Category Archives: educación

El entramado social, indispensable para ser inventor

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

inventor15 de febrero de 2011
• La creatividad de los mexicanos pocas veces se concreta en aplicaciones prácticas, advirtió Víctor Manuel Castaño Meneses, investigador del Centro de Física Aplicada y Tecnología Avanzada de la UNAM

El inventor requiere un entramado social que en México no existe, pues está roto. Por esta razón, la creatividad tan grande que tenemos en el país no se concreta en aplicaciones prácticas, aseguró Víctor Manuel Castaño Meneses, investigador del Centro de Física Aplicada y Tecnología Avanzada (CFATA) de la UNAM.

Innovar no se percibe como un valor; en cambio, acumular riquezas sin trabajar, burlar las leyes y presumir bienes materiales es parte de un falso esquema ético.

“Si usted dice que es inventor, en el mejor de los casos le dirán científico loco, Ciro Peraloca”, expuso.

La situación de los inventores se complica si la infraestructura y el apoyo para concretar proyectos son insuficientes. Nuestro país es el integrante de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) que menos invierte en investigación y desarrollo, con menos del 0.5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB). En contraste, Israel dedica casi el cinco por ciento, expuso.

El valor de innovar

“Necesitamos un cambio cultural. Por más que se hagan oficinas, se ofrezcan programas, si la gente no está convencida de que innovar es valioso, no lo tomará como tal”, advirtió Castaño Meneses.

Al respecto, recomendó comenzar desde la formación básica para inculcar la importancia de generar ideas en beneficio de los demás. México, estableció, se transformaría en un país innovador en una o dos generaciones. Es necesario transmitir el valor de innovar a niños y jóvenes, en lugar del modelo que ubica la felicidad en la acumulación de dinero y bienes materiales.

Las aportaciones de Larry Page y Sergey Brin, creadores del motor de búsqueda Google, y Mark Zuckerberg, inventor de la red social Facebook, demuestran que, por primera vez en la historia, el mundo se puede dividir entre “los que innovan y los que no lo hacen”, resaltó.

El Día del Inventor Mexicano

La conmemoración, cada 17 de febrero, se instauró desde 1993, en memoria del natalicio de Guillermo González Camarena, creador del sistema para transmitir televisión a color. El invento, patentado en EU el 15 de septiembre de 1942, se utilizó en la misión del Voyager I, en 1979, para fotografiar el planeta Júpiter.

En esta fecha, estableció el investigador del CFATA, se trata de celebrar la capacidad innovadora, no necesariamente la creatividad, “hay mucha gente muy creativa que no innova en lo más mínimo”.

John Kao, experto estadounidense en innovación, describe esta facultad en The Innovation Manifesto como “la capacidad de los individuos, las empresas y países de construir continuamente su futuro deseado”. Al respecto, Castaño Meneses tiene su frase: “La innovación es 99 por ciento aplicación y uno por ciento creatividad.”

Los mexicanos, aseveró, somos muy creativos, pero poco innovadores. No somos capaces de transformar nuestra creatividad en aplicaciones concretas que generen bien común.

Por ejemplo, Corea del Sur duplicó sus innovaciones registradas internacionalmente en la última década, alcanzó las ocho mil 800 en 2010. En contraste, Brasil registró 103, México 60, Argentina 45 y Chile 21, según cifras de la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos.

La ciencia y los mexicanos

La Encuesta sobre la percepción pública de la ciencia y la tecnología en México 2009, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, (Conacyt), refiere que 52 por ciento de los mexicanos consultados opinó que los científicos son “peligrosos” por sus conocimientos.

“Tal vez a lo que se referían los participantes es al concepto abstracto, ajeno a la realidad nacional, del “científico loco”, dedicado a crear armas letales. No somos peligrosos, porque para el público ni siquiera existimos”, advirtió el universitario.

“A los mexicanos nos interesa la ciencia, lo que falta es saber comunicarla”, dijo, y recordó una plática de divulgación científica que dio en el Túnel de la Ciencia, ubicado en la estación del metro La Raza, a la cual “nadie se acercaba, todos los pasajeros rodeaban a un merolico que vendía remedios contra todo tipo de enfermedades”.

Al observar eso, decidió emular al vendedor ambulante y después de un rato, las sillas del lugar no alcanzaron para los interesados en escuchar al científico. “Lo que más orgullo me dio es que el merolico, al ver que le quité toda la gente, se integró a mi público”.

A Castaño Meneses el panorama nacional no lo arredra. “Probablemente, si esto fuera fácil, ya me hubiera dedicado a otra cosa. El que sea un reto me resulta atractivo. Es una actitud de vida”.
Como ejemplos, citó el trabajo universitario del primer prototipo de televisión en tercera dimensión, un biochip para diagnosticar tuberculosis, pintura antigrafiti, material aglomerado que resiste el fuego, el agua y la entrada de virus y bacterias, entre otras innovaciones y patentes, fruto de casi 30 años de trabajo.

Hay otro camino para ser feliz; acumular bienes materiales no garantiza la realización personal, “ser inventor es usar la inteligencia en búsqueda de la felicidad”, concluyó.
Créditos: UNAM-DGCS-094-2011/unam.mx

Indispensable, rescatar valores que hoy son vulnerados: José Narro Robles

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

El rector de la UNAM, José Narro Robles, y Ángel Gabilondo, ministro de Educación de España, en la inauguración del curso de verano de la Universidad Complutense de Madrid, en El Escorial
José Narro Robles, rector de la UNAM

• Necesitamos encontrar la manera de plantear grandes principios como respeto a la verdad, la justicia y al conocimiento, dijo el rector de la UNAM
• Recorrió el campus universitario en Morelia, donde puso en marcha un edificio de aulas, la Unidad de Cultura Ambiental, un laboratorio, y se colocó la primera piedra de la Unidad Michoacán, del Instituto de Geofísica

La investigación, la docencia y la cultura en el occidente de México recibieron un impulso y renovación por parte de la Universidad Nacional, con la puesta en marcha de nuevas instalaciones en el campus Morelia de la UNAM.

Con casi 15 años de vida, este espacio se ha consolidado como una de las mejores opciones educativas, tanto en investigación básica, como en la solución de problemas específicos de las diversas regiones del país.

En visita de trabajo, el rector José Narro Robles aseguró que Michoacán, y México, en general, requieren de ejemplos como este polo de desarrollo, que permitan recuperar el ánimo, el espíritu y la convicción de que formamos parte de una sociedad y de una gran nación.

Necesitamos encontrar la manera de plantear los grandes principios que mueven a una comunidad académica en el mundo, en el país y en la Universidad: respeto a la verdad, a la justicia, a la belleza, al conocimiento y al saber, con una formación sustentada en valores universales, que hoy son vulnerados, deteriorados y golpeados, abundó.

Por ello, prosiguió, en comunidades como ésta se debe ser resistente, y mandar a niños, jóvenes, y al conjunto de la sociedad, el mensaje de que en medio de los problemas y dificultades, muchos estamos convencidos que se pueden hacer las cosas de manera diferente.

El rector recorrió el nuevo edificio de dos niveles de la Unidad Académica del Instituto de Matemáticas, que cuenta con 14 cubículos para académicos, investigadores, técnicos académicos y becarios; además, con salones de clases y asesorías.

Posteriormente, en el auditorio del Centro de Radioastronomía y Astrofísica, se destacó que esta entidad concentra el grupo de radioastrónomos más grande del país, y realiza el 70 por ciento de la investigación nacional en el área. También, cuenta con la mayor productividad nacional en esta materia, con 3.4 artículos arbitrados por científico al año.

En presencia de los directores de las diferentes instancias del campus, Narro colocó la primera piedra de lo que será el nuevo edificio de la Unidad Michoacán del Instituto de Geofísica (IGf), e inauguró el Laboratorio de Preparación de Muestras, en el que se procesarán las muestras de rocas y sedimentos para realizar estudios de vulcanología y petrología. También, se puso en marcha la ampliación del Laboratorio Interinstitucional de Magnetismo Natural, en el que se estudia el campo magnético terrestre.

En el Centro de Investigación en Geografía Ambiental, conoció el proyecto de creación del Laboratorio Universitario de Ambiente y Magnetismo entre esta entidad y el IGf, para el estudio de la degradación del entorno, con el uso de indicadores diseñados con técnicas tradicionales y geomagnéticas de última generación, en particular, las vinculadas a las propiedades magnéticas de los suelos. Asimismo, visitó el Centro de Documentación.

Más tarde, inauguró la Unidad de Cultura Ambiental, del Centro de Investigaciones en Ecosistemas (CIEco), que cuenta con un auditorio para más de 150 personas y una zona de exposiciones temporales. En la parte alta, se puso en marcha el proyecto de azoteas verdes, con cactáceas y agaváceas.

Después, el rector conoció el proyecto de lo que será la Escuela Nacional de Ciencias Ambientales, y visitó las nuevas instalaciones deportivas del campus.

Antes del recorrido, Narro Robles se reunió con el rector de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Salvador Jara Guerrero. Luego, en Casa de Gobierno, sostuvo un encuentro con el gobernador Leonel Godoy Rangel.
Créditos: UNAM-DGCS-0086-2011/unam.mx

Se inauguró “proyecciones del yo” una obra de artista Juan Carlos del Valle

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

10 de febrero de 2011

Creador en el diálogo entre sí mismo y la imagen de “el otro”, el artista plástico Juan Carlos del Valle presentó 45 piezas al óleo de su autoría que forman parte de la exposición “Proyecciones del yo”, la cual fue inaugurada en el Nuevo Museo Universitario Interactivo “Casa de los Muñecos” de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla

En 45 óleos sobre tela define su propia individualidad en fisonomías, cabezas y rostros.

El artista explicó que cada pieza la realizó en una sesión, sin embargo algunas sufrieron intervenciones posteriormente para transfigurar su rostro, recreando el personaje hacia otra realidad, puede ser “un autorretrato que se convierte en un superhéroe o en un rostro cubierto con tapabocas”, como sucedió con millones de personas que ocultaron su cara en el 2009, para protegerse de la amenaza de la influenza.

“Proyecciones del yo” es una obra en la que el artista establece un dialogo entre sí mismo y la imagen de “el otro”, en un tiempo efímero en el que introduce en su acto creativo una acción potente y misteriosa, en la que el retrato pierde su individualidad convirtiendo a la imagen en la representación de una condición y una conexión humana que oscila entre el sentimiento, la máscara y el arquetipo.

Una obra de reflexión en la que el artista propone reconocer y comprender la existencia de los semejantes, de los cercanos y extraños, de esas presencias que nos permiten asumir nuestra particular “humanidad” y que nos lleva a identificar en cada “otro” la colectividad que nos forma y delimita.

Esta muestra permanecerá abierta en la sala Estaban de Antuñano del Nuevo Museo Universitario Interactivo “Casa de los Muñecos”, todo el mes de febrero.

La inauguración estuvo a cargo del maestro Andrés Muñoz García, subdirector administrativo de la Vicerrectoría de Extensión y Difusión de la Cultura, quien recordó que este espacio cultural de la BUAP está abierto a todas las expresiones del arte.

Créditos: BUAP/Comunicación Institucional/buap.mx

Museos vaticanos, un testimonio de fe

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

10 de febrero de 2011

Los museos vaticanos son fruto de la fe de un pueblo creyente, ya que las obras que albergan no sólo fueron creadas como un lujo humano, sino como un testimonio de fe, indicó el Monseñor José Manuel del Río Carrasco, Subsecretario de la Comisión Pontificia para los Bienes Culturales de la Iglesia del Vaticano.

En su ponencia Monumentos Vaticanos, cinco siglos de Historia, efectuada en el primer encuentro del ciclo de conferencias de la Maestría en Estética y Arte de la Facultad de Filosofía y Letras de la BUAP, destacó que crear vínculos de paz entre los pueblos y despertar el interés de las personas por la belleza, es el fin de la cultura.

Por eso y debido a que los museos vaticanos son los sitios más visitados, “es importante conocer los tesoros que albergan, los cuales invitan a recorrer un poco de la historia del arte y del pensamiento”.

Abordó así la formación de las colecciones de los museos vaticanos, desde el siglo XVI hasta el momento actual, donde explicó cuántos museos hay, cuáles son sus piezas más importantes y los sitios fundamentales de su historia.

El Vaticano preocupado por preservar diversas manifestaciones del arte, creó museos para este fin, entre ellos el de Antigüedades Cristianas y el Profano, que fueron iniciativas del Papa Benedicto XIII.

Recordó que el Papa Clemente XIV intranquilo por la venta hacia el exterior de esculturas, comenzó a comprar éstas y edificó nuevos espacios, creando así las salas de bustos romanos, copias griegas y el patio octagonal de las estatuas, por mencionar algunos.

Monseñor José Manuel del Río Carrasco dijo que los ingresos para estos fines provinieron del juego de azar “loto”, el cual ahora sirve para la restauración y creación de obras de arte e infraestructura.

Después describió la Pinacoteca Vaticana, donde comentó la procedencia de sus diversas colecciones, su saqueo en el periodo Napoleónico, reconstrucción y consolidación con un nuevo edificio y exposición.

Informó que un inicio el arte estaba reducido a los expertos para copiar e imitar obras, como sucedió con el Torso de Belvedere que sirvió de modelo a Miguel Ángel que lo plasmó en sus frescos.

El Subsecretario de la Comisión Pontificia finalizó que esta ponencia “suscitará en los asistentes la curiosidad y el deseo de visitar, pasear y recorrer las instalaciones de los museos vaticanos”, ya que las personas que acuden contemplan obras de todos los estilos y escuelas existentes a lo largo de los años, así como los jardines vaticanos, que muestran un poco de la flora de todo el mundo.

Créditos: BUAP/Comunicación Institucional/buap.mx

Importantes los conceptos y la práctica en la enseñanza de la ciencia

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

ciencia10 de febrero de 2011

La ciencia es una actividad colectiva, una operación mental y manual que sigue un registro ordenado, una crítica y una verificación, además de que siempre se le puede agregar algo nuevo. Esto supone que su enseñanza requiere no sólo la explicación de conceptos sino también la demostración de estos, es decir, poner los conocimientos en práctica.

“Una ciencia que no tiene práctica no demostrará su utilidad”, afirmó el doctor David Bañuelos Ramírez, de la Unidad Médica de Alta Especialidad del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), durante su participación en las Cuartas Jornadas de la Maestría de Educación en Ciencias del Instituto de Ciencias de la BUAP (ICUAP).

En la conferencia La ciencia y su enseñanza. Cómo hacerla entendible, el doctor en ciencias argumentó que es mejor demostrar y explicar, que sólo describir las ciencias.

La explicación científica distingue las fases observadas en los procesos. “No se trata de particularizar, hay que exponer las sucesiones, coexistencia, vínculos y diferentes formas de identificar la ciencia”, señaló.

Para lograr esta explicación, el docente debe captar la atención de sus estudiantes por medio de diversas técnicas y estrategias, utilizando en ellas recursos como la memoria o la imaginación.

Al proponer que seguir un orden tiene sus ventajas en cuanto a la práctica docente, el doctor Bañuelos Ramírez sostuvo que para enseñar las ciencias es necesario ir de lo simple a lo complejo, de lo particular a lo general, de la partes a su suma, y de lo conocido a lo desconocido, siendo el último la bases de las hipótesis.

“Si además a los alumnos se les incita a formar hipótesis, se les estará motivando a aprender más”, subrayó.

Las sociedades dijo, no hubiesen progresado si no existiese un conocimiento científico; “los conocimientos que ahora tenemos son producto de millones de años de evolución de la humanidad, más allá de lo que se ha registrado”.

Durante todo este tiempo la ciencia ha estado formulando principios, postulados, fundamentos, leyes, teorías, observaciones e hipótesis, basada en la observación y la experimentación, pero si no hubiese un razonamiento que enlace estos conceptos, mucho de lo que sabemos no se hubiese concentrado. “Entonces observar y describir la ciencia no es suficiente para abstraer los conocimientos y generar dudas que es el deber fundamental de la ciencia”.

Créditos: BUAP/Comunicación Institucional/buap.mx
Imagen: biqfr.blogspot.com