrán profesionalizarse en esta área, señaló Matilde Valencia Flores.

• Esa alteración afecta al 98 por ciento de los pacientes con obesidad, dijo Matilde Valencia Flores, de la Facultad de Psicología de la UNAM

• En agosto, se prevé que inicie la maestría en Trastornos del Sueño, para formar recursos humanos que atiendan la alta demanda, añadió

Casi 30 millones de mexicanos son afectados por la apnea del sueño, uno de los más frecuentes trastornos del dormir; está asociado al 98 por ciento de los pacientes con exceso de peso, advirtió Matilde Valencia Flores, investigadora de la Facultad de Psicología (FP) de la UNAM.

La apnea ocasiona frecuentes interrupciones de la respiración, de aproximadamente 10 segundos cada una, y provoca ronquidos y un sueño fragmentado que no es reparador. Cada episodio va seguido de un intento súbito por respirar y un cambio a una etapa de sueño más ligero.

Además, ocasiona que se colapse la vía aérea mientras se duerme y es más frecuente en los obesos por el cúmulo de grasa en la orofaringe, una región que abarca la porción posterior de la boca, desde el paladar blando hasta el hueso hioides, e incluye el tercio posterior de la lengua, detalló la especialista.

“Las personas con apnea tienen que ser tratadas por especialistas para reducir el riesgo cardiovascular y la somnolencia diurna, que ocasiona que se queden dormidas con mucha facilidad mientras trabajan, estudian, manejan o hablan por teléfono”, destacó.

Hábitos inadecuados, insomnio y depresión

Las causas de los trastornos del sueño pueden ser genéticas, étnicas, estructurales, funcionales y ambientales, reveló Valencia.

“Puede que se encuentren dañadas algunas de las estructuras que controlan el sueño o la vigilia, que haya una disminución de algún neurotransmisor u hormona, o que los hábitos en el dormir sean inadecuados”, como la presencia de un televisor en la recámara o la modificación de los horarios, por ejemplo, durante el fin de semana, señaló.

“Lo deseable es leer y ver la televisión en otro sitio y tratar de acostarse y levantarse todos los días a la misma hora”, recomendó.

Asimismo, dijo que ese tipo de trastornos están determinados por factores fisiológicos, culturales y ambientales. “Se tiene evidencia de que en las últimas décadas ha disminuido, de manera progresiva, el tiempo total de sueño y, por consiguiente, se padece una privación crónica”.

Esto ha sido posible por la presencia de alumbrado nocturno, que ha permitido hacer actividades durante la noche, y crear empleos en los que se trabaja las 24 horas del día.

El patrón natural de los humanos es diurno; entonces, mantener un empleo nocturno genera una alteración del ciclo sueño-vigilia y, con ello, se desincronizan otros ritmos vitales. El sueño de día favorece alteraciones hormonales y gástricas, advirtió.

El insomnio, a su vez, es un padecimiento frecuente. “Puede representar consecuencias adversas para la vida laboral, social y familiar. No es solamente una forma inadecuada o anormal del sueño, sino un síntoma que puede estar asociado a gran cantidad de trastornos psiquiátricos, médicos e incluso a otros del dormir”, acotó.
Por su parte, la depresión también se asocia con trastornos del sueño; en algunas personas causa somnolencia, mientras en otras, ocasiona insomnio.

En todos los casos, aclaró Valencia Flores, es fundamental contar con el diagnóstico de un especialista; se hace en una clínica del sueño, donde el paciente duerme toda la noche mientras se analiza con equipo especializado.

“Realizamos un diagnóstico mediante polisomnografía, un estudio en el que se valora la actividad eléctrica cerebral, la actividad electrocardiográfica, parámetros respiratorios y movimiento; después, se puede dar el tratamiento adecuado”, señaló.

La UNAM cuenta con dos sedes para este tipo de diagnósticos, una en la Facultad de Psicología, y otra, en la de Medicina, además de las que existen en los institutos nacionales de salud.

Maestría en Trastornos del Sueño

En agosto próximo, se prevé que la Facultad de Psicología de la UNAM empiece la impartición de la maestría en Trastornos del Sueño, donde los alumnos podrán profesionalizarse en esta área.

“El programa surge como resultado de la creciente especialización de las alteraciones sueño-vigilia, y de sus repercusiones en la salud en general y, muy particularmente, sobre diferentes sistemas como el conductual, el motor y el cardiopulmonar”, detalló Valencia Flores.

Este campo de estudio inició su consolidación en la década de 1970 en Estados Unidos, donde se creó la Asociación Americana de Trastornos del Dormir (AASM, por sus siglas en inglés).

En México, destacados científicos han realizado investigación básica al respecto, y en los últimos 15 años, se ha iniciado a nivel clínico. Los principales institutos nacionales de salud cuentan con laboratorios y clínicas en los que se atiende a pacientes con estos padecimientos.

“Por la complejidad que representa este campo, participan en su desarrollo especialistas en neurología, psiquiatría, neumología, otorrinolaringología, cardiología, biología y psicología”.

En la maestría en Trastornos del Sueño participan, por la UNAM, las Facultades de Psicología y Medicina, además del Instituto de Fisiología Celular.

Otras entidades que colaboran son la Universidad Autónoma Metropolitana Iztapalapa y cuatro institutos nacionales de salud: el de Enfermedades Respiratorias Ismael Cosío Villegas, el de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, el de Psiquiatría Ramón de la Fuente, y el de Neurología y Neurocirugía Manuel Velasco Suárez.

“El programa tiene la ventaja de proporcionar una formación teórico-metodológica integral, que permitirá a los egresados diagnosticar al paciente, proporcionar tratamientos que mejoren la calidad de sueño, realizar actividades de investigación generando nuevos conocimientos sobre los mecanismos que intervienen, formar especialistas de alta calidad y realizar promoción pública de esta especialidad”, concluyó.

Créditos: Boletín UNAM-DGCS-170 – dgcs.unam.mx

Sabersinfin.com

SALUD Y BIENESTAR, ESENCIALES EN LA PRODUCTIVIDAD LABORAL

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

La psicología organizacional es un área encargada de investigar, promover, difundir y atender la salud de los trabajadores, pues en la medida en que estén física y mentalmente sanos, tienden a ser más productivos y a tener un mejor involucramiento y compromiso con los objetivos de la empresa donde laboran.

El maestro Víctor Manuel Galindo Flores, coordinador del Departamento de Educación Continua de la Facultad de Psicología de la BUAP, comentó que esta disciplina se interesa por conocer cuáles son las necesidades y expectativas del factor más importante para una empresa: el humano.

Para lograr lo anterior, el gran reto de las compañías es enfocarse al desarrollo de las habilidades directivas de quienes tienen a personal bajo su mando; que tomen, respecto a los trabajadores, una posición de entendimiento y comprensión para promover el trabajo en equipo, la comunicación eficiente, el manejo de conflictos, el liderazgo, y ante todo, desarrollar la habilidad para tomar decisiones optimizando las relaciones interpersonales.

“Nosotros, como psicólogos, nos damos cuenta que, si bien las organizaciones laborales sirven como un medio para lograr el desarrollo de las habilidades y potencialidades de los trabajadores, también provocan toda una serie de patologías o enfermedades psicológicas y físicas en su estancia, que van desde el estrés, el burnout o estar quemado en el trabajo, el workaholic o adicción, hasta el llamado karoshi o la muerte dentro del trabajo”.

Dichos trastornos repercuten no sólo en el aspecto personal del trabajador, sino que se extienden a la vida familiar y se convierten en un problema social.

Otro aspecto son las cambiantes normas que gobiernan al mundo laboral, “donde no solamente se juzga por lo más o menos inteligente que podamos ser, ni por nuestra formación o experiencia, sino también por la forma en la que nos relacionamos con nosotros mismos y con los demás; esa es una habilidad que tenemos que desarrollar, sobre todo, si desempeñamos puestos directivos”, recalcó el especialista.

Con este fin, la Facultad de Psicología de la BUAP, iniciará el próximo 14 de mayo la octava generación del diplomado Desarrollo de Habilidades Directivas, dirigido a gerentes, coordinadores, profesores, asesores, mandos intermedios, supervisores y consultores, “gente que trabaja con gente, con puestos directivos y tenga la necesidad de elaborar planes y programas que requieran analizar problemas para la toma de decisiones”, dijo el especialista.

Serán nueve facilitadores de reconocimiento nacional e internacional como el maestro León Paniagua Blanco, delegado INLAC del comité ISO; el maestro Sergio Miguel Pérez Martínez, director del centro de Consultoría, Capacitación y Desarrollo Empresarial S.C. y el doctor Rafael Aluni Montes, presidente del Centro de Psicología Creativa Internacional A. C., entre otros, quienes impartirán dicho diplomado.

Tras siete generaciones, continuó el maestro Galindo Flores, “tenemos resultados bastante halagadores, porque mucha gente ha aplicado esto en sus empresas; tal es el caso de Lumicolor que ha cambiado su forma de interactuar con sus trabajadores, desarrollado planes y programas y que, según nos han manifestado, gracias a este diplomado han dado un giro bastante importante en su desarrollo como empresa”.

“Al iniciar esta octava generación nuestra esperanza es precisamente ir promoviendo y difundiendo la importancia de la psicología organizacional que radica en atender y destacar las mejores estrategias de cómo podemos cumplir las metas y objetivos organizacionales a través del entendimiento, comprensión y colaboración con el trabajador”, finalizó.

Para mayores informes acerca del diplomado Desarrollo de Habilidades Directivas, pueden dirigirse a Facultad de Psicología, 3 oriente 403, Centro Histórico, vía telefónica al 2 42 33 37 extensión 105 o enviando un correo electrónico a psicontinua@hotmail.com.

Fuente: Comunicación Institucional BUAP (buap.mx)

Sabersinfin.com