Tag Archives: facultad de medicina

Necesario, replantear políticas de salud

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

La comunidad debe defender el concepto de que la salud no es una obligación, sino un derecho, dijo el profesor Andrés Aranda Cruzalta.
La comunidad debe defender el concepto de que la salud no es una obligación, sino un derecho, dijo el profesor Andrés Aranda Cruzalta.

• Se trata de un asunto de interés común y no de algo que sólo competa al Estado, expuso Andrés Aranda Cruzalta, académico de la Facultad de Medicina de la UNAM

• “Ahora se debe poner más foco en las enfermedades crónico degenerativas y no a las infectocontagiosas, como se hacía antes”, añadió

Es necesario que todos —médicos, académicos, funcionarios y población en general— reconozcan que la salud es un derecho que debemos hacer valer, incluso bajo las condiciones cambiantes que enfrentamos, y también que debemos involucrarnos en la formulación de acuerdos que impliquen soluciones reales a los padecimientos de mayor importancia, que actualmente son los crónico degenerativos, señaló Andrés Aranda Cruzalta, académico de la Facultad de Medicina (FM) de la UNAM.

Al respecto, el académico señaló que la diferencia entre describir a la salud como un derecho o una obligación, depende de a qué sistema se apele, porque cada uno incide en la configuración del respectivo concepto.

“Definirla como un derecho implica una responsabilidad compartida entre los distintos actores, lo que quiere decir que la atención compete no sólo a los médicos, sino a las más diversas profesiones y a la misma ciudadanía”.

El ciudadano, independientemente de su formación, debería cuestionarse en qué consiste el derecho a la salud y cuáles son los procesos implicados, pues si sólo pensara en ésta en términos de obligación, apenas consideraría a uno de los partícipes en este proceso: el Estado.

“Decir que el Estado es el benefactor de la salud, por consecuencia, pone a sus ciudadanos bajo la norma de que estar saludable es su obligación, mas no su derecho”, expuso.

“Por otro lado, si pensamos en la salud en términos de atención médica (relación médico-paciente), ponemos de lado a las instituciones e instancias involucradas; por ello, debemos encaminarnos a la creación de modelos que den solución a los problemas de manera multidisciplinaria”, propuso.

En el marco del Día Internacional de la Salud, el también vicepresidente de la Sociedad Mexicana de Historia y Filosofía de la Medicina, argumentó que al ánimo de celebración se le debería unir uno crítico que reflexione sobre este concepto, pues aunque en México la salud es considerada un derecho, en ocasiones es descuidada.

Cambios de patrón

Existen enfermedades emergentes que atacan al mundo entero, como en otras épocas; sin embargo, ahora hay un cambio en el patrón epidemiológico, indicó.

Antes, las enfermedades infectocontagiosas eran prioritarias, ahora lo son las crónico-degenerativas, pues son las que más aquejan a la población.

Aranda Cruzalta explicó que una característica de las infectocontagiosas es el agente causal. “Si bien no es único, sí es necesario para que se presente la enfermedad”.

Esto ayudaba a su tratamiento y cura; no obstante, las crónicas presentan una complejidad distinta. “Se han presentado gracias a los avances en las ciencias médicas, ya que convertimos enfermedades agudas en crónicas”.

Las crónicas no tienen un agente causal único; en ellas, la causalidad es más compleja, por tanto, su tratamiento resulta más complicado. Padecimientos como la diabetes e hipertensión están asociados a hábitos alimentarios y cotidianos que resultan difíciles de tratar.

Además, expuso, debemos reconocer que los padecimientos cambian tanto como los enfermos, pues en términos generales, antes se estimaba que los males degenerativos eran exclusivos de la población adulta, pero ahora estas afecciones se presentan, en muchos casos, mucho antes de lo esperado.

Créditos: UNAM. DGCS. -216/ unam.mx

PRESENTAN AVANCES SOBRE VACUNA DE VIH

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Joan Joseph Mune, científico español, presentó en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, su trabajo de investigación tendiente a desarrollar una vacuna contra el VIH, que permita reducir el número de contagios en el mundo, donde hay más de 33 millones de personas infectadas.

A invitación de la Facultad de Medicina de la BUAP, investigador de la unidad de VIH- SIDA del Hospital Clínic de Barcelona, España, impartió dos conferencias magistrales ante estudiantes e investigadores acerca del estado de las vacunas y las líneas de investigación que dirige.

Resaltó la complejidad de encontrar vacunas para enfermedades como el VIH, que tiene factores que mutan rápidamente, lo que les permite escapar del sistema inmune y presentó el trabajo experimental preclínico que dirige basado en dos modelos de vacunas.

Uno de sus trabajos, está cimentado en la manipulación genética del microorganismo que se utiliza para vacunar contra la tuberculosis, con el fin de poderlo utilizar como vacuna contra el VIH; el otro se fundamenta en hacer una molécula quimérica de papiloma y virus de VIH.

“Se tiende en las vacunas, a desarrollar candidatos que puedan parar la transmisión a nivel de las mucosas, que es el foco de entrada, como por ejemplo en la vagina”, explicó.

El investigador español, que lleva trabajando más de 10 años en este tema en los que ha realizado estancias postdoctorales en Bogotá Colombia, el Colegio de Medicina de Nueva York y en la escuela de Harvard, afirmó que si bien la esperanza para el VIH hoy es el tratamiento, a futuro lo será una vacuna simple y efectiva.

Lamentó que el tratamiento no sea accesible a todo el mundo; de acuerdo al último informe de ONUSIDA, que reveló la existencia a diciembre de 2008 de más de 33 millones de personas infectadas y dos millones más muertas por este mal, la realidad es que la cifra es mucho mayor.

Con relación a la situación actual de las vacunas, puntualizó que hay resultados esperanzadores, como el último ensayo de fase III que se desarrolló en Tailandia, donde se encontró un 30 por ciento de eficacia en un candidato determinado, siendo la primera prueba que se realiza en humanos.

Comentó que tras 25 años de epidemia, cada año se van conociendo cosas nuevas, y el reto en investigación, es determinar que hace el huésped del organismo para resistirse a la infección; actualmente se realizan estudios en grupos de riesgo expuestos a VIH como sexoservidoras, drogadictos, pues hay quienes aun estando expuestos manifiestan una inmunidad natural.

Por último, destacó la importancia y la trascendencia de las vacunas, como la opción para tener salud a futuro.

Créditos: Comunicación Institucional BUAP (buap.mx)

Sabersinfin.com

GLAUCOMA, UN ENEMIGO SILENCIOSO CAPAZ DE PROVOCAR CEGUERA

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Este próximo 12 de marzo se conmemorará el Día Mundial del Glaucoma, con la finalidad de llamar la atención sobre una enfermedad que constituye la segunda causa de ceguera en el mundo occidental, al afectar a más de 45 millones de personas que pierden la vista a causa de este padecimiento.

Al respecto, el oftalmólogo Norberto Cuadra Villalbazo, egresado de la Facultad de Medicina de la BUAP, señaló que de acuerdo a la literatura, se estima que en el año 2020 habrá unos 80 millones de ciegos por glaucoma y 360 millones de personas presentarán daño visual debido a esta enfermedad.

El Especialista informó que lo más grave de la enfermedad es que en un principio no presenta síntomas; en países en vías de desarrollo hasta un 90 por ciento la padece sin saberlo y al no ser atendida puede llegar a ser seria, grave e invalidante; es provocada por el aumento de la presión ocular, que deteriora el nervio óptico y causa la pérdida gradual de la visión.

“El globo ocular produce constantemente liquido y tiene drenajes de salida, estos cientos de drenajes están produciendo humor acuoso y si se obstruyen, aumenta la presión, existen glaucomas traumáticos que se producen a causa de un golpe y al provocar inflamación obstruyen esos drenajes”, explicó.

El Oftalmólogo refirió que actualmente hasta cinco de cada 10 personas padecen hipertensión ocular, que representa el primer signo del glaucoma, sin saberlo, afección que es irreversible y al no ser atendida puede causar ceguera total.

Hizo un llamado a las personas en general a estar alertas ante síntomas como dolores de cabeza, sensación de una basurilla en el ojo o molestia a la luz, que representan el inicio del glaucoma los cuales generalmente son tratados con algún tipo de colirio lo que daña el nervio óptico y no reduce la presión ocular.

Agregó que desafortunadamente el paciente percibe que algo anda mal hasta que su capacidad visual se daña, cuando aumentan los dolores de cabeza, la molestia a la luz o fotofobia, así como su capacidad para detectar los objetos que están alrededor de la visión central, es decir cuando hay una pérdida de la visión periférica.

Reconoció que el glaucoma se presenta generalmente en las personas adultas, en edades por arriba de 45 años, aunque también puede ser de origen congénito, pues recién nacidos pueden presentar esta enfermedad.

Señaló que en un principio esta afección es relativamente sencilla de tratar, y no es muy costosa, pero una vez que se produjo daño al nervio ocular, la afección es irreversible, por ello debe detectarse y atenderse en etapas tempranas asistiendo al menos una vez al año al oftalmólogo a partir de los 40 años.

Fuente: Comunicación Institucional BUAP (buap.mx)

Sabersinfin.com

CONOCER LA MULTIFUNCIONALIDAD DE LAS HORMONAS PERMITIRÁ DISEÑAR FÁRMACOS ESPECÍFICOS

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

• Una hormona sintética reemplaza una función natural, pero genera efectos colaterales indeseables, dijo Juan José Mandoki, de la Facultad de Medicina de la UNAM
• El farmacólogo desarrolló una teoría donde ubica a esas sustancias como multiseñales químicas, con un abanico de respuestas que explica sus variadas funciones

Las hormonas no son mensajeros químicos, como se ha dicho por más de 80 años, son “multiseñales” que responden a receptores específicos para accionar alguna de sus variadas funciones en el organismo, sostuvo Juan José Mandoki Weitzner, de la Facultad de Medicina (FM) de la UNAM.

Desentrañar cada una de esas funciones y los mecanismos que ocurren entre una hormona y un tejido o célula para producir selectivamente una determinada actividad química, es fundamental para profundizar en la ciencia básica, pero también para desarrollar nuevos medicamentos más específicos, planteó el profesor e investigador del Departamento de Farmacología de la FM.

En la conferencia “Un nuevo paradigma del sistema endócrino”, en el auditorio A de la Facultad de Química (FQ), como parte del ciclo “La ciencia más allá de las aulas”, Mandoki destacó que estudiar a las hormonas desde la multifuncionalidad es fundamental para avanzar en farmacología.

“Actualmente existen varias hormonas sintéticas que sustituyen con bastante eficiencia la escasa o nula producción de una natural, pero son medicamentos que causan efectos colaterales en los pacientes”, reconoció.

Para reducir esas consecuencias es indispensable conocer los mecanismos naturales que propician una función hormonal específica, pues solamente así se podrán diseñar fármacos que copien actividades selectivas.

De mensajeros a multiseñales

“Por mucho tiempo, se ha dicho que las hormonas tienen una tarea específica y que operan como mensajeros químicos de esa función, pero se ha demostrado que cada una de ellas tiene responsabilidades variadas y precisas. Mi teoría es que son multiseñales químicas que ejercen una determinada labor según el receptor que las active”, explicó Mandoki.

Como ejemplo citó a la adrenalina, una hormona que disminuye la fatiga y el dolor, pero también participa en la vasoconstricción cardiaca y tiene actividad en el hígado y el bazo.

La secretina tiene una misión digestiva, pero también estimula la inmunidad; tiene funciones en el cerebelo y su deficiencia altera la conducta social, agregó el responsable del Laboratorio de Farmacología Celular y Molecular de la FM.

¿Cómo sabe un tejido o una célula cuándo responder al pulso de una hormona para generar una de sus múltiples tareas? La respuesta llevó al especialista a desarrollar, desde hace algunos años, una teoría sobre su multifuncionalidad.

En esa teoría, que fue distinguida con una Mención Especial del Premio Canifarma 2004, Mandoki sostuvo que en un organismo humano existe una rica interacción hormonal que podría tener implicaciones prácticas en el desarrollo de mejores terapias, más fundamentales, porque plantea estrategias para terapias farmacológicas más selectivas.

Mandoki Weitzner ha trabajado especialmente con hormonas sexuales femeninas, pues está convencido que dan origen a otras que podrían ayudar en la cura de varias enfermedades.
Fuente:
Boletín UNAM-DGCS-143
dgcs.unam.mx

Sabersinfin.com