Tag Archives: bogotá

En construcción, reemplazo del telescopio espacial Hubble

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

El nuevo telescopio espacial, James Webb, será lanzado entre el 2017 y el 2018.
El nuevo telescopio espacial, James Webb, será lanzado entre el 2017 y el 2018.

8 de enero de 2012

James Webb es el nombre del nuevo telescopio que reemplazará al Hubble, según lo reveló la astrónoma Susana Deustua, en desarrollo de unos talleres realizados en la UN en Bogotá.

La científica, quien trabaja desde hace tres años en el viejo telescopio de observación Hubble, explicó que el nuevo instrumento se encuentra en proceso de construcción y ya contiene los espejos y dispositivos necesarios para mirar las profundidades del Universo.

Comparado con el Hubble, el nuevo aparato es más grande y cuenta con un diámetro más amplio. “Esto le da mayor alcance y sensibilidad al  infrarrojo, con el cual se pueden observar con mayor cuidado las galaxias jóvenes y los exoplanetas, así como estudiar el origen de las estrellas”, afirmó Deustua, al tiempo que explicó que uno de los espejos es tan grande que tendrá que ser doblado en la nave y, luego, se desplegará como un paraguas cuando se encuentre en el espacio.

El James Webb sería lanzado entre el 2017 y el 2018. Mientras tanto, se seguirá usando el Hubble, el cual se encuentra a 600 kilómetros sobre el nivel del mar. En principio, cuando se lanzó en 1990, se había destinado a una vida útil de 10 años; sin embargo, según la experta, alcanzaría a completar 25 años. “Lo más seguro es que la NASA no lo deje obsoleto en el espacio y lo haga caer para que se desintegre en la atmósfera terrestre”, agregó.

Gracias a los datos obtenidos por el Hubble, se escribieron cerca de 10 mil artículos científicos sobre distintos aspectos del Universo y se han tomado innumerables fotografías, destacó la estudiosa.

El nuevo telescopio espacial –que no lleva el nombre de ningún astrónomo ni astronauta sino el de un administrador de la NASA de los años 60–, costará, según Deustua, 2 mil millones de dólares, sin contar el valor del lanzamiento.

El James Webb será operado de manera conjunta por la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA), la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Agencia Espacial Canadiense (CSA).

Susana Deustua nació en Lima (Perú), pero su nacionalidad es estadounidense, ya que reside en el país norteamericano desde los 18 años.

Créditos: agenciadenoticias.unal.edu.co

Crean dispositivo que predice caída de rayos

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

A través de un artefacto llamado “molino de campo” se predice el lugar exacto donde caerá una descarga eléctrica. Este representa no solo mayor seguridad para los humanos sino un gran ahorro para la industria.
A través de un artefacto llamado “molino de campo” se predice el lugar exacto donde caerá una descarga eléctrica. Este representa no solo mayor seguridad para los humanos sino un gran ahorro para la industria.

20 de noviembre de 2011
A través de un artefacto llamado “molino de campo” se predice el lugar exacto donde caerá una descarga eléctrica. Este representa no solo mayor seguridad para los humanos sino un gran ahorro para la industria.

Cerca de 6% de los rayos que se registran en el mundo se presentan en el país. Asociado a ello hay muertes, daños en equipos, accidentes industriales y demoras en distintos procesos. Lo grave es que debido al cambio climático la actividad se ha incrementado, por eso detectar dónde caerá la próxima descarga eléctrica será vital para diversos sectores.

Según el Sistema Colombiano de Información de Tormentas Eléctricas (Scite), en el 2010 se reportaron 45 casos de muertes y lesiones por ese motivo. En Estados Unidos se confirmó la muerte de 29 personas y unas 200 lesiones. Alrededor del 67% de las víctimas se encontraban al aire libre en eventos recreativos.

Del mismo modo, los sobrevoltajes producidos por el fenómeno tienen efectos dañinos en equipos electrónicos como computadores, televisores, equipos de sonido y video, hornos de microondas, entre otros, que son extremadamente sensibles a las variaciones del voltaje.

En Colombia, el Programa de Investigación sobre Adquisición y Análisis de Señales (PAAS) de la Universidad Nacional de Colombia reporta que alrededor del 60% de los apagones del sistema eléctrico nacional son consecuencia de los rayos, y anualmente se pierden unos seis millones de dólares por el daño de casi 7.000 transformadores de distribución.

Horacio Torres, director del grupo, explica cómo funciona el mecanismo: “Las nubes, en su proceso de formación, acumulan cargas eléctricas (positivas y negativas) que crean un campo eléctrico. Su variación puede ser medida en tierra por medio de una placa metálica giratoria conocida como ‘molino de campo eléctrico’”.

El dispositivo permite calcular la cantidad de cargas en las nubes a través de sensores diseñados especialmente para detectar y medir las propiedades eléctricas de la atmósfera. Estos activan una alarma para que los operarios en las industrias sepan que el rayo está en proceso de formación y descarga, y así puedan tomar las acciones preventivas como desconectar equipos y aparatos, o despejar áreas a fin de evitar accidentes o pérdidas.

Ese proceso de maduración del rayo puede ser monitoreado de forma continua, lo que permite su predicción. Los sensores ofrecen una probabilidad de detección de tormentas eléctricas superior a 95%, en un rango de 20 km a la redonda del lugar de instalación. Las predicciones presentan un tiempo entre 15 y 20 minutos, que es lo que dura el proceso natural de formación, desde que la nube se consolida.

Por este fenómeno natural también se ven afectados sectores como la agricultura, la ganadería, las redes de suministro de electricidad, los centros operadores de TV, radio o comunicaciones, la distribución de gas o transporte de diferentes hidrocarburos y las industrias de explotación minera.

En el sector aeronáutico, aeropuertos, aerolíneas y agencias de regulación pierden tiempo en las operaciones aéreas, por eso las políticas y prácticas de seguridad internacionales exigen que las operaciones en pista sean suspendidas mientras exista un riesgo potencial. El dispositivo diseñado en la UN, de fácil instalación, reduciría el impacto económico producido por las interrupciones, identificando el momento exacto en que deben detenerse las operaciones aéreas.

Es una herramienta que ya está en uso en el país, con la instalación de seis sensores en Bogotá, Ibagué, Yopal, Puerto López, Puerto Berrío y Bucaramanga.

Créditos: agenciadenoticias.unal.edu.co

Bogotá supera límites de contaminación de la OMS

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

De acuerdo con los investigadores, las localidades bogotanas con mayor grado de estos agentes contaminantes son: Ciudad Bolívar, Usme, San Cristóbal y Usaquén.
De acuerdo con los investigadores, las localidades bogotanas con mayor grado de estos agentes contaminantes son: Ciudad Bolívar, Usme, San Cristóbal y Usaquén.

3 de octubre de 2011

Agencia de Noticias UN – Bogotá, junto con Santiago de Chile, Buenos Aires y Ciudad de México, presenta los mayores índices de vulnerabilidad frente al cambio climático según un trabajo del proyecto Adapte.

Una medición del proyecto Adaptación al Cambio Climático en las Ciudades de América Latina (Adapte) determinó que estas ciudades sobrepasan considerablemente las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en cuanto a la cantidad de partículas suspendidas en el aire. “También encontramos que este tipo de factores están relacionados con problemáticas como la mortalidad”, explicó Patricia Romero, investigadora de la Universidad para la Investigación Atmosférica (UCAR) de Colorado (EE. UU.).

Según la OMS, los niveles de PM10 o partículas suspendidas en el aire deben ser de máximo 20 microgramos por metro cúbico (µg/m3), a fin de evitar efectos nocivos para el ser humano. Sin embargo, ciudades como Bogotá presentan niveles superiores.

“Estuvimos revisando varias estaciones de medición de aire y encontramos que las zonas de la ciudad donde menos contaminación existe se registran 40 µg/m3”, aseguró la investigadora. “Ciudades como Santiago (Chile) presentan cifras más altas que no solo se perciben en los aparatos de monitoreo, se ven en el color del aire y en su ambiente”, agregó.

Tales índices son los causantes de enfermedades relacionadas con el ingreso de metales pesados al organismo, entre ellas las infecciones respiratorias agudas (IRA), infecciones respiratorias bajas, enfermedades pulmonares obstructivas, cáncer de pulmón y asma. Según la OMS, se calcula que la contaminación atmosférica urbana causa en todo el mundo 1,3 millones de muertes al año.

De acuerdo con los investigadores, las localidades bogotanas con mayor grado de estos agentes contaminantes son: Ciudad Bolívar, Usme, San Cristóbal y Usaquén.

Sumado a la contaminación del aire, condiciones como el cambio de temperaturas fueron identificadas como condicionantes para la calidad de vida de los ciudadanos. “Hicimos un muestreo estadístico en el que relacionamos los índices de mortalidad y el clima, detectando que las olas de frío están ligadas al aumento de la mortalidad. En Bogotá no es tan notorio porque no hay cambios muy marcados en la temperatura, pero en México y Argentina sí es claro”, aclaró Romero.

Ante situaciones que se asocian al cambio climático como las inundaciones, las olas de calor y frío y las sequías extremas, los sectores de El Codito (norte) y Juan Rey (suroriente), en la capital colombiana, presentan el mayor impacto. “Primero porque se ubican en alturas superiores a los 2.500 metros y segundo porque su infraestructura no está acondicionada para prevenir los cambios”, aseguró Andrea Lampis, líder del estudio en Bogotá y vinculado al Instituto de Estudios Urbanos (IEU) de la UN de Colombia.

Actualmente los investigadores trabajan en la formulación de estrategias conjuntas con las autoridades de cada ciudad, para encontrar mecanismos de reducción de la contaminación y el impacto ambiental.

Créditos: agenciadenoticias.unal.edu.co

Crean software para visualizar placas en 3D

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

15 de septiembre del 2011

UN diseña programa para visualizar placas en 3D.
UN diseña programa para visualizar placas en 3D.

Bogotá D.C., – Agencia de Noticias UN- Apoyados con programas de libre uso, investigadores de la UN crearon Nukak 3D, que permite, por ejemplo, visualizar tumores cerebrales ubicándolos en modelos tridimensionales.

“Hay ciertas estructuras muy complejas donde no es fácil detectar problemas, por ejemplo en el caso de un cerebro con un tumor. Para ello se usan generalmente tres imágenes (lateral, superior y frontal) que no siempre son efectivas. El Nukak hace una visualización tridimensional que permite al médico identificar y ubicar específicamente el tumor, hacer la planeación de cirugías o ayudar en el diagnóstico”, explicó Alexánder Pinzón, del equipo desarrollador.

El software utiliza el formato Icon, un sistema de trasmisión de imágenes que usan los dispositivos médicos como los tomógrafos o los resonadores magnéticos, por lo que Nukak 3D tiene la posibilidad de hacer tanto visualización clásica (axial, cenital y coronal) como tener una vista compuesta que permite ver los tres planos en el espacio tras una modelación de volúmenes y texturas diseñada por el equipo.

“Otra de las necesidades que observamos para crear el programa es que existen sistemas que aunque son libres, exigen equipos costosos, tal como Osiris, muy conocido por los radiólogos pero que es exclusivo para la plataforma Macintosh. Por eso, implantamos una propuesta compatible con cualquier sistema”, explicó el ingeniero.

Gracias a la posibilidad de descarga de internet, este software ya está siendo utilizado en varios países del mundo. Según las estadísticas de descarga, el programa ha sido solicitado 5.470 veces en países como China (682), Estados Unidos (168) Italia (132) Francia (129) y Rusia (100).

El programa recibió el nombre de Nukak, en homenaje a la comunidad indígena colombiana del mismo nombre, que entre otros aspectos promulga la implementación de mecanismos de salud igualitarios. De ahí que el software sea libre y que los especialistas puedan utilizarlo para beneficio de sus pacientes.

Créditos: agenciadenoticias.unal.edu.co

Riqueza de plantas útiles en las ciénagas del Caribe

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

15 de septiembre del 2011

Palma estera, Astrocaryum malybo. Fotos: Ana Cristina Estupiñán-González
Palma estera, Astrocaryum malybo. Fotos: Ana Cristina Estupiñán-González

Bogotá,  – Agencia de Noticias UN – De las cerca de 380 especies de plantas identificadas en el Complejo Cenagoso de Zapatosa, 157 son aplicadas a la medicina, 113 a la construcción y 96 a comestibles.

Así se desprende del estudio realizado por Ana Cristina Estupiñán, Néstor David Jiménez, Margarita Paloma, Natali Sánchez y los docentes Gloria Galeano y Édgar Linares, del Instituto de Ciencias Naturales (ICN) de la UN, quienes inventariaron la flora de esta zona del Caribe colombiano.

La región de Zapatosa corresponde a un complejo de ciénagas ubicado sobre una amplia y alargada zona de planicies de inundación, alimentada por la cuenca del río Cesar.

Los investigadores consolidaron la información de estas especies vegetales utilizadas por las comunidades campesinas de la zona, las cuales están asociadas a 521 nombres comunes, agrupadas en 88 familias y 252 géneros botánicos, y clasificadas en 15 categorías de uso.

Especies de árboles como el iguamarillo, apetecido por su madera muy preciada para la construcción de casas, camas y canoas, es conocido popularmente con otros apelativos, entre ellos, cedro amarillo, falso samán, iguá y fauno, dependiendo de las regiones del país donde se encuentre.

La información, que también describe su distribución desde México hasta Ecuador, refiere que por tener variada cantidad de usos es susceptible a la tala excesiva poniendo en riesgo su población.

Como esta planta, cerca de 50 especies fueron incluidas en la Guía de Campo de Diversidad Biótica del ICN, que contiene su descripción, nombres comunes y los usos que le da la comunidad dependiendo de las regiones.

Algunos árboles como el aceituno, algarrobo, anime, arará, banco y campano hacen parte del inventario y cada uno cuenta con información de contextualización, incluyendo grado de conservación.

En la categoría hierbas y bejucos catalogaron el bejuco cadena, la bija, el chivichivi y el junco.

El complejo de Zapatosa también presenta una riqueza y variedad de palmas como maquenque, ñoli, amarga y uvitaelata, entre otras.

Créditos: agenciadenoticias.unal.edu.co