Tag Archives: energía solar

LA ENERGÍA SOLAR QUE RECIBE LA TIERRA CADA 10 DÍAS, EQUIVALE A TODAS LAS RESERVAS DE PETRÓLEO

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

La radiación solar es una fuente renovable de energía.
La radiación solar es una fuente renovable de energía.

27 de abril de 2011

• Julia Tagüeña Parga, del Centro de Investigación en Energía (CIE) de Temixco, explicó que para usar el Sol en nuestro favor, se cuenta con diferentes tecnologías, por ejemplo, con sistemas fotovoltaicos que convierten sus rayos en electricidad

La radiación solar recibida cada 10 días sobre la Tierra equivale a todas las reservas conocidas de petróleo, carbón y gas; por esta razón, fuentes renovables de energía (FRE), como ésta y otras, deberían ser esenciales a la hora de planificar nuestro futuro, pues aunque es imposible no afectar al medio ambiente, no producen gases de efecto invernadero, como los combustibles fósiles, aseguró Julia Tagüeña Parga, del Centro de Investigación en Energía (CIE) de Temixco, Morelos.

Para usar el Sol en nuestro favor, añadió, se cuenta con diversas tecnologías como los sistemas fotovoltaicos, es decir, aquellos que convierten la radiación solar en electricidad, además de las tecnologías fototérmicas y de concentración solar. Todas las FRE deberían ser parte de una planeación energética que es imprescindible que tenga el país.

Al participar en el XIV Seminario de Economía, Ciencia y Tecnología ¿A qué se Refiere la Sustentabilidad?, organizado por el Instituto de Investigaciones Económicas (IIEc), detalló que las FRE son aquellas que mantienen una tasa de consumo menor a su tasa de producción.

“Es necesario cambiar la política y diseñar un sistema nacional diferente que asegure el futuro de México en este rubro. El camino lo dicta el uso de energías limpias. Relativamente, todo lo que el humano hace, contamina. Se llaman así porque no producen gases de efecto invernadero ni contribuyen al calentamiento global”, expuso.

Sin embargo, explicó, a la hora de fabricar celdas solares se contamina. A fin de cuentas es una industria que usa materiales peligrosos como el silicio. “Las FRE causan impacto, pero no como las fuentes que actualmente usamos”.

En el auditorio Ricardo Torres Gaitán del IIEc, expuso que el desarrollo sustentable es aquel que no compromete la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus necesidades y busca la equidad entre nuestros contemporáneos.

Los nuevos paradigmas de desarrollo deben reducir el empleo de energía fósil. “Debemos cuidar y dosificar el petróleo y utilizarlo para la introducción de las renovables”, apuntó.

El petróleo, agregó, es la base de nuestro desarrollo y problemas. Al ser un combustible con alta densidad energética (con poco se obtiene mucho), lo hemos utilizado de forma no controlada.

Desde antes del año 2000, el yacimiento más importante del país, el de Cantarell, comenzó a agotarse. Eso significa que se va a acabar, ¿y cómo vamos a vivir sin esta energía si dependemos tanto de ella?

Por ello, la especialista se preguntó cómo enfrentar este descenso acelerado e irreversible en la producción de un recurso que tardó en formarse entre 60 y 200 millones de años.

Las FRE son la energía solar, la eólica, la geotérmica, la hidráulica, la biomasa y la oceánica. Además, como otra posible alternativa están los biocombustibles y el hidrógeno.

A su vez, recalcó, debemos garantizar a las empresas que inviertan en estas tecnologías que obtendrán ganancias.

Las fuentes renovables aseguran un impacto ambiental aceptable. El cambio hacia el desarrollo sustentable generaría esperanza; sin embargo, para lograrlo se requiere un cambio social y una política de Estado en función de este propósito.

En su momento, Lucy Reidl, coordinadora de los Consejos Académicos del Área de Ciencias Sociales, recordó que la Psicología Ambiental surgió en los años 70 y el enfoque estaba orientado en cómo afecta el ambiente a la conducta del hombre. Y después, se desarrolló la Psicología de la Conservación.

Cambian las necesidades, lo que conlleva a modificar el comportamiento humano para disminuir el impacto colectivo, a través de la sustentabilidad ambiental, la conservación de recursos y ecosistemas, además de mejorar la calidad de vida la población y otras especies.

Créditos: UNAM-DGCS-246/2011/unam.mx

Cargarse de energía solar en las pirámides, creencia sin fundamento

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Alejandro Lara Sánchez, del Instituto de Geofísica de la UNAM.
Alejandro Lara Sánchez, del Instituto de Geofísica de la UNAM.

18 de marzo de 2011

• Quienes se reúnan el 21 de marzo a las 12 del día para participar del equinoccio, lo harán en vano, pues éste tendrá lugar un día antes, a las 17:21 horas, indicó Alejandro Lara Sánchez, del Instituto de Geofísica de la UNAM

Cada 21 de marzo, a las 12 del día, miles de personas suben a las pirámides de Teotihuacan, Malinalco o el Tepozteco con la creencia de que, estar en un sitio místico justo al iniciar la primavera, es la mejor manera de cargarse con la energía del equinoccio.

“Sin embargo, sería muy difícil que este hecho fuera ese día a esa hora. Este año, por ejemplo, ocurrirá el día 20, a las 17:21, y de hecho, no es inusual que tenga lugar incluso cuando para nosotros es de noche; por ello, estas prácticas no tienen mucho sentido”, expuso Alejandro Lara Sánchez, del Instituto de Geofísica (IGf) de la UNAM.

La costumbre de portar atuendos blancos y visitar zonas arqueológicas para establecer “comunicación con el cosmos” no tiene base científica y sí mucho de esotérico, pese a que quienes defienden esta práctica, a veces echan mano de explicaciones que pueden sonar a astronomía, señaló el especialista en física espacial.

“Que la gente se congregue en sitios prehispánicos para ser partícipes del inicio formal de la primavera sólo se explica porque las culturas originarias de México eran atentas observadoras del cielo y edificaron sus pirámides con una disposición tan particular, que reprodujeron ciertos fenómenos ópticos justo en el equinoccio”.

El mejor ejemplo de esto, expuso Lara, es el templo de Malinalco, que cuenta con una pequeña abertura que sólo ese día deja pasar un haz solar que súbitamente ilumina el interior de la construcción, o el maya de Kukulkán, que debido a un juego de luces, forma una sombra serpentina que avanza lentamente por su escalinata.

“Que los prehispánicos hayan podido reproducir algo tan complejo es sumamente interesante y nos habla de su genio, pero de ahí a pensar que se trata de magia o de una puerta a lo sobrenatural, hay mucha distancia”, advirtió el profesor de la Facultad de Ciencias.

Patrimonio en riesgo

Tan sólo el año pasado, las pirámides de Teotihuacan registraron una afluencia de más de 70 mil personas, por lo que se instrumentaron diversos operativos para salvaguardar los monumentos, así como una campaña para evitar concentraciones masivas.

De hecho, una estrategia para enfrentar oleadas y desalentar esta costumbre anual es invitar al público a conocer sitios mucho menos concurridos.

“Y no podría ser de otra manera, no hay nada que la sustente. Es una ocurrencia que además de dañar el patrimonio, también expone innecesariamente a los visitantes, pues además del peligro que implican las aglomeraciones, los ahí reunidos se someten a radiaciones”.

Por esta razón, el profesor Lara y una decena de especialistas del IGf visitarán, por segunda vez, uno de los pueblos que más gente congrega en esta fecha para montar ahí telescopios y dar pláticas de lo que realmente es el Sol y en qué consiste el equinoccio.

“Estaremos el domingo en el ex convento de Tepoztlán y nuestro propósito es platicar tanto con la gente del lugar como con turistas rumbo a la pirámide del Tepozteco, que busquen cargarse de energía. No buscamos polemizar con ellos, sino enseñarles que la ciencia tiene algo muy importante que decir.

“Durante años el Sol estuvo en un periodo anormal de inactividad, pero hace unos días comenzó formalmente su ciclo número 24, algo que no sólo les explicaremos, sino que verán si se deciden a asomarse a uno de nuestros telescopios y ver las manchas que ha comenzado a generar el astro”, expuso.
Créditos: UNAM-DGCS-162-2011/unam.mx

Diseña estudiante politécnico señalamiento electrónico alimentado por energía solar

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

El objetivo es instalar los señalamientos electrónicos en los edificios de la Unidad Profesional “Adolfo López Mateos”, en Zacatenco, y que se aproveche esta fuente de energía
El objetivo es instalar los señalamientos electrónicos en los edificios de la Unidad Profesional “Adolfo López Mateos”, en Zacatenco, y que se aproveche esta fuente de energía

19 de enero de 2011

Manuel Benjamín Parra Castillo, estudiante de la Maestría en Ingeniería Mecánica de la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (ESIME), Unidad Zacatenco, del Instituto Politécnico Nacional (IPN), diseñó y construyó un sistema fotovoltaico tipo isla, alimentado con energía solar,  para la operación de un señalamiento electrónico.

El estudiante politécnico trabaja en el desarrollo de nueve posibles diseños de señalamientos electrónicos para instalarlos en los edificios de la Unidad Profesional “Adolfo López Mateos” en Zacatenco, y aprovechar esta fuente de energía.

Parra Castillo mencionó que el proyecto cuenta con la participación de los especialistas Guillermo Urriolagoitia Calderón, Luis Héctor Hernández Gómez, Rodrigo Soria Arellano y David Torres Franco, todos ellos adscritos a la Sección de Estudios de Posgrado e Investigación de la ESIME Zacatenco.

Al respecto, el joven politécnico señaló que la investigación incluye el análisis de la trayectoria solar en la Ciudad de México, en donde se considera latitud, longitud y altura, además del desarrollo de los cálculos de climatología mensual para obtener el comportamiento eléctrico generado por un panel fotovoltaico, así como los diferentes parámetros y tipos de curvas de irradiación incidente.

Precisó que se trata de aprovechar la radiación incidente y transformarla en electricidad en el momento mismo de su captación, pues por un lado, el carácter renovable de esta fuente de energía le confiere un alto valor, pero por el otro, su intermitencia es un obstáculo para aplicarse masivamente en la generación de electricidad, por no disponer de energía solar en todo momento.

El estudiante explicó que el efecto fotovoltaico se da en los materiales semiconductores como silicio, sulfuro de cadmio, fósforo de indio, entre otros, los que reciben la radiación solar permitiendo el suministro de corriente eléctrica continua.

“En este caso, el sistema utilizado para el señalamiento electrónico que se presenta en este trabajo se integra con tres componentes tipo isla y se considera el cuarto componente como la carga de alimentación”, expuso el estudiante.

Indicó que de acuerdo con los estudios realizados, se determinó que en la República Mexicana la radiación diaria sobre superficies horizontales promedio que se recibe, y con base en las estimaciones climatológicas mensuales de irradiación para la Ciudad de  México, se dispone de cinco horas en promedio para aprovechar al máximo la energía solar.

Sostuvo que con base en esos parámetros es posible efectuar el cálculo del módulo fotovoltaico para determinar el mejor rendimiento y su eficiencia, a fin de que sea capaz de suministrar a los demás componentes la energía adecuada.

El ingeniero politécnico resaltó que debido a que México se encuentra dentro de las zonas de alta incidencia en radiación solar, actualmente se aplican las fotoceldas en programas de electrificación rural, toda vez que se ha confirmado su alta confiabilidad y podría competir con otro tipo de generación de energía en los periodos pico de las regiones de alta insolación.

Parra Castillo indicó que las celdas solares son una alternativa de energía para las lámparas de iluminación de bajo consumo energético, como es el caso de los led’s y otros dispositivos que necesiten del suministro de energía eléctrica.

El joven científico, quien realizó una estancia de investigación en el Instituto de Energía Solar y en la Universidad de Jaén, en España, donde desarrolló parte del diseño electrónico con matrices de led’s, indicó que en breve montará el primer señalamiento en el Edificio 5 de la ESIME Zacatenco.

Agregó que el desarrollo y la innovación tecnológica son de suma importancia para México y Latinoamérica, porque contribuyen a acortar brechas tecnológicas con los países desarrollados, para no depender en materia tecnológica y crear soluciones propias.
Créditos: UAM/Dirección de Comunicación Social/uam.mx / Boletín 017/11

Ganan alumnos de la UNAM Premio a la Innovación Empresarial

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Abraham González, Gerardo Ruiz, Manuel Wiechers, Martín García, Hugo Ham, Fernando Antonio Aguilar y Tomás Álvarez, triunfadores en el V Premio Santander a la Innovación Empresarial.
Abraham González, Gerardo Ruiz, Manuel Wiechers, Martín García, Hugo Ham, Fernando Antonio Aguilar y Tomás Álvarez, triunfadores en el V Premio Santander a la Innovación Empresarial.

• Con la propuesta ILUMÉXICO, el equipo de la Facultad de Ingeniería obtuvo el primer lugar en la categoría de Proyectos Empresariales de Vinculación en Zonas Necesitadas
• La iniciativa busca diseñar, producir, instalar y dar seguimiento a un sistema de electrificación rural con energía solar

Con la propuesta ILUMÉXICO, un grupo de alumnos de la Facultad de Ingeniería (FI) de la UNAM, encabezados por Manuel Wiechers Banuet, obtuvo el primer lugar del V Premio Santander a la Innovación Empresarial, en la categoría de Proyectos Empresariales de Vinculación en Zonas Necesitadas.

La iniciativa presentada por los universitarios busca diseñar, producir, instalar y dar seguimiento a un sistema de electrificación rural con el uso de energía solar, proceso eficiente y amigable con el medio ambiente.

Tras recibir el premio, Wiechers consideró que se abre una posibilidad de impulsar el proyecto, pero también implica una mayor responsabilidad, porque ahora “debemos echar a andar la iniciativa de la mejor manera posible y buscar beneficiar a más personas”.

El prototipo, explicó, genera diferentes escalas de luz, es económico y pretende reemplazar los gastos por uso de otro tipo de fuentes como velas y lámparas de gas, costosas, ineficientes y contaminantes.
El alumno de la carrera de Ingeniería Industrial consideró que, en la actualidad, los universitarios deben buscar cómo desarrollar sus proyectos y ser emprendedores.

El equipo está integrado, además, por Fernando Antonio Aguilar, estudiante de Ingeniería Eléctrica-Electrónica; Abraham González, de Ingeniería Industrial; por los ingenieros en Mecatrónica Martín García, Tomás Álvarez y Hugo Ham; la ingeniera eléctrica-electrónica Mariana González, y el ingeniero en Mecánica por la Universidad Iberoamericana, Gerardo Ruiz de Teresa.

En la premiación, Marcos Martínez Gavica, director general de Banco Santander, destacó que en esta quinta edición participaron 417 proyectos de instituciones de educación superior de todo el país, y se abordaron temas como innovación tecnológica, reciclaje, sustentabilidad, ecología, comercio y educación.

El reconocimiento, prosiguió, es impulsado por la institución bancaria, por la Secretaría de Educación Pública (SEP), la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) y el Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

“Este esfuerzo es muestra clara de los buenos resultados que se pueden alcanzar con la vinculación entre las instituciones de educación superior, el gobierno y los diferentes sectores productivos”, consideró.

El segundo lugar en esta categoría lo obtuvo el proyecto BIOMAYAB FARMA, de la Universidad Autónoma de Yucatán, y el tercer sitio fue para Tecnologías asistenciales, de la Universidad Politécnica de Pachuca.

Créditos: Boletín UNAM-DGCS-172 – dgcs.unam.mx