Tag Archives: economía

LEGALIZAR A 11 MILLONES DE INDOCUMENTADOS, ÚNICA MEDIDA PRÁCTICA Y HUMANA PARA EL FUTURO DE EU

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

legalizarmigrantes04 de julio de 2014

La migración entre México y Estados Unidos está en una nueva era con la circulación de migrantes legales con visas permanentes y temporales. Al mismo tiempo, 11 millones de indocumentados están “atrapados” y enfrentan un número mayor de aprehensiones y deportaciones cada año.

Al legalizarlos, podrían trabajar sin restricciones y volver a sus países. Es la mejor medida para resolver esta tragedia de derechos humanos y la única política práctica, humana y razonable para el futuro de EU, sostuvo en la UNAM Douglas S. Massey, de la Universidad de Princeton.

“Por primera vez, desde los años de la esclavitud, la Unión Americana tiene residentes sin un derecho civil, social, económico o político que pueden ser expulsados en cualquier momento; éste es un nuevo estado de ilegalidad masiva”.

El fundador y coordinador del Mexican Migration Project, uno de los más importantes en el campo, destacó que 11 millones de indocumentados están atrapados, la mayoría con más de una década de residencia constante, con raíces, empleos, hogares e hijos nacidos en EU.

Tres millones llegaron a suelo estadounidense de niños y crecieron en la Unión Americana. Hablan inglés, son graduados de las preparatorias de esa nación y no tienen rutas para avanzar con el cargo de ilegalidad en sus hombros, advirtió en la charla Pasado y futuro de la migración indocumentada en México, como parte de los trabajos del Seminario de Estudios Migratorios de la UNAM.

En este marco, Estela Morales Campos, coordinadora de Humanidades de esta casa de estudios, refirió que se trata de un asunto nodal en la agenda nacional y un tema analizado en la Universidad y otros centros de investigación e instituciones de educación superior del país.

Es una cuestión obligada por la problemática compleja que enfrentan los migrantes en EU, con el propósito de influir en políticas públicas nacionales y del exterior que garanticen sus derechos, expuso en el Auditorio Jorge Carpizo de la Coordinación de Humanidades.

Migración ilegal

Ahí, el académico estadounidense rememoró que, en 1965, el Congreso de la Unión Americana limitó la migración permanente a 20 mil visas al año por nación. Asimismo, concluyó el Programa Bracero, que permitía la estancia temporal de 450 mil trabajadores mexicanos cada 12 meses.

Hasta entonces, medio millón de connacionales ingresaron al vecino país del norte para residir o sumarse a la fuerza laboral. La demanda de entrada no disminuyó por las medidas referidas y el acceso antes legal fue reemplazado por flujos de indocumentados, expuso.

Massey, autor de Retorno a Aztlán: el proceso social de la migración internacional del occidente de México, subrayó que al crecer las cifras de quienes no tienen papeles, empresarios, políticos y grandes diarios denostaron a los connacionales como una “amenaza” o “invasión”.

Es una reacción en cadena que comenzó con las restricciones impuestas en 1965, continuó con la aprobación de leyes más duras y finalizó con el incremento del presupuesto orientado a las operaciones de la Patrulla Fronteriza y el aumento de las aprehensiones. Entre 1990 y 2000, se erogaron más de cuatro mil millones de dólares en estas tareas, refirió.

Esto significó un cambio geográfico relevante. Antes de 1993, de cada 100 personas 85 elegían las ciudades de San Diego y El Paso para entrar a la Unión Americana. Ahora, Arizona es el punto final de un trayecto que atraviesa el Desierto de Sonora. Cada vez es más caro y peligroso cruzar los límites, lo que disminuyó la tasa de regreso al país, subrayó.

Se calcula que 60 de cada 100 migrantes mexicanos no tienen documentos, lo que refleja una problemática que requiere soluciones urgentes. Estamos frente a una transición gradual hacia una nueva política en la materia por las modificaciones en la estructura demográfica, en la que los latinos ganan terreno.

“Tengo esperanza de que Obama haga algo para ofrecer la legalización, por lo menos a los indocumentados que llegaron de niños, los dreamers”, concluyó.

Créditos: UNAM-DGCS-385-2014

JÓVENES, EL SECTOR MÁS GOLPEADO POR LA CRISIS

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

jovenesycrisis14 de junio de 2014

Los jóvenes de entre 14 y 24 años registran una tasa de desempleo que duplica la de toda la población y triplica la de los mayores de 25 años. Además, enfrentan problemas para insertarse y mantenerse en el mercado laboral. En este sector ha recaído el peso de la crisis, estableció Eduardo Loría Díaz de Guzmán, coordinador del Centro de Modelística y Pronósticos Económicos (CEMPE) de la Facultad de Economía (FE) de la UNAM.

Están fuera del sector educativo y si no logran incorporarse a la esfera productiva hay probabilidades de experimentar problemas de inestabilidad política y social en el mundo, sostuvo en la XLIV reunión del CEMPE.

El académico explicó que los jóvenes deciden insertarse en el mercado laboral a cambio de una percepción mínima, mientras la consideren suficiente para sacrificar su tiempo de ocio, concepto conocido como salario de reserva.

Si son de clase media o media alta, con un nivel educativo superior y experiencia laboral, esperarán un mayor pago. Si no tienen preparación, provienen de estratos socioeconómicos menores y no tienen experiencia, su expectativa será más baja, detalló.

Existe un desajuste entre lo que ofrecen las empresas y lo que espera este segmento, lo que podría explicar las tasas altas de desempleo en el sector. Asimismo, 25 de cada 100 no trabajan ni buscan una plaza, pues han perdido la expectativa del mercado laboral por los salarios ofrecidos o por no lograr integrarse con éxito, planteó.

En la sala Jesús Silva Herzog de la FE, expuso que los individuos con primaria incompleta o menor nivel educativo tienen más oportunidades de empleo en puestos precarios. El mayor porcentaje de los desocupados se concentra en quienes tienen preparación media superior o superior, dijo.

En volumen, los que provienen de estratos socioeconómicos más bajos reportan menor tasa de desocupación. En comparación, los de nivel más elevado representan una mayor proporción, de acuerdo con las Encuestas Nacionales de Ocupación y Empleo, refirió.

En general, su ingreso y salida del mercado laboral es muy común. Además, al comparar datos de establecimientos formales e informales, encontramos que los trabajadores menores de 24 años y las personas mayores de 60 se ubican en la informalidad, expuso.

Los más pobres, con menos preparación y sin experiencia son los que en mayor proporción obtienen los sueldos más bajos y condiciones precarias.

Los individuos de estratos bajos tienen la responsabilidad de aportar al sustento del hogar y no pueden darse el lujo de no laborar, a pesar de los emolumentos ínfimos, sintetizó.

Pronósticos

Al analizar los datos más recientes del Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE), señaló que desde 2012 la economía crece a un ritmo más lento que la tasa potencial a largo plazo, estimada entre 1.2 y 1.4 por ciento.

Además, al revisar otros datos oficiales, se observa que la economía crece por debajo de la tendencia referida desde hace más de siete meses. Estamos en una zona de fuerte desaceleración.

Loría estimó que en 2014, el promedio anual de desempleo registrará 5.1 por ciento y la tasa de crecimiento del producto interno bruto (PIB) se ubicará entre el 2.53 y 2.87 por ciento. Al cierre del año, alcanzará entre 3.18 y 3.63 por ciento. La recuperación puede registrarse hacia 2015 y 2016. “No hemos corregido a la baja el pronóstico, lo mantenemos”, concluyó.

Créditos: UNAM-DGCS-343-2014

NECESARIO DISEÑAR POLÍTICAS SECTORIALES PARA GENERAR DESARROLLO ECONÓMICO SOSTENIBLE

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

politicaseconomicasPara generar desarrollo económico sostenible en México en el largo plazo, es necesario diseñar políticas de fomento que ayuden a sortear los problemas de productividad en el sector primario, fortalecer los sectores industrial y de servicios y, en general, superar las restricciones asociadas a la débil estructura del aparato productivo a fin de que esto ayude a la creación de empleos, sostuvieron académicos del Instituto de Investigaciones Económicas (IIEc) de la UNAM.

Si se articula una política de Estado que fortalezca la estructura productiva del país y contribuya a redistribuir el ingreso de manera eficaz, se logrará, además, reconstituir el tejido social y superar el ambiente de inseguridad que prevalece en la nación.

En la actualidad, explicaron Armando Sánchez y César Salazar, investigadores de esa entidad, la economía mexicana se caracteriza por su alta dependencia a factores externos y su débil crecimiento económico, experimentado ya por tres décadas.

Por ello, agregaron, existe consenso de que el 2.7 por ciento de crecimiento del PIB esperado para este año es mediocre y no servirá para aliviar los grandes rezagos sociales que enfrenta México. Entonces, más allá de cifras y de factores coyunturales, no hay que perder de vista que existen elementos estructurales que deben ser analizados con el propósito de crecer con mayor equidad.

Los economistas universitarios argumentaron que no es claro que los resultados macroeconómicos de este trimestre –que registraron un crecimiento del producto de apenas 0.28 por ciento, respecto al trimestre previo en cifras ajustadas estacionalmente– se puedan atribuir a las recientes modificaciones fiscales. Lo anterior, debido a que hay varios factores que podrían estimular y reducir de manera simultánea la dinámica del producto, como la demanda externa o el gasto de gobierno.

Además, es importante recordar que si bien las tasas máximas del impuesto sobre la renta (ISR) se elevaron, fueron derogados el impuesto empresarial a tasa única (IETU) y el impuesto a los depósitos en efectivo (IDE), con lo cual, tanto las empresas como las personas físicas con actividad empresarial compensarían el impuesto al ingreso.

Asimismo, detallaron, el incremento al ISR sólo afectó a quienes tienen ingresos mensuales por más de 31 veces el salario mínimo, que resultan ser una minoría, porque en México el 80 por ciento de la población ocupada remunerada sólo obtiene recursos por hasta cinco salarios mínimos, de acuerdo a la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo.

Por otra parte, Sánchez y Salazar reconocieron que hubo una contracción en la actividad económica de Estados Unidos, lo que impacta de manera negativa nuestra economía. Sin embargo, las exportaciones mexicanas sólo se contrajeron durante el mes de enero en cifras ajustadas estacionalmente, pero en los meses siguientes mantuvieron una tendencia positiva, que incluso superó los registros del año pasado.

Empero, añadieron, el crecimiento de la economía estadounidense no garantiza un mejor desempeño de nuestra actividad económica. Por ejemplo, en 2013 la economía del vecino del norte se expandió a una tasa de 1.9 por ciento, en tanto que la nuestra apenas lo hizo en 1.1 por ciento.

Créditos: UNAM-DGCS-317-2014

SE PREVÉ QUE LA RECUPERACIÓN ECONÓMICA SE REGISTRE HASTA 2015 Y 2016

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

recuperacioneconomicaLa economía mexicana tiene potencial para crecer hasta 1.6 por ciento anual. Para elevar estos niveles en el mediano y largo plazo se requieren medidas urgentes a fin de lograr impactos en el terreno social, variable fundamental para el desarrollo, estableció Eduardo Loría, coordinador del Centro de Modelística y Pronósticos Económicos (CEMPE) de la Facultad de Economía (FE) de la UNAM.

En el país hay zonas devastadas y abandonadas que tienen efectos diferenciados en la inversión, consumo, flujos migratorios y gasto público. En la actualidad, el territorio nacional es asolado por una ola de violencia extrema, con repercusiones negativas en el ámbito financiero, sostuvo en la XLIII reunión del CEMPE.

En 2014, el promedio anual de desempleo registrará 5.1 por ciento y la tasa de crecimiento del producto interno bruto (PIB) se ubicará entre el 2.53 y 2.87 por ciento. Al cierre del año, alcanzará entre 3.18 y 3.63 por ciento. La recuperación puede registrarse hacia 2015 y 2016, estimó.

El académico planteó que con las modificaciones fiscales recientes disminuyeron la capacidad de ahorro e inversión y el ingreso familiar disponible. “Con una economía en recesión y crecimiento per cápita en deterioro, el Estado incrementó su recaudación real en 30 por ciento”.

A la par, aumentó el gasto corriente en salarios y estructura de la administración pública, que han multiplicado el desembolso en distintos rubros. Así, la captación fiscal no logra ningún efecto sobre el crecimiento económico, sostuvo.

El estancamiento económico, las restricciones a la migración, el desempleo y la caída de la inversión privada generan presión social en aumento. El entorno es peligroso y se requieren medidas estatales urgentes, concluyó.

Créditos: UNAM-DGCS-257-2014

DESARROLLA PASANTE DE LA UNAM PROYECTO BASADO EN ALIMENTOS HIDROPÓNICOS Y ORGÁNICOS

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

alimentoadecuadoPor influencia de su abuelo, un exprofesor universitario, Adolfo Casahonda Taracena estuvo interesado en los procesos de producción de alimentos desde que cursaba el bachillerato en el Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) plantel Sur. Por eso decidió inscribirse en la Facultad de Economía (FE) de la UNAM.

Ahora que es pasante de licenciatura desarrolla un proyecto de tesis que combina su materia, la economía, con la producción de alimentos hidropónicos y orgánicos.

“Lo que busco es integrar los hidropónicos producidos en la Universidad Nacional, con otros orgánicos, prepararlos en forma gourmet y ofrecerlos a un precio accesible. Parto de la idea de que todos tenemos derecho a una alimentación sana y de que es necesario generar nuevas relaciones económicas para la distribución de alimentos”, dijo.

Casahonda Taracena tomó cursos sobre nutrición, fue así como supo que la mala alimentación es uno de los factores más importantes y decisivos en la aparición de la obesidad, la diabetes y la hipertensión.

“Al no tener los suficientes antioxidantes, las células degeneran y con el tiempo aparecen esas enfermedades, que se han incrementado alarmantemente en los últimos años”, comentó.

Luego tuvo conocimiento del Taller de Hidroponia de la Facultad de Ciencias (FC), coordinado por Antonio González. Empezó a participar como voluntario en las labores que se realizan allí, hasta que se sintió capaz de echar a andar, por cuenta propia, una microempresa dedicada a la elaboración y comercialización de baguettes, a las que bautizó con el nombre de Bagourmette Sublimerías (ya dispone de una página en Facebook en la que la gente puede dar su opinión y sus “me gusta”, mismos que enriquecerán las estadísticas de su tesis).

Cultivo de plantas

La hidroponia es un método que permite cultivar plantas a partir del uso de soluciones minerales en vez de suelo agrícola. Las raíces reciben una solución nutritiva equilibrada disuelta en agua, con todos los elementos químicos esenciales para el desarrollo de aquéllas.

De este modo se ahorra gran cantidad de líquido, es decir, no se desperdicia y se puede reutilizar constantemente. Además, la agricultura hidropónica hace posible cultivar diversas plantas en un espacio tan reducido como la azotea de una casa.

“Otra de las ventajas es que permite planear la producción. Si alguien cultiva a cielo abierto, muchas veces debe cosechar todo la misma semana, por lo que no puede distribuir correctamente y tiene que abaratar el precio. Al planear mediante la agricultura hidropónica, se está en condiciones de ofrecer el artículo de manera prorrateada cada semana. Así, el precio es más justo para el productor y para el consumidor”.

En el Taller de Hidroponia de la FC se lleva a cabo cada semestre, durante cuatro sábados, un curso gratuito. Su objetivo es difundir cada vez más esta técnica entre la sociedad, para que todos puedan tener sus propios cultivos en casa (consulte https://sites.google.com/site/hidroponiaciencias/).

En la elaboración de sus baguettes, Casahonda Taracena utiliza lechuga hidropónica producida en ese taller, así como jitomate hidropónico, aguacate orgánico, chiles jalapeños, aceite de oliva, pechuga de pavo orgánica, queso de buena calidad y pan blanco o integral.

“Conforme Bagourmette Sublimerías se capitalice, incluiré un mayor número de hidropónicos y orgánicos. Ya estoy en pláticas con otras personas que los producen, porque aquí en la UNAM no se cultiva todo lo que requiero. Asimismo, como ya se generan nuevas variedades de lechugas en la FC, planeo aprovecharlas para ofrecer próximamente, a un precio accesible, diferentes ensaladas hidropónicas”, comentó.

En opinión del pasante universitario, se especula mucho con los precios de los orgánicos y no necesariamente por sus costos de producción.

“Más bien tiene que ver con una cuestión de mercadotecnia o con la idea de que sólo ciertas clases sociales acceden a ese tipo de alimentos. Sin embargo, la producción de alimentos hidropónicos –que en esencia también pueden ser llamados orgánicos – requiere, además de los insumos que habrán de consumir las plantas, una infraestructura económica: tubos de PVC (policloruro de vinilo) y un motor de pecera sumergible”.

Casahonda Taracena ya recopila los datos de su investigación de campo, así como su experiencia en el ámbito comercial, para redactar su tesis y recibirse –a más tardar en un año– como licenciado en Economía.

Créditos:UNAM-DGCS-232-2014