Tag Archives: lectura

Falta de motivación reduce el interés por la lectura y redacción

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

2 de junio de 2011

Si la gente no lee es porque no hemos sabido aprovechar y trasmitir las bondades de la lectura, ni la importancia de la redacción, reconoció Alejandro Palma Castro, Director de la Facultad de Filosofía y Letras de la BUAP, al inaugurar el 3er Foro “La enseñanza de la lectura, la redacción y la literatura”.

En el auditorio Elena Garro, el Director de la Unidad Académica lamentó que no siempre se dé el debido significado a la lectura y la redacción, en un México cuyas cifras revelan que hay un promedio de 300 librerías para 90 millones de mexicanos o que el promedio de lectura es de un libro por año.

Palma Castro destacó que pocos foros a nivel nacional como el de “La enseñanza de la lectura, la redacción y la literatura”, organizado por el Colegio de Lingüística y Literatura Hispánica, han logrado mantenerse e implementar nuevas alternativas para mejorar aspectos de la vida, mediante la difusión y fomento de la lectura y la redacción.

“El objetivo de este Foro es buscar nuevas maneras de motivar la enseñanza de la lectura, la redacción y la literatura, con proyectos de investigación sólidos que planteen experiencias, problemáticas y establezcan una dinámica donde se puedan encontrar soluciones”.

Dijo que es un acierto que se convoque a otras instituciones para buscar nuevas alternativas y nuevos métodos, lejos de un formato específico; por lo que trabajar con la Universidad Autónoma del Estado de México, representa un espacio real de intercambio académico y de trabajo para generar conocimiento.

Al referirse a datos que afirman que egresados de licenciatura no han leído un libro al concluir la universidad, señaló que la lectura y la redacción son problemas que surgen desde los primeros años de escuela; comunicarse de manera correcta debe ser un esfuerzo que surja desde temprana edad, para mantenerse y luego reforzarse en la universidad.

Durante el Foro que se realiza del 1 al 3 de junio en la Facultad de Filosofía y Letras de la BUAP se desarrollan conferencias magistrales, mesas redondas y talleres que abarcan temas relacionados con la enseñanza-aprendizaje de la lectura, la redacción y la literatura, así como estrategias lúdicas para la enseñanza y práctica de la ortografía, entre otros.

En este espacio se llevará a cabo la presentación del libro “El buen decir de la palabra” de Luis Quintana Tejera, y conferencias interactivas, con la participación de los cuerpos académicos “Márgenes al canon literario hispanoamericano” de la BUAP e “Historia y crítica de la literatura hispanoamericana” de la UAEM.

Créditos: BUAP/Comunicación Institucional/buap.mx

La lectura más que leer, implica interpretar: Raúl Dorra

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

22 de mayo de 2011

La lectura es un proceso que va más allá de la acción de leer, significa interpretar y dar significado a las palabras, “cualquier cosa es un signo, éste se interpreta y se convierte en lectura”, afirmó el Doctor Raúl Dorra, investigador del Programa de Semiótica y Estudios de la Significación de la BUAP.

Indicó que incluso escribir no sólo es una simple acción, es combinar el sentimiento con la inteligencia, descifrar lo que otros narran para plasmar algo nuevo.

De esta forma surgió “Lecturas del calígrafo”, su más reciente libro en el que realiza una paráfrasis de cuatro diferentes obras, pero no por ello extrañas, al contrario, éstas se hilan, reflexionan el mundo y comunican al lector con determinadas experiencias como el desamor y la pérdida.

El autor definió a su libro como el relato transformado de una novela, cuento o historia, “que permite ver otra perspectiva y mostrar aspectos que fueron considerados por los autores como laterales; al mismo tiempo que critíca, interpreta el texto y convierte al escritor en personaje. Al final es un juego de la escritura”.

En el sur, Una especie de corpiño mental, De amor y melancolía, y Noticias sobre la muerte de Gregorio Samsa, son los títulos de los textos que conforman la obra de Raúl Dorra.

El primero tiene como base un relato de Jorge Luis Borges, donde él se convierte en el protagonista de su historia y narra un viaje que hizo de Buenos Aires hacia el sur de Argentina; el siguiente es de Ítalo Calvino, en él imagina las exclusiones de este autor, quien quiere mirar a una joven tomando el sol con el pecho desnudo, pero no se atreve.

Mientras que el tercero es un poema de amor trágico, específicamente el Cuervo de Edgar Allan Poe, que explica la concepción de la poesía, donde además “se asocia con otras novelas de afecto trágico”.

El último relato convierte a Franz Kafka en el propio Gregorio Samsa -personaje de su novela Metamorfosis-, así cambia la realidad para dar cuenta de su propia lectura del mismo.

Ésta obra más que un análisis semiótico que reúne a escritores reflexivos que construyen un mundo literario, “narra nuevamente sus escritos, sumándome a la conversación; es como si se volvieran a contar y así determinar cómo se hace una obra, para hacer experimentar al lector sobre el sentimiento de la belleza”, resaltó el Doctor Raúl Dorra.

Con respecto al nombre de su libro, comentó que se inspiró sobre el último texto de éste, convirtiéndose así de cierto modo en Gregorio Samsa, que escribe sobre otros textos.

“Lecturas del calígrafo” se presentará el próximo 8 de junio en la Librería Profética a las 18:00 horas.

Créditos: BUAP/Comunicación Institucional/buap.mx

Fomenta la Preparatoria Zapata de la BUAP la lectura

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

12 de mayo de 2011

Con una prosa emocional y precisa, el escritor Enrique Padilla, presentó a estudiantes de la preparatoria Emiliano Zapata de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, su obra “La Ciudad para dos”, un texto que recopila 14 cuentos que derivan en una dualidad e individualidad como el único móvil de supervivencia.

En “La ciudad para dos”, el autor sugiere la ruptura de los personajes y los marca como seres automatizados e inermes con la sociedad, ya que en cada historia los presenta como seres aislados y destinados a la soledad, que deambulan entre sus pérdidas y temores, que ven como única salida el aferrarse a cualquier obsesión. Así se convierten en una esposa infiel, un líder apocalíptico o un hongo en extinción, entre otros.

Enrique Padilla, de modo ágil y ameno leyó a los estudiantes algunos de los catorce cuentos de su texto como: “El farol roto”, “Alma gemela”, “Cerrar el siglo”, “El error” y “No es la rosa”, lectura que despertó el interés y la participación de los asistentes, que expresaron su punto de vista.

El autor comentó que en los catorce relatos urbanos donde la Ciudad de Puebla es el grande telón, todos los personajes son una pareja, ya que representan a la cuidad como especie de escenario y a la compañía del otro como la persona que ayuda a recorrerla.

Menciono que la dualidad que expresa en cada historia tiene como intención que cada lector, pueda hilar su vida con los textos, pero principalmente, que encuentre un reflejo en cada historia de amor o desamor.

Por su parte, Ricardo Cartas Figueroa, Secretario Académico de la Preparatoria, comentó que estas actividades que se llevan a cabo en conjunto con el Consejo Estatal para la Cultura y las Artes de Puebla, a través de la Casa del Escritor, tienen como finalidad fomentar la participación y la lectura entre los estudiantes.

Créditos: BUAP/Comunicación Institucional/buap.mx

Preocupante, la pérdida cotidiana de interacción padres-hijos

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Yolanda Bernal Álvarez, académica de la Facultad de Psicología de la UNAM.
Yolanda Bernal Álvarez, académica de la Facultad de Psicología de la UNAM.

7 de abril de 2011

• Los niños pasan largo tiempo solos y la televisión y los videojuegos se han convertido en un distractor, destacó Yolanda Bernal Álvarez, profesora de la UNAM
• Los padres de hoy tienden a asociar el estudio y la lectura con castigo, indicó

En la actualidad, la lectura y las relaciones familiares han dejado de ser consideradas como un valor. Prueba de ello, es que ya no existe una interacción cotidiana entre padres e hijos y cada vez son menos los ratos en que juegan o comparten un libro, advirtió Yolanda Bernal Álvarez, académica de la Facultad de Psicología (FP) de la UNAM.

Hoy, indicó, los niños pasan largo tiempo solos, y en esa soledad, la televisión y los videojuegos se han convertido en un distractor poderoso que le ha ganado espacio a la lectura. Además, los papás de hoy tienden a asociar a ésta y al estudio con castigo; entonces, es común que digan a los pequeños: “como no comiste bien o te portaste mal, te encierras a leer”.

Es un grave error porque los libros no deben verse así, sino como un instrumento agradable, de adquisición de información, regocijo y desarrollo de la imaginación, “eso es excelente para los infantes, por lo que es importante que cuenten con espacios donde se promueva la lectura y, al inicio, tratar de llevarlos de la mano”, enfatizó la doctorante en investigación psicoanalítica.

Para ello, los adultos deben considerar la edad del menor y los elementos que pueden motivarlo. Por ejemplo, para los más pequeños hay libros elementales, de materiales resistentes y con temas que son de su interés, como colores, formas y animales. Asimismo, al elegirlos se debe tomar en cuenta el gusto del infante, porque si se le impone uno en particular, se dificultará la posibilidad de que lea de manera gozosa y lúdica, apuntó.

El estilo para acercarse a la lectura depende del niño, porque algunos prefieren adoptar un papel pasivo y escuchar la lectura, y otros, optan por manipularlos y ver sus ilustraciones, mencionó.

En cuanto a quién lee más, si ellas o ellos, Bernal Álvarez consideró que si hay diferencias de género, éstas son construidas por la sociedad. “Por lo general, a la niña se le piden más actividades relacionadas con las labores del hogar y puede ser que también se le supervise en mayor medida en cuestiones de tareas y, como consecuencia, lea más”.

En cambio, agregó, a los hombres no se les exige mucho, se les da mayor libertad y están menos tiempo en su casa, lo que les ofrece menos oportunidad de estar en un lugar tranquilo para realizar esa actividad.

Alternativas

Si bien una limitante en el fomento a la lectura son los recursos económicos, existen alternativas como las ferias de libros o las bibliotecas públicas. Las primeras, abundó, se han convertido en buenas opciones, pues se asocian con diversión y esparcimiento.

Además, recomendó que como parte de la socialización de los menores se les incorpore el manejo de los textos, para que los consideren como algo natural. Aunque para lograr un cambio de esta naturaleza es preciso mejorar la educación, modificar la actitud de los padres hacia sus hijos y destinar más recursos a la instrucción.

Créditos: UNAM-DGCS-207/2011/unam.mx

Fomenta Facultad de Computación BUAP la lectura entre sus estudiantes

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

14 de marzo de 2011

Con el objetivo de fomentar la lectura y escritura entre los estudiantes, para que puedan trabajar más con libros y analicen adecuadamente textos científicos, la Facultad de Ciencias de la Computación de la BUAP, inició la Segunda Semana de la Biblioteca.

En la inauguración el director de esta Unidad Académica, Mario Rossainz López indicó que la lectura, además de enriquecer el espíritu, permite formar mejor a los futuros profesionistas y “actividades de este tipo, llevan al alumno a analizar lo que lee, pero sobre todo a tener una educación más integral”.

En la primera ponencia “Leer para pensar y construir… o leer para papalotear. Exigencias de la lectura académica”, la maestra Alma Carrasco Altamirano, académica de la BUAP y Presidenta del Consejo Puebla de Lectura A.C., planteó que “los estudiantes de licenciatura enfrentan problemas cumplir con las exigencias escolares cuando llegan a la universidad, ya que no saben escribir ni leer textos académicos”.

“Es común escuchar quejas de los profesores en el sentido de que los alumnos no saben escribir, resumir y tienen faltas de ortografía”.

Esta situación, se debe a que en niveles educativos anteriores sólo se les enseñaba a leer géneros literarios y conocer reglas gramaticales, pero no a producir textos, aclaró.

Detalló que por ello, “se necesitan cursos o guías que permitan atender las exigencias del nivel superior, mismos que deben enfocarse a que los estudiantes vayan leyendo información científica de su campo de estudio, con el fin de que se familiaricen con éste y les permita desarrollar un tema y exponerlo en un congreso”.

Carrasco Altamirano planteó propósitos de lectura que son: informar, explicar, sintetizar o resumir, recomendar, evaluar y proponer; así como, seguir modelos que ayuden a comprender el texto, a través de elaborar fichas o cuadros que incluyan secciones reconocidas, citas textuales, paráfrasis y toda aquella información que sea de utilidad.

Una vez identificados el propósito y modelo de lectura, el estudiante podrá generar un nuevo escrito a partir de lo que leyó. Antes de comenzar, dijo, es indispensable definir el título, ya que éste dará idea de lo que trata el artículo, para después desarrollar el mismo.

La académica invitó a los profesores a despertar el interés en sus alumnos por el fascinante mundo de la lectura, recomendando utilizar más fuentes bibliográficas durante sus clases.

Créditos: BUAP/Comunicación Institucional/buap.mx