Tag Archives: facultad de medicina

Mezcla de alcohol y estimulantes pueden provocar infartos, incluso en jóvenes

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Jueves 26 de agosto de 2010

Es muy alto el índice de personas que sufren daños cardiacos e infartos en México y en el mundo, cifra que en el país podría incrementarse sobre todo entre los jóvenes, debido al exceso de ingesta de alcohol y su mezcla con bebidas estimulantes, alertó Héctor Mario Hernández Lobato, Profesor de la Facultad de Medicina de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.

A propósito del “Día Mundial del Corazón”, que se celebró este miércoles 25 de agosto, Hernández Lobato, mencionó que ésta costumbre de mezclar se ha puesto de moda e incrementa el riesgo de muerte por paro respiratorio, el cual también puede ser por causa de la ingesta de determinados medicamentos, como hipnóticos, tranquilizantes, analgésicos o su combinación de algunos de ellos.

Por otra parte señaló que muchas personas que sufren paro cardiaco, mueren por no obtener ayuda inmediata, por lo que resaltó la importancia de conocer los síntomas de esta afección, entre los que se encuentran: presión, dolor o falta de aire en la parte superior del cuerpo, así como nauseas, vómito, vértigo o sudoración; pero sobre todo, es fundamental saber cómo actuar en caso de que se presente una emergencia.

Informó que las enfermedades cardíacas, identificadas como ataque al corazón, infarto agudo de miocardio, síndrome coronario agudo o trombosis coronaria. Éstas representan la primera causa de muerte y de discapacidad en mujeres de Estados Unidos y dos tercios de éstas no logran una recuperación completa.

Hernández Lobato señaló que la causa más común de la enfermedad cardiaca o coronaria es el estrechamiento o el bloqueo de las arterias coronarias, que son los vasos sanguíneos que suministran sangre al propio corazón, enfermedad arterial coronaria que se desarrolla lentamente.

“En esta enfermedad, un material graso se acumula durante muchos años en las paredes internas de las arterias coronarias, que son las que suministran sangre y oxígeno al corazón, una zona de la placa se puede romper, haciendo que se forme un coágulo de sangre y puede bloquear el flujo de sangre rica en oxígeno que llega a la parte del músculo cardíaco alimentada por esa arteria”.

Aunque es de todos conocido que los principales factores de riesgo son: fumar, sufrir de presión arterial alta, colesterol alto, sobrepeso y obesidad, falta de actividad física, diabetes, antecedentes familiares de ataque al corazón o arterosclerosis y estrés, poco o nulo caso hacen los pacientes por cuidarse y sólo lo hacen una vez que han sufrido daño en su corazón.

Concluyó que vale la pena aprovechar esta fecha para insistir en cuidar la salud y prevenir un ataque cardíaco, mediante el consumo de una dieta baja en grasas y rica en frutas y verduras, disminuir el consumo de sal, dejar el cigarro y realizar actividades físicas para mejorar el estado del corazón.

Créditos: BUAP/Comunicación Institucional/buap.mx

No existe en México un nuevo brote de cólera

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Guadalupe Soto Estrada, de la FM de la UNAM recomendó, como medidas preventivas, lavarse las manos, beber y comer agua y alimentos limpios y, en caso de infección, utilizar de inmediato suero oral.
Guadalupe Soto Estrada, de la FM de la UNAM recomendó, como medidas preventivas, lavarse las manos, beber y comer agua y alimentos limpios y, en caso de infección, utilizar de inmediato suero oral.

15 de agosto de 2010

• Desde el año 2000 no se han reportado casos, aunque la vigilancia epidemiológica continúa, afirmó Guadalupe Soto Estrada, de la Facultad de Medicina de la UNAM
• Presente en el África subsahariana y el sureste de Asia, la infección causada por la bacteria Vibrio cholerae, no ha tenido un repunte significativo reciente en América Latina

Luego de provocar siete pandemias en el mundo a lo largo de la historia de la humanidad, el cólera no ha repuntado en México desde el año 2000, después de que en la década de 1990, el país padeció un brote que duró varios años, afirmó Guadalupe Soto Estrada, académica de la Facultad de Medicina (FM) de la UNAM.

Sin embargo, la vigilancia epidemiológica de esa infección, causada por la bacteria Vibrio cholerae, continúa en todo el territorio nacional, incluso existe una Norma Oficial Mexicana (NOM) con un manual para garantizar la inmediata respuesta ante nuevos casos, explicó.

Soto Estrada, jefa de la materia de Salud Pública II en la FM, aseguró que la última pandemia de ese padecimiento ocurrió en 1961, y hay especialistas que afirman que no ha terminado.

“Existen casos, sobre todo en África, en la parte subsahariana, y en el sureste de Asia. Cálculos epidemiológicos señalan que en el mundo hay, actualmente, unos cinco millones de pacientes infectados, y que fallecerán entre 100 mil y 200 mil personas”, comentó.

No obstante, en América Latina hay pocos pacientes reportados, y el registro anterior se remonta a 1998 en Brasil, Bolivia, Colombia y Ecuador, señaló.

En 1991, recordó, se propagó en la región, y en el país hubo reportes, especialmente en el Estado de México. “Los casos disminuyeron hasta el año 2000. La vigilancia mostró una ‘red negativa’, es decir, no hubo pacientes infectados registrados”.

Agua y alimentos contaminados

El cólera es una infección intestinal que provoca diarreas intensas; se expresa entre dos horas y cinco días después de haber adquirido la bacteria Vibrio cholerae. “Es muy resistente, sobrevive en agua de mar, en agua dulce, al aire libre, y se asocia con las heces fecales humanas, que muchas veces contaminan cuerpos freáticos”, indicó.

Los climas cálidos favorecen su reproducción, por lo que especialistas estiman que el cambio climático en el planeta se reflejará en su incremento.

Una persona lo puede adquirir por beber agua y comer alimentos infectados. “Durante una epidemia, la fuente de contaminación más frecuente son las heces fecales. La dispersión se genera en zonas sin higiene, donde se tiene acceso a agua y comida que se manejan sin lavarse las manos”, dijo.

Tras ser contagiado, el individuo presenta un cuadro inmediato de diarrea, que en el 80 por ciento de los casos es controlable con suero oral y medicamentos específicos.

“En el 20 por ciento de los casos la diarrea no cede, y causa una rápida deshidratación, que puede provocar la muerte, especialmente en niños menores de cinco años”, reveló.

En situaciones graves se acompaña de vómito, ojos hundidos, deshidratación, taquicardia y choque hipovolémico, consecuencia de la pérdida de líquidos.

Finalmente, la académica de la FM recomendó como medidas preventivas lavarse las manos, beber y comer agua y alimentos limpios y, en caso de infección, utilizar de inmediato suero oral.
Créditos: UNAM. DGCS -483/unam.mx

No queremos comodidades ni cosas superfluas, sino más inversión en salud: Narro Robles

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

El rector de la UNAM, José Narro Robles, en la inauguración del encuentro académico “Fondo Sectorial en Investigación en Salud 2010”.
El rector de la UNAM, José Narro Robles, en la inauguración del encuentro académico “Fondo Sectorial en Investigación en Salud 2010”.

12 de agosto de 2010

• Si se quiere avanzar, es necesario depender también del nuevo conocimiento, consideró el rector de la UNAM
• Exigimos se conceda el rango de prioridad además de a la salud, a la educación y a la investigación, dijo al inaugurar el encuentro “Fondo Sectorial en Investigación en Salud 2010”

En México no queremos comodidades ni cosas superfluas y lo que requerimos es mayor inversión en la investigación en materia de salud, porque si se desea avanzar, es necesario depender también del nuevo conocimiento, consideró el rector de la UNAM, José Narro Robles.

No desconocemos las dificultades que vive el país, pero las circunstancias demandan rango de prioridad a la salud, la educación y la investigación, dijo al inaugurar el encuentro académico “Fondo Sectorial en Investigación en Salud 2010”.

Si bien los recursos no alcanzan, debe haber prioridades como salud y educación superior, junto con investigación científica, desarrollo tecnológico, las humanidades y las artes, añadió.

En el auditorio Raoul Fournier de la Facultad de Medicina, Narro Robles mencionó que sin salud no hay desarrollo, ni en lo individual ni en lo colectivo. México ha avanzado de manera importante en esa área en las últimas décadas, en esperanza de vida, mortalidad infantil y materna, pero no se hace con la rapidez suficiente.

En la ceremonia, el secretario de Salud, José Ángel Córdova Villalobos, señaló la necesidad de poner en “blanco y negro” una política estatal a mediano y largo plazos, que atienda la formación de los científicos en temas importantes de investigación para la nación, como el control de los nuevos virus y los brotes epidemiológicos.

Al afirmar que se requiere “una política de Estado que redistribuya regionalmente las oportunidades”, reconoció que el panorama en la investigación en general, y en particular en el área de la salud, no ha sido el mejor.

Al acto asistieron Guillermo Aguilar Sahagún, director de Investigación Aplicada del Conacyt; Santiago Echeverría Zuno, director de Prestaciones Médicas del IMSS; Romeo Rodríguez Suárez, titular de la Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad, y Patricia Ostrosky, directora general de Políticas de Investigación en Salud de la Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales de Salud de Alta Especialidad.

Créditos: UNAM. DGCS -474/unam.mx

El país, con un sistema educativo inequitativo: José Narro Robles

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

El rector de la UNAM, José Narro Robles, en la ceremonia de inicio de cursos del ciclo escolar 2010-2011.
El rector de la UNAM, José Narro Robles, en la ceremonia de inicio de cursos del ciclo escolar 2010-2011.

10 de agosto de 2010

• Un privilegio, tener un lugar en la educación superior, dijo al poner en marcha el ciclo escolar 2010-2011
• Sólo 18 de cada 100 alumnos que ingresan a educación básica concluyen los estudios superiores, detalló
• Siguen vigentes los ideales con los que fue creada la Universidad Nacional en 1910: Juliana González, profesora emérita de la FFyL

Contar con un lugar en la educación superior en México es un privilegio al que lamentablemente otros jóvenes no pueden acceder, porque tenemos un sistema educativo inequitativo, aseguró el rector de la UNAM, José Narro Robles.

Hoy día, informó, sólo 18 de cada 100 alumnos que ingresan a la educación básica concluyen los estudios superiores. El resto, en algún momento, abandona su preparación. El problema se agrava en el paso del bachillerato al nivel profesional, y en los primeros semestres de licenciatura.

En la ceremonia de inicio de cursos del ciclo escolar 2010-2011 de esta casa de estudios, dijo que los retos de México en este ámbito son mayúsculos: más de 33 millones de personas mayores de 15 años se encuentran en situación de rezago; somos un país cuyo nivel promedio de escolaridad apenas rebasa los ochos años, además del elevado número de jóvenes que no tienen cabida en el sector educativo ni en el mercado de trabajo.

Narro Robles dijo a los estudiantes de bachillerato y licenciatura presentes que son afortunados, porque forman parte del 60 por ciento, que en el ámbito nacional, puede cursar la educación media superior. Quienes lo hacen en los estudios profesionales y en los programas de posgrado, forman parte del 30 por ciento de los jóvenes que reciben esa oportunidad.

En el auditorio Raoul Fournier Villada de la Facultad de Medicina, comentó que ellos han logrado, por méritos propios, un sitio en la UNAM, una institución prestigiada. “Llegan a una gran casa de estudios, grande no sólo por su tamaño, sino por sus logros y por su potencial”.

Por su parte, Juliana González Valenzuela, profesora emérita de la Facultad de Filosofía y Letras (FFyL), subrayó que la Universidad, la de 1910, todavía no autónoma, fue creada con ideales vigentes un siglo después.

Esta casa de estudios ha cumplido con sus valores y ha enriquecido de manera extraordinaria sus horizontes y su misión. En estos cien años, la institución ha formado parte decisiva del cerebro del país, si se considera que en este último residen no sólo la conciencia y la razón, sino también las emociones más puras y más intensas, así como los impulsos vitales que nos mueven a actuar.

Por los estudiantes de licenciatura, Benjamín Hernández Rodríguez, de la Facultad de Ciencias, consideró necesario que los alumnos nunca nos pongamos fronteras; esa palabra ni siquiera debiera existir, lo imposible sólo se llama así porque no ha habido alguien que se haya atrevido a hacerlo.

En ese sentido, Montserrat Ulloa Sandoval, del plantel 6 Antonio Caso, de la Escuela Nacional Preparatoria, reconoció que a lo largo de su vida ha tenido que tomar decisiones, pero “de lo que siempre estuve segura es que tenía que estudiar en la UNAM, por todo lo que representa para mí”.

Créditos: UNAM. DGCS -472/unam.mx

Aplicará Enfermería BUAP programas preventivos para adolescentes

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Sábado 24 de Julio de 2010

Los elevados índices de adicciones, enfermedades de transmisión sexual, embarazos no deseados y violencia en el noviazgo que se presentan entre los jóvenes, son el motivo por el cual un grupo de Investigación de la Facultad de Enfermería de la BUAP realiza estudios, que le permitirán atender directamente las necesidades de los grupos vulnerables y contribuir a prevenir esa problemática.

Ana María Cerezo Bautista, Responsable del Grupo de Investigación en Cuidado a los Adolescentes de la Facultad de Enfermería, “GRECA”, informó que este grupo forma parte de una red nacional, que busca conocer a fondo la problemática presente entre los adolescentes, para poder realizar intervenciones de cuidado y prevención.

“Queremos hacer intervenciones profesionales de enfermería, pero basados en datos que la misma comunidad nos aporte a través de una investigación que recientemente iniciamos”, expresó.

Cerezo Bautista señaló que de acuerdo a indicadores nacionales, los 13 años son la edad promedio para iniciar el consumo de tabaco y alcohol, una adicción altamente asociada al consumo de sustancias psicotrópicas, al elevado número de embarazos no planeados, y a enfermedades de transmisión sexual como el papiloma.

Agregó que alcohol, enfermedades de transmisión sexual y embarazos no deseados, están íntimamente ligados, a la edad y falta de afecto que se presenta entre los jóvenes y los lleva a relaciones de violencia en pareja.

Indicó que estudiar a fondo las necesidades de estos jóvenes, permitirá atenderlos a partir de sus necesidades, para poder establecer programas innovadores y efectivos de prevención, relacionados principalmente con información.

Este proyecto, dijo, es de largo plazo y está basado en encuestas que se realizaron para conocer el funcionamiento de las familias, características sociales, desarrollo escolar, historial de consumo de tabaco y alcohol, y elementos de comportamiento.

“Con esta actividad nosotros pretendemos evitar en el futuro hombres o mujeres que tengan problemas de salud por alcoholismo o tabaquismo”, concluyó.

El grupo de Investigación está conformado por las maestras en enfermería Araceli García López y Yara Gracia Verónica, el doctor Raúl Jiménez García y dos estudiantes de perinatología del Facultad de Enfermería, quienes han participado en foros y convenciones de Monterrey, Matamoros y Zacatecas.

Créditos: BUAP/Comunicación Institucional/buap.mx