EVALÚAN EN LA UNAM RECUBRIMIENTOS ANTICORROSIVOS AMIGABLES CON EL AMBIENTE

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

• Con base en sales de tierras raras, específicamente cerio; podrían ser útiles para industrias como la aeronáutica y la automotriz
• Francisco Javier Rodríguez Gómez, de la FQ de la UNAM, explicó que la corrosión es un problema que afecta desde el fuselaje de un avión, hasta los biomateriales de prótesis que se implantan en el cuerpo

Científicos de la Facultad de Química (FQ) desarrollan recubrimientos adherentes y anticorrosivos amigables con el ambiente, con base en sales de tierras raras, específicamente cerio, que podrían ser útiles para industrias como la aeronáutica y la automotriz.

El equipo, encabezado por Francisco Javier Rodríguez Gómez, jefe del Departamento de Ingeniería Química Metalúrgica de la entidad, aplica técnicas electroquímicas contra la corrosión, “presente en todo” y que afecta desde el fuselaje de un avión, hasta los biomateriales de prótesis que se implantan en el cuerpo.

El científico explicó que el problema es grave en México y el mundo. Los datos más certeros, provenientes de naciones desarrolladas, señalan que las pérdidas por corrosión en todos los sectores, y que se podrían evitar, alcanzan hasta un tres por ciento del PIB. “En nuestros países podemos pensar que es aún más”.

Si se compara ese porcentaje con el dedicado a la educación, “nos damos cuenta de la magnitud del problema”. En el sentido económico y de la irreparable pérdida de vidas humanas, queda de manifiesto que aún hay mucho por hacer en el estudio de la corrosión, opinó el experto.

Trabajos

Rodríguez Gómez explicó que materiales como el acero galvanizado, el aluminio y sus aleaciones, son difíciles de pintar porque las superficies son muy lisas, tanto, que al momento de aplicar un recubrimiento, se desprende.

En esos casos, se emplean los llamados tratamientos de conversión química, cuyas funciones son promover la adherencia y detener la corrosión. Se trata de un procedimiento extra a la pintura.

El de excelencia es el llamado cromatizado, consistente en la aplicación de un baño o aspersión de cromato de potasio. No obstante, se trata de cromo hexavalente, útil contra la corrosión, pero terriblemente tóxico; su uso en México tiene restricciones, pero no está prohibido.

Para causar el menor daño posible al ambiente y a la salud, acotó, desarrollamos otros tratamientos de conversión, que se pretenden tan eficientes como el cromato, pero sin el elemento contaminante.

Las sales de tierras raras, una alternativa

Como alternativas, en la FQ se estudian las sales de tierras raras, sobre todo, de cerio. Se trata de un elemento caro, pero con buenos efectos inhibidores de la corrosión. Su uso se justificaría en materiales de costo alto, como aluminio o magnesio y sus respectivas aleaciones, empleadas en la industria aeronáutica.

Se trata de materiales ligeros pero resistentes, que se someten no sólo a la acción mecánica, sino a un cambio de temperatura tremendo. Si se conjunta la corrosión con ese efecto mecánico, puede haber fallas con consecuencias fatales para los tripulantes de una aeronave.

Los tratamientos de cromato se hacen por inmersión de las piezas durante 10 segundos en una tina a la temperatura adecuada. Los de cerio, se realizan de la misma forma y tardan hasta cinco minutos, lo que representa una desventaja, por ello se prueban elementos que aclaren el proceso y se han obtenido buenos resultados, expresó Javier Rodríguez.

Se ha comenzado a trabajar con otra tierra rara, el lantano. “Nos interesa la aplicación industrial, pero como científicos también queremos saber qué ocurre, ir más allá y conocer cuál es el mecanismo detrás de estos procesos”, aclaró.

La tendencia ecológica es necesaria y hasta “políticamente correcta”, pero también es cara; “lo verde se paga”. Eliminar los productos de plomo o cromo hexavalente cuesta, señaló el ingeniero químico.

En esta investigación se han dado avances, “pero para dar el salto a las aplicaciones industriales, nos detiene la economía”. Pero en la medida que el marco normativo mexicano vaya restringiendo contenidos contaminantes habrá que voltear a otras opciones, que los universitarios ya tendrán desarrolladas, auguró.

Otras opciones

En la FQ, también se han realizado estudios sobre el llamado pavonado, o la formación de un óxido de hierro sobre una superficie metálica, que cumpla con características tales que pueda funcionar como protector.

Hasta el momento, dijo el universitario, no ha resultado ser un gran anticorrosivo, pero tiene la ventaja de no ser contaminante y promueve la adherencia. Además, si se considera que encima de ese recubrimiento se aplica otro, de pintura, “parece que funciona bien”. Para ello, se ha probado bajo diferentes variables electroquímicas, de temperatura (en frío y caliente), con baño y por inmersión, entre otras.

El científico también trabaja en la evaluación electroquímica de recubrimientos anticorrosivos “verdes”. Las pinturas convencionales en su mayoría contienen solventes cuyos componentes orgánicos volátiles, al evaporarse, reaccionan en la atmósfera y dañan la capa de ozono. Por eso, la tendencia es disminuirlos y fabricarlos a base de agua.

La pregunta es si su desempeño es equivalente, si protegen igual contra la corrosión, y la respuesta, después de los estudios realizados por Rodríguez Gómez es, sí.

El investigador forma parte del grupo de corrosión de la Facultad, también integrado por los académicos Juan Genescá Llongueras y Carlos Rodríguez Rivera, apoyados por estudiantes de licenciatura y posgrado. Asimismo, colabora con otras instituciones del país, como el Centro de Investigación en Ciencia Aplicada y Tecnología Avanzada del IPN, en Altamira, y las universidades Veracruzana y Autónoma de Campeche y otras internacionales.

En la UNAM se ha contado con Proyectos PAPIIT de DGAPA en los últimos siete años.

De igual modo, desde hace más de 10 años existe un acercamiento con la Asociación Nacional de Fabricantes de Pinturas y Tintas.

Sus trabajos se han dado a conocer en congresos como el Iberoamericano de Corrosión y Protección, en conjunto con la Sección Latinoamericana de la Asociación Nacional de Ingenieros en Corrosión de EU, y en publicaciones como Corrosion de la National Association of Corrosion Engineers, Surface and Coatings Technology, Anticorrosion Methods and Materials y ElectroCHImica Acta.
Fuente:
Boletín UNAM-DGCS-140
dgcs.unam.mx

Sabersinfin.com

EL TÉ, PARTE DE UNA VIDA SANA

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Comúnmente en cualquier lugar se consume té, ya sea de manzanilla, negro o de hierbabuena; “todos ellos poseen compuestos polifenólicos que evitan en el organismo la oxidación de especies reactivas de oxígeno y nitrógeno que se forman como derivado del envejecimiento y el estrés”, mencionó el doctor Víctor Manuel Huerta Espinosa, Profesor Investigador de la Facultad de Ingeniería Química de la BUAP.ç

Hoy en día existe una gran variedad derivada de la cultura de Oriente y Medio Oriente, al igual que a nivel nacional; “prácticamente antes de la colonización, los indígenas nativos se curaban con múltiples tes medicinales”, indicó el Investigador.

Específicamente el de manzanilla contiene de manera natural el mismo compuesto que la aspirina, ácido acetilsalicílico, por lo tanto resulta benéfico para dolores de cabeza, estómago y articulaciones. “Un té poco común, pero que ya se comercializa en los supermercados y se industrializa, sobre todo, en el estado de Puebla es el de jamaica, un antioxidante de los más potentes”, agregó.

Para tener una calidad de vida sana se necesitan tres factores: una buena alimentación; realizar ejercicio adecuado, caminar o trotar 30 minutos diarios, y una vida sociocultural, teniendo relaciones con la gente, acciones de lectura y seguir aprendiendo.

Parte de esa alimentación incluye a los tes, en lugar de bebidas carbonatadas, pues el daño directo de éstas se aprecia en la obesidad, porque contienen entre 12 y 14.5 por ciento de azúcar, generando un exceso y acumulación de grasa.

“Si una persona toma un litro de refresco al día, en total ingiere 140 gramos de azúcar y si cada gramo equivale a cuatro kilocalorías, se consumen aproximadamente 560 kilocalorías, cuando el requerimiento de la población es de 2 mil kilocalorías, considerando desayuno, comida y cena”, señaló Huerta Espinosa.

La obesidad es considerada la pandemia del siglo XXI, desencadena hipertensión, problemas en la circulación e inclusive infartos, “una forma de prevención de todas estas enfermedades es precisamente suministrando al organismo, a través de la alimentación -en este caso tes- productos que compensen los resultados de la oxidación”.

Huerta Espinosa expresó que la invitación final es a retomar las bebidas tradicionales que se han ido perdiendo, “porque en lugar de comprar un poco de jamaica y remojarla en agua para después consumirla por ejemplo, preferimos comprar agua carbonatada”.

“Tenemos que consumir compuestos que contrarresten los contaminantes ambientales que respiramos y producen oxidación, y todos aquellos efectos acelerados a los que nos vemos sometidos en la vida cotidiana”, enfatizó el catedrático.

Fuente: Comunicación Institucional BUAP (buap.mx)

Sabersinfin.com

FOBIAS, MIEDO IRRACIONAL AL ENTORNO

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Una fobia es un trastorno de salud emocional que se caracteriza por un miedo intenso y desproporcionado ante objetos, animales o situaciones concretas, mencionó el Maestro Gilberto Islas Cruz, Director del Servicio de Atención a Víctimas de Violencia Intrafamiliar (SAVIF) de la Facultad de Psicología de la BUAP.

Mencionó que una fobia provoca un miedo que invade completamente el comportamiento de las personas a tal grado que pueden llegar a paralizarse, quedando atrapadas en las actividades que normalmente se ejecutan pero que causan en el fóbico una reacción exagerada de temor.

“Existen diversos trastornos fóbicos como son el miedo irracional exagerado en donde la persona comienza a desarrollar algún tipo de conducta que le va a imposibilitar salir al trabajo, escuela, o inclusive relacionarse; además en estas personas se observa una mayor dificultad, una reducción a la necesidad de realizar mayores esfuerzos para desempeñar las actividades diarias”.

Islas Cruz comentó que el temor suele canalizarse en cierto tipo de personas con características muy particulares, desarrollando un gran miedo a lugares cerrados, incluso morir de algún ataque de pánico si es que son obligadas a permanecer en un lugar cerrado.

Explicó que las crisis de ansiedad provocan un comportamiento en el cual su mayor temor es la muerte, de una manera repentina, siendo esto la consecuencia de trastornos de sueño y paradójicamente el mantenerse alerta sin poder dormir pero trayendo como consecuencia que el estrés se eleve.

Dijo que uno de los mecanismos que contribuyen a las fobias puede ser una experiencia traumática o desagradable que la persona sufrió en su infancia y que no ha sido capaz de superar, es por ello que se debe pedir ayuda profesional que le permitirá tener un tratamiento de índole psicológico.

“A lo largo de nuestra vida debemos enfrentarnos con situaciones que no podemos evadir, por ello es importante ayudar a esas personas para que tengan una conducta positiva de enfrentamiento y de la misma manera que exista una ayuda terapéutica o psiquiátrica, tratando el problema con medicamentos para dar una mejor calidad de vida”.

El investigador invitó a la comunidad a tratarse si tienen algún tipo de problema emocional, comentando que la Facultad de Psicología de la BUAP ofrece este apoyo para que la gente pueda atenderse de forma gratuita.

Fuente: Comunicación Institucional BUAP (buap.mx)

Sabersinfin.com

PREPARAN NUEVA EXCAVACIÓN EN EL CRÁTER CHICXULUB

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

CRATER EN YUCATÁN• Tras aprobar las evaluaciones científica y financiera, un grupo internacional encabezado por Jaime Urrutia Fucugauchi, del Instituto de Geofísica de la UNAM, está en la fila para iniciar perforaciones en la parte marina del cráter, ubicado en la Península de Yucatán
• La revista “Science” publica una revisión que incluye análisis del impacto que causó el asteroide, las características de la capa de arcilla e iridio en el sitio y el impacto en las extinciones de especies

Tras aprobar una estricta evaluación científica y financiera por parte del panel internacional Integrated Ocean Drilling Program (IODP), un grupo mundial de científicos encabezado por el doctor Jaime Urrutia Fucugauchi, del Instituto de Geofísica (IGf) de la UNAM, están en espera de iniciar una segunda perforación en el cráter Chicxulub, esta vez en la parte central y marina del gigantesco boquete de 200 kilómetros de diámetro causado por el impacto de un asteroide en la Península de Yucatán hace 65 millones de años.

La IODP es un programa internacional de investigación marina que explora la historia de la Tierra y la estructura registrada en los sedimentos del fondo marino y las rocas.

“El cráter Chicxulub, está una parte en tierra y otra en mar. De la parte terrestre tenemos más cinco mil muestras, pero ahora queremos explorar la parte marina, que es mucho más profunda”, explicó Urrutia Fucugauchi, quien asegura que aún hay preguntas por resolver respecto a las condiciones físicas del impacto del asteroide en la Tierra y sobre cómo muchas especies desaparecieron mientras otras lograron sobrevivir.

Por las condiciones geográficas del sitio, la perforación dentro del mar no podrá realizarse con un barco japonés de gran tamaño, sino con un equipo más pequeño, lo que aumentará los costos.

“Estamos obligados a usar una plataforma de perforación más pequeña y la idea es perforar unos tres kilómetros. De este tipo, se hacen dos por año en el mundo y estamos esperando a que nos programen para comenzar”, señaló el investigador, galardonado con el Premio Nacional de Ciencias y Artes 2009.

Urrutia aclaró que, una vez aprobada la nueva etapa de investigación, la planeación durará un par de años.

Revisión en “Science”
Un artículo sobre el cráter Chicxulub se publica hoy en la revista “Science”.

“Es un artículo de revisión en el que participamos 41 autores de 30 grupos de investigación de varios países como Estados Unidos, Inglaterra, Alemania, Bélgica, España y Holanda, entre otros. De México somos tres investigadores: Mario Rebolledo, que hizo la tesis doctoral conmigo y ahora está en el Centro de Investigaciones Científicas de Yucatán; Manuel Grajales, del Instituto Mexicano del Petróleo, y yo”, señaló Urrutia.

El artículo aborda a profundidad tres temas asociados con el cráter: los datos y observaciones acumuladas sobre el impacto; la relación del impacto con el límite Cretácico-Paleógeno y una capa de arcilla e iridio que se formó tras el evento; y la correlación del impacto con las extinciones del 75 por ciento de las especies animales y vegetales que vivían entonces en el planeta.

En la primera parte hay evidencia sólida para concluir que Chicxulub es un cráter de 200 kilómetros de diámetro provocado por el impacto de un asteroide de diez kilómetros de diámetro que cayó en la Tierra a una velocidad de entre 20 y 25 kilómetros por segundo.

La segunda parte del estudio es un análisis de las secciones donde está una capa de arcilla e iridio que marca el límite del Cretácico-Paleógeno, sobre la cual existía controversia científica sobre si correspondía al impacto o no.

“Se hizo un análisis detallado de la capa de arcilla con iridio en diferentes localidades del mundo, y se analizó si tiene la firma química y minerológica de Chicxulub. Se concluye que la capa que marca el límite corresponde a la generada por Chicxulub y la correlación es muy detallada y sólida”, comentó Urrutia.

La tercera parte del estudio se refiere a la correlación entre el impacto y las extinciones, donde los científicos se enfrentaron a huecos en el registro fósil, que es más completo en la parte marina que en la continental.

“El impacto está asociado con extinciones del orden del 75 por ciento de las especies, incluye especies marinas y terrestres, todos los dinosaurios, los reptiles marinos y los reptiles voladores. Incluye gran cantidad de especies marinas, desde microorganismos hasta organismos emblemáticos como las amonitas, que son como los Nautilus característicos del Mesozoico”, señaló Urrutia.

El investigador señaló que la nueva etapa de investigación servirá para profundizar aún más en los efectos físicos del impacto y en investigaciones que revisarán cómo se recuperó la vida en la Tierra después de ese evento.
Fuente:
Boletín UNAM-DGCS-138
dgcs.unam.mx

Sabersinfin.com

EL MODELO MAQUILADOR, PUSO AL PAÍS EN SITUACIÓN DE DEPENDENCIA EXTREMA CON EU

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

MARIA LUISA GONZALEZ MARIN• María Luisa González Marín, del Instituto de Investigaciones Económicas (IIEc), dijo que la economía mexicana padece hoy los estragos de haber optado por esa vía
• Hay que diversificar el mercado como una medida preventiva, sugirió el también investigador del IIEc, Armando Sánchez Vargas

“La crisis actual que padecemos es consecuencia de las políticas económicas que México arrastra desde hace mucho tiempo”, indicó María Luisa González Marín, del Instituto de Investigaciones Económicas (IIEc).

Esto se debe a que el país optó por seguir un modelo maquilador como estrategia para lograr el crecimiento económico, lo que nos ha puesto en una situación de dependencia extrema con Estados Unidos, expuso la académica.

González Marín dijo que la economía mexicana hoy padece los estragos de haber optado por esta vía, “porque a la recesión global tenemos que sumarle nuestra crisis estructural”.

La especialista indicó que el problema de apostarle al establecimiento de empresas maquiladoras de exportación con mano de obra barata, nos subordinó al ciclo industrial estadounidense que provocó una catástrofe.

Para Armando Sánchez Vargas, integrante del IIEc, una de las claves para entender qué ocasionó que México atraviese una crisis peor que la de 1995, está en el hecho de que 84.5 por ciento de nuestras exportaciones tienen como destino Estados Unidos, “y si la economía de la Unión Americana se llega a desacelerar o registra una recesión, como la recién ocurrida, las repercusiones en México son muy grandes”.

Como una medida preventiva, el investigador sugirió diversificar mercados, a la manera de Brasil, para evitar que se repita un escenario similar.

“También es necesario empezar a diseñar una política industrial, pues carecemos de ella, porque lo que hemos hecho hasta ahora ha sido sujetarnos a las leyes del libre mercado. Tampoco deberíamos abrirnos a los mercados externos e intentar competir sin tener una política comercial”, expuso.

Para el maestro en Ciencias Económicas, México debe crear estructura y apuntalar la ya existente, y en este rubro la educación es esencial, porque genera habilidades y conocimiento entre la población, dos elementos esenciales para ser competitivos en el exterior.

“Las políticas que tenemos actualmente se encuentran aisladas y carecen de coordinación; es preciso comenzar a plantearnos las cosas en serio si queremos retomar camino y hacer que nuestra economía crezca”, concluyó.

Fuente:
Boletín UNAM-DGCS-139
dgcs.unam.mx

Sabersinfin.com

Investigaciones universitarias, cultura, ciencia, noticias y contenidos de interés. Puebla, México.