Category Archives: ciencia

Prepara alumno de la UNAM una orquesta virtual para estrenar un concierto comtemporáneo

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

09 de Agosto de 2011

Jorge Armando Barragán Contreras, estudiante de sexto semestre de la licenciatura en Tecnología y titular de este proyecto
Jorge Armando Barragán Contreras, estudiante de sexto semestre de la licenciatura en Tecnología y titular de este proyecto

• En vez de 87 músicos, 16 bocinas ampliarán los sonidos de la obra “Fantome”, de Angelo Sturiale, que serán emitidos desde un programa de cómputo, diseñado en CFATA con técnicas de inteligencia artificial, explicó Jorge Armando Barragán, alumno de la licenciatura en Tecnología
• El estreno mundial será el 11 de agosto en el Centro Académico y Cultural del campus Juriquilla de esta casa de estudios

Creada para que 87 músicos de una orquesta sinfónica la interpreten en una sala de conciertos, la obra Fantome (Fantasma), del compositor italiano contemporáneo Angelo Sturiale, tendrá su estreno mundial en la UNAM con una orquesta virtual, que emitirá los sonidos indicados por la partitura desde un programa de cómputo, diseñado con técnicas de inteligencia artificial en el Centro de Física Aplicada y Tecnología Avanzada (CFATA), de esta casa de estudios.

En vez de los habituales intérpretes humanos con sus instrumentos, una red de 16 bocinas se presentará ante el público, explicó Jorge Armando Barragán Contreras, estudiante de sexto semestre de la licenciatura en Tecnología y titular de este proyecto.

Con sus maestros y asesores del CFATA: Miguel de Icaza Herrera, Ana Leonor Rivera López, Amanda Montejano Cantoral y Víctor Manuel Castaño Meneses, Barragán diseñó el programa, que mezcla música y tecnología, sus dos intereses primordiales.

Un reto importante es respetar un rasgo singular de la obra, que considera espacios para la innovación, elemento que se mantiene en la versión virtual.

“Nuestro sistema combina técnicas de inteligencia artificial que simulan a los instrumentistas en improvisación, utilizamos sonidos de alta calidad acústica –de la Viena Symphonic Library— y programamos en Max MSP, que maneja el audio de manera adecuada”, explicó el universitario, que con este proyecto realiza su tesis de licenciatura, que concluirá tras cursar dos semestres más en el CFATA.

Entre el arte y la ciencia

Cercano a la música desde niño, Barragán toca el piano, estudió composición y cursó el bachillerato musical en el Conservatorio de las Rosas, en Morelia, Michoacán, su estado natal.

Pensó cursar física para complementar su formación, pues descubrió el nexo entre música y ciencia en sus últimos años en el conservatorio, y le interesó. Lo mismo le ocurrió al conocer la licenciatura en Tecnología en la UNAM.

“En el momento que llevé matemáticas en la carrera me percaté de cómo podía aplicarlas directamente a la música, pero también llamaron mi atención la física, la acústica y la electrónica, todas herramientas que me dieron para desarrollar mi proyecto”, señaló.

Contento con su instrucción universitaria, destacó que la estructura multidisciplinaria del plan de estudios le permite conocer también temas de biología, química y programación.

Un “fantasma” que improvisa

En 2004, como alumno en el Conservatorio de las Rosas, conoció al compositor Angelo Sturiale, quien le dio algunas clases tras su llegada a México, proveniente de Catania, Italia.

“Su obra me llamó la atención porque es no lineal. Fantome juega con una especie de ‘improvisación organizada’ y pide que una orquesta improvise motivos, que se derivan o modifican, y dan como resultado una obra siempre nueva que es distinta en cada interpretación”, detalló.

En su partitura, Sturiale creó una estructura que da pauta para que la innovación ocurra en un cierto rango y, con ello, evita una música caótica.

El ‘Fantasma’, que da título a la obra, añadió Barragán, busca atraer la carga cultural, estética y de pensamiento de cada uno de los intérpretes, quienes se convierten en co-autores de la obra. “Me gusta pensar en ésta como compuesta por células con información genética que se pasa entre los intérpretes. Hay estructuras que son como las funciones bien definidas de esas unidades”.

Considerada utópica, Fantome tiene una compleja estructura técnica que los avances han ayudado a desentrañar. “Simular la improvisación es el mayor reto del proyecto, pues implica emplear inteligencia artificial”, abundó.

Del pentagrama a los vectores

Para trasladar la obra musical a la programación computacional, Barragán y sus maestros unieron elementos afines y usaron la Teoría de Conjuntos.

“El compositor me pasó la partitura. En CFATA hicimos un análisis riguroso de la obra. Con Amanda Montejano, matemática, y Víctor Manuel Castaño, físico, estudiamos la anotación musical, que podía simplificarse. Hicimos un estudio de redes, donde un elemento musical se conecta a otro. Creamos una relación con respeto a la lógica del autor, pero trasladándola a lenguaje matemático”, explicó.

Aplicaron técnicas de análisis de redes y convirtieron la partitura a vectores; así simplificaron la información que debía programarse. “En esa información se incluyeron cambios de frecuencia e intensidad de los sonidos, tiempos y todas las instrucciones de la partitura. Tras la conversión a vectores escogimos el lenguaje Max SMP, plataforma para trabajar con audio”.

Al grupo inicial de CFATA se sumaron otros colaboradores del Centro Mexicano para la Música y las Artes Sonoras del Conaculta (con sede en Morelia); el Centro Multimedia del Centro Nacional de las Artes; el Instituto Universitario de las Artes de la Universidad de Colima, y el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey, donde Angelo Sturiale es docente.

El estreno mundial de Fantome, interpretada por la orquesta virtual, será el 11 de agosto en el Centro Académico y Cultural del campus Juriquilla de la UNAM.

El concierto se acompañará con imágenes en video realizadas por artistas visuales de Barcelona interesados en este proyecto. “Se presentarán videos de procesos dinámicos y no lineales, como una gota de agua o la figura que forma la crema al caer dentro de una taza de café. Será una ejemplificación de los procesos dinámicos de la naturaleza”, concluyó Barragán.

Créditos:  unam.mx/boletín/2011_467

Profesionales de alto nivel en la Escuela Complutense Latinoamericana

 
Facebooktwittergoogle_plusmail


08 de Agosto de 2011

La Escuela Complutense Latinoamericana (ECL) en el área de Estomatología, brinda la oportunidad a los profesionales de México y otros países, de renovar y enriquecer sus conocimientos en distintas áreas odontológicas, afirmó José Mario Palma Guzmán, Director de la ECL e investigador de la Facultad de Estomatología de la BUAP.

Tras invitar a estudiantes y profesionistas de la salud dental a inscribirse al curso Periodoncia, implantología, rehabilitación y medicina bucal: nuevas perspectivas para la odonto-estomatología de hoy, mencionó diversas características que lo hacen de particular importancia e impacto.

“Más que asistir a una modalidad de educación continua, es un retorno a clases durante 15 días; en el curso de estomatología se brinda la oportunidad de renovarse en distintas áreas del conocimiento odontológico”, dijo.

Resaltó la presencia de profesores de alto renombre como Antonio Bascones Martínez, Director del Posgrado en Periodoncia de la Universidad Complutense de Madrid, ampliamente reconocido en Europa y América Latina.

“Además, se contará con la participación de profesores invitados de la red internacional, como el doctor Oslei Paes de Almeida, jefe del Departamento de Patología Oral de la Universidad Estatal de Campinas de Sao Paulo, Brasil y Adalberto Mosqueda Taylor, de la Universidad Autónoma Metropolitana”.

Palma Guzmán destacó la riqueza de conocimiento y experiencia que se adquirirá durante el curso, “lo que se debe volver un elemento interesante para quienes se den el lujo de asistir a dichos cursos” en los que cada módulo estará integrado por clases teóricas, análisis de situaciones clínicas y seminarios.

En 15 días, agregó, se podrán adquirir conocimientos actualizados y basados en evidencia científica sobre procedimientos y técnicas diagnósticas, así como métodos quirúrgicos, protéticos y periodontales, para el tratamiento con implantes orales en sitios estéticos y no estéticos.

Los asistentes podrían obtener competencias y destrezas clínicas para el diagnóstico, planificación y ejecución de tratamientos con prótesis implantosoportadas y otras modalidades en prostodoncia y operatoria dental.

El académico por su parte mostrará su conocimiento y experiencia de trabajo con redes con de Brasil y España, acerca de las patologías de los huesos maxilares y cierto grupo de lesiones fibro-óseas.

“Se mostrará la experiencia de casos, apoyada con aspectos clínicos e imágenes fotográficas y microscópicas, así como radiográficas; se trata de casos que se han seguido durante más de 18 años, los que es más rico que en la literatura por su seguimiento en el tiempo”, afirmó.

El programa de la ECL abordará además, temas relacionados con medicina y patología oral, complicaciones de la diabetes, casos clínicos, protocolos en pacientes de riesgo y lesiones fibro-óseas de los maxilares, así como discusión de casos radiográficos en patología de los maxilares, entre otros.

Créditos: buap.mx/boletin Buap/ agosto 2011/

Carne con fibra de plátano, una nueva opción en la dieta

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

6 de agosto del 2011

Se conoce que el 40% del plátano es cáscara que se desecha.
Se conoce que el 40% del plátano es cáscara que se desecha.

Bogotá D.C. – Agencia de Noticias UN – El propósito es articular las cadenas de producción de plátano y los productos cárnicos en Colombia mediante el aprovechamiento de la cáscara de este fruto.

Colombia es el tercer productor mundial de plátano en el mundo, con cerca de tres millones de toneladas al año. Se conoce que el 40% del plátano es cáscara que se desecha. Por eso, investigadores de productos cárnicos pretenden usarla como fuente de fibra dietaria en sus productos, teniendo en cuenta que su valor es considerablemente bajo.

Hoy día es indispensable para la dieta de cualquier persona llenar los requerimientos mínimos de fibra dietaria, ya sea soluble, que propicia un correcto crecimiento de la flora intestinal, o insoluble, indispensable para controlar los niveles de colesterol en la sangre y mejorar el tránsito intestinal. ¿Qué le parecería entonces encontrar en el mercado carne con fibra incluida? Con esta idea en mente, el Grupo de Investigación en Ciencia y Tecnología de Alimentos (Gicta) de la Universidad Nacional de Colombia pretende poner una fuente rica en fibra proveniente de la cáscara de plátano en la carne de los colombianos.

La idea consiste en aprovechar este residuo agroindustrial, someterlo a procesos químicos e incluirlo en carnes reestructuradas, conocidas como embutidos. De este modo, este tipo de carne pasaría a aportar fibra dietaria al régimen alimenticio de las personas.

“Pretendemos desarrollar un producto que le dé al consumidor no solo el aporte de proteína, el cual caracteriza a cualquier producto cárnico, sino también de fibra”, explica Miguel Ángel Alarcón García, estudiante de la Maestría en Ciencia y Tecnología de Alimentos de la UN.

Se considera que la carne reestructurada con fibra tendría un menor precio debido a que se obtiene de los recortes de desposte y, por tanto, las poblaciones con menor capacidad adquisitiva podrían acceder a este nuevo producto cárnico.

Según el Decreto 333 del 2011 sobre rotulación de productos alimenticios, un producto determinado se puede declarar buena fuente de fibra cuando su inclusión es de por lo menos el 10% del valor de referencia, siendo, para el caso de la fibra dietaria, 25 gramos.

Uno de los mayores retos que enfrentan los investigadores que trabajan en este proyecto es lograr que la adición de fibra de plátano no afecte las propiedades organolépticas, es decir, de sabor, color, olor y textura de la carne. “A un nivel mayor del 7% de inclusión, estas propiedades pueden empezar a modificarse”, señala Alarcón.

Por esta razón, se adelantan estudios en términos de características de color, textura, pH, actividad del agua, cantidad de nitrito residual y componentes antioxidantes que pudieran aportar inclusión de fuente rica en fibra en la carne reestructurada.

Cadena del plátano en Colombia

Durante el proceso de recolección, el plátano se clasifica dependiendo de si está verde, maduro o pintón. Además, se tiene en cuenta su peso y calidad. Para su comercialización, los plátanos deben estar enteros y duros, exteriormente secos, limpios, sin manchas ni grietas, no deben presentar rayas profundas ni huellas de ataques de plagas o enfermedades. Tampoco deben presentar indicios de pudrición ni magulladuras o heridas no cicatrizadas ni tener el cuello roto.

Teniendo en cuenta todas estas especificaciones de calidad, resulta que millones de toneladas de plátano se desperdician, pues “mucho de ese plátano se clasifica como de segunda categoría, que no va al mercado de exportación o, en otros casos, va para mercados populares”, de acuerdo con la Federación de Productores de Plátano en Colombia (Fedeplátano).

Con el fin de obtener la fuente rica en fibra, una vez obtenidos los residuos generados durante la selección del plátano, sus cáscaras son sometidas a un proceso estandarizado de estabilización de la cáscara que permite su almacenamiento por periodos de tiempo mucho más prolongados, para posteriormente incluirla en la elaboración del producto cárnico.

“La cáscara se lava tres veces, en una relación de tres de agua por una de cáscara. Posteriormente se enjuaga y se prensa para seguir con el picado y secado a una temperatura de 60 grados centígrados para evitar que se degrade la fibra soluble. Finalmente, se pasa a un molino de cuchillas y queda el producto”, explicó Jairo López, director del proyecto, quien sostiene que la adición de este producto a la carne será casi imperceptible para el consumidor.

Carne reestructurada

Es un producto que resulta de los recortes obtenidos de las salas de desposte. Fue creada durante la Segunda Guerra Mundial para abastecer al ejército norteamericano en busca de una solución para enfrentar los altos costos de alimentación.

Para obtener este producto, a la carne se le agrega agua y un aditivo llamado Milbander, mezcla de sales, carbonatos y alginatos. “Se extraen proteínas que ayudan en la formación de un gel que hace que los diferentes recortes queden ligados. Esta carne contiene un 10% de inclusión de agua, lo que garantiza su conservación por largos periodos de tiempo”, puntualizó el científico López.

“Tenemos que probar cómo se comporta el producto cárnico microbiológicamente, lo que determinará con mayor precisión su vida útil. Luego se le dará a un número determinado de personas para evaluar la receptividad del consumidor al ser expuesto a la carne con inclusión de la fuente rica en fibra”, concluyó el investigador.

Créditos: agenciadenoticias.unal.edu.co

El control de las moléculas mueve el mundo hoy

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

5 de agosto del 2011

Con el control molecular a través de ondas de sonido se mejora la tecnología del láser, pasando de escalas micro a nanoscópicas.
Con el control molecular a través de ondas de sonido se mejora la tecnología del láser, pasando de escalas micro a nanoscópicas.

– La aparición del láser en 1916, gracias a los fundamentos de Albert Einstein, los científicos comenzaron a estudiar la aplicación de este dispositivo de luz controlada en la manipulación de moléculas.

Aunque continúa su desarrollo, hoy se prevé que su uso pueda aplicarse en la creación de energías renovables, la detección de enfermedades como el cáncer y el aumento de las velocidades de transmisión de datos.

Si bien se piensa que el desarrollo de las ciencias físicas y químicas tiene como máxima la producción nuclear, la actualidad de estas áreas se enfoca en la investigación de mecanismos que permitan su desarrollo en industrias como la farmacéutica, médica e informática, a partir de la creación de nuevos materiales y la manipulación molecular. Tales desarrollos ya son una realidad y sus posibles aplicaciones van en aumento, aseguraron científicos durante el curso Propiedades Electrónicas de Sistemas Complejos, realizado hace poco por la Fundación Nacional de Ciencia de Estados Unidos y la Universidad Nacional de Colombia.

En el evento, los 51 participantes, entre estudiantes de doctorado y reconocidos físicos y químicos de todo el mundo, discutieron los principales avances en temas como la transferencia de energía, el control molecular, el uso de láseres y la creación de energía, entre otros. “La idea es hacer una sinergia entre experimentación y teoría. Los científicos empíricos hacen sus pruebas de ensayo y error sobre nuevos materiales, mientras que los teóricos los caracterizan y formulan posibles predicciones”, aseguró Alejandro Perdomo, estudiante de doctorado de la Universidad de Harvard.

El mayor avance científico

Hoy, el control molecular es considerado como el más grande desarrollo de la ciencia. Como concepto se ha incluido en la química, en la mecánica cuántica y en la física, y busca manipular la materia a nivel atómico molecular. Para ello se utilizan los láseres, que por sus características (frecuencias y longitudes ajustables), facilitan un trabajo controlado. “Lo importante es comprender las propiedades naturales de los materiales y crear mecanismos para que las partículas se modifiquen”, explicó el doctor en Física Alejandro Fainstein, quien con su grupo de investigación ya inició la aplicación del control molecular.

“Trabajamos en el diseño de reductores del riesgo que generan pesticidas como el glifosato, a partir de capas de moléculas que funcionan como anticuerpos y capturan a otras que puedan resultar nocivas. El láser nos permite identificarlas y determinar si hay peligro”, comentó el físico.

La estrategia, que se desarrolla actualmente en el Centro Atómico de Bariloche (Argentina), podría aplicarse a otros campos en los que la detección y control molecular son de vital importancia. “Por ejemplo, hay cánceres que se manifiestan primero por la aparición de moléculas destructivas en el cuerpo, así que se podrían detectar tempranamente e incluso tratarse antes de que se forme el tumor”, advirtió el investigador.

Los nuevos materiales

La necesidad de crear nuevas formas de energía que reduzcan la producción de contaminantes y materiales o cadenas moleculares complejas ha motivado entre los científicos la comprensión de procesos efectivos de captación de energía y luz. Uno de los ejemplos más eficientes es la fotosíntesis, con una efectividad del 99%. “Se busca crear un material capaz de imitar la fotosíntesis, para que la luz entre en él y genere energía a partir de la excitación de los electrones”, dijo Perdomo.

Al crear nuevos materiales es necesaria la comprensión de las moléculas y su comportamiento natural, según explicó Fainstein: “Fabricar acero es mezclar algunos metales a ciertas temperaturas y esperar que naturalmente las moléculas se mezclen. Para hacer nuevos materiales se debe ordenar la unión de moléculas midiéndolas con la luz del láser. Se toma un cristal con una capa muy delgada de oro, el cual tiene una absorción de luz en una frecuencia muy específica; cuando sobre este mineral se pega algo, la frecuencia se corre, entonces lo que hacemos es mirar esa variación para saber en qué momento las moléculas se van pegando. Si variamos las frecuencias, podemos controlar el proceso”, señaló.

Mientras los científicos buscan con esta manipulación molecular interesar a industrias como la farmacéutica, con el fin de financiar sus investigaciones, continúan analizando nuevas aplicaciones que puedan tener implicaciones tan importantes como el cambio del sistema binario, actualmente utilizado en las comunicaciones.

“Estamos haciendo algo parecido para crear sonido mono-tono, que hace que los sólidos vibren a altísimas frecuencias. Actualmente, las tecnologías que utilizan los láseres se miden en el orden de los gigahercios y no hay una perspectiva de ampliación. Con este diseño habría una manera de producir una frecuencia mil veces más alta, y eso, en principio, serviría para codificar información a una velocidad muy superior, cercana a los terahercios”, sostuvo el científico.

Aunque en la práctica los procesos ya se están ejecutando, la evolución de estos procedimientos ha generado la necesidad de formular nuevas teorías que permitan comprender su funcionamiento.

“Los sistemas que estudiamos son muy pequeños: nanopartículas (aproximadamente una millonésima parte del grueso de un cabello), por lo que la descripción de estas reacciones se formula con ecuaciones de mecánica cuántica. Ahora el reto es encontrar aproximaciones y trucos para simplificar dichas ecuaciones y lograr que los procesos se puedan describir con los ordenadores que existen en la actualidad”, agregó el químico teórico Alberto Castro.

Se espera que con la experiencia de teóricos y prácticos, la aplicación de estos métodos pueda ejecutarse en el menor tiempo posible.

Créditos: agenciadenoticias.unal.edu.co

Estudiantes UN ganan premio por investigación sobre ácaros

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

5 de agosto del 2011

milton
Milton Orlando Valencia y Karol Imbachí, estudiantes del Doctorado en Ciencias Agropecuarias de la UN en Palmira.

Palmira, Valle del Cauca,  – Agencia de Noticias UN – Una investigación sobre la efectividad de los ácaros como controlador biológico de plagas en cítricos permitió a dos estudiantes de la UN ser premiados por la Sociedad Colombiana de Entomología.

Los dos estudiantes del Doctorado en Ciencias Agropecuarias de la Sede Palmira fueron condecorados en el marco de la versión 38 del Congreso Nacional de Entomología realizado en Manizales.

Luego de tres años de investigaciones y con el apoyo del Grupo de Investigación en Acarología, Milton Orlando Valencia y Karol Imbachí fueron premiados en las categorías de Mejor póster y Mejor trabajo de investigación Francisco Luis Gallego, respectivamente.

“Fue un arduo trabajo de todo el grupo de investigación concretado en un póster que cumplió con todos los requerimientos de información para el proyecto, lo que sin duda alguna sienta un precedente importante en el estudio de los ácaros como controladores biológicos de plagas”, afirmó Karol Imbachí.

De otro lado, Milton Valencia, reconocido con el Premio Francisco Luis Gallego de la Sociedad Colombiana de Entomología (Socolen), resaltó la importancia de su proyecto en Colombia.

“Además de identificar los ácaros controladores biológicos en cítricos, logramos establecer el ciclo de vida y reproducción de los agentes causales de las enfermedades en las frutas para que los productores conozcan cuáles son las características de estas plagas y puedan establecer estrategias para su control”, sostuvo.

Los investigadores, dirigidos por la profesora Nora Cristina Mesa y apoyados por el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural (MADR) y la Facultad de Ciencias Agropecuarias, recibieron un microscopio para continuar con su investigación.

Créditos: agenciadenoticias.unal.edu.co