Category Archives: biología

Reproducción asistida, una herramienta para preservar especies en peligro de extinción

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

pand27 de enero de 2011

El desarrollo de hábitat enriquecidos, tratamientos farmacológicos y biotecnología reproductiva, son algunas de las herramientas que actualmente se utilizan para la preservación de especies mamíferas en peligro de extinción como gorilas, pandas, manatíes y linces.

Estos sistemas de reproducción permite reemplazar a los animales que se encuentran en proceso de envejecimiento o que mueren por enfermedades y así con descendencia asegurar la permanencia de las especies, afirmó el maestro en ciencias Juan Carlos Flores Alonso, ante estudiantes de la Escuela de Biología de la BUAP.

El científico del Centro de Investigación Biomédica de Oriente, del Instituto Mexicano del Seguro Social, explicó que la reproducción de ejemplares amenazadas requiere de una fecundación, la cual a su vez se da a partir de la fusión de gametos, es decir cuando un óvulo es fertilizado por un espermatozoide.

“Este proceso es tan sutil y selectivo, que un espermatozoide debe cubrir varias características óptimas para fecundar el óvulo, y cuando esto no es posible se habla de infertilidad o la incapacidad de concebir”, dijo.

En los humanos dicho problema afecta a más del 20 por ciento de la población mundial en edad reproductiva, y aumenta hasta 40 por ciento en regiones donde hay contaminación ambiental; asimismo más de la mitad de los casos está relacionado con factores masculinos.

Durante la conferencia “Preservación de mamíferos en peligro de extinción”, Flores Alonso abundó que en la fauna silvestre las causas de la infertilidad son la destrucción de los hábitat y la contaminación ambiental; en el caso de animales en cautiverio lo son la endogamia, la contaminación, el estrés y la alimentación inadecuada.

“Las medidas que se han seguido para reducir esta infertilidad, son el desarrollo de hábitat enriquecidos para que los animales en cautiverio no enfrenten estrés, tengan tratamientos para la fertilidad y la reproducción asistida, o se recurra a la biotecnología en beneficio de las especies amenazadas”.

Ésta última se lleva a cabo a través de métodos como la inseminación artificial, fertilización in vitro, inyección intra-citoplasmática del esperma (ICSI), clonación y transferencia embrionaria, en la que se realiza el implante de un embrión de una especie salvaje en un ejemplar domestico, técnica que actualmente se lleva a cabo en antílopes y gorilas.

El problema es que dichos métodos requieren de equipo sofisticado y por lo tanto son muy costosos, además sólo el 50 por ciento de los espermatozoides retirados son viables; “por ello se está experimentando con una técnica conocida como transferencia nuclear, que consiste en sustraer el núcleo del óvulo de un adulto e implantarlo en el óvulo de una donante al cual se le ha retirado el núcleo”.

“Una vez hecho esto, se realiza una fertilización in vitro o una inyección intra-citoplasmática para así concebir un nuevo ejemplar. Dicho proceso ha tenido mucho éxito sobre todo en animales de edad avanzada y representa una importante oportunidad de conservar células de especies amenazadas”, concluyó.

Créditos: BUAP/Comunicación Institucional/buap.mx

Las biofirmas muestran evidencia de materia orgánica en el Universo, afirmó investigador

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

cometa27 de enero de 2011

El cosmos está lleno de materia orgánica, siendo el carbono el cuarto elemento más abundante del Universo, el cual cae en la Tierra formando fácilmente moléculas orgánicas que han sido encontradas no sólo en meteoritos sino también en sitios como el fondo del mar o rocas, éstas evidencias se conocen como biofirmas.

Si bien las condiciones de vida en otras partes del Universo no son las mismas que en el globo terráqueo, las biofirmas pueden sustentar la existencia de organismos fuera del planeta, afirmó el doctor Hugo Beraldi Campesi, investigador del Instituto de Geología de la UNAM.

En la conferencia “EL papel de las biofirmas en la astrobiología”, que impartió como parte de la VII Semana del Biólogo de la BUAP, el científico abundó que una biofirma “es cualquier evidencia de vida que pueda ser medible y caracterizada”.

“Están, por ejemplo, moléculas orgánicas encontradas en la atmósfera o el fondo del mar, las cuales son de naturaleza física o química que pueden pertenecer a la época actual o ser fósiles”.

Gracias a las biofirmas es posible conocer y experimentar mejor con organismos actuales, y una vez determinadas sus propiedades e influencia en los procesos ambientales, reconocerlas en el registro geológico, “y así saber lo que pasó en la Tierra hace millones de años, e incluso lo que sucedió fuera del planeta”.

Ante la interrogante de si hay vida fuera de la Tierra, el investigador señaló que se han encontrado, por ejemplo, lunas y planetas que tienen agua líquida, “lo que abre la sospecha de la existencia de vida en esos lugares, dado que en la Tierra ésta es posible gracias al carbono y al agua”.

“Necesitamos hallar moléculas orgánicas o estructuras sedimentarias biogénicas para comprobarlo, es decir entre más biofirmas encontremos más fuerte será esta hipótesis”, señaló.

Con ello, el investigador determinó que lo primero es entender el registro geológico y fósil que hay en la Tierra, para después proponer o contribuir al conocimiento astrobiológico a partir de la exploración de otros planetas.

Sobre la astrobiología, Beraldi Campesi dijo que es una ciencia interdisciplinaria en la que pueden participar químicos, ingenieros, físicos, matemáticos y por supuesto biólogos.

En el país la Sociedad Mexicana de Astrobiología reúne a cada vez a más gente interesada en el mundo de la astrobiología, ya que a través de ésta es posible determinar el registro biológico del planeta e indagar más sobre la vida al exterior, concluyó.

Créditos: BUAP/Comunicación Institucional/buap.mx

Forman biólogos capaces de afrontar retos nacionales y mundiales

 
Facebooktwittergoogle_plusmail
Pedro García Barrera, coordinador de la Unidad de Enseñanza del Área de Biología de la FC de la UNAM.
Pedro García Barrera, coordinador de la Unidad de Enseñanza del Área de Biología de la FC de la UNAM.

25 de enero de 2011

• En la FC la demanda de ingreso a la carrera ha crecido sostenidamente cada año

Durante más de 70 años, la Facultad de Ciencias (FC) de la UNAM ha formado decenas de generaciones de biólogos capaces de afrontar los problemas que su profesión exige, tanto a nivel nacional como internacional, afirmó Pedro García Barrera, coordinador de la Unidad de Enseñanza del Área de Biología de esa instancia universitaria.

De hecho, en los últimos años la demanda de admisión a la carrera ha crecido sostenidamente, pero sólo puede ofrecer un promedio de 15 lugares más por año, destacó al hablar en ocasión del Día del Biólogo, que se celebra en México este martes.

La última generación que ingresó fue de 463 jóvenes y, en la actualidad, en la FC estudian Biología dos mil 150 alumnos, señaló el especialista en Paleontología.

El también doctor en biología animal destacó que las funciones del biólogo son importantes porque están relacionadas directamente con los seres vivos, incluido el ser humano. “Estudiamos desde las plantas que pueden ser alimenticias o medicinales, hasta organismos microscópicos o de gran dimensión, como las ballenas”.

En ese sentido, acotó, se puede afirmar que desde el punto de vista profesional nuestra labor cada vez cobra mayor importancia, sobre todo en lo que se refiere al estudio y conservación de los recursos naturales.

Asimismo, dijo, en los últimos años los biólogos han incursionado de manera importante en áreas como ecología, biomedicina, genética, biología molecular, biotecnología y biología celular.

García Barrera mencionó que la carrera de Biología fue creada el 19 de enero de 1939 y, desde entonces, han cambiado las preferencias profesionales de los alumnos, principalmente en atención a los requerimientos mundiales actuales. Ahora se inclinan más por la zoología y la botánica como áreas, y el manejo de los recursos naturales y su conservación como especialización, igual que la biología molecular y celular, ejemplificó.

Además, prosiguió, la FC es sede del posgrado en Ciencias Biológicas, aunque los egresados pueden acceder a cualquier programa de maestría o especialización que ofrece la UNAM en este nivel de estudios.

Día del Biólogo

El Día del Biólogo se instauró el 25 de enero porque en esa misma fecha, pero del año 1961, se fundó el Colegio de Biólogos de México, A.C.

En opinión de Fernando Álvarez Noguera, investigador del Instituto de Biología de la UNAM, la celebración constituye una manera de reconocer esta profesión y una oportunidad de juntar a distintas generaciones de profesores y alumnos.

Sin embargo, reconoció, “en el país los biólogos no estamos muy organizados, y aunque hay un colegio que nos agrupa, no es una asociación profesional que tenga una agenda, realiza pocas actividades académicas y más bien sirve para establecer contactos entre pares”.
Créditos: UNAM-DGCS-050-2011/unam.mx