Category Archives: computación

Se pierden en México cerca de 9 millones de dólares al año por robo de identidad

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

La Seguridad Biométrica, asegura Tabata Jessica Pérez Ramírez, especialista en la materia y egresada de la Escuela Superior de Cómputo del IPN, representa una alternativa para evitar daños o fraudes a usuarios, bancos e instituciones públicas
La Seguridad Biométrica, asegura Tabata Jessica Pérez Ramírez, especialista en la materia y egresada de la Escuela Superior de Cómputo del IPN, representa una alternativa para evitar daños o fraudes a usuarios, bancos e instituciones públicas

Tabata Jessica Pérez Ramírez, especialista en el área de Tecnología en Implementación de Seguridad Biométrica, aseguró que en México se agravó, en los últimos tres años, el delito de Robo de Identidad, que anualmente deja pérdidas por casi 9 millones de dólares y afecta tanto a usuarios como a instituciones públicas y privadas.

“Se ha incrementado el número de fraudes mediante el robo o manipulación de información confidencial a través de Internet y las diferentes redes sociales”, advirtió al participar con la conferencia Robo de Identidad, en el ciclo de Seminarios de Investigación de Egresados Distinguidos que se realiza en la Escuela Superior de Cómputo (ESCOM) del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

Ante docentes y estudiantes politécnicos, la también egresada de la ESCOM indicó que actualmente, a través de Internet, es muy fácil entrar a bancos de datos y poder realizar trámites con la información de otra persona, e incluso acceder a cuentas bancarias o realizar compras por montos muy elevados.

“El robo de identidad viene desde que nosotros prestamos nuestro nombre de usuario y contraseña, o alguien nos vio, o simplemente decidió prestárselos a los demás, o porque un hacker hizo un ataque a un usuario o a una institución para poder tener acceso a cuentas”, señaló.

Pérez Ramírez manifestó que es necesario implementar nuevas herramientas que ayuden a evitar el Robo de Identidad, a fin de evitar daños o fraudes principalmente en bancos e instituciones públicas y “una buena alternativa para combatir ese delito es la Seguridad Biométrica”.

La especialista explicó que la Seguridad Biométrica consiste en la medición y análisis de información biológica de una persona viva, y se basa en el uso de sistemas de autentificación mediante lectura de huella digital, mano, patrones del iris del ojo, identificación de cara, reconocimiento de voz, ADN o de las ondas cerebrales.

“El Robo de Identidad es el delito con más rápido crecimiento en el mundo, porque es muy fácil para una persona abrir una cuenta en Internet y decir que es alguien que realmente no es. Se pueden crear muchos perfiles falsos, por ello tenemos que tener cuidado con nuestros datos personales que están expuestos en Internet y que cualquiera puede consultar”, expresó.

La egresada politécnica mencionó que el Robo de Identidad se puede llevar a cabo  mediante correos falsos, procesos que se realizan en la banca en línea, la venta de bases de datos o por medio de ataques de personas especializadas en esta actividad.

Por ello insistió en que la Biometría puede ser una alternativa para ayudarnos a mitigar este problema, “pues en México no existe una legislación específica contra el Robo de Identidad, por eso es muy importante que tengamos mucha conciencia sobre esto, porque es muy fácil compartir datos en redes sociales y desconocemos el uso que otros le pueden a dar a nuestra información”.

Pérez Ramírez indicó que actualmente en México se empieza a desarrollar tecnología propia en materia de Seguridad Biométrica, sin embargo es un campo que requiere de un mayor número de profesionales de la informática para el desarrollo de este tipo de sistemas que permitan consolidar una industria nacional.

Créditos: Comunicación Social/IPN/ Comunicado: 046

Imagen: infogeekcatamarca.wordpress.com/

México no está inserto en la sociedad del conocimiento:José Narro Robles

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

El rector José Narro Robles, en la presentación de la Enciclopedia de Conocimientos Fundamentales, UNAM-Siglo XXI.
El rector José Narro Robles, en la presentación de la Enciclopedia de Conocimientos Fundamentales, UNAM-Siglo XXI.

9 de febrero de 2011

• El rector de la UNAM dijo que el promedio de escolaridad menor a nueve años, el rezago educativo de 33 millones de personas, y casi seis millones de analfabetas, nos hacen vulnerables
• Se presentó la Enciclopedia de Conocimientos Fundamentales, UNAM-Siglo XXI

A pesar de los avances registrados en materia educativa, México no está inserto en la sociedad del conocimiento, estableció el rector de la UNAM, José Narro Robles.

Es preocupante, abundó, que los mexicanos tengan, en promedio, una escolaridad menor a nueve años, un rezago educativo de 33 millones de personas, y casi seis millones de quienes no saben leer ni escribir. “Eso nos hace vulnerables frente a la posibilidad de incorporarnos plenamente al desarrollo”, sostuvo.

En la presentación de la Enciclopedia de Conocimientos Fundamentales, UNAM-Siglo XXI, que busca difundir la cultura general, lamentó que el país no haya resuelto el acceso abierto, democrático y amplio al conocimiento y que no se utilice a plenitud la tecnología para ponerlo a disposición de la población en sus múltiples modalidades.

Ante directores de facultades, escuelas, centros, institutos y de planteles del bachillerato, así como autores y coordinadores de esta colección, el rector reconoció que, hasta el momento, la presencia de México en cuanto a artículos científicos, y aportaciones en el campo de las ciencias sociales y las humanidades, es limitada.

En el auditorio de la Torre de Rectoría, Jaime Labastida Ochoa, director General de Siglo XXI Editores, aseveró que la obra es un instrumento eficaz para disponer de los conocimientos que cualquier persona, medianamente enterada, debe tener. “No es una enciclopedia al estilo tradicional, sino temática, que pone el acento en los problemas, antes que en las soluciones, y en las preguntas, antes que en las respuestas”.

Por su parte, Javier de la Fuente Hernández, secretario de Desarrollo Institucional de la UNAM, señaló que esta Universidad, aliada con una de las casas editoras de mayor prestigio, contribuye a la inserción de México a la sociedad del conocimiento, condición irrevocable para estar a la altura de las exigencias y desafíos de nuestro tiempo.

Elisabetta Di Castro Stringher, coordinadora del área de filosofía de la colección, externó su confianza en que este esfuerzo logre su objetivo de apoyar la formación de jóvenes y ciudadanos que, con sentido crítico, contribuyan a un desarrollo más justo y democrático.

En la Enciclopedia de Conocimientos Fundamentales, conformada por cinco volúmenes que reúnen 13 disciplinas, participaron casi un centenar de expertos. Cuenta con casi tres mil 800 páginas y constituye un material invaluable para fomentar el saber interdisciplinario.

Asistieron, entre otros, David Kershenobich Stalnikowitz, presidente de la Junta de Gobierno de la UNAM; Alfredo Adam Adam, presidente del Patronato Universitario; Fernando González Sánchez, subsecretario de Educación Básica de la SEP; Rafael López Castañares, secretario General Ejecutivo de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), y Rosaura Ruiz Gutiérrez, directora de la Facultad de Ciencias.
Créditos: UNAM-DGCS-0082-2011/unam.mx

Acceso virtual a los códices prehispánicos, ejemplo de los alcances de las TIC

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

codic prehis* Es posible forjar una biblioteca de la nación en el ciberespacio

* Los medios digitales descentralizan el conocimiento

* La educación pública se beneficia de estos adelantos

Es necesario reconocer que las formas de acceso a la información están cambiando, que se están explorando otras posibilidades de difusión a todos los niveles, utilizando los recursos tecnológicos para poner a disposición información de cualquier tipo, refirió la maestra Julia Vargas Rubio, profesora investigadora de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), a propósito del acceso virtual a los códices prehispánicos mediante la Biblioteca Digital Mexicana.

Que muchos tengan acceso a la riqueza documental del país, antes posible únicamente por especialistas y estudiosos en el tema luego de cumplir una serie de requisitos, es un ejemplo de los esfuerzos por aprovechar las tecnologías de la información y comunicación (TIC), aseveró la profesora del Departamento de Investigación y Conocimiento y una de las coordinadoras del Sistema de Museos Virtuales de la UAM Azcapotzalco.

Una forma contemporánea de tener presencia en el mundo a través del ciberespacio con el fin de ampliar la visión del país e intercambiar experiencias es algo en lo que la UAM Azcapotzalco lleva 10 años de experiencia mediante sus museos virtuales, destacó.

Roberto Real de León, profesor investigador del citado Departamento, señaló que ampliar las posibilidades de difusión y comunicación en el ámbito educativo beneficia principalmente a la educación pública, pues las ventajas que ofrecen los medios digitales, como el acceso permanente, descentralizan el conocimiento.

Liberar información sin importar si es cultural, científica o recreativa siempre será en beneficio de la ciudadanía por las limitantes naturales que representa contar con un espacio físico poco visitado, la información en el ciberespacio permitirá empezar a hablar de una biblioteca de la nación, destacó el curador del Sistema de Museos Virtuales.

La iniciativa de la Biblioteca Digital Mexicana es otro ejemplo de que México participa como generador en la sociedad del conocimiento, cuyos resultados repercuten en el ámbito social, cultural, educativo y económico del país, indicó el especialista en Artes Visuales.

Créditos: UAM/Dirección de Comunicación Social/uam.mx /Boletín 026/11

El espacio virtual, propicio para que la creatividad rompa barreras interdisciplinarias

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

virtu24 de enero de 2011
* Hay esfuerzos encaminados a romper los monólogos seriales del conocimiento * Las publicaciones científicas deben ser más flexibles

Fusionar la creatividad, hasta ahora identificada como propia de los seres humanos, con el espacio virtual, parece propio de la ciencia ficción; sin embargo, especialistas de todo el mundo diseñan programas informáticos que crean poesía, cuento, música, pintura y diversas aplicaciones de inteligencia artificial.

Los arquitectos de estos innovadores programas informáticos buscan dar una nueva dimensión al conocimiento y mostrar que los avances en la construcción de los saberes puede tener su mejor expresión en lo desconocido y lo improbable, y han tenido que romper con cánones y paradigmas establecidos, reconoció el doctor Arturo Rojo Domínguez, rector de la Unidad Cuajimalpa en la inauguración del quinto Coloquio Internacional de Creatividad Computacional. La creatividad computacional como ejemplo de colaboración interdisciplinaria.

Reconoció que el entrenamiento disciplinario no es sencillo y menos aún la formación de cuerpos académicos, planes de estudio, profesores o egresados con esa característica, por ello consideró relevante poner el tema de la interdisciplina  en el centro de la reflexión del coloquio organizado por el Grupo Interdisciplinario de Creatividad Computacional de la Unidad Cuajimalpa.

El doctor Eduardo Peñalosa Castro, del departamento de Ciencias de la Comunicación, coincidió en que son todavía muchos los problemas que existen para integrar diferentes miradas en favor de la construcción común del conocimiento, y consideró que hasta hoy sólo se dan monólogos seriales sin que los diferentes saberes se integren.

Existen, sin embargo, esfuerzos que avanzan en ese sentido, un ejemplo es el Grupo Interdisciplinario de Creatividad Computacional que busca saltar las barreras que imponen las diferentes tradiciones, técnicas, lenguajes y fundamentos epistemológicos de las diferentes ciencias.

Nick Monfort, del Masachusetts Institute of Technology, enfatizó la importancia del trabajo interdisciplinario y sugirió crear en las universidades las estructuras que promuevan esta práctica e incentivar el trabajo colaborativo con recompensas, tal como se compensa la investigación individual.

Para Graeme Ritchie, de la University of Aberdeen, las compensaciones para incentivar la práctica interdisciplinaria pueden ser un tema delicado, y considerar el trabajo interdisciplinario como un fin en sí mismo o un dogma que deba basarse en criterios y procesos rígidos es un riesgo que puede llevar a efectos más negativos que positivos.

En su turno, el doctor Dan Ventura, de la Brigham Young University, indicó que la falta de reconocimiento de la investigación interdisciplinaria es clara, por ejemplo, en las publicaciones científicas especializadas, pese a que los mayores descubrimientos en la ciencia se encuentran hoy en las fronteras de diferentes disciplinas.

Créditos: UAM/Dirección de Comunicación Social/uam.mx / Boletín 020/11