Category Archives: biología

Forman biólogos capaces de afrontar retos nacionales y mundiales

 
Facebooktwittergoogle_plusmail
Pedro García Barrera, coordinador de la Unidad de Enseñanza del Área de Biología de la FC de la UNAM.
Pedro García Barrera, coordinador de la Unidad de Enseñanza del Área de Biología de la FC de la UNAM.

25 de enero de 2011

• En la FC la demanda de ingreso a la carrera ha crecido sostenidamente cada año

Durante más de 70 años, la Facultad de Ciencias (FC) de la UNAM ha formado decenas de generaciones de biólogos capaces de afrontar los problemas que su profesión exige, tanto a nivel nacional como internacional, afirmó Pedro García Barrera, coordinador de la Unidad de Enseñanza del Área de Biología de esa instancia universitaria.

De hecho, en los últimos años la demanda de admisión a la carrera ha crecido sostenidamente, pero sólo puede ofrecer un promedio de 15 lugares más por año, destacó al hablar en ocasión del Día del Biólogo, que se celebra en México este martes.

La última generación que ingresó fue de 463 jóvenes y, en la actualidad, en la FC estudian Biología dos mil 150 alumnos, señaló el especialista en Paleontología.

El también doctor en biología animal destacó que las funciones del biólogo son importantes porque están relacionadas directamente con los seres vivos, incluido el ser humano. “Estudiamos desde las plantas que pueden ser alimenticias o medicinales, hasta organismos microscópicos o de gran dimensión, como las ballenas”.

En ese sentido, acotó, se puede afirmar que desde el punto de vista profesional nuestra labor cada vez cobra mayor importancia, sobre todo en lo que se refiere al estudio y conservación de los recursos naturales.

Asimismo, dijo, en los últimos años los biólogos han incursionado de manera importante en áreas como ecología, biomedicina, genética, biología molecular, biotecnología y biología celular.

García Barrera mencionó que la carrera de Biología fue creada el 19 de enero de 1939 y, desde entonces, han cambiado las preferencias profesionales de los alumnos, principalmente en atención a los requerimientos mundiales actuales. Ahora se inclinan más por la zoología y la botánica como áreas, y el manejo de los recursos naturales y su conservación como especialización, igual que la biología molecular y celular, ejemplificó.

Además, prosiguió, la FC es sede del posgrado en Ciencias Biológicas, aunque los egresados pueden acceder a cualquier programa de maestría o especialización que ofrece la UNAM en este nivel de estudios.

Día del Biólogo

El Día del Biólogo se instauró el 25 de enero porque en esa misma fecha, pero del año 1961, se fundó el Colegio de Biólogos de México, A.C.

En opinión de Fernando Álvarez Noguera, investigador del Instituto de Biología de la UNAM, la celebración constituye una manera de reconocer esta profesión y una oportunidad de juntar a distintas generaciones de profesores y alumnos.

Sin embargo, reconoció, “en el país los biólogos no estamos muy organizados, y aunque hay un colegio que nos agrupa, no es una asociación profesional que tenga una agenda, realiza pocas actividades académicas y más bien sirve para establecer contactos entre pares”.
Créditos: UNAM-DGCS-050-2011/unam.mx

Necesario, procurar bienestar en granjas para evitar que los animales se aburran o depriman

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Anne Sisto, de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, señaló que es necesario procurar condiciones adecuadas tanto en la granja como en el rastro.
Anne Sisto, de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, señaló que es necesario procurar condiciones adecuadas tanto en la granja como en el rastro.

11 de enero de 2011

• Tomar este tipo de medidas hace que la producción aumente exponencialmente, expuso Anne Sisto, de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UNAM

Hay que tener calidad humana a la hora de tratar a los animales, pues ellos experimentan estados mentales en respuesta a su entorno, a tal nivel que incluso pueden llegar a aburrirse; por tanto, es indispensable ofrecerles bienestar.

Esto no sólo se refleja en su salud y actitud, sino en su reproducción y calidad de los productos derivados de ellos, aseguró Anne Sisto, de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia (FMVZ).

Al respecto, añadió que se habla de bienestar si un ser vivo se desarrolla en un medio que le brinda condiciones favorables y lo resguarda de lo adverso, algo fácilmente observable por el comportamiento de los animales.

Además, hay otros indicadores, como las enfermedades, heridas o el desarrollo inadecuado, que permiten determinar el estado de salud y tomar medidas para que la recuperación se dé en la manera más adecuada.

“En esto, los médicos veterinarios zootecnistas jugamos un papel importante. Podemos diseñar mejores instalaciones para que les sea fácil afrontar el medio, e inclusive podemos enriquecerlo al darles opción de realizar diversas actividades”, expuso.

Los animales, al igual que los humanos, pueden presentar estados mentales negativos, como el aburrimiento, pues una vez que llegan a estos niveles, se vuelven inactivos o desarrollan comportamientos anormales, explicó.

La especialista del Departamento de Etología y Fauna Silvestre añadió que estas criaturas pueden incluso llegar a sentir frustración si no disponen de los medios para hacer lo que desean.

“Además, enfrentan temores, angustias y depresión. Por ello, es importante dotarlos de elementos que eviten este tipo de situaciones”, dijo.

El sacrificio no debe significar un vía crucis

El bienestar es un aspecto que se debe procurar en la granja donde se crían los animales de consumo, pero también si salen de ésta para ser sacrificados.

“Es preciso que sean insensibilizados al llegar al rastro, pues aunque no es muy perceptible, el sabor de la carne se modifica por el estrés”.

El problema, explicó la académica, “es que tenemos poca cultura del bienestar animal. Ésta debe inculcarse desde la infancia y los universitarios y especialistas debemos ser los principales encargados de difundirla”.

“Se necesita invertir, pero sólo para modificar los mismos sistemas empleados en las granjas y, a la larga, los dueños van a ganar, pues la producción aumenta exponencialmente al aplicar estos métodos”.
Créditos: UNAM-DGCS-021-2011/unam.mx