Category Archives: ciencia

Estudian en la UNAM, efecto de la taurina sobre proliferación y deiferenciación de células troncales

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

12 de Agosto de 2011

Hallazgos han demostrado que se pueden formar neuronas a partir de células troncales localizadas en dos regiones muy pequeñas y específicas del cerebro adulto, lo que echó por tierra la creencia de que no se podían reponer una vez perdidas
Hallazgos han demostrado que se pueden formar neuronas a partir de células troncales localizadas en dos regiones muy pequeñas y específicas del cerebro adulto, lo que echó por tierra la creencia de que no se podían reponer una vez perdidas

• Desempeñará un papel decisivo para que se trasladen eficientemente a los sitios donde sean requeridas, explicó Herminia Pasantes, del Instituto de Fisiología Celular
• En el futuro, las neuronas dañadas por accidentes, enfermedades neurodegenerativas o envejecimiento, podrán ser reemplazadas

En el futuro, las neuronas dañadas a consecuencia de accidentes, enfermedades neurodegenerativas como Parkinson y Alzheimer, o del propio envejecimiento, podrán ser reemplazadas por células troncales.

“La taurina (aminoácido que se encuentra en los tejidos de muchos animales, incluidos los seres humanos) desempeñará un papel decisivo para que esas células proliferen y se trasladen eficientemente a los sitios donde sean requeridas”, dijo Herminia Pasantes, investigadora del Instituto de Fisiología Celular (IFC) de la UNAM.

Luego de analizar durante casi tres décadas el comportamiento de la taurina, Pasantes y sus colaboradores estudian su efecto sobre la proliferación y diferenciación de células troncales.

Con base en el conocimiento de la importancia de ese aminoácido en el desarrollo del cerebro, los universitarios se empeñaron en descubrir por qué es necesario para la proliferación y organización de las neuronas en desarrollo.

“Al estudiar las troncales pudimos ver que la taurina aumenta su proliferación; después veremos si es necesaria para su migración y buscaremos el mecanismo mediante el cual realiza estas acciones. Con ese esquema explicaremos por qué es importante en la maduración correcta del cerebro”, comentó Pasantes.

Dos regiones

De acuerdo con evidencia relativamente reciente, existe la certeza de que en el cerebro adulto hay células de este tipo, que dan origen a nuevas neuronas.

A este hallazgo contribuyó de manera decisiva Arturo Álvarez Buylla, que se formó en esta casa de estudios y que obtuvo el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica por sus estudios en neurogénesis.

El trabajo de Álvarez Buylla fue de los primeros en demostrar que se podían formar neuronas a partir de las troncales localizadas en dos regiones muy pequeñas y específicas del cerebro adulto, lo que echó por tierra la creencia de que no se podían reponer una vez perdidas.

En la actualidad, Pasantes y su equipo pretenden saber si la taurina participa en los mecanismos mediante los cuales las células troncales generan otras que podrían diferenciarse y trasladarse a lugares donde algunas murieron por accidentes, enfermedades neurodegenerativas o por envejecimiento.

“Nuestras investigaciones nos dan una razonable certeza de que la taurina será un factor que facilite ese proceso, y de que, al igual que lo hace en el cerebro en desarrollo, favorecerá la proliferación y la migración de las células troncales adultas para dirigirlas a los sitios donde sean requeridas”, reiteró.

Hallazgo alentador

Con otras células las cosas pueden ser más sencillas; con las del cerebro el proceso se complica porque no basta con tener una troncal con el neurotransmisor de la neurona que murió, sino que debe llegar al sitio donde ocurrió la pérdida y restablecer los contactos funcionales que tenía con otras.

“Supongamos que la troncal ya se diferenció en una neurona que liberará el neurotransmisor que hace falta, dopamina para el Parkinson, por ejemplo; entonces, hay que colocarla en el lugar donde murió la original y esperar a que haga el contacto adecuado con las otras, para que les dé la orden y se restablezca el control motor perdido en el paciente”, explicó Pasantes.

Aporte necesario

Si la taurina faltara en el desarrollo del cerebro (es decir, hasta los primeros años de vida del individuo), la migración y la organización de las neuronas no resultarían exitosas.

Debido a ello, es de gran importancia que las mujeres embarazadas y los recién nacidos (hasta los dos o tres años) tengan el aporte necesario de ese aminoácido.

“Siempre se había dicho que la taurina sólo se encontraba en la carne. Esa afirmación despertó nuestra preocupación, por lo que medimos su contenido en las plantas comestibles y la encontramos en las semillas de las oleaginosas (nueces, pistaches, avellanas) y de las leguminosas (todas las variedades de frijol, por ejemplo)”.

A partir del resultado, la universitaria aconseja a las mujeres gestantes que, si no comen carne, no dejen de consumir frijoles y, después del destete, proporcionen al niño una dieta que los incluya.

En muchas comunidades, sobre todo en ciudades, la gente ya no consume esos alimentos; por ello, como lo demostramos en un estudio sobre el contenido de taurina en la leche materna en áreas urbanas y rurales, la cantidad de este aminoácido en las gestantes en zonas urbanas es significativamente menor, indicó.
Aunque es difícil que la taurina falte en los adultos porque el organismo se adapta para conservarla, la preocupación de la investigadora se centra en las embarazadas, pues éstas la movilizan de sus tejidos para concentrarla en su leche.

Entonces, si una mujer tiene varias gestaciones sucesivas y no se alcanza a rellenar su ‘depósito’, habrá menor cantidad en su leche y surgirán dificultades en el desarrollo del cerebro del lactante. De ahí la importancia de proporcionar un suplemento, para asegurar que el pequeño obtenga el aminoácido al ser amamantado, finalizó Pasantes.

Créditos:  unam.mx/boletín/2011_473

Cientificos de la UV estudian insecto que daña maderas finas

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

11 de Agosto de 2011


Buscan encontrar cómo atacarlo sin matar a otras especies

Si no se investiga y procuran los recursos naturales, la siembra-cultivos y el ecosistema se verán afectados, reflejándose en la economía y modo de vida de las familias

María Leticia Cruz

Con el fin de apuntalar la productividad rentable de los productos naturales, el Instituto de Biotecnología y Ecología Aplicada (Inbioteca) de la Universidad Veracruzana (UV) investiga en el estado de Veracruz la forma de exterminar plagas que atacan maderas preciosas, sin dañar a otras especies de fauna y flora, según dio a conocer el director del instituto, Juan Carlos Noa Carranza.

El universitario dijo que se pretende conservar recursos únicos para el planeta, como las plantas que de manera natural fungen como bactericidas e insecticidas.

Afirmó que es fundamental fomentar la productividad rentable en la sociedad; es decir, dar a conocer a la gente la importancia de conservar los productos naturales y los beneficios que pueden obtener de ellos, explicó Juan Carlos Noa.

Si no se investiga y no se procuran los recursos naturales, la siembra-cultivos, la producción, el ecosistema, etc., se verán afectados y, por consecuencia, la economía y el modo de vida de las familias. Además, la carencia de recursos naturales es un gran problema en sí mismo.

Por ejemplo, el cedro y la caoba son maderas finas utilizadas para la producción de muebles –sustento de la economía de diversas familias veracruzanas– y son atacadas por un insecto, una plaga que es básicamente una mariposa nocturna cuyo gusano impide el crecimiento de los árboles y carcome la madera.

Lo que se hace en el Inbioteca es criar en cautiverio el insecto-plaga que daña las maderas finas; es decir, se investiga la forma de atacarlo sin que ello implique matar a otras mariposas –las diurnas– o causar afectaciones en otros insectos, plantas y animales.

Insecticidas naturales
Juan Carlos Noa explicó que también existen plantas como las magnolias, que tienen una propiedad natural: fungir como anti-fúngicas, bactericidas e insecticidas.

“Muchas de estas plantas, como las magnolias en sus varios tipos, son cortadas por la gente sin saber que al cortarlas quitan a la naturaleza un bactericida e insecticida natural, por lo que insectos y bacterias proliferarán atacando cultivos, árboles, frutos y demás.”

El director del Inbioteca enfatizó que por ello es importante la difusión de la importancia que tiene la conservación de los productos naturales y la función que en el ecosistema cumple cada uno de ellos, pues esto afecta directamente la producción y por lo tanto el sustento de muchas familias veracruzanas.

Créditos: uv.mx/noticias/agosto11

UV presentará su propuestasobre biocombustibles

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

11 de Agosto de 2011


Autoridades de la UV, Sedarpa, Inverbio y la Procuraduría Estatal del Medio Ambiente invitaron a productores, empresarios e investigadores a participar en el congreso
Autoridades de la UV, Sedarpa, Inverbio y la Procuraduría Estatal del Medio Ambiente invitaron a productores, empresarios e investigadores a participar en el congreso

A través del Citro y la Facultad de Ciencias Biológicas y Agropecuarias
El evento se realizará del 10 al 15 de octubre

Boca del Río, Ver.- El Centro de Investigaciones Tropicales (Citro) y la Facultad de Ciencias Biológicas y Agropecuarias de la Universidad Veracruzana (UV) participarán en el Congreso Internacional de Biocombustible 2011 que se realizará del 10 al 15 de octubre en Boca del Río, Veracruz, con el fin de consolidar la cadena de valor de cultivos bioenergéticos y biocombustibles para desarrollar la innovación e inversión, logrando un desarrollo sustentable.

La UV, desde sus entidades académicas, ha trabajado de manera colectiva en labores de investigación y divulgación científica, desarrollo tecnológico, comunicación, educación y vinculación interinstitucional, promoviendo la ciencia ecológica aplicada en la solución de problemas concretos que suceden en nuestra sociedad.

En conferencia de prensa, Arturo Pérez Vázquez, presidente del comité organizador del congreso, dijo que “además se busca reunir a los principales actores: productores, tomadores de decisión, investigadores, académicos, inversionistas e interesados en el tema, a fin de desarrollar el potencial de biocombustibles, principalmente etanol y biodiesel, en la generación de empleos, ingresos, inversión y energía en el ámbito rural”.

El Colegio de Posgraduados, el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), el Instituto de Ecología (Inecol), la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesca (Sedarpa), el Instituto Veracruzano de Bioenergéticos (Inverbio), entre otras, son algunas de las instancias que participarán en este congreso.

El esfuerzo de la coordinación interinstitucional logrará la innovación requerida en el sector rural y las inversiones que permitan potenciar el desarrollo rural vía los biocombustibles consolidando al estado de Veracruz.

A la convocatoria ante los medios asistieron la vicerrectora Liliana Betancourt Trevedhan, en representación del rector Raúl Arias Lovillo; Eduardo Aubry de Castro, procurador estatal de Protección al Medio Ambiente; Pedro Brajcich, director general del INIFAP; Faustino Lugo, en representación de Tomás Carrillo, secretario de la Sedarpa, y Osiel Castro, director general de Inverbio, entre otros.

La invitación se encuentra abierta y puede consultarse en http://www.uv.mx/citro/ y http://www.biocombustibles2011.com/

Créditos: uv.mx/noticias/agosto11

Elaboran deliciosas barras de quinua con chocolate en la UN

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

10 de agosto de 2011

Para darle un alto contenido proteico, se preparó una cubierta de de chocolate
Para darle un alto contenido proteico, se preparó una cubierta de de chocolate

Bogotá, D.C., ago. 10 de 2011 – Agencia de Noticias UN – Una variedad de barra de cereal a base de quinua Jericó y amaranto fue elaborada en el Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos, ICTA, en la UN Bogotá como una alternativa alimenticia.

La quinua y el amaranto son cultivos provenientes de la región andina, ampliamente explotados en la época precolombina y resistentes a diversas condiciones agroclimáticas, Bolivia y Perú son los mayores productores de este pseudocereal.

La quinua, también pseudocereal, posee un alto perfil nutricional, caracterizado por poseer todos los aminoácidos esenciales para el organismo, entre ellos, la lisina y metionina que son deficientes en otros granos comunes de cereales.

Al igual que la quinua, el amaranto es una planta resistente a diferentes condiciones de siembra que crece incluso en suelos pobres y húmedos de zonas tropicales y con lluvias frecuentes. Es conocido por su alto nivel alimenticio, lo cual lo hace una excelente alternativa para regiones con dificultades para la siembra de otro tipo de cereales.

Los pseudocereales contienen carbohidratos,  ácidos grasos insaturados, especialmente de ácido ?-linoleico (del grupo de ácidos grasos esenciales omega-3, asociados a disminuir el riesgo de enfermedades cardiovasculares), minerales: calcio, hierro, magnesio, zinc, vitaminas, fibra dietaria y compuestos bioactivos que les atribuyen propiedades antioxidantes y que reducen el riesgo de contraer enfermedades degenerativas.

Manos a la obra

Para desarrollar los productos, Jefferson Varón, Salomón López y Consuelo Díaz, profesionales del ICTA, integraron la quinua y el amaranto expandidos junto con otros cereales y frutos secos en la elaboración de barras de cereal y granola.

En este proceso se ha caracterizado y evaluado el perfil nutricional de tres variedades de quinua y una de amaranto de origen colombiano lo que ha permitido el desarrollo de productos acordes con las nuevas tendencias del mercado y hábitos de alimentación enfocados a alimentos rápidos, sanos, saludables y nutritivos.

“Nosotros planteamos una formulación base para cada producto que luego se fue modificando con el propósito de obtener las mejores características sensoriales (textura, color, sabor) en un producto altamente nutritivo”, dijo Varón.

El procedimiento para la barra de cereal, según Varón, se realizó en 3 etapas. En la primera se realiza el pesaje de cada uno de los ingredientes secos (cereales, pseudocereales y fruta deshidratada) para luego mezclarlos. Aparte se elabora el sistema aglutinante mediante la cocción de jarabe de glucosa, jarabe invertido, lecitina de soya y aceite vegetal.

En la segunda se mezclan los ingredientes secos con el agente aglutinante para luego llevar la mezcla a una bandeja de acero inoxidable y formar un bloque del producto.

Por último, se hornea a 60°C por 50 minutos, luego se presiona el bloque y se deja enfriar a temperatura ambiente y finalmente se realizan cortes en unidades de 10 cm de largo, 3 de ancho y 2 de espesor. Las barras son empacadas en bolsas selladas de polietileno calibre 3.

Dependiendo del fabricante y las necesidades del consumidor las barras pueden fabricarse con diferentes ingredientes.  Por ejemplo, se puede elaborar una barra utilizando solamente pseudocereales, alimentos  libres de gluten, ideales para personas sensibles al consumo de este componente.  “Otra posibilidad es la fabricación de una barra con alto contenido de calorías utilizando cobertura de chocolate  o la elaboración de productos ricos en proteína  por medio de la adición de aislados proteicos de soya o leche en polvo”, dijo Varón.

Para la elaboración de la granola se lleva a cabo el pesaje y mezcla de ingredientes (cereales, pseudocereales, frutos secos, salvado de trigo y jarabe invertido). Luego de una etapa de homogenización, se pasa a una etapa de horneo a 120°C por 20 minutos, donde se busca obtener una mezcla crocante, posteriormente la mezcla se enfría a temperatura ambiente, se adiciona uva pasa y por último se empaca en bolsas de polietileno calibre 3.

Como lo menciona el investigador, el objetivo del proyecto es buscar alternativas de agroindustrialización alimentos emergentes como la quinua, un producto con potencial nutricional y funcional, pero solamente conocido y poco explotado en algunas zonas del país.

Además hay que resaltar que la quinua colombiana presenta un contenido muy bajo de saponinas, compuestos que le brindan sabor amargo al grano y que muchas veces dificulta uso en productos alimenticios.

“Ya desarrollamos  pruebas a nivel piloto para cada producto y estamos realizando la transferencia de tecnología a una pequeña empresa vinculada con el proyecto para estudiar su comercialización”.

Créditos: agenciadenoticias.unal.edu.co

Genera universitario nanopartículas a partir de proteinas del rotavirus

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

10 de Agosto de 2011

Germán Plascencia Villa, egresado del posgrado del Instituto de Biotecnología de la UNAM
Germán Plascencia Villa, egresado del posgrado del Instituto de Biotecnología de la UNAM

• Con la proteína polimórfica VP6, Germán Plascencia Villa, del Instituto de Biotecnología, ensaya nuevos materiales útiles en biomedicina y electrónica; este proyecto cuenta con una patente internacional
• Con esta investigación, desarrollada como tesis de doctorado, ganó el Premio Weizmann 2010 en el área de Ingeniería y Tecnología

A partir de una proteína del rotavirus, llamada VP6, capaz de convertirse en una esfera o en un tubo, Germán Plascencia Villa, egresado del posgrado del Instituto de Biotecnología (IBt) de la UNAM, genera nanopartículas constituyentes de nuevos materiales útiles en biomedicina y electrónica.

Con esta investigación, desarrollada para obtener su doctorado en Biotecnología, obtuvo el Premio Weizmann 2010 en Ingeniería y Tecnología, un galardón que, desde 1986, otorgan anualmente la Academia Mexicana de Ciencias y la Asociación Mexicana de Amigos del Instituto Weizmann de Ciencias de Israel.

El rotavirus es un microorganismo con partículas en forma de rueda, y es la principal causa de enfermedades diarreicas y de deshidratación en niños pequeños.

Según datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), se presenta en todo el orbe, afecta a más del 90 por ciento de la población global antes de los tres años de edad, y es responsable de 20 de cada 100 decesos por diarrea, en el mundo, en menores de cinco años; cada minuto fallece un niño por su causa.

Proteína VP6

Con la proteína VP6, el científico mexicano diseña aplicaciones muy distintas.

“Es polimórfica, capaz de adaptar diferentes estructuras o arreglos, según las condiciones de pH (acidez o alcalinidad), presencia de iones (calcio y zinc) y de la propia concentración de la proteína. Se pueden obtener estructuras de formas tubular o esférica; producir en forma recombinante (en cantidades suficientes para originar los nanobiomateriales) y obtener un producto de alta pureza y calidad, libre de ADN y, por lo tanto, bioseguro y biocompatible”, explicó el investigador del IBt.

Para desarrollar las nanopartículas, el universitario obtuvo una producción recombinante –por medio de organismos modificados genéticamente– de las proteínas estructurales de rotavirus.

“Se siguieron varios procesos hasta obtener la proteína pura y con la estructura adecuada. Se realizaron análisis de caracterización para ver distribución de tamaño, propiedades y calidad. Después, se hizo la funcionalización o bioconjugacion de nanopartículas (mediante reducción química en medio acuoso); nuevamente, se purificó y, finalmente, se caracterizó mediante técnicas de espectroscopía, microscopía electrónica y medición de algunas propiedades catalíticas o de conductividad”, describió.

Este proceso se realiza para cada tipo de nanopartículas que se desee sintetizar, y se obtienen nanobiomateriales con diversas características, propiedades y funciones.

Futuras aplicaciones

En el área biomédica, detalló Plascencia, podrán emplearse como sistemas de diagnóstico o de entrega de medicamentos, agentes de contraste en imagenología y en algunos tratamientos de enfermedades al bioconjugarlos con moléculas específicas, como marcadores moleculares, fármacos o ácidos nucleicos.

“Varios tipos de nanopartículas han demostrado ya su utilidad dentro del área de nanomedicina, incluso algunos productos están en estudios de fase clínica”, comentó.

En tanto, en la ciencia de materiales estos componentes se usarán para sintetizar dispositivos nanoelectrónicos (nanoalambres y nanotubos); películas delgadas; nanofibras; materiales útiles para generar, almacenar o transportar energía (nanobaterías), con propiedades catalíticas, y nanomateriales con capacidad de memoria para almacenamiento de información.

Este proyecto, que se realizó entre 2006 y 2010 en el IBt, dentro del grupo de Octavio Tonatiuh Ramírez Reivich y Laura Alicia Palomares, está protegido con una patente internacional, por lo que se puede realizar la transferencia tecnológica hacia industrias que estén dentro del ramo de los dispositivos electrónicos, materiales funcionales o de la farmacéutica.

Actualmente, precisó el científico, se crean nuevos métodos de funcionalización y bioconjugación con diferentes nanopartículas metálicas y magnéticas, y se prueban las propiedades de estos nuevos tipos de biomateriales.

La mayor parte del trabajo de Plascencia se llevó a cabo en el IBt, pero contó con colaboraciones o acceso a equipos de los institutos de Ciencias Físicas y de Ciencias Nucleares, del Centro de Ciencias Aplicadas y Tecnología Avanzada, y de la Facultad de Ciencias de la UNAM.

También, con apoyo de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo y del Instituto Nacional de Salud Pública. “La diversidad de las entidades se debe a que este tipo de proyectos requiere de una perspectiva multidisciplinaria”, señaló.

Nanobiotecnología, nueva frontera

Plascencia Villa es especialista en nanobiotecnología, una disciplina de frontera cuyo reto es integrar a la biotecnología, la nanotecnología y la ingeniería en nuevos productos.

Para desarrollarla, precisó el experto, se debe conocer a detalle el proceso original que se encuentra en la naturaleza, y las características bioquímicas y estructurales de las biomoléculas. Con esta información, se hacen modificaciones a los procesos de bioconjugación para llegar al nuevo material.

“Se vuelve un ciclo, en el que al querer crear un nuevo tipo de nanobiomaterial hay que optimizar las condiciones de funcionalización (o bioconjugación), pero siempre según las condiciones previas. Adicionalmente, se puede efectuar la modificación a nivel genético para otorgar nuevas funciones, propiedades o capacidades específicas a las proteínas empleadas como biotemplados, que serán usadas para sintetizar algunos tipos de nanomateriales muy específicos”, detalló.

Este trabajo fue también galardonado en junio pasado con el Premio Alfredo Sánchez Marroquín, como mejor tesis de doctorado en Biotecnología y Bioingeniería, en el XIV Congreso Nacional de ambas disciplinas, organizado por la Sociedad Mexicana de Biotecnología y Bioingeniería.

Actualmente, Plascencia Villa labora en el Centro Internacional de Nanotecnología y Materiales Avanzados (ICNAM) de la Universidad de Texas en San Antonio, Estados Unidos.

Créditos:  unam.mx/boletín/2011_469