Category Archives: tecnología

Estudiantes de la BUAP ganan primer lugar con robot clasificador en la Olimpiada Proyecto Multimedia 2011

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

29 de marzo de 2011

Siete estudiantes de las facultades de Ciencias de la Electrónica y Ciencias de la Computación de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, diseñan un robot bombero con el cual competirán por México en el “Trinity College Fire-Fighting Home Robot Contest” que se llevará a cabo del 8 al 10 de abril en Hartford, Connecticut, Estados Unidos.

Este equipo que resultó campeón nacional en la categoría de Robot Clasificador, que se realizó en la Olimpiada Proyecto Multimedia 2011 en Guadalajara, Jalisco, con su triunfo lograron la invitación para participar en la categoría de Robot Bombero en el mundial que se celebrará en la Unión Americana, informó el Director de la Facultad de Ciencias de la Electrónica, Fernando Porras Sánchez.

El equipo ganador del primer lugar con su robot FAMI, está integrado por los estudiantes: Claudia Ivette Vivar Coyotl, Saúl Chávez Huerta, Diana Karina Guevara Flores, Óscar Aponte Aguilar, David Figueroa Castañeda, Jorge Segundo Rojas y Marcos Fidel Rossainz Mendoza.

Para participar en el “Trinity College Fire-Fighting Home Robot Contest”, los estudiantes están rediseñando a FAMI para convertirlo en un robot bombero que identificará fuego en un laberinto y tratará de apagarlo, según los requisitos que establece la convocatoria.

Claudia Ivette Vivar Coyotl, explicó que durante la competencia internacional, el robot bombero “debe situarse en un laberinto que simula una casa con diferentes cuartos, los cuales debe recorrer para encontrar una vela, al localizarla anunciará esta acción con un sonido o luz, y después intentará apagarla ya sea con un ventilador, agua o cualquier otra cosa”.

Saúl Chávez Huerta, estudiante de Mecatrónica al hablar de su participación en la Olimpiada Proyecto Multimedia 2011, donde lograron el primer lugar nacional en la categoría de Robot Clasificador, señaló que se presentaron con FAMI, un robot que diseñaron y construyeron para que separara por sí mismo latas que simularon basura, y colocarlas en un “contenedor”.

Relató que durante la competencia “se situó a FAMI en una plataforma cuadrada donde en cada esquina había una lata, las cuales tenía que identificar, recolectar y llevarlas a su lugar y lo hizo muy bien, ya que fue robot que recolectó más latas”.

“Con ayuda de los sensores de color, identificó la basura: las latas verdes representaron el vidrio y las rojas, el papel. Además le colocamos sensores ultrasónicos para localizar las latas y los bordes del área, así como una brújula electrónica que controló su posición en cada momento”, explicó Chávez Huerta.

Por su parte David Figueroa Castañeda destacó que en este proyecto se unieron estudiantes de las áreas de electrónica, mecatrónica y computación, quienes realizaron un trabajo multidisciplinario, esfuerzo que tuvo su reconocimiento al ganar el primer lugar de la categoría de Robot Clasificador de la Olimpiada Proyecto Multimedia 2011.

Los estudiantes que compitieron con representantes de diversas instituciones de educación superior como la UNAM, Tecnológico de Monterrey y la Universidad de Querétaro, manifestaron su deseo de que lo que hoy diseñan en el futuro se vayan perfeccionando para que tengan una aplicación real, por ejemplo, en el cuidado del medio ambiente.

Créditos: BUAP/Comunicación Institucional/buap.mx

Parteaguas para la ciencia, el sismo en Japón

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

El temblor de nueve grados Richter registrado en Japón será un parteaguas en sismología e ingeniería; esa nación cuenta con amplias redes de instrumentos de medición, que facilitarán el estudio de esos fenómenos.
El temblor de nueve grados Richter registrado en Japón será un parteaguas en sismología e ingeniería; esa nación cuenta con amplias redes de instrumentos de medición, que facilitarán el estudio de esos fenómenos.

22 de marzo de 2011

• En 100 años, se registraron nueve superiores a los nueve grados Richter, informó Shri Krishna Singh, profesor emérito de esta casa de estudios

El temblor de nueve grados Richter registrado en Japón será un parteaguas en el conocimiento, en los campos de la sismología y la ingeniería. Esa nación cuenta con amplias redes de instrumentos de medición, que facilitarán el estudio, coincidieron investigadores universitarios.

En el último siglo han ocurrido 16 movimientos superiores a los 8.5 grados Richter y nueve rebasan los nueve grados, informó Shri Krishna Singh, profesor emérito de esta casa de estudios.

Estos grandes terremotos han roto el 25 por ciento de la zona de subducción terrestre (punto en donde se hunden las placas tectónicas), que mide 40 mil kilómetros, precisó el experto mundial en ingeniería sísmica.

En la mesa redonda Temblor y tsunami. Japón 11-03-11, explicó que los modelos utilizados permiten conocer diversos aspectos, como fuente y propagación; sin embargo, los científicos fallan en la estimación de la magnitud máxima.

“Se trata del problema más importante; tenemos que pensar en maneras serias de calcular este parámetro a nivel estadístico y probabilístico”, advirtió Krishna Singh, premio Nacional de Ciencias y Artes.

Al dar la bienvenida, el director del Instituto de Ingeniería (II) de la UNAM, Adalberto Noyola, se congratuló por la oportunidad de interactuar con expertos para comprender las repercusiones del sismo en Japón.

Francisco José Sánchez-Sesma, integrante de la misma entidad, explicó que los registros científicos demuestran que la tasa histórica muestra un comportamiento estable.

Por ejemplo, en 1976 hubo catastróficos, como el de la ciudad Tangshan, China, donde murieron 250 mil personas; en perspectiva, ese año tuvo poca sismicidad, aunque debido a ese evento, se especuló respecto al aumento notable de actividad, refirió el ex director de Investigación del Instituto Mexicano del Petróleo y del II.

Los centros de investigación sísmica japoneses contaban con modelos para estimar las consecuencias por esos fenómenos en distintos escenarios; sin embargo, no podían determinar el epicentro, ni la magnitud, afirmó el también integrante de la Real Academia de Ingeniería de España.

Sin duda, el país con la tercera economía del planeta destinará más recursos a la educación e infraestructura para reducir las consecuencias, abundó el experto, que ha contribuido al desarrollo de métodos para cálculos de ondas en sismología e ingeniería sísmica.

Tokai

Japón se sitúa sobre la placa Filipina, que subduce (proceso de hundimiento) bajo la Euroasiática. Este movimiento explica que sea una de las zonas más sísmicas del mundo.

Los investigadores de la nación asiática estaban atentos de la actividad en la región de Kanto, ubicada al este del país, en espera de un gran movimiento, refirió Arturo Iglesias Mendoza, jefe del Departamento de Sismología del Instituto de Geofísica (IGf).

Con el análisis de los grandes temblores ocurridos en el pasado, lograron determinar que cada 100 ó 150 años sucede una gran sacudida, el fenómeno denominado Tokai.

Está previsto que se produciría a lo largo de las depresiones de Suruga y Nankai, en la costa Pacífico de la isla de Honshu, epicentro de los terremotos en Tonankai, de 1944 y Nankaido, de 1946, superiores a ocho grados en la escala de Richter, detalló.

Los científicos pueden realizar mapas de las zonas de fallas, y a partir de éstos, pronosticar que en cierto número de años existe la probabilidad de que uno de cierta magnitud se produzca en un lugar determinado.

En el año 869, un sismo afectó la costa de Sendai y produjo el tsunami Jogan, que impulsó el agua hasta cuatro kilómetros tierra adentro. Al respecto, Iglesias Mendoza aseveró que el ocurrido el pasado 11 de marzo podría ser una repetición del de la época medieval.

Al respecto, Víctor Manuel Cruz Atienza, investigador del Instituto de Geofísica, informó que el registrado cerca de la trinchera (intersección de las placas tectónicas), provocó el levantamiento del fondo oceánico, lo que derivó en una gran ola. Entre 45 y 50 minutos después, el tsunami llegó a las costas de Sendai.

Créditos: UNAM-DGCS-168-2011/unam.mx

Estudiantes BUAP ganaron un espacio para la Novena Infomatrix 2011 en Rumania

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

21 de marzo de 2011

Estudiantes de la Facultad de Ciencias de la Electrónica de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, obtuvieron los dos primeros lugares de la Olimpiada Proyecto Multimedia, que les permitirán competir en la 9th International Computer Project Competition – Infomatrix 2011, que se realizará en Bucarest, Rumania, del 5 al 9 de mayo, representando a México y Latinoamérica.

El director de esta Unidad Académica, Fernando Porras Sánchez, indicó que este reconocimiento habla del esfuerzo que la BUAP realiza por mantener la calidad en la enseñanza y la investigación, y del esfuerzo de estudiantes, académicos e investigadores por el desarrollo tecnológico.

Señaló que los alumnos como parte de su formación académica aprenden a desarrollar y construir robots, con los que han participado en eventos estatales, nacionales e internacionales, como la Olimpiada Proyecto Multimedia, donde concursó un grupo de estudiantes de licenciatura y posgrado en Electrónica y Mecatrónica de la Facultad.

Ellos compitieron en la categoría de SUMOBOT y Robótica en dos etapas: la primera fue la competencia regional Ingenia que se llevó a cabo en Oaxaca y donde lograron obtener los tres primeros lugares, calificando así para participar en el evento latinoamericano.

Posteriormente, en la Olimpiada Proyecto Multimedia que se realizó en Guadalajara, Jalisco, los estudiantes de la BUAP se enfrentaron con diversos representantes de universidades e instituciones de educación superior de América Latina, donde lograron los dos primeros lugares.

El equipo que obtuvo el primer lugar, fue Blasted Robotics conformado por los estudiantes Miguel Ángel San Pablo Juárez, Ernesto Zambrano Serrano, Aldo Tuxpan Salazar, Jesús Gabriel Escamilla Reyes, Carolina Vásquez Castellanos, Serapio Hernández Santos y Apolos Aranda Herrera, quienes participaron con su robot R-Dorados.

El segundo lugar fue para el grupo denominado La Mandarina Mecatrónica y lo conforman: Manuel Alejandro Soberanes Gutiérrez, Jesús Alberto Avendaño López, Leonardo David Flores Figueroa, Carlos Alejandro Díaz Osorio y David Figueroa Castañeda, quienes diseñaron al robot Koto.

Manuel Alejandro Soberanes Gutiérrez, estudiante de la FCE, manifestó la confianza que tienen de hacer “una gran participación representando a la BUAP, México y a Latinoamérica en la 9th International Computer Project Competition – Infomatrix 2011, que se va a realizar en Bucarest, Rumania”, con su robot que continúan perfeccionado.

El estudiante Miguel Ángel San Pablo Juárez, comentó que para los eventos anteriores y el próximo, armaron un robot seudo inteligente que está programado para detectar a su contrincante, rastrearlo y formar una estrategia de ataque para sacarlo del dojo, ya que “a través de la programación de algoritmos, interactúa por sí sólo para poder competir sin ningún control remoto”.

Enfatizó que todos los componentes del robot fueron construidos o adaptados en la Facultad, donde se diseñaron y ensamblaron sistemas, placas, sensores, tarjetas, entre otros elementos en los que utilizaron principalmente conocimientos de Física, Electrónica y Mecatrónica.

Apolos Aranda Herrera, también alumno de la FCE recalcó que las experiencias que han adquirido durante su estancia en la BUAP, les permitieron mejorar sus proyectos y desempeñar un mejor papel en los concursos nacionales, latinoamericanos y ahora mundiales.

Ernesto Zambrano Serrano, finalizó que el trabajo en equipo que ha realizado con sus compañeros, los llevó a este reconocimiento, fruto de experiencias y conocimientos de varios años.

Créditos: BUAP/Comunicación Institucional/buap.mx

Inaugura la UNAM el primer horno solar del país, único en su tipo en Iberoamérica

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

El rector de la UNAM, José Narro, puso en marcha el primer horno solar del país, en el Centro de Investigación en Energía.
El rector de la UNAM, José Narro, puso en marcha el primer horno solar del país, en el Centro de Investigación en Energía.

18 de marzo de 2011
• El rector de la Universidad Nacional, José Narro Robles, también puso en marcha la planta solar fotocatalítica para el tratamiento de aguas residuales
• Es una muestra de cómo la inversión en tecnología fortalece la soberanía nacional, porque “sin ciencia no hay futuro y sólo ausencia”, y “sin cultura, sólo hay sepultura”, asentó
• En Cuernavaca, asistió a la apertura de un nuevo edificio en el Instituto de Ciencias Físicas, y recorrió diversas instalaciones en el Instituto de Biotecnología
• En los últimos tres años, la UNAM ha iniciado o concluido 20 nuevos laboratorios, informó Carlos Arámburo, coordinador de la Investigación Científica

El rector de la Universidad Nacional, José Narro Robles, puso en marcha el primer horno solar del país, único en su tipo en Iberoamérica, así como la planta solar fotocatalítica para el tratamiento de aguas residuales.

Es una muestra, dijo en el Centro de Investigación en Energía (CIE), de cómo la inversión en ciencia y tecnología fortalece la soberanía nacional. La dependencia excesiva en este ámbito, sea del norte o del sur, pone en riesgo y condiciona el futuro, añadió

Preocupa que haya voces que descalifican el reclamo de los universitarios, en cuanto a solicitar mayores recursos para obras y avances científicos como los que hoy atestiguamos, apuntó.

Poco antes, Narro Robles inauguró en Cuernavaca un nuevo edificio del Instituto de Ciencias Físicas (ICF). Alojará un taller; el laboratorio de óptica, que permitirá desarrollar una nueva área de investigación; el de cómputo, y cubículos para investigadores, posdoctorantes y estudiantes.

Además, como parte de estas instalaciones del campus Morelos, visitó los laboratorios Universitario de Proteómica y de Bioseguridad Nivel 2, y la Unidad Universitaria de Secuenciación Masiva de DNA en el Instituto de Biotecnología; asimismo, conoció algunos de los proyectos de investigación.

Sin ciencia, no hay futuro y sólo ausencia, abundó el rector en la Plaza Quetzalcóatl del CIE. Sin cultura, añadió, sólo hay sepultura. Por ello, queremos que se consolide la educación superior pública, porque es factible combinar el esfuerzo académico, la política pública y la participación de la empresa.

Por su parte, el coordinador de la Investigación Científica, Carlos Arámburo de la Hoz, informó que durante los últimos tres años de la actual gestión universitaria, se han iniciado o concluido 20 nuevos laboratorios, varios de ellos con carácter nacional. Tenemos que potenciar nuestras capacidades en beneficio de nuestra comunidad y del país, indicó.

En tanto, el director del CIE, Claudio Estrada Gasca, instó a apostarle al futuro y, para ello, consideró fundamental impulsar proyectos como éste, que reducen la dependencia tecnológica. Así, nos metemos de lleno a la competencia en el desarrollo de fuentes alternas, para enfrentar el futuro energético.

El rector de la UNAM, acompañado por varios directores de centros e institutos, recorrió las instalaciones del CIE. En particular, conoció un refrigerador solar y, después, presenció el funcionamiento del horno con una placa de acero al carbón de un cuarto de pulgada, que se fundió a una temperatura de mil 400 grados.

El horno cuenta con una persiana vertical, única en su género en el mundo. También, el helióstato ampliará su capacidad; en este arranque puede concentrar temperaturas de hasta tres mil 500 grados centígrados. En la segunda fase, podría llegar hasta cinco mil.

El concentrador cuenta con 211 espejos y, duplicará su capacidad para llegar a 409. La idea es que el desarrollo tecnológico solar en esta entidad abra la posibilidad para generar combustibles solares.

La planta solar fotocatalítica se utilizará en el tratamiento de aguas residuales provenientes de la industria farmacéutica, textil, alimentaria, perfumes y de aguas poco contaminadas por el humano, como de lluvia, pozos y lagos.

El tiempo de purificación depende del tipo de molécula que se quiera limpiar. Por ejemplo, en el caso de los detergentes es de tres a cuatro horas por metro cúbico, y de los plaguicidas, de seis a ocho horas. Por el momento, el líquido sólo es reutilizable para la industria.

Créditos: UNAM-DGCS-160-2011/unam.mx

Estudia IPN nuevos materiales para almacenar hidrógeno

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

hidrogeno17 de marzo de 2011

•Con esta investigación, la doctora Cristina Pérez Krap obtuvo el Premio a la Mejor Tesis de Posgrado 2010 en la categoría de Doctorado en Ingeniería Avanzada en el área de Ingeniería y Ciencias Físico Matemáticas del IPN

Convencidos de que el uso del hidrógeno representa una alternativa energética sustentable a los derivados de combustibles fósiles, particularmente para aplicarse en el transporte automotor, investigadores del Instituto Politécnico Nacional (IPN) estudian nuevos materiales para almacenar este elemento mediante un método reversible, seguro y económicamente viable.

La doctora Cristina Pérez Krap, egresada del Centro de Investigación en Ciencia Aplicada y Tecnología Avanzada (CICATA), Unidad Legaria del IPN, quien obtuvo el Premio a la Mejor Tesis de Posgrado 2010 en la categoría de Doctorado en Ingeniería Avanzada en el Área de Ingeniería y Ciencias Físico Matemáticas con el tema “Nuevos materiales para almacenamiento de hidrógeno en nanocavidades”, comentó que es una preocupación mundial la necesidad de buscar un material de almacenamiento apropiado para dicho gas.

Resaltó que su interés surgió desde que concluyó su licenciatura en Ingeniería Química, además de que el uso del hidrógeno como combustible alternativo es un tema que ha cobrado gran importancia en todo el mundo, y como ejemplo citó que Inglaterra y Estados Unidos invierten grandes sumas de dinero en investigación, producción, almacenamiento y en la forma de obtener energía a través de celdas de combustible.

“La mayoría de las investigaciones en el mundo están dirigidas al almacenamiento de hidrógeno de manera compacta y ligera, sobre todo para la industria automotriz, y por ello se estudia la optimización de distintos métodos que incluyen alta presión, temperaturas criogénicas (extremadamente frías) y compuestos químicos”, detalló.

Pérez Krap explicó que para almacenar el gas hidrógeno se requiere de tanques de alta presión que no alcanzan la densidad gravimétrica, o sea que la cantidad contenida en el tanque puede no ser suficiente para ser utilizado en las aplicaciones requeridas, como ocurre, por ejemplo, en el sector automotriz.

No obstante, este portador energético se puede almacenar en estado líquido en tanques criogénicos, equipos preparados especialmente para contener líquidos muy fríos, construidos con un recipiente interior de acero inoxidable capaz de soportar bajas temperaturas y otro exterior de acero al carbono aislado por una combinación de alto vacío, razón por la cual  es un método costoso y registra una pérdida de dos por ciento de la materia por evaporación.

Bajo la asesoría de los doctores Edilso Francisco Reguera Ruiz, del CICATA Unidad Legaria, y Jorge Balsameda Era, del Instituto de Investigaciones en Materiales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), quienes han estudiado cómo almacenar el hidrógeno en cavidades nanométricas (unidad de longitud que equivale a una milmillonésima parte de un metro), Pérez Krap basó su tesis de doctorado en el estudio de la intensidad con la que las cavidades de la superficie de materiales porosos son capaces de interactuar con el hidrógeno.

La investigación se dirigió al estudio de la capacidad de adsorción o adhesión de los átomos de hidrógeno sobre la superficie de los hexacianometalatos de metales de transición, porque son complejos químicos que poseen estructuras tridimensionales porosas semejantes a cubos o tanques nanométricos en los que es posible almacenar el hidrógeno.
Los metales de transición están situados en la parte central de la tabla periódica, poseen una esfera de coordinación incompleta, o sea que registran un faltante de electrones en sus orbitales, característica que puede ser aprovechada para completarlos mediante la interacción con los átomos de hidrógeno.

“En este trabajo se analizó la modulación de la fuerza de interacción entre el hidrogeno y los metales de transición; es decir, qué tan fuerte puede adherirse el hidrogeno al metal y cómo influye éste en la capacidad de adsorción”, explicó.
De acuerdo con sus investigaciones, Pérez Krap observó que los dos metales que tuvieron una muy buena respuesta para almacenar hidrógeno fueron níquel y cadmio, “porque el primero interacciona fuertemente con el hidrógeno y el cadmio le proporciona un mayor volumen a la estructura. Se trata de buscar materiales que tengan un amplio espacio, que tengan una muy buena interacción con el hidrógeno, pero que también sean capaces de liberarlo en cualquier momento, además deben ser económicos y de bajo peso”, detalló.

Cabe destacar que esta investigación fue sustentada en seis artículos publicados en revistas científicas de alto impacto, junto con el Premio a la Mejor Tesis de Posgrado 2010 del IPN, lo que le permitió a la investigadora politécnica obtener una beca del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT) para realizar su postdoctorado en Inglaterra, donde colaborará estrechamente con el doctor Martin Schröder, profesor e investigador de la Universidad de Nottingham, en un proyecto de investigación de la adsorción de hidrógeno en enrejados metal-orgánicos.

Créditos: Comunicación Social/IPN/ Comunicado: 073
Imagen: motordehidrogeno.net