Category Archives: Medio Ambiente

México ha perdido más de una tercera parte de su superficie forestal

 
facebooktwittergoogle_plusmail

Martin Ricker señaló que todavía no se ha hecho un proyecto de flora que contenga una descripción detallada de cada especie vegetal de México.
Martin Ricker señaló que todavía no se ha hecho un proyecto de flora que contenga una descripción detallada de cada especie vegetal de México.

28 de enero de 2011
• La ONU designó a 2011 como el Año Internacional de los Bosques, lo que nos brinda la oportunidad de analizar y revalorar la importancia de estos ecosistemas, dijo Martin Ricker, investigador del Instituto de Biología de la UNAM

En su origen, 52 por ciento de la superficie terrestre mexicana estaba cubierta por bosques y selvas, expuso Martin Ricker, investigador del Departamento de Botánica del Instituto de Biología de la UNAM.

Sin embargo, en un estudio realizado en colaboración con especialistas del Instituto de Geografía y publicado en 2007 en la revista Biodiversity and Conservation, se observó que para el año 2000, el área forestal era de 33 por ciento de la superficie nacional, lo que corresponde a una pérdida del 36 por ciento, en comparación con el 52 por ciento original.

La riqueza vegetal del país era tanta, que al describir la exhuberancia natural de Texcoco, el gobernante Nezahualcóyotl escribió “no acabarán las flores, no cesarán mis cantos”, pero incluso en un país que impresionó a los conquistadores españoles por su variedad de climas y la diversidad de flora y fauna, la pérdida de áreas verdes por la actividad humana es un fuerte golpe para nuestra biodiversidad.

La importancia de conformar un catálogo de árboles

Martin Ricker señaló que es importante que los taxónomos se sumen a un proyecto que permita hacer una descripción acuciosa de la riqueza vegetal de México, especie por especie, tarea que hasta hoy no ha tenido alcances nacionales.

“Estudiar nuestra flora es crucial, porque la diversidad de México es impresionante. Hay más de 20 mil especies de plantas, y dentro de éstas, si consideramos que un árbol es un organismo que alcanza cinco metros de altura y tiene un tronco con un diámetro de por lo menos 10 centímetros, entonces contamos con más de tres mil especies arbóreas. Actualmente, elaboramos un listado actualizado de estas últimas”.

Mención aparte merecen los pinos (género Pinus), que dominan el mercado nacional de madera, insumo que incluso importamos de Estados Unidos. En México, existen 46 especies de pino, 40 por ciento de todas las que hay en el mundo. “Casi la mitad de las especies de pino del orbe crecen en nuestro país, y de éstas, el 39 por ciento son endémicas, es decir, no se les encuentra naturalmente fuera de México”.

Riqueza subaprovechada

El investigador explicó que la deforestación no es sólo un problema ecológico, sino algo que debe ser analizado con los conceptos y métodos de la economía ambiental, campo definido como “el estudio de cómo la humanidad se organiza para enfrentar el problema de la escasez de la naturaleza”.

Por ejemplo, abundó, la tala ilegal de árboles maderables aminora el precio de la madera en el mercado, lo que causa que las personas con plantaciones forestales acepten precios más bajos y tengan mayores dificultades para cubrir los costos de manejo de sus plantaciones.

“Sea por cosechar madera o porque los bosques son vistos como un obstáculo para la expansión ganadera, han desaparecido muchas áreas boscosas y selváticas, lo que nos hace perder un recurso que, bien aprovechado, serviría para impulsar el desarrollo económico”.

Al respecto, añadió que muchas de las llamadas “maderas tropicales corrientes no son nada corrientes, y se podrían aprovechar comercialmente”. Además, subrayó, se debe considerar que, a nivel mundial, el 18 por ciento de las emisiones de dióxido de carbono, el causante principal del cambio climático, se debe a la deforestación de bosques y selvas.

Sin embargo, mencionó el académico, hay datos que permiten mantener cierto optimismo, pues según cifras del Informe de los recursos forestales mundiales 2010, de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), las áreas forestales tropicales perdidas en los últimos 10 años son menores a las registradas en la década anterior, y se ha logrado que 12 por ciento de las zonas boscosas del orbe sean asignadas a conservación.

Por esta razón, el académico propuso duplicar la superficie de áreas forestales protegidas del país y desarrollar plantaciones forestales demostrativas como herramienta para enseñar qué es un aprovechamiento adecuado.

“La tierra constituye, con mucho, la parte más grande, más importante y más durable de la riqueza de un país”, señalaba el economista Adam Smith; sin embargo, por mucho tiempo el gobierno no ha reconocido al sector forestal industrial y no-industrial como estratégico para el desarrollo”, advirtió Ricker.

“Por ello, debemos aprovechar que México todavía cuenta con amplias áreas de bosques y selvas primarios conservables. Destruirlas y luego restaurarlas donde se pueda, es algo que saldría muy caro”, argumentó.

Año Internacional de los Bosques

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) declaró a 2011 como el Año Internacional de los Bosques (AIB2011). Al respecto, Martin Ricker indicó que esta declaratoria brinda la oportunidad de instruir a la sociedad acerca de los ecosistemas forestales, y también lograr que el gobierno se enfoque en avanzar para la conservación y aprovechamiento adecuado de las áreas naturales de México.

Los bosques y selvas proporcionan importantes servicios ambientales, comerciales y no-comerciales, para la sociedad. Ejemplos son el suministro de productos maderables y no-maderables, el albergue para muchas especies de fauna y flora, el almacenaje de agua y prevención de la erosión del suelo, la captación de carbono que en la atmósfera aceleraría el cambio climático, y los paisajes para la recreación.

“Por todas estas funciones, es importante preservarlos”, finalizó.
Créditos: UNAM-DGCS-055-2011/unam.mx

El volcán de Colima, en extrema vigilancia

 
facebooktwittergoogle_plusmail

De los volcanes todavía activos en México, el de Colima está en extrema vigilancia, pues ha tenido, desde los años 70, mucha actividad, con períodos de reposo.
De los volcanes todavía activos en México, el de Colima está en extrema vigilancia, pues ha tenido, desde los años 70, mucha actividad, con períodos de reposo.

21 de enero de 2011

• Los colosos están ligados a procesos geológicos, como la tectónica de placas, pero no están conectados y no se activan uno tras otro, explicó Gerardo Carrasco Núñez, director del CGeo de la UNAM, campus Juriquilla
• El monitoreo es fundamental para la prevención; se pueden elaborar mapas de peligro para evitar daños a la población, consideró

Los registros de actividad del Pacaya, en Guatemala; del Monte Merapi, en Indonesia; de los volcanes activos en Ecuador, en la isla de Montserrat, en la península de Kamchatka, en Rusia, y algunos más “son coincidencias; los colosos están ligados a procesos geológicos, como la tectónica de placas, pero no están conectados y no se activan uno tras otro”, explicó Gerardo Carrasco Núñez, director del Centro de Geociencias (CGeo) de la UNAM, campus Juriquilla.

Lo anterior, aclara las cadenas de correos electrónicos conocidas como hoax (del inglés, engaño), que circulan en Internet con cierta regularidad, donde se muestran fotografías de colosos en erupción y ciudades devastadas, con información descontextualizada acerca del “despertar de los volcanes” y alerta sobre “las erupciones en cadena”, como signo inminente “de una gran catástrofe en el Distrito Federal”.

México cuenta con la faja volcánica, una provincia con orientación este-oeste que se extiende más de mil 200 kilómetros, y cuyo ancho varía de 20 a 150 kilómetros, y se extiende desde Tepic hasta Veracruz, con aproximadamente 12 volcanes, todavía activos, dijo.

De éstos, el de Colima, ubicado entre los estados de Jalisco y Colima, está en extrema vigilancia, “ha tenido, desde los años 70, mucha actividad, con períodos de reposo: se construye un domo en el cráter, que se vuelve inestable conforme asciende y se colapsa”, detalló el experto.

Hasta el momento, prosiguió, los colapsos han sido “relativamente pequeños” y los materiales no han llegado a las poblaciones cercanas. Actualmente, su actividad está monitoreada “muy de cerca”, porque hay un domo en la cima, y es muy posible que se vuelva inestable.

El monitoreo del también denominado “Gigante de Fuego” es constante, pues “una alta explosividad podría generar una erupción de dimensiones mayores, y representaría un gran peligro, pues alcanzaría áreas más distantes”, explicó.

En tal escenario, parte del edificio se colapsaría y el volumen de material volcánico sería tan grande, que afectaría áreas extensas. Se espera que esto ocurra en el lado sur del volcán, pues al norte está reforzado por estructuras geológicas más antiguas, añadió Carrasco Núñez.

En otra proyección de peligro, se registraría actividad volcánica muy explosiva. “El problema sería la formación de nubes de ceniza, que descenderían a gran velocidad y no darían tiempo suficiente para alertar a la población”, advirtió.

Por último, el domo “podría sufrir un colapso pequeño que, por gravedad, se canalizaría en las barrancas cercanas; sólo las poblaciones colindantes sufrirían daños y, en tal caso, se les movilizaría para evitar su afectación”.

El gigante de Sicilia

El Etna es el volcán más activo de Europa, es un complejo edificio que mide tres mil 342 metros, localizado en Italia, al este de Sicilia, y formado por la sucesión de diferentes erupciones. Es uno de los más documentados en el mundo, con registros de su actividad que datan del año 1500 antes de Cristo.

“Es muy particular, no sigue los modelos tradicionales. Tiene un comportamiento que a veces es muy tranquilo, con emisión de lava y, a veces, erupciones explosivas, con duraciones breves, pero peligrosas”, abundó Carrasco.

Es un estratovolcán que cuenta con varias bocas eruptivas, por las cuales expulsa enormes masas de gas, humo, cenizas y rocas incandescentes, que se pueden proyectar por diversas zonas de su estructura. Por esta característica, se debe “monitorear muy bien su actividad, porque no siempre estará concentrada en su cráter central”, añadió.

El pasado 3 de enero incrementó su actividad, con emisión de material incandescente. Es algo “relativamente común, no sale del patrón que lo caracteriza. Lo más apropiado es continuar con el monitoreo, para detectar alguna manifestación que salga de los parámetros conocidos y sugiera algún cambio en su comportamiento eruptivo”.

Los mapas de peligro

No es posible realizar predicciones certeras respecto a la actividad volcánica; sin embargo, con el monitoreo se pueden elaborar mapas de peligro para evitar daños a la población, consideró.

Con escenarios construidos a partir de esos datos, se indican las zonas de peligro en diferentes niveles y los daños que pueden sufrir; con ese conocimiento, es posible la coordinación efectiva y eficiente de los recursos humanos y técnicos y, en consecuencia, la reducción del riesgo.

La elaboración de los planes de prevención, se toman en cuenta las características de cada estructura geológica. “Se ha tratado de conceptualizarlos con modelos generales de funcionamiento, y al estudiarlos con detalle, encontramos particularidades de un volcán a otro”, detalló.

Los mapas de peligro se sustentan en la historia eruptiva de cada coloso y en la frecuencia e intensidad de la misma. Es fundamental conocer con precisión cada estructura geológica para determinar los parámetros de magnitud y periodicidad de su actividad.

Los productos volcánicos

Son varios los productos que lanza un volcán en cada erupción; las cenizas y la lava constituyen lo más común. Es posible proyectar, de acuerdo a la topografía de cada estructura, la trayectoria que seguirá el material incandescente, uno de los productos volcánicos “menos peligrosos”, porque se puede predecir con mayor certeza las áreas que podría afectar en su camino.

La ceniza se genera por la fragmentación producida por actividad volcánica explosiva. Puede causar molestias a niños, ancianos y personas con enfermedades respiratorias; desgasta y atasca la maquinaria; contamina y obstruye la ventilación, suministros de agua y drenajes; causa cortos circuitos eléctricos en las líneas de la transmisión, en computadoras, y componentes electrónicos. A largo plazo, la exposición de la ceniza húmeda puede corroer los metales.

Las nubes de ceniza, que bajan por las laderas de los volcanes representan mayor peligrosidad. Viajan a temperaturas y velocidades muy altas, carbonizan todo a su paso y son letales para el ser humano, pues “roban” el oxígeno en su trayectoria.

Los flujos de lodo, en particular, son altamente destructivos. Se forman al mezclarse el agua ubicada en las laderas de los volcanes con cenizas y otros materiales volcánicos; forma torrentes de gran volumen que pueden destruir todo lo que encuentran a su paso.

Un ejemplo actual es la erupción del Nevado de Ruiz, en Colombia, en 1985. La cumbre del volcán estaba recubierta por un casquete de hielo y al ascender el magma se fundió el glaciar, lo que formó avalanchas de lodo que invadieron el valle del río Lagunilla y sepultaron la ciudad de Armero.

“Las nubes de ceniza y las avalanchas de lodo son las que más muertes causaron el siglo pasado”, concluyó el experto.
Créditos: UNAM-DGCS-043-2011/unam.mx

Estudiantes diseñan dispositivo para el saneamiento ambiental

 
facebooktwittergoogle_plusmail

Se trata de un Equipo de Mediciones Geoeléctricas en el subsuelo, que puede detectar elementos contaminantes, cuerpos de agua, metales, minerales e incluso cavernas
Se trata de un Equipo de Mediciones Geoeléctricas en el subsuelo, que puede detectar elementos contaminantes, cuerpos de agua, metales, minerales e incluso cavernas

17 de enero de 2011

Alumnos del Instituto Politécnico Nacional (IPN) diseñaron y construyeron un dispositivo que permite detectar la presencia de elementos contaminantes en el subsuelo, y tiene la capacidad de identificar cuerpos de agua, metales y minerales, entre otros materiales, además de registrar la presencia de cavernas.

Luis Alfonso Castro Castillo, de la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y  Eléctrica (ESIME), Emmanuel Albino Tafolla Padilla, de la Escuela Superior de Ingeniería Química e Industrias Extractivas (ESIQIE), y el doctor Mario Norzagaray Campos, del Centro Interdisciplinario de Investigación para el Desarrollo Integral Regional (CIIDIR) Unidad Sinaloa, del IPN, aseguraron que el Equipo de Mediciones Geoeléctricas en el subsuelo permitirá a los investigadores no sólo estudiar y tomar decisiones reales, acordes a las condiciones insitu, sino también obtener una serie de beneficios tecnológicos, económicos y ambientales.

Norzagaray Campos, coordinador del proyecto, explicó que este dispositivo para el saneamiento ambiental surgió porque en el CIIDIR el equipo con el que se realizaban las pruebas tenía que ser enviado a Canadá cuando registraba alguna falla, y el costo del envío y la reparación es muy alto. “Si lo queríamos reparar no encontrábamos refacciones, por lo que decidimos construir uno con tecnología nacional”.

El especialista politécnico señaló que con distintas modificaciones es posible utilizar  el equipo para la realizar trabajos de investigación en la industria química, petrolera, minera, agrícola y ganadera, entre otras. “Se puede perfeccionar y automatizar sus actividades diarias para adaptarlo a las necesidades de cada sector”.

Sobre las características del dispositivo, el alumno Luis Alfonso Castro Castillo, de la Carrera de Ingeniería en Control y Automatización de la ESIME, apuntó que sirve para realizar mediciones geoeléctricas. “Con este sistema se puede demostrar que en nuestro país es factible construir equipos para la investigación, a fin de evitar comprarlos en el extranjero a elevados costos; en caso de falla, la reparación será más rápida y barata, porque se contará con los diagramas y fabricantes dentro del país”.

Emmanuel Albino Tafolla Padilla, quien cursa la Carrera de Ingeniero Químico Industrial de la ESIQIE, agregó que con este tipo de proyectos se abre la posibilidad de nuevas investigaciones para el desarrollo de herramientas como el Equipo de Mediciones Geoeléctricas, que constituyen un avance en los estudios de impacto ambiental, sobre todo para el monitoreo de sitios en vía de recuperación, donde se aplica un método de remediación y  puede ser monitoreado en espacio y  tiempo real.

El grupo de desarrolladores politécnicos manifestó que como resultado de esta investigación multidisciplinaria, el CIIDIR Unidad Sinaloa contará con un dispositivo propio para sus proyectos de investigación.

Créditos: IPN/CCS/013/2011/comunicaciónsocial.ipn.mx

Continuarán las bajas temperaturas en la capital poblana

 
facebooktwittergoogle_plusmail

12 de enero de 2011

Aunque la temperatura mínima que se ha registrado en la capital poblana en este nuevo año ha sido de siete grados centígrados, el Centro Universitario para la Prevención de Desastres Regionales (CUPREDER) de la BUAP, estima que el termómetro tiende a descender hasta cinco grados, y en las zonas altas será hasta de dos grados Celsius, indicó Lluvia Sofía Gómez Texon, meteoróloga de este Centro.

Explicó que en las madrugadas y por las noches el cielo despejado hace que se pierda la radiación del sol y si los vientos están en calma pueden presentarse heladas.

De acuerdo con mediciones del CUPREDER, la temperatura mínima que se ha registrado en la estación invernal ha sido de 2.9 grados centígrados, que ha sido similar a la de años anteriores.

La maestra en Ciencias de la Tierra aseveró que las bajas temperaturas continúan en el estado, “debido a la presencia de una masa de aire marítimo polar que impulsó al frente frío número 20, el cual se localiza sobre la península de Yucatán.

“Esta masa de aire frío se ha reforzado y provocará un descenso en la temperatura principalmente por la mañana y noche con potencial a heladas”.

Subrayó que aún no se puede determinar que tanto descenderá el termómetro en los próximos meses invernales, ya que a pesar de que se pronostica la llegada de más frentes fríos al territorio mexicano, éstos todavía no se forman.

“Son aproximadamente 45 sistemas frontales los que se esperan para esta temporada que inició el pasado mes de septiembre y culminará en abril; actualmente estamos en el vigésimo frente frío, pero los meses más críticos, en cuanto a bajas temperaturas son diciembre, enero y parte de febrero”.

Ante esto Gómez Texon exhortó a la población abrigarse principalmente en las primeras horas del amanecer y por las noches que es cuando desciende más la temperatura, y cuidar aun más a niños y adultos mayores quienes son más propensos a sufrir enfermedades respiratorias.

Para quienes viven en zonas altas, como las cercanas a los volcanes y las sierras donde el termómetro desciende por debajo de los cero grados, recomendó no encender fogatas o braceros dentro de las viviendas sobre todo en las noches, ya que por ser zonas más frías los hogares no tienen suficiente ventilación y al estar encerrados pueden sufrir intoxicaciones.

Créditos: BUAP/Comunicación Institucional/buap.mx

Energía solar, una alternativa económica en México

 
facebooktwittergoogle_plusmail

9 de enero de 2011

México es uno de los países en poseer bastas fuentes de energía, sin embargo es de los pocos que no las aprovecha; si bien el petróleo ha generado riquezas, también ha provocado gran parte de la contaminación de la capa de ozono, y por ello se debe considerar seriamente el uso de energías renovables como la energía solar, la cual es infinita y no provoca inflación.

Así, con una inversión mínima que pueden hacer los propietarios de casas habitación, negocios, empresas o industrias, de acuerdo con sus necesidades, es posible independizarse de la Comisión Federal de Electricidad, garantizó el ingeniero Pedro Antonio Bretón Ramiro, director general del Corporativo SAECSA Energía Solar, durante su plática con especialistas y estudiantes en el Teatro del Complejo Cultural Universitario de la BUAP.

Explicó que “la energía solar está formada por un conjunto de radiaciones electromagnéticas con longitudes de onda que abarcan el ultravioleta, el visible y el infrarrojo. El sol emite calor provocando radiación provocando así el calentamiento de los cuerpos, explicó en su conferencia “Usos prácticos en Tecnología de las Energías Renovables”.

Sobre el sistema Termosolar, abundó que éste consiste en el calentamiento de fluidos como agua y aire a través de la energía solar, “con lo cual se puede alcanzar una temperatura superior a 100 grados centígrados y generar vapor con una tecnología prácticamente casera”.

“Normalmente conocemos que los colectores solares están conformados por una carcasa metálica que tiene incluido un aislamiento, fibra de vidrio, su placa captadora, tubería de cobre y un cristal para provocar el efecto invernadero”.

Según la opinión del experto en energía renovable, la tecnología Termosolar sólo requiere de ingenio y creatividad para ser aplicada en varios hogares, “así ahorrar energía eléctrica y no recurrir a los famosos diablitos”.

Por otra parte al hablar de los automóviles que utilizan energía eléctrica, señaló que en México no es rentable su uso, porque el 80 por ciento de la energía producida por la CFE es de origen termoeléctrico, la cual también contamina el ambiente.

Ante esto el ingeniero Bretón Ramiro concluyó que “en el país y en el mundo tenemos recursos bastos, lo que necesitamos es cambiar la estrategia de cómo estamos consumiendo éstos”.

Créditos: BUAP/Comunicación Institucional/buap.mx