Tag Archives: facultad de psicología

Por la tecnología, los jóvenes de hoy tienen habilidades muy diferentes a los de hace 10 años

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Georgina Cárdenas actualmente trabaja en programas computacionales para tratar fobias.
Georgina Cárdenas actualmente trabaja en programas computacionales para tratar fobias.

24 de abril de 2010

• La capacidad de realizar múltiples actividades a un mismo tiempo, que antes se decía era característica sólo de mujeres, hoy es una cualidad de ambos géneros
• Las generaciones actuales han ganado habilidades como la capacidad de síntesis a la hora de comunicarse, pero han perdido otras, como las del uso adecuado del lenguaje

Suele decirse que mientras los hombres apenas pueden con una actividad, las mujeres son capaces de realizar ocho al mismo tiempo, habilidad conocida bajo el nombre de pensamiento paralelo, “pero esto que antes distinguía a un género de otro ya no es así, pues el uso de las nuevas tecnologías propicia que las generaciones actuales realicen múltiples cosas de forma simultánea, sin importar si se trata de un chico o una chica”, expuso Georgina Cárdenas, de la Facultad de Psicología (FP) de la UNAM.

Los integrantes de la llamada “generación digital” están cambiando sus hábitos y capacidades a una velocidad tan sorprendente, que los adolescentes de hoy son muy diferentes a los de hace 10 años, indicó.

Sin embargo, con la adquisición de nuevas habilidades se pierden otras igual de importantes, apuntó la psicóloga. “Por ejemplo, la rapidez de resumir, concretar y comunicar situaciones con la menor cantidad posible de caracteres no sólo es algo cotidiano, sino la estrategia ideal para escribir en el chat o en el celular, pero esto hace que los jóvenes tengan un vocabulario cada vez más pobre”.

“Por ejemplo, a nivel de lenguaje, tienen mayor capacidad de síntesis, como demuestran al usar abreviaturas al chatear o mandar mensajes por celular, aunque esto ha hecho que se pierda aquello que se llama ‘buen uso del idioma’”, abundó.

Para la especialista, es notable que en apenas 10 años las habilidades de las nuevas generaciones se hayan modificado, a tal grado que un adolescente que vivió hace una década, difícilmente podría escribir en el teclado o asimilar la cantidad de información que un chico actual.

Incluso, a nivel de interacciones personales, es evidente que las cosas no son como solían serlo. Las redes sociales y el uso de celulares imponen nuevas conductas que apenas comenzamos a entender.

Por ejemplo, en un principio se creía que el mensajero instantáneo o páginas como facebook iban a aislar al individuo, pero se ha demostrado que no es así, porque con las personas que más chatea el usuario promedio, son exactamente las mismas con las que mantiene contacto cuando no está frente a una computadora, expuso.

“Se trata de un cambio de paradigmas tan importante, que lo que experimentamos ahora quizá sólo se pueda comparar con el cambio de modelos que se dieron cuando apareció la imprenta o el telégrafo”.

La académica agregó que estos fenómenos se han sucedido de forma vertiginosa, pero se ignora hasta dónde llegarán. “Se trata de aprendizaje complejo que tiene lugar justo aquí y ahora; lo que nos resta es esperar y ver qué es lo que pasará en el futuro”.

La virtualidad, más que un escape de la realidad

Los entornos virtuales hacen posible recrear cualquier escenario, desde los fondos abisales del océano, los desiertos rojos de Marte o el monte Olimpo, con todo y sus dioses griegos, pero parece que para los integrantes de la llamada “generación digital” es más fácil entrar en estos mundos ficticios e involucrarse con lo que ahí pasa, a diferencia de lo que sucede con personas de más edad.

“Esto no quiere decir que los jóvenes de hoy se abstraigan de la realidad con facilidad, sino que tienen una capacidad de inmersión mayor que los adultos. En realidad, esto tiene que ver con una paradoja muy interesante: sólo imaginemos esto, cuándo estamos en el cine ¿dónde estamos en realidad, sentados en una butaca o en el escenario exótico donde transcurre la película? Para los jóvenes de hoy la respuesta es sencilla, ellos están del otro lado de la pantalla”.

Esta característica ha permitido desarrollar recursos tan novedosos como el uso de videojuegos en terapias contra el dolor. “Por ejemplo, tenemos niños quemados que han mostrado una mejoría sorprendente tras jugar en competencias virtuales que siempre involucran nieve (ver hielo aminora la sensación de quemazón), y pacientes que han cambiado los anestésicos por sesiones de XBox”.

Sin embargo, una de las aplicaciones más sorprendentes de los programas computacionales es que han empezado a ser usados como alternativa a los antidepresivos, “como en Inglaterra, donde pacientes han obtenido resultados positivos tras usar un software llamado Beating the Blue, en vez de recurrir al Prozac. Estos usos podrían revolucionar muchas cosas, empezando porque representarían un duro golpe para los grandes laboratorios”.

También, a través de estos recursos es posible tratar fobias, “por ejemplo, si tenemos un paciente que tiene miedo a volar, podemos recrear digitalmente un aeropuerto, la sala de espera e incluso ponerlo en el asiento de un avión para enseñarle a controlar su pánico”. Como se ve, y contrario a lo que se dice, las nuevas tecnologías no son algo a lo que se deba tener miedo.

Un mundo que evoluciona rápidamente

A finales de los 90, Kevin Mitnick fue arrestado por hackear algunos de los sitios más seguros del mundo, y se llegó a considerar que cualquier aparato era tan peligroso en sus manos, que durante su encarcelamiento se le negó acceso a cualquier teléfono, y a su salida, se le prohibió tocar siquiera (por un periodo de tres años) computadoras, celulares, equipos periféricos o cualquier cosa con contacto a la red.

“Antes de mí, los ataques electrónicos no eran considerados delitos ni estaban tipificados. Las leyes se hicieron conmigo”, comentó el hoy asesor de seguridad, que hizo que los códigos penales de Estados Unidos se modificaran prácticamente de un día para otro.

Pero así como la informática ha obligado a la creación de legislaciones debido al mal uso que se hace de ella, su impacto positivo ha hecho que algunas cartas magnas sean objeto de enmiendas.

“De hecho, a partir de este año, en Finlandia el acceso a Internet de banda ancha es un derecho constitucional”, comentó Georgina Cárdenas, quien añadió que ésta es sólo una muestra de cómo las nuevas tecnologías se encuentran íntimamente ligadas al bienestar social, por lo que no sorprende que países como Francia, Grecia y Estonia, también consideren que tener contacto con la red de redes es un derecho humano básico.

Conductas, leyes, patrones de consumo, modos de producción… nada es lo que era hace una década, y por la velocidad a la que evolucionan la electrónica y la cibernética, quizá las cosas sean muy distintas de aquí a 10 años.

“Tenemos nuevas formas de transmitir datos, relacionarnos, mantenernos siempre comunicados e incluso contamos con el poder de crear realidades alternas. La tecnología está haciendo posible lo imposible, pero ignoramos qué puertas son las que se nos están abriendo a partir de estos desarrollos. Sólo el tiempo dirá”.
Créditos: UNAM. DGCS -252/unam.mx

La nicotina podría ayudar a personas con esquizofrenia a recuperar actividades cognitivas

 
Facebooktwittergoogle_plusmail
La nicotina, una popular sustancia alcaloide presente en el tabaco, podría ayudar a personas con esquizofrenia, reveló Hugo Sánchez Castillo, de la Facultad de Psicología de la UNAM.
La nicotina, una popular sustancia alcaloide presente en el tabaco, podría ayudar a personas con esquizofrenia, reveló Hugo Sánchez Castillo, de la Facultad de Psicología de la UNAM.

• La sustancia alcaloide, presente en el tabaco, mejora en modelos experimentales, atención, concentración, aprendizaje y memoria, reveló Hugo Sánchez Castillo, de la Facultad de Psicología de la UNAM

• La investigación del doctor en neurociencias de la conducta y colegas de la Universidad de Columbia, busca desarrollar un fármaco con nicotina

La nicotina, una popular sustancia alcaloide presente en el tabaco, podría ayudar a personas con esquizofrenia a recuperar algunas actividades cognitivas como atención, concentración, aprendizaje y memoria.

Así lo revela una investigación del psicólogo y doctor en neurociencias de la conducta Hugo Sánchez Castillo, de la Facultad de Psicología (FP) de la UNAM, quien realiza una investigación experimental conjunta con la Universidad de Columbia, donde cursó un postdoctorado.

El profesor universitario y sus colegas de Nueva York identificaron que, además de adicción, en las personas con esquizofrenia, la nicotina facilita algunas actividades cognitivas disminuidas a consecuencia de esa compleja enfermedad.

Esa mejora propicia que los fumadores con esquizofrenia consuman el doble de tabaco que otros adictos.

“Si un fumador consume hasta dos cajetillas de cigarrillos en un día, un esquizofrénico con frecuencia se fuma cuatro”, afirmó Sánchez Castillo durante la conferencia Explicando a mi amigo imaginario: bases biológicas de la esquizofrenia, celebrada en la Teleaula de Universum, Museo de las Ciencias de la UNAM.

En su ponencia, Sánchez Castillo explicó que los esquizofrénicos tienen una alteración del sistema dopaminérgico, es decir, padecen fallas en la producción de dopamina, una hormona y neurotransmisor con importantes y variadas funciones en el cerebro, entre ellas comportamiento y cognición, actividad motora, motivación y recompensa, regulación de la producción de leche, del sueño, humor, atención y aprendizaje.

Para abordar las bases biológicas de la esquizofrenia, los investigadores en México y Estados Unidos trabajan con dos modelos análogos a la enfermedad, desarrollados en ratas y ratones de laboratorio.

“En el Laboratorio de Neuropsicofarmacología y Estimación Temporal de la Facultad de Psicología de la UNAM trabajamos con ratones, mientras que en la Universidad de Columbia lo hacen con ratas modificadas genéticamente, que presentan las características que tiene el sistema dopaminérgico alterado en los esquizofrénicos”, detalló.

En ambos casos, se estudian afectaciones de atención y aprendizaje.

“Los ratones con fallas de dopamina presentan trastornos de atención, de memoria de trabajo y baja motivación, tres características de los esquizofrénicos”, señaló el investigador.

El proyecto, que está en su etapa inicial, actualmente reúne datos experimentales en dos modelos análogos a la esquizofrenia humana.

“El modelo experimental básico con roedores nos permite ir un paso adelante con la enfermedad, pero solamente con humanos podremos analizar los reportes verbales de los pacientes cuando tienen una alucinación o un delirio. Para eso necesitaremos un convenio de colaboración con un instituto nacional de salud”, reconoció.

Hacia un fármaco con nicotina

A futuro, Sánchez Castillo y sus colegas planean desarrollar un medicamento específico que utilice la nicotina para mejorar los daños cognitivos de los pacientes.

“No sería un parche de nicotina como tal, pero se tiene esperanza de desarrollar fármacos que tengan mayor afinidad a algunos de los receptores del sistema dopaminérgico, más específicos a ciertas regiones del cerebro”, comentó.

El investigador reconoció que un gran reto a vencer en el desarrollo del fármaco será abatir los daños que causa la nicotina.

“Es un problema ético permitir a los esquizofrénicos mantenerse con altas tasas de fumador, porque podrían tener alguna mejora de algunos aspectos cognitivos, pero empeorarían sus funciones respiratorias y enfrentarían enfermedades como el cáncer de pulmón”, señaló.

Lo que se busca, recalcó, es una nueva generación de fármacos que permitan, en conjunto con los medicamentos antipsicóticos actuales, ayudar a mejorar la parte cognitiva del paciente, un área fundamental que casi no es atendida.

“Hace años es conocido que las personas con esquizofrenia tienen una alteración cognitiva, pero dadas las dificultades de evaluación de los procesos de esquizofrenia se han considerado los signos y síntomas que se consideran más evidentes”, relató.

Esos síntomas incluyen alucinaciones visuales o auditivas (que solamente existen en la mente de los pacientes), las ilusiones (que ocurren cuando creen ver algo que no es), el habla desorganizada, los delirios de persecución y de grandeza, la paranoia, la megalomanía, la apatía, la pobreza de lenguaje y la abulia o falta de emotividad.
Medicación y terapia

Para los pacientes con esquizofrenia es recomendable tomar una terapia psicológica, siempre que vaya acompañada con una medicación prescrita por un psiquiatra, la cual les ayuda a lidiar con la paranoia, los delirios de persecución y las alucinaciones características de esa enfermedad.

“Ambas estrategias ayudan a los pacientes a tener una vida más adecuada. La medicación es importante porque los esquizofrénicos tienen una alteración biológica importante del sistema dopaminérgico que necesita regularse. Al atender la parte biológica, la terapia psicológica puede tener un efecto que les permita tener una mejor relación con el medio, uno de sus problemas habituales”, finalizó.

Créditos: UNAM. DGCS. -220/ unam.mx

PADECEN APNEA DEL SUEÑO CASI 30 MILLONES DE MEXICANOS

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

En agosto próximo, se prevé que la FP empiece la impartición de la maestría en Trastornos del Sueño, donde los alumnos podrán profesionalizarse en esta área, señaló Matilde Valencia Flores.
En agosto próximo, se prevé que la FP empiece la impartición de la maestría en Trastornos del Sueño, donde los alumnos podrán profesionalizarse en esta área, señaló Matilde Valencia Flores.

• Esa alteración afecta al 98 por ciento de los pacientes con obesidad, dijo Matilde Valencia Flores, de la Facultad de Psicología de la UNAM

• En agosto, se prevé que inicie la maestría en Trastornos del Sueño, para formar recursos humanos que atiendan la alta demanda, añadió

Casi 30 millones de mexicanos son afectados por la apnea del sueño, uno de los más frecuentes trastornos del dormir; está asociado al 98 por ciento de los pacientes con exceso de peso, advirtió Matilde Valencia Flores, investigadora de la Facultad de Psicología (FP) de la UNAM.

La apnea ocasiona frecuentes interrupciones de la respiración, de aproximadamente 10 segundos cada una, y provoca ronquidos y un sueño fragmentado que no es reparador. Cada episodio va seguido de un intento súbito por respirar y un cambio a una etapa de sueño más ligero.

Además, ocasiona que se colapse la vía aérea mientras se duerme y es más frecuente en los obesos por el cúmulo de grasa en la orofaringe, una región que abarca la porción posterior de la boca, desde el paladar blando hasta el hueso hioides, e incluye el tercio posterior de la lengua, detalló la especialista.

“Las personas con apnea tienen que ser tratadas por especialistas para reducir el riesgo cardiovascular y la somnolencia diurna, que ocasiona que se queden dormidas con mucha facilidad mientras trabajan, estudian, manejan o hablan por teléfono”, destacó.

Hábitos inadecuados, insomnio y depresión

Las causas de los trastornos del sueño pueden ser genéticas, étnicas, estructurales, funcionales y ambientales, reveló Valencia.

“Puede que se encuentren dañadas algunas de las estructuras que controlan el sueño o la vigilia, que haya una disminución de algún neurotransmisor u hormona, o que los hábitos en el dormir sean inadecuados”, como la presencia de un televisor en la recámara o la modificación de los horarios, por ejemplo, durante el fin de semana, señaló.

“Lo deseable es leer y ver la televisión en otro sitio y tratar de acostarse y levantarse todos los días a la misma hora”, recomendó.

Asimismo, dijo que ese tipo de trastornos están determinados por factores fisiológicos, culturales y ambientales. “Se tiene evidencia de que en las últimas décadas ha disminuido, de manera progresiva, el tiempo total de sueño y, por consiguiente, se padece una privación crónica”.

Esto ha sido posible por la presencia de alumbrado nocturno, que ha permitido hacer actividades durante la noche, y crear empleos en los que se trabaja las 24 horas del día.

El patrón natural de los humanos es diurno; entonces, mantener un empleo nocturno genera una alteración del ciclo sueño-vigilia y, con ello, se desincronizan otros ritmos vitales. El sueño de día favorece alteraciones hormonales y gástricas, advirtió.

El insomnio, a su vez, es un padecimiento frecuente. “Puede representar consecuencias adversas para la vida laboral, social y familiar. No es solamente una forma inadecuada o anormal del sueño, sino un síntoma que puede estar asociado a gran cantidad de trastornos psiquiátricos, médicos e incluso a otros del dormir”, acotó.
Por su parte, la depresión también se asocia con trastornos del sueño; en algunas personas causa somnolencia, mientras en otras, ocasiona insomnio.

En todos los casos, aclaró Valencia Flores, es fundamental contar con el diagnóstico de un especialista; se hace en una clínica del sueño, donde el paciente duerme toda la noche mientras se analiza con equipo especializado.

“Realizamos un diagnóstico mediante polisomnografía, un estudio en el que se valora la actividad eléctrica cerebral, la actividad electrocardiográfica, parámetros respiratorios y movimiento; después, se puede dar el tratamiento adecuado”, señaló.

La UNAM cuenta con dos sedes para este tipo de diagnósticos, una en la Facultad de Psicología, y otra, en la de Medicina, además de las que existen en los institutos nacionales de salud.

Maestría en Trastornos del Sueño

En agosto próximo, se prevé que la Facultad de Psicología de la UNAM empiece la impartición de la maestría en Trastornos del Sueño, donde los alumnos podrán profesionalizarse en esta área.

“El programa surge como resultado de la creciente especialización de las alteraciones sueño-vigilia, y de sus repercusiones en la salud en general y, muy particularmente, sobre diferentes sistemas como el conductual, el motor y el cardiopulmonar”, detalló Valencia Flores.

Este campo de estudio inició su consolidación en la década de 1970 en Estados Unidos, donde se creó la Asociación Americana de Trastornos del Dormir (AASM, por sus siglas en inglés).

En México, destacados científicos han realizado investigación básica al respecto, y en los últimos 15 años, se ha iniciado a nivel clínico. Los principales institutos nacionales de salud cuentan con laboratorios y clínicas en los que se atiende a pacientes con estos padecimientos.

“Por la complejidad que representa este campo, participan en su desarrollo especialistas en neurología, psiquiatría, neumología, otorrinolaringología, cardiología, biología y psicología”.

En la maestría en Trastornos del Sueño participan, por la UNAM, las Facultades de Psicología y Medicina, además del Instituto de Fisiología Celular.

Otras entidades que colaboran son la Universidad Autónoma Metropolitana Iztapalapa y cuatro institutos nacionales de salud: el de Enfermedades Respiratorias Ismael Cosío Villegas, el de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, el de Psiquiatría Ramón de la Fuente, y el de Neurología y Neurocirugía Manuel Velasco Suárez.

“El programa tiene la ventaja de proporcionar una formación teórico-metodológica integral, que permitirá a los egresados diagnosticar al paciente, proporcionar tratamientos que mejoren la calidad de sueño, realizar actividades de investigación generando nuevos conocimientos sobre los mecanismos que intervienen, formar especialistas de alta calidad y realizar promoción pública de esta especialidad”, concluyó.

Créditos: Boletín UNAM-DGCS-170 – dgcs.unam.mx

Sabersinfin.com