Category Archives: tecnología

Internet se ha convertido en una extensión del cerebro

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

09 de Agosto de 2011

De acuerdo con el estudio, las personas han perdido memoria para retener datos, pero se han vuelto más hábiles para encontrarlos en Internet. Fotos: Unimedios
De acuerdo con el estudio, las personas han perdido memoria para retener datos, pero se han vuelto más hábiles para encontrarlos en Internet. Fotos: Unimedios

Bogotá D.C. – Agencia de Noticias UN – Un estudio dirigido por la psicóloga Betsy Sparrow (Universidad de Columbia, Nueva York) sugiere que se ha perdido memoria para retener datos, pero se ha ganado habilidad para buscarlos en Internet.

Esto significa que la mayoría de nosotros, cuando no sabe la respuesta a una pregunta, automáticamente piensa en recurrir al ordenador o al dispositivo móvil más próximo para buscar dicha información, que la mayoría de las veces acaba siendo encontrada. Los experimentos de la Dra. Sparrow muestran que recordamos peor las cosas que sabemos que son fáciles de buscar en Internet que las cosas que nos enseñan y no están disponibles en la red.

De acuerdo con Beethoven Herrera, profesor asociado de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional, quien dio a conocer el estudio, “la disponibilidad de todo tipo de trabajos en páginas como El Rincón del Vago es utilizada por alumnos que quieren ahorrarse el esfuerzo de escribir por sí mismos, además observamos una severa atrofia de destrezas básicas de los alumnos, como la capacidad de cálculo: casi todos mis alumnos recurren instintivamente a la calculadora de su celular, incluso para hacer operaciones matemáticas elementales”.

De esta manera, los motores de búsqueda y las bases de datos en Internet se han convertido en una especie de memoria externa de nuestro cerebro. La gente prefiere recordar dónde puede encontrar cierto tipo de información a recordarla directamente.

El profesor Herrera recuerda el caso colombiano en los resultados de las pruebas Pisa 2009 de lectura digital, que miden la capacidad de acceder a información, integrarla y evaluarla para construir conocimiento nuevo a partir de textos electrónicos y agrega que ”fueron francamente preocupantes; de los países evaluados (13 de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo, OCDE, y tres invitados, entre ellos Colombia), la calificación promedio estuvo en 499; y los países de mejores resultados (Corea, Nueva Zelanda y Australia) estuvieron por encima de 530. De los cinco niveles en que fueron agrupados los países por sus resultados, en el nivel superior quedaron 17% de los coreanos, 8% de los alumnos de la OCDE y solo el 1% de los colombianos, en tanto el 70% de colombianos quedaron por debajo del nivel 2”.

En conclusión, es muy probable que al cabo de una hora usted no recuerde los resultados anteriores o que existió un estudio sobre los efectos negativos que tienen sobre su memoria los motores de búsqueda. Así que antes de buscar en Internet alguna información sobre algún tema, busque en su propia memoria cuántos datos tiene al respecto, tal vez no tenga que dar clic en su computador.

Créditos: agenciadenoticias.unal.edu.co

Prepara alumno de la UNAM una orquesta virtual para estrenar un concierto comtemporáneo

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

09 de Agosto de 2011

Jorge Armando Barragán Contreras, estudiante de sexto semestre de la licenciatura en Tecnología y titular de este proyecto
Jorge Armando Barragán Contreras, estudiante de sexto semestre de la licenciatura en Tecnología y titular de este proyecto

• En vez de 87 músicos, 16 bocinas ampliarán los sonidos de la obra “Fantome”, de Angelo Sturiale, que serán emitidos desde un programa de cómputo, diseñado en CFATA con técnicas de inteligencia artificial, explicó Jorge Armando Barragán, alumno de la licenciatura en Tecnología
• El estreno mundial será el 11 de agosto en el Centro Académico y Cultural del campus Juriquilla de esta casa de estudios

Creada para que 87 músicos de una orquesta sinfónica la interpreten en una sala de conciertos, la obra Fantome (Fantasma), del compositor italiano contemporáneo Angelo Sturiale, tendrá su estreno mundial en la UNAM con una orquesta virtual, que emitirá los sonidos indicados por la partitura desde un programa de cómputo, diseñado con técnicas de inteligencia artificial en el Centro de Física Aplicada y Tecnología Avanzada (CFATA), de esta casa de estudios.

En vez de los habituales intérpretes humanos con sus instrumentos, una red de 16 bocinas se presentará ante el público, explicó Jorge Armando Barragán Contreras, estudiante de sexto semestre de la licenciatura en Tecnología y titular de este proyecto.

Con sus maestros y asesores del CFATA: Miguel de Icaza Herrera, Ana Leonor Rivera López, Amanda Montejano Cantoral y Víctor Manuel Castaño Meneses, Barragán diseñó el programa, que mezcla música y tecnología, sus dos intereses primordiales.

Un reto importante es respetar un rasgo singular de la obra, que considera espacios para la innovación, elemento que se mantiene en la versión virtual.

“Nuestro sistema combina técnicas de inteligencia artificial que simulan a los instrumentistas en improvisación, utilizamos sonidos de alta calidad acústica –de la Viena Symphonic Library— y programamos en Max MSP, que maneja el audio de manera adecuada”, explicó el universitario, que con este proyecto realiza su tesis de licenciatura, que concluirá tras cursar dos semestres más en el CFATA.

Entre el arte y la ciencia

Cercano a la música desde niño, Barragán toca el piano, estudió composición y cursó el bachillerato musical en el Conservatorio de las Rosas, en Morelia, Michoacán, su estado natal.

Pensó cursar física para complementar su formación, pues descubrió el nexo entre música y ciencia en sus últimos años en el conservatorio, y le interesó. Lo mismo le ocurrió al conocer la licenciatura en Tecnología en la UNAM.

“En el momento que llevé matemáticas en la carrera me percaté de cómo podía aplicarlas directamente a la música, pero también llamaron mi atención la física, la acústica y la electrónica, todas herramientas que me dieron para desarrollar mi proyecto”, señaló.

Contento con su instrucción universitaria, destacó que la estructura multidisciplinaria del plan de estudios le permite conocer también temas de biología, química y programación.

Un “fantasma” que improvisa

En 2004, como alumno en el Conservatorio de las Rosas, conoció al compositor Angelo Sturiale, quien le dio algunas clases tras su llegada a México, proveniente de Catania, Italia.

“Su obra me llamó la atención porque es no lineal. Fantome juega con una especie de ‘improvisación organizada’ y pide que una orquesta improvise motivos, que se derivan o modifican, y dan como resultado una obra siempre nueva que es distinta en cada interpretación”, detalló.

En su partitura, Sturiale creó una estructura que da pauta para que la innovación ocurra en un cierto rango y, con ello, evita una música caótica.

El ‘Fantasma’, que da título a la obra, añadió Barragán, busca atraer la carga cultural, estética y de pensamiento de cada uno de los intérpretes, quienes se convierten en co-autores de la obra. “Me gusta pensar en ésta como compuesta por células con información genética que se pasa entre los intérpretes. Hay estructuras que son como las funciones bien definidas de esas unidades”.

Considerada utópica, Fantome tiene una compleja estructura técnica que los avances han ayudado a desentrañar. “Simular la improvisación es el mayor reto del proyecto, pues implica emplear inteligencia artificial”, abundó.

Del pentagrama a los vectores

Para trasladar la obra musical a la programación computacional, Barragán y sus maestros unieron elementos afines y usaron la Teoría de Conjuntos.

“El compositor me pasó la partitura. En CFATA hicimos un análisis riguroso de la obra. Con Amanda Montejano, matemática, y Víctor Manuel Castaño, físico, estudiamos la anotación musical, que podía simplificarse. Hicimos un estudio de redes, donde un elemento musical se conecta a otro. Creamos una relación con respeto a la lógica del autor, pero trasladándola a lenguaje matemático”, explicó.

Aplicaron técnicas de análisis de redes y convirtieron la partitura a vectores; así simplificaron la información que debía programarse. “En esa información se incluyeron cambios de frecuencia e intensidad de los sonidos, tiempos y todas las instrucciones de la partitura. Tras la conversión a vectores escogimos el lenguaje Max SMP, plataforma para trabajar con audio”.

Al grupo inicial de CFATA se sumaron otros colaboradores del Centro Mexicano para la Música y las Artes Sonoras del Conaculta (con sede en Morelia); el Centro Multimedia del Centro Nacional de las Artes; el Instituto Universitario de las Artes de la Universidad de Colima, y el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey, donde Angelo Sturiale es docente.

El estreno mundial de Fantome, interpretada por la orquesta virtual, será el 11 de agosto en el Centro Académico y Cultural del campus Juriquilla de la UNAM.

El concierto se acompañará con imágenes en video realizadas por artistas visuales de Barcelona interesados en este proyecto. “Se presentarán videos de procesos dinámicos y no lineales, como una gota de agua o la figura que forma la crema al caer dentro de una taza de café. Será una ejemplificación de los procesos dinámicos de la naturaleza”, concluyó Barragán.

Créditos:  unam.mx/boletín/2011_467

Electrodoctor, candidato a beca de Colciencias

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

8 de agosto del 2011

Los investigadores perfeccionan sus modelos.
Los investigadores perfeccionan sus modelos.

Manizales, – Agencia de Noticias UN – Jóvenes investigadores de la UN fueron preseleccionados para las becas de creación de unidades de negocios de Colciencias. Electrodoctor es un proyecto que puede salvar muchas vidas.

Fortalecer las capacidades comerciales del proyecto realizado por la empresa Celbit junto con el grupo de Control y Procesamiento Digital de Señales de la UN en Manizales fue la motivación para participar en la convocatoria 523 del Departamento Administrativo de Ciencia, Tecnología e Investigación (Colciencias), la cual busca la creación de unidades de negocios con empresas de base tecnológica.

Esta propuesta fue una de las seleccionados en el banco de elegibles del proceso, es decir, se encuentra entre las opcionadas para recibir el apoyo financiero, técnico y comercial de la institución.

Electrodoctor, creado en el 2006 y patentado en el 2009, “es una chaqueta con un sistema de monitoreo médico en tiempo real que sin importar las distancias permite la transmisión constante del estado cardiaco del paciente a su familia y al doctor vía Internet o celular”, explica Gloria Patricia Cardona, ingeniera química y gerente de Celbit.

Sobre la creación de este producto, Francisco Martínez, ingeniero físico y director de investigación de esta empresa, indica: “Vimos una oportunidad para fortalecer nuestras capacidades comerciales junto con este grupo de la UN, desarrollando completamente el sistema de monitoreo médico”.

El objetivo principal de presentarse a la convocatoria es la penetración de mercado, la consolidación de la estructura empresarial que afianza la competitividad y, a su vez, la confianza de las entidades que reciben la tecnología de Celbit.

“Para ello necesitamos personal que complemente el desarrollo del producto, participar en eventos especializados, llegar a las empresas, conseguir buenos materiales e igualmente la protección de la propiedad intelectual, ya que en nuestra empresa quizás el activo más importante es el conocimiento, esto seria lo primero para luego salir a vender con seguridad en el país y el exterior”, afirma el ingeniero Martínez.

Créditos: agenciadenoticias.unal.edu.co

¿Para qué sirve un calorímetro?

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

6 de agosto del 2011

Durante 20 minutos el paciente debe respirar por la boca, para lo cual es usado un oclusor nasal. La prueba mide la producción de carbono contra el consumo de oxígeno en tiempo real, lo que permite analizar el sustrato que se metaboliza a partir de carbohidratos, proteínas y grasas.
Durante 20 minutos el paciente debe respirar por la boca, para lo cual es usado un oclusor nasal. La prueba mide la producción de carbono contra el consumo de oxígeno en tiempo real, lo que permite analizar el sustrato que se metaboliza a partir de carbohidratos, proteínas y grasas.

Bogotá D.C. – Agencia de Noticias UN – Se trata de un equipo diseñado para medir, en estado de reposo, cuánta energía gasta un individuo para mantener sus funciones fisiológicas.

Este tipo de mediciones son de utilidad al momento de evaluar diferencias en el gasto según género y edad en individuos con peso normal, exceso de peso o bajos de peso, así como en deportistas y mujeres en estado de embarazo.

La científica a cargo de este equipo es Sandra Patricia Guevara, docente del Departamento de Nutrición, quien señala que el gasto energético de un individuo debe estar entre las 1.300 y 1.400 calorías en estado de reposo. “Es decir, que sus hábitos alimenticios deben permitirle contar con dicha reserva para que, en reposo, sus funciones no se vean alteradas”.

El calorímetro fue adquirido en el 2008 con recursos de la Facultad de Medicina de la UN. Posee un desarrollo de última tecnología con un amplio conjunto de pruebas no solo para la medición de gasto energético, sino para función pulmonar, pruebas de esfuerzo y cardiopulmonares con un alto grado de precisión.

El calorímetro consta de una unidad funcional, un procesador, sensor de flujo de masas, un brazo sujetador y balas de oxígeno. Gracias a su diseño modular es posible hacer su traslado de un lugar a otro. Incluso se puede utilizar como un sistema independiente o conectar a una red de hospitales y vincularse con otros sistemas de la su misma serie.

Además, tiene un sistema integrado de software y hardware que procesa la información obtenida de las respiraciones por boca hechas por el paciente en un periodo de tiempo de 20 minutos, arrojando resultados de gasto energético.

“Las rejillas del sensor de flujo de masas, ubicadas en la boquilla, evalúan el aire que inspira y espira el paciente, enviando los datos computarizados al software. Es un dispositivo extremadamente sensible”, explicó la nutricionista Guevara.

En la prueba se mide la producción de carbono contra el consumo de oxígeno en tiempo real, lo que permite analizar el sustrato que se metaboliza a partir de los carbohidratos, proteínas y grasas.

El sujeto que ha de practicarse la medición debe llegar en ayunas y una vez en el consultorio debe tomar un reposo de 30 minutos. “El paciente debe estar en total calma, pues el solo hecho de caminar demanda un esfuerzo que debe eliminarse para obtener resultados fiables”, señaló Lorena Herrera, joven investigadora.

El calorímetro permite guardar el registro de las pruebas de los individuos o pacientes evaluados, así como la impresión de los datos obtenidos en la medición.

Créditos: agenciadenoticias.unal.edu.co

El control de las moléculas mueve el mundo hoy

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

5 de agosto del 2011

Con el control molecular a través de ondas de sonido se mejora la tecnología del láser, pasando de escalas micro a nanoscópicas.
Con el control molecular a través de ondas de sonido se mejora la tecnología del láser, pasando de escalas micro a nanoscópicas.

– La aparición del láser en 1916, gracias a los fundamentos de Albert Einstein, los científicos comenzaron a estudiar la aplicación de este dispositivo de luz controlada en la manipulación de moléculas.

Aunque continúa su desarrollo, hoy se prevé que su uso pueda aplicarse en la creación de energías renovables, la detección de enfermedades como el cáncer y el aumento de las velocidades de transmisión de datos.

Si bien se piensa que el desarrollo de las ciencias físicas y químicas tiene como máxima la producción nuclear, la actualidad de estas áreas se enfoca en la investigación de mecanismos que permitan su desarrollo en industrias como la farmacéutica, médica e informática, a partir de la creación de nuevos materiales y la manipulación molecular. Tales desarrollos ya son una realidad y sus posibles aplicaciones van en aumento, aseguraron científicos durante el curso Propiedades Electrónicas de Sistemas Complejos, realizado hace poco por la Fundación Nacional de Ciencia de Estados Unidos y la Universidad Nacional de Colombia.

En el evento, los 51 participantes, entre estudiantes de doctorado y reconocidos físicos y químicos de todo el mundo, discutieron los principales avances en temas como la transferencia de energía, el control molecular, el uso de láseres y la creación de energía, entre otros. “La idea es hacer una sinergia entre experimentación y teoría. Los científicos empíricos hacen sus pruebas de ensayo y error sobre nuevos materiales, mientras que los teóricos los caracterizan y formulan posibles predicciones”, aseguró Alejandro Perdomo, estudiante de doctorado de la Universidad de Harvard.

El mayor avance científico

Hoy, el control molecular es considerado como el más grande desarrollo de la ciencia. Como concepto se ha incluido en la química, en la mecánica cuántica y en la física, y busca manipular la materia a nivel atómico molecular. Para ello se utilizan los láseres, que por sus características (frecuencias y longitudes ajustables), facilitan un trabajo controlado. “Lo importante es comprender las propiedades naturales de los materiales y crear mecanismos para que las partículas se modifiquen”, explicó el doctor en Física Alejandro Fainstein, quien con su grupo de investigación ya inició la aplicación del control molecular.

“Trabajamos en el diseño de reductores del riesgo que generan pesticidas como el glifosato, a partir de capas de moléculas que funcionan como anticuerpos y capturan a otras que puedan resultar nocivas. El láser nos permite identificarlas y determinar si hay peligro”, comentó el físico.

La estrategia, que se desarrolla actualmente en el Centro Atómico de Bariloche (Argentina), podría aplicarse a otros campos en los que la detección y control molecular son de vital importancia. “Por ejemplo, hay cánceres que se manifiestan primero por la aparición de moléculas destructivas en el cuerpo, así que se podrían detectar tempranamente e incluso tratarse antes de que se forme el tumor”, advirtió el investigador.

Los nuevos materiales

La necesidad de crear nuevas formas de energía que reduzcan la producción de contaminantes y materiales o cadenas moleculares complejas ha motivado entre los científicos la comprensión de procesos efectivos de captación de energía y luz. Uno de los ejemplos más eficientes es la fotosíntesis, con una efectividad del 99%. “Se busca crear un material capaz de imitar la fotosíntesis, para que la luz entre en él y genere energía a partir de la excitación de los electrones”, dijo Perdomo.

Al crear nuevos materiales es necesaria la comprensión de las moléculas y su comportamiento natural, según explicó Fainstein: “Fabricar acero es mezclar algunos metales a ciertas temperaturas y esperar que naturalmente las moléculas se mezclen. Para hacer nuevos materiales se debe ordenar la unión de moléculas midiéndolas con la luz del láser. Se toma un cristal con una capa muy delgada de oro, el cual tiene una absorción de luz en una frecuencia muy específica; cuando sobre este mineral se pega algo, la frecuencia se corre, entonces lo que hacemos es mirar esa variación para saber en qué momento las moléculas se van pegando. Si variamos las frecuencias, podemos controlar el proceso”, señaló.

Mientras los científicos buscan con esta manipulación molecular interesar a industrias como la farmacéutica, con el fin de financiar sus investigaciones, continúan analizando nuevas aplicaciones que puedan tener implicaciones tan importantes como el cambio del sistema binario, actualmente utilizado en las comunicaciones.

“Estamos haciendo algo parecido para crear sonido mono-tono, que hace que los sólidos vibren a altísimas frecuencias. Actualmente, las tecnologías que utilizan los láseres se miden en el orden de los gigahercios y no hay una perspectiva de ampliación. Con este diseño habría una manera de producir una frecuencia mil veces más alta, y eso, en principio, serviría para codificar información a una velocidad muy superior, cercana a los terahercios”, sostuvo el científico.

Aunque en la práctica los procesos ya se están ejecutando, la evolución de estos procedimientos ha generado la necesidad de formular nuevas teorías que permitan comprender su funcionamiento.

“Los sistemas que estudiamos son muy pequeños: nanopartículas (aproximadamente una millonésima parte del grueso de un cabello), por lo que la descripción de estas reacciones se formula con ecuaciones de mecánica cuántica. Ahora el reto es encontrar aproximaciones y trucos para simplificar dichas ecuaciones y lograr que los procesos se puedan describir con los ordenadores que existen en la actualidad”, agregó el químico teórico Alberto Castro.

Se espera que con la experiencia de teóricos y prácticos, la aplicación de estos métodos pueda ejecutarse en el menor tiempo posible.

Créditos: agenciadenoticias.unal.edu.co