Category Archives: Astronomía

Todo listo para admirar el cielo en la Noche de las Estrellas 2011 que se realizará en la BUAP

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

23 de febrero de 2011

Con más de 140 telescopios para observar el cielo, 45 talleres de astronomía, química, física y robótica, así como cuentacuentos, música, danza contemporánea y folklórica, que involucran a 450 personas, son algunas de las actividades que se realizarán en La Noche de las Estrellas 2011, en la Explanada de Rectoría de Ciudad Universitaria de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, este sábado 26 de febrero.

En rueda de prensa, el doctor Cupatitzio Ramírez Romero, director de la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas de la BUAP, informó que las Unidades Académicas de la Institución que se suman a este esfuerzo son: Ciencias Químicas, Ingeniería Química, Ciencias de la Electrónica, Ciencias Físico-Matemáticas y el Instituto de Física “Luis Rivera Terrazas” (IFUAP).

El director del IFUAP, Juan Francisco Rivas Silva, indicó que esta celebración “es una oportunidad para que el público conozca lo que se trabaja en las Unidades Académicas; los expertos explicarán a los asistentes determinados fenómenos científicos que les permitirán tener un acercamiento con la ciencia y la Universidad”.

En este evento donde tiene una importante participación el Instituto de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE), estarán presentes el CONCYTEP que instalará el Tráiler de la Ciencia; el Consejo Puebla de Lectura que llevará su Bebeteca, así como la Universidad de las Américas Puebla, la Alianza Francesa de Puebla, el Museo Imagina, el Planetario de Puebla, el Museo Nacional de los Ferrocarriles Mexicanos, el Instituto Francisco Esqueda y el Instituto Universitario de Puebla A.C., de Atlixco.

El director del INAOE, Alberto Carramiñana Alonso, señaló que el atractivo principal del evento será la zona de telescopios, en la que los asistentes podrán observar al planeta Júpiter, la constelación de Orión y su sorprendente nebulosa, así como a Saturno, el planeta de los anillos.

“Los astrónomos presentes orientarán al público sobre estos astros con el apoyo de láseres, mapas celestes y telescopios”, comentó.

En el estado de Puebla, también habrá sedes alternas ubicadas en Ciudad Serdán y el Cerro de San Miguel en Atlixco, en éste último se colocaran telescopios, realizarán talleres y actividades culturales, con la finalidad de entusiasmar a la población.

La Noche de las Estrellas 2011, considerada como una fiesta astronómica, se lleva a cabo desde el 2009, se celebra simultáneamente en más de 40 sedes y más de 200 instituciones en toda la República Mexicana, en colaboración con la Embajada de Francia en México y la red de Alianzas Francesas.

Con el lema “Haz Química con el Universo”, este año La Noche de las Estrellas 2011 se une a los festejos del Año Internacional de la Química, donde se propone impulsar la apreciación de esta disciplina científica como una herramienta fundamental para satisfacer las necesidades de la sociedad.

La Noche de las Estrellas 2011 dará inicio a las 16:00 horas en Ciudad Universitaria de la BUAP y concluirá a las 23:00 horas; la entrada es gratuita. Para mayor información se puede consultar la página electrónica www.nochedeestrellas.org.mx/estrellas_2011/

Créditos: BUAP/Comunicación Institucional/buap.mx

Todos los planetas del sistema solar podrían tener anillos, señala investigador BUAP

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

saturno21 de febrero de 2011

Los planetas de tipo gaseoso: Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno, tienen anillos en su superficie, pero ¿qué pasaría si se descubren estas formaciones en los planetas terrestres, es decir, Venus, Tierra y Marte?

Esto corroboraría la vieja teoría de que el Todo se formó a partir de una nube que gira y se aplana, cuyo vestigio es el disco de material, es decir el anillo; su sola existencia en todos los cuerpos del Sistema Solar hablaría de una generalidad en su mecanismo, argumentó el doctor Óscar Martínez Bravo.

El científico de la BUAP, explicó que uno de los hallazgos que sustentan esta hipótesis es el de Júpiter, que fue posible gracias a la observación de un satélite que empleó una técnica utilizada para medir el volumen de los planetas, la cual consiste en analizar la trayectoria de las estrellas en eclipse con el cuerpo celeste.

Los especialistas “observaron que antes de que una estrella llegara a Júpiter su brillo bajaba de intensidad y cuando salía del otro lado, éste se restablecía hasta que se acercaba nuevamente al planeta, lo que intrigó a los científicos que se dieron cuenta de que la causa de la pérdida del brillo en la estrella era la presencia de un anillo que gira alrededor de Júpiter”.

Un caso particularmente extraño fue el de Urano, ya que se observó que la disminución de brillo de las estrellas a su alrededor no eran simétricas. Fue hasta que se le tomaron fotos con un telescopio espacial, que los astrónomos determinaron que los anillos de este cuerpo celeste es difícil de imaginar ya que no son continuos, sino sectores o arcos, explicó.

El Sistema Solar como se concebía hace algunos años está cambiando gracias a la tecnología espacial, ahora Plutón ya no es plantea, Saturno no es el único con anillos y hoy en día se emprenden campañas de observación para tratar de determinar si los planetas terrestres también tienen estas formaciones.

Sobre este tema el académico e investigador de la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas, platicará con niños, jóvenes y adultos, el próximo 26 de febrero a partir de las 19 horas en la explanada de Rectoría de Ciudad Universitaria, como parte de La Noche de las Estrellas, evento convocado por la BUAP y el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE).

Enseñará a los asistentes a identificar constelaciones y estrellas en el cielo por medio de la observación a simple vista y por telescopio.

Finalmente al comentar que en el mes de marzo planea impartir un curso básico de astronomía, Martínez Bravo exhortó al público, sobre todo a niños y jóvenes, a contemplar el cielo con atención ya que pueden ser astrónomos en potencia.

Créditos: BUAP/Comunicación Institucional/buap.mx
Imagen: michocolate-susana.blogspot.com

Comprueban el estado de superfluidez en una estrella de neutrones

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

La estrella de neutrones Cassiopeia A, que pudo observarse con el telescopio Chandra, se ubica en el centro del remanente de una supernova.
La estrella de neutrones Cassiopeia A, que pudo observarse con el telescopio Chandra, se ubica en el centro del remanente de una supernova.

14 de febrero de 2011
• Un superfluido se caracteriza por la ausencia total de viscosidad y permite estudiar los neutrinos, partículas elementales sin carga eléctrica, cuya masa es tan pequeña que no ha podido medirse
• Dos grupos científicos independientes, uno encabezado por Dany Page Rollinet, del Instituto de Astronomía de la UNAM, detectaron esa condición en la estrella Cassiopeia A, ubicada a 11 mil años luz de distancia

Dos grupos científicos, uno de la UNAM y otro de Rusia, comprobaron en una estrella de neutrones el estado de superfluidez, caracterizado por la ausencia total de viscosidad.

Ese condición se estudia teóricamente hace más de 50 años, pero ahora el equipo encabezado por Dany Page Rollinet, del Instituto de Astronomía (IA) de esta casa de estudios, y el de Peter S. Shternin, del loffe Physical Technical Institute de San Petesburgo, Rusia, han observado la superfluidez en Cassiopeia A, una estrella de neutrones ubicada a 11 mil años luz de distancia, en la vecindad del Sistema Solar.

La superfluidez, explicó Page Rollinet, ha sido producida en laboratorio a muy bajas temperaturas, de unos cuantos grados Kelvin. Al no ser viscoso, un superfluido capturado en un tubo cerrado puede correr ininterrumpidamente sin perder energía por fricción.

En altas temperaturas, ese estado se produce en sistemas de enorme densidad y alta energía, como es el caso de Cassiopeia A, una estrella con temperaturas mayores a 500 millones de grados Celsius (el Sol tiene unos 15 millones de grados en su núcleo) y una masa comparable a la del Sol, concentrada en apenas 10 kilómetros, que rota a altísimas velocidades, hasta 600 vueltas por segundo.

La estrella de neutrones Cassiopeia A, que pudo observarse con el telescopio Chandra, se ubica en el centro del remanente de una supernova, es decir una estrella en agonía que para morir explotó hace 330 años (muy poco tiempo en términos astronómicos), por lo que concentra una gran energía.

Emisión de neutrinos

La superfluidez de las estrellas de neutrones acentúa la emisión de neutrinos, partículas elementales sin carga eléctrica, cuya masa es tan pequeña que no ha podido medirse.

Al ubicar este fenómeno, podrán estudiarse los neutrinos, que solamente se producen en condiciones especiales y que, una vez producidos, no interactúan con la materia, por lo que el Universo es casi transparente para ellos.

Las reacciones nucleares que proporcionan la energía del Sol (fusión del hidrógeno en helio) también producen neutrinos: millones de ellos nos atraviesan cada segundo sin que nos enteremos, y luego atraviesan la Tierra, sin que ellos se den cuenta.

Al contrario de las reacciones nucleares que son una fuente de energía, los neutrinos son una fuga de energía en las estrellas, pues una vez producidos se escapan de la estrella y se llevan energía.

En algunos casos, como en las estrellas de neutrones jóvenes, la pérdida de energía por neutrinos, desde el interior de la estrella, supera mucho la pérdida de energía debida a la emisión de fotones, desde la superficie de la estrella.
Créditos: UNAM-DGCS-091-2011/unam.mx