Tag Archives: políticas públicas

Crea la UNAM espacio académico para el estudio del bienestar y la satisfacción social.

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

5 de noviembre de 2013

 Estudio para del bienestar y la satisfacción social.
Estudio para del bienestar y la satisfacción social.

• El Saviso constituye el undécimo seminario universitario de esta casa de estudios, que busca analizar y generar conocimiento en torno a temas de coyuntura

Con la creación del Seminario Satisfacción Subjetiva sobre la Vida y la Sociedad (Saviso), la UNAM se pone una vez más a la vanguardia en la generación de conocimiento, pues este espacio busca construir una nueva idea de bienestar integral que considere variables que vayan de lo emotivo a la salud, la sociabilidad, cohesión social y servicios.

El foro fue creado a través de un acuerdo emitido por el rector de la Universidad Nacional, José Narro Robles. Dependerá de la Secretaría de Desarrollo Institucional y, a partir de hoy, sesionará formalmente en las instalaciones del Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) de esta casa de estudios.

En la ceremonia de instalación, se informó que el coordinador será René Millán Valenzuela, quien señaló que en lo referente a bienestar por lo regular se busca investigar si una persona cuenta con determinados satisfactores, pero en este caso se quiso agregar la palabra subjetivo, término que circula con éxito a nivel internacional, al grado que distintos organismos y países ya lo miden y buscan construir políticas públicas a partir de este concepto.

Aunque México ha entrado tarde a la discusión, estamos en un momento en que el tema ha adquirido legitimidad y tiene presencia en las comunidades internacionales. Ahora, lo urgente es determinar cómo se traduce este conocimiento en políticas públicas, consideró el también integrante de la Junta de Gobierno de la UNAM.

Surge porque a pesar de la enorme inversión para que la gente tenga bienestar, no se equiparaba con la satisfacción que mostraba con su propia vida ni con su comunidad de pertenencia, señaló.

Entonces, indicó, es un tema que preocupa en términos académicos, de gobierno y estabilidad, y que nos mueve a buscar qué hacer. Además, nos hace pensar que la idea de progreso y desempeño es medida en indicadores como producto interno bruto, distribución del ingreso e ingreso per cápita, y nos pone en la discusión de cómo conceptualizar este problema y considerar los efectos secundarios.

Por ejemplo, apuntó, el crecimiento del tránsito puede tener una consecuencia importante en términos del desarrollo económico porque la gente gasta más en el traslado y eso incrementa sustantivamente el consumo de gasolina, lo cual permite dinamizar ciertas áreas de la actividad económica.

Sin embargo, ello tiene efectos secundarios, como el mal uso del tiempo o la generación de contaminación, que repercuten negativamente en el bienestar subjetivo, acotó.

Necesitamos construir otro parámetro de progreso de una manera más equilibrada y una idea de bienestar integral y compleja que no niegue, pero que sí incorpore otros rangos y visiones, recalcó.

En su oportunidad, Manuel Perló Cohen, director del IIS, destacó que este seminario es el undécimo creado por la Rectoría de esta casa de estudios, de los cuales la dependencia a su cargo ahora alberga tres: el Saviso y los de Educación Superior y el Universitario Interdisciplinario sobre Envejecimiento y Vejez.

Es un reto y una responsabilidad porque debemos garantizar espacios para su buen funcionamiento que brinden a nuestra comunidad y las de otras instituciones afines la oportunidad de enriquecerse de las iniciativas, actividades y la producción de conocimiento que en ellos se genera, subrayó.

Por su parte, Francisco José Trigo Tavera, secretario de Desarrollo Institucional de la UNAM, aseguró que para la instancia a su cargo es primordial apoyar los seminarios universitarios para realizar sus actividades con éxito.

Créditos: UNAM-DGCS-659

La obesidad infantil, un asunto de bioética

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

La obesidad infantil es un asunto de bioética, y desde esta disciplina, debe impulsarse la protección social que los niños merecen por parte del Estado, planteó María de los Ángeles Marina Adame Gayosso
La obesidad infantil es un asunto de bioética, y desde esta disciplina, debe impulsarse la protección social que los niños merecen por parte del Estado, planteó María de los Ángeles Marina Adame Gayosso

28 de septiembre de 2011
• Las políticas públicas deben considerar la protección social de los niños como una responsabilidad moral, en especial si los padres viven en pobreza y falta de educación, dijo María de los Ángeles Marina Adame Gayosso, estudiante de la maestría en Ciencias Médicas, Odontológicas y de la Salud de la UNAM
• México ocupa el primer lugar mundial en obesidad infantil, pero 33 mil escuelas no cumplen con la regulación de venta de alimentos en sus instalaciones

La obesidad infantil es un asunto de bioética, y desde esta disciplina, debe impulsarse la protección social que los niños merecen por parte del Estado, planteó María de los Ángeles Marina Adame Gayosso, estudiante de la maestría en Ciencias Médicas, Odontológicas y de la Salud de la UNAM.

Con un novedoso abordaje en su tesis de posgrado, la psicóloga propuso que el cuidado de los pequeños se considere como una responsabilidad moral del Estado, y no solamente como una obligación de los padres de familia.

La inclusión en las políticas públicas debería tomar en cuenta que, muchas veces, los padres están limitados por la marginación y la falta de acceso educativo, lo que hace a los infantes doblemente vulnerables.

“En mi opinión, el mayor reto ante la creación y evaluación de una política pública en este ámbito no es la identificación clara de los objetivos, ni de los actores implicados, sino la implementación de una estrategia correcta y efectiva, planteada desde la bioética”, sostuvo.

La primera limitante es la salud pública, porque no es posible abordarla con el mismo enfoque que la individual; por lo tanto, los dilemas y retos son diferentes.

“Ante esta situación, Schramm y Kottow (2001) proponen un principio de protección, porque lo consideran el más adecuado para enfrentar los problemas morales relacionados con la salud pública, capaz de generar acuerdos entre salubristas y eticistas en el momento que enfrentan conflictos que no pueden satisfacerse con el uso del modelo principialista”, explicó.

A diferencia de la biomedicina clínica, señalan los autores, el referente universal de la salud pública son las medidas colectivas de prevención, que no necesariamente pasan por la relación interpersonal entre médico y paciente.

En el caso del Acuerdo Nacional de Salud Alimentaria (ANSA), estas medidas son propuestas por la Secretaría de Salud e implementadas en las escuelas, y en ningún momento existe una relación interpersonal; de hecho, son preventivo-correctivas de tipo colectivo, detalló.

Se refieren a poblaciones humanas y a sus contextos socio-ambientales, por un lado, y a instituciones públicas responsables por la implementación de políticas de prevención y promoción de salud, por el otro. El agente coordinador es la Secretaria de Salud, que cuenta con el apoyo del Estado para garantizar el cumplimiento de los objetivos del ANSA en las escuelas. De esta forma, la Secretaría de Educación Pública (SEP) tiene un papel fundamental en esta política.

Incumplen escuelas regulación

En su tesis, la psicóloga cita datos oficiales que refieren que el 85 por ciento de las escuelas de educación básica en el país ha cumplido con los lineamientos para la venta de alimentos y bebidas. “Pero no puede pasar desapercibido que falta un 15 por ciento, es decir, 33 mil escuelas en las que no se ha aplicado esta normatividad”.

Adame Gayosso consideró que la regulación no es el único aspecto que se debe evaluar, pues también se habla de aumentar el consumo de agua simple y aumentar la actividad física. En cuanto a esta última, se conoce que, al menos, 70 por ciento de los escolares no se ejercita y consume en el recreo 433 calorías, es decir, 1.6 veces más de lo que debería.

Estos datos coinciden con la información proporcionada por Fernando Álvarez del Río, titular de la Unidad de Análisis Económico de la Secretaría de Salud, en cuanto a que en el país uno de cada cuatro pequeños tiene sobrepeso.

La psicóloga se cuestionó por qué pese a la puesta en marcha del ANSA la nación sigue con cifras alarmantes de obesidad. “Una razón es que para acceder a productos sanos y de calidad se requiere dinero, y las familias más desfavorecidas se ven limitadas por sus recursos, lo que las condiciona a la ingesta de comida con altos niveles de azúcar y grasas, que es más barata.

“Por ejemplo, mientras que los refrescos en una década subieron de precio un 58 por ciento, y los chocolates y golosinas lo hicieron en un 67 por ciento, las frutas y verduras superaron el 124 por ciento en el mismo lapso”, finalizó.

Créditos: unam.mx/boletin/572/2011

Imagen: dialogos.pideundeseo.org

Análisis sobre gobiernos de coalición y políticas públicas alternativas en la BUAP

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

24 de junio 2011

Con el propósito de promover una discusión seria sobre el impacto que tienen los gobiernos de coalición y las políticas públicas alternativas en la solución de los problemas sociales, se llevará a cabo el Congreso Nacional de Derecho, Economía y Políticas Públicas, del 27 al 28 de junio, en el Complejo Cultural Universitario de la BUAP, con la reunión de académicos, especialistas en la materia y representantes de gobiernos de coalición, como el de Puebla.

Nuestro país ocupa el 70 y 79 lugar mundial en indicadores de educación y salud, lo que muestra la necesidad de emprender una reflexión y análisis serios, desde la academia y la ciencia, para resolver tales rezagos que nos mantienen como país en niveles bajos de bienestar social, señaló en conferencia de prensa, Carlos González Gordillo, de la Fundación Equipo, Equidad y Progreso A.C.

Organizado por la BUAP, Fundepol y Fundación Equipo, Equidad y Progreso A.C., el Congreso Nacional de Derecho, Economía y Políticas Públicas se inaugurará el lunes 27 de junio, a las 10:30 horas, en el Auditorio del Complejo Cultural Universitario de la BUAP, y los trabajos tendrán lugar en el Teatro de ese mismo espacio universitario.

El director general de Fundación Equipo, Equidad y Progreso, A.C., Mario Miguel Carrillo Cubillas, resaltó la importancia de convocar a especialistas en la materia para emprender una discusión seria en materia de gobiernos de coalición y políticas públicas alternativas, que lleven a la solución de problemas y rezagos sociales.

Para ello, dijo, el citado congreso se desarrollará a través de diez mesas de trabajo, cuyos temas son, entre otros, “Impacto de los gobiernos de coalición en la calidad de vida”, “El futuro de la educación en México”, “Agenda mínima para el bienestar social”, “México en el mundo: elementos para una política exterior progresista”, “Movilidad e infraestructura para la competitividad”, “Políticas globales en protección del medio ambiente” y “Coaliciones para el bienestar”.

Al hablar del tema del Congreso que es “Gobiernos de coalición y políticas públicas alternativas”, Carlos González Gordillo citó algunas estadísticas del Reporte sobre Competitividad 2010-2011, del Foro Económico Mundial, entre éstas: mientras que el país de vanguardia en educación y salud pública es Bélgica, y el primer lugar en educación superior lo ocupa Finlandia, México se ubica en el 70 y 79 lugar en esos indicadores.

Además, dijo, nuestro país se coloca en más de un punto porcentual por debajo de la media mundial en calidad de la educación primaria. En contraste, Singapur es hoy el primer lugar en ese rubro, no obstante que su política educativa la impulsó en la década de los setenta del siglo pasado, y países como Kenia se encuentran por encima de la media mundial.

En conferencia de prensa, Mario Miguel Carrillo Cubillas y Carlos González Gordillo puntualizaron que el objetivo del Congreso Nacional de Derecho, Economía y Políticas Públicas es contribuir en la construcción de una agenda programática de cada uno de los estados, y resolver problemas a través de la discusión seria y académica de los especialistas y representantes de gobiernos allí reunidos.

Créditos: BUAP/Comunicación Institucional/buap.mx

Se requieren políticas públicas alternativas para hacer frente a la violencia

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Rolando Cordera, Clara Jusidman y Mario Luis Fuentes, en el Foro Orígenes sociales, económicos y culturales de la violencia en contextos urbanos: zonas metropolitanas de Aguascalientes, Ciudad Juárez, Guadalajara y Tijuana.
Rolando Cordera, Clara Jusidman y Mario Luis Fuentes, en el Foro Orígenes sociales, económicos y culturales de la violencia en contextos urbanos: zonas metropolitanas de Aguascalientes, Ciudad Juárez, Guadalajara y Tijuana.

24 de marzo de 2011

• Es una situación delicada y no se puede resolver por la vía de las armas, advirtió Rolando Cordera, profesor emérito de la UNAM
• Mario Luis Fuentes, director del CEIDAS, señaló que se requiere resaltar el tema de las diferentes violencias en México, y no sólo enfatizar una de ellas
• Clara Jusidman, presidenta fundadora de INCIDE social, consideró urgente impulsar en México un acuerdo entre las fuerzas políticas y hacer una limpieza del aparato político

Ante la violencia que vive México, académicos e integrantes de organizaciones no gubernamentales reconocieron que frente a este fenómeno se requieren políticas públicas alternativas, una participación social activa, y un acuerdo entre los actores políticos.

Se trata de una situación muy seria y delicada; no se puede resolver por la vía de las armas y demanda una intervención comprometida de intelectuales y académicos del país, advirtió Rolando Cordera, integrante de la Junta de Gobierno de la UNAM.

En el Foro Orígenes sociales, económicos y culturales de la violencia en contextos urbanos: zonas metropolitanas de Aguascalientes, Ciudad Juárez, Guadalajara y Tijuana, el también profesor emérito consideró que se ha puesto en juego la calidad y el destino mediato e inmediato nacional. En ese contexto, acotó, el fenómeno tiene una raíz social, cultural, económica y demográfica que no se ha asumido con la profundidad y la responsabilidad necesarias.

Por ello, es indispensable definir una agenda que permita a universidades, organizaciones sociales y centros de pensamiento contribuir, de forma activa y sistemática, en la discusión de alternativas de política pública.

Para Mario Luis Fuentes, director del Centro de Estudios e Investigación en Desarrollo y Asistencia Social (CEIDAS), es necesario resaltar el tema de las distintas violencias y enfrentar el proceso de invisibilidad, derivado de hacer énfasis en sólo una de ellas, circunstancia que distorsiona el imaginario público y privado, y deja indefensa a la población que vive una situación aguda.

En el auditorio de la Coordinación de Humanidades, subrayó que el proceso de las violencias se debe ver no sólo como un asunto de justicia o seguridad, sino como el que articula y se convierte en uno de los ejes transversales para pensar en todo el entorno social.

A su vez, Clara Jusidman, presidenta fundadora de Iniciativa Ciudadana y Desarrollo Social (INCIDE social), señaló la urgencia de impulsar un acuerdo entre las fuerzas políticas, y realizar una limpieza del aparato político, como lo hicieron italianos y colombianos. “Sin embargo, en México venimos de una confrontación y vamos hacia otra en el 2012”.

Además, en las investigaciones referentes, muchas veces no se aborda el aspecto político. Cambios de funcionarios, confrontaciones entre partidos y conflicto sin espacios de diálogo, generan una cultura de falta de consensos.

Población, desarrollo urbano y vivienda

En la primera mesa del encuentro, denominada Población, desarrollo urbano y vivienda, Raúl González, académico del Colegio de la Frontera Norte, indicó que la migración en ciudades fronterizas, en particular Tijuana, es un detonante de fricciones y no sólo de violencia social. Además, en el área laboral también se genera intimidación, sobre todo contra ciertos grupos, como las mujeres.

Luis Felipe Siqueiros, consultor del Banco Mundial, indicó que las políticas públicas, que se han visto reflejadas en la incapacidad institucional para regular, planear y compartir responsabilidades con la sociedad e informar, han propiciado desarrollos proclives al conflicto urbano.

A su vez, Luis Enrique Zavala, miembro de la organización no gubernamental “Tijuana calidad de vida”, comentó que la zona metropolitana de esta ciudad se encuentra fragmentada, tras mucho tiempo de vivir en un ambiente de desencuentro.

Por último, Delia Brenda Acosta Beltrán, de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, apuntó que hasta hace varios años en esta urbe había un gran déficit de vivienda para los migrantes. Entonces, se comenzaron a construir casas de interés social y ahora el problema es la gran cantidad en abandono, que las hace espacios potenciales de violencia e infecciones, al convertirse en basureros comunitarios.
Créditos: UNAM-DGCS-173-2011/unam.mx