Especialistas de la UNAM apoyarán a SCJN en tema de matrimonios entre personas del mismo sexo

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

El rector José Narro Robles, previo al inicio de la sesión del Consejo Universitario.
El rector José Narro Robles, previo al inicio de la sesión del Consejo Universitario.

• El rector de la UNAM, José Narro Robles, dijo que se hará con puntos de vista técnicos de diversas disciplinas

La Universidad Nacional está en posibilidades de apoyar con puntos de vista técnicos y multidisciplinarios de sus especialistas sobre los matrimonios entre personas del mismo sexo y la adopción de menores por parte de estas parejas, aseguró el rector de la UNAM, José Narro Robles.

Previo al inicio de la segunda sesión del año del Consejo Universitario, consideró que esta casa de estudios tiene una capacidad importante al contar con académicos y expertos en múltiples áreas.

Narro Robles aclaró que no se trata de que la Universidad como tal tenga una opinión al respecto, lo que se busca es que especialistas, académicos, colaboradores y miembros de su comunidad académica externen sus opiniones sobre el tema.

También, con motivo del Día Mundial de la Salud, el rector de la Universidad Nacional, comentó que nuestro país ya no debe seguir con un sistema de salud fragmentado y desarticulado. Es necesario plantearnos un verdadero servicio nacional de salud que cubra a todos, que sea público, descentralizado y con la calidad requerida.

Créditos: Boletín UNAM-DGCS-213 – dgcs.unam.mx

Profesores de la UAM realizan estudios sobre vulnerabilidad sísmica para garantizar mayor seguridad en las edificaciones de la ciudad

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

vulnerabilidad sismica*Esta casa de estudios contará con un laboratorio que la colocará en una posición de privilegio en este campo de investigación

*Dicho espacio permitirá la experimentación a escala de la resistencia de edificaciones completas ante un temblor

Determinar cuáles son las deficiencias estructurales de una edificación ante un movimiento telúrico ha sido uno de los propósitos del Área de Estructuras de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

El maestro José Juan Guerrero Correa, investigador de la Unidad Azcapotzalco explicó que la experiencia adquirida por estudiantes y profesores a partir de los sismos de 1985 que dañaron en forma considerable miles de inmuebles de la ciudad de México, derivó –en un primer momento– en una serie de intervenciones de ingeniería.

Tal fue el caso del reforzamiento de algunos edificios de la Unidad Habitacional El Rosario, en el municipio de Tlalnepantla, así como el estudio sobre la vulnerabilidad sísmica de inmuebles industriales en ese mismo ayuntamiento, con el fin de ofrecer propuestas de modificación o reforzamiento de sus estructuras.

El investigador del Departamento de Materiales apuntó que a partir de este trabajo y con el conocimiento adquirido se decidió trabajar no sólo en el tema de la vulnerabilidad, sino en forma directa en la experimentación de elementos estructurales para mejorar las normas técnicas que marca el reglamento de construcciones y garantizar mayor seguridad en las edificaciones.

Ello derivó en el impulso de un proyecto denominado el Conjunto P-4 de la Unidad Azcapotzalco, el cual consiste en un complejo de instalaciones destinadas al desarrollo de investigación y experimentación de estructuras.

Uno de los módulos de importancia con que contará este complejo es el Laboratorio de Grandes Modelos para la prueba de sistemas estructurales, que permitirá la experimentación a escala de la resistencia de edificaciones completas ante un suceso sísmico.

“No se trata de un laboratorio común, ya que contará con una especie de caja o losa de concreto con dimensiones de 25 por 18 metros, que tendrá una serie de orificios en la parte superior, en los cuales podrán anclarse los elementos (edificios a escala) que se probarán.

Otros componentes son los denominados actuadores, parecidos a los gatos hidráulicos, que ejercerán en las construcciones cargas laterales equivalentes al movimiento que provocaría en la base del edificio una agitación similar a la de un sismo, de manera que “en un lapso pequeño se aplican fuerzas para reproducir lo que pasa en un temblor”.

Lo anterior permitirá tener el conocimiento y las herramientas para realizar de una manera más certera propuestas a seguir en proyectos estructurales, tanto de edificaciones nuevas, como de las ya existentes.

Se trata de un laboratorio que junto con los demás que conforman el Conjunto P-4 colocará a la UAM en una posición de privilegio en este campo de investigación, puntualizó.

Por otro lado, tras indicar que el sismo de 1985 fue un gran laboratorio para quienes se dedican al estudio de la Ingeniería sísmica, comentó que el reglamento de construcciones se ha actualizado de acuerdo con el avance del conocimiento en la materia y, por tanto, éste tiene que cumplirse en edificaciones nuevas y en las anteriores al estatuto.

Esto explica el reforzamiento de construcciones como escuelas, por ejemplo, que si bien no presentan daño alguno, deben ser fortalecidas con base en la actual normatividad.

Al referirse a la prolífica construcción de unidades habitacionales en la ciudad de México, el profesor indicó que por el tipo de reglamento con que se cuenta, hoy las construcciones recientes presentan características más adecuadas para soportar un sismo.

Sin embargo, un problema que se ha presentado es que algunos de los materiales de mampostería (tabiques) no tienen un respaldo técnico que especifique cuál es la resistencia de cada uno de los distintos tipos.

Otro aspecto que el investigador consideró es la importancia de la participación del ingeniero civil, ya que un gran porcentaje de la vivienda –sobre todo en la periferia de la urbe– se autoconstruye y si las estructuras no fueron diseñadas en forma adecuada pueden sufrir daños durante un sismo.

El Laboratorio de Grandes Modelos –que se prevé quedará concluido a mediados del año próximo– permitirá también realizar investigación acerca de la mampostería y ofrecer incluso este servicio a la industria.

Créditos: UAM. Dirección de Comunicación Social

Investigadora de la BUAP desarrolla microsistema de “Freído-secado”

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

* Busca reducir la absorción de aceite en alimentos fritosClaudia Santacruz Vazquez

* Las frituras aumentan entre 20 y 40 por ciento de su peso

Hoy en día los alimentos fritos gozan de gran popularidad a nivel mundial y son aceptados por personas de todas las edades. Mediante su preparación fácil y rápida se obtiene un producto más apetecible, porque en la mayoría de los casos se mejora sabor, textura, aspecto y color, lo cual sin lugar a dudas contribuye al éxito de su consumo.

Paradójicamente, poco se conoce acerca del mecanismo de fritura, proceso de transformación practicado desde la antigüedad, pero al mismo tiempo complejo.

Se ha generalizado en corporaciones de comida rápida (fast food), tanto en restaurantes como en los llamados snacks, donde se utilizan aceites y grasas saturadas o hidrogenadas; como resultando, el alimento absorbe aproximadamente entre 20 y 40 por ciento de su peso en óleo.

Actualmente, la industria de los productos fritos se estima en cerca de 34 billones de dólares tan solo en Estados Unidos y el doble de esta cantidad en el mundo. En total se utilizan alrededor de tres billones de litros de aceite al año para freír.

El valor de la producción de botanas en 1998 fue superior a los mil 300 millones de dólares, y se cree que seguirá en ascenso, con un promedio del 17 por ciento anual.

Para resolver dicho problema, la Doctora Claudia Santacruz Vázquez, Profesora Investigadora de la Facultad de Ingeniería Química de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, desarrolla un microsistema de freído-secado.

“La idea es utilizar o disminuir la mayor cantidad de absorción de aceite en productos fritos, ya sean cárnicos, de origen vegetal e incluso panes u otro elaborado a partir de cereal”.

Explicó que los avances en la investigación han sido muy significativos. El reto es no quedarse sólo en estudios de laboratorio, sino a futuro crear un sistema para ser comercializado a nivel doméstico.

La propuesta

La segunda parte del proyecto, agregó la investigadora, radica en el diseño de un prototipo que logre separar el óleo a través de altas velocidades, mediante un proceso de secado por centrifugación y formar así, cúmulos grasos sin que estén presentes en el alimento.

El lípido restante puede usarse nuevamente, sin existir peligro por oxidación; “se trata de obtener una proporción baja del mismo, pero reutilizable, lo cual además de representar un ahorro económico, evita la contaminación del subsuelo”, indicó.

Otra de las variables del estudio es crear una película de protección, pues se comprobó, mediante cortes de diferentes grosores, que la mayor parte de grasa se absorbe a nivel superficial y sólo un pequeño porcentaje penetra.

“Esta película queda impregnada sin que el comestible resulte cubierto, porque después del proceso por inmersión común, se degrada”.

Estados Unidos “ha realizado estudios similares en carne de pollo, empleando materiales que soporten altas temperaturas y se eliminen en tiempos pequeños; por un lado es bajo en colesterol, pero utiliza aditivos”, dijo Santacruz Vázquez.

Menos aceite, más salud

Los alimentos fritos que más se consumen son: papas (en hojuelas y a la francesa); maíz (nachos o totopos); plátano, soya, albóndigas de res o cerdo, pollo y pescado entero o en trozos, entre otros.

Las personas que expenden este tipo de productos, realizan los mismos por inmersión, lo cual no es incorrecto, sin embargo, “el tiempo para dejarlos escurrir es insuficiente y ahí radica la cuestión crítica, ya que se consumen de manera inmediata”.

Además de un mayor contenido de óleo, desde el punto de vista económico, hay un incremento en los costos de producción pues se utiliza más aceite. Las papas fritas o a la francesa, pueden contener entre un 8 y 16 por ciento más; los nachos de 23 a 34 por ciento, y entre 35 y 45 por ciento las láminas de harina.

Como consecuencia, los individuos presentan problemas de colesterol elevado, aumento de peso y presencia en el organismo de ciertos metabolitos secundarios que originan otro tipo de enfermedades.

También en las arterias se forman tapones que bloquean el caudal sanguíneo, “en lugar de ser flexibles, prácticamente quedan rígidas o semiduras, ocasionando dilataciones vasculares”, mencionó Santacruz Vázquez

Son perjudiciales la mantequilla, sebo, manteca vegetal y animal, y todos aquellos productos que al freír dejan una costra adherida al material; por eso a nivel industrial se crean diferentes opciones de óleo, como el de tuna que es poco convencional, y en algunos países se extraen de animales acuáticos.

“Esto implica buscar una fuente altamente industrializada para poder extraer una cantidad suficiente, pero son los primeros indicios”, indicó

Cambios físicos y químicos

La función del lípido durante el proceso de freído, es ser el medio transmisor del calor y a su vez aportar sabor y textura, convirtiéndose así en un ingrediente al ser absorbido.

Las temperaturas superficiales que se alcanzan, permiten escaldar el alimento, se inactivan enzimas, reduce el aire intercelular, destruyen ciertos microorganismos, incluyendo los patógenos.

El grado de oscurecimiento depende del tiempo y la temperatura de freído en combinación con la composición química del producto, presentando un color entre dorado y pardo. Los procesos que ocurren también producen los sabores deseados y dan lugar a una capa crujiente superficial como consecuencia de la deshidratación del comestible.

El calor reduce el contenido de humedad de esta capa hasta tres por ciento o menos, el espacio libre que deja el agua es ocupado por el lípido. Se debe considerar que freír a temperaturas demasiado bajas provoca que los mismos atrapen más cantidad de grasa en su interior.

La Investigadora de la Facultad de Ingeniería Química, manifestó que en esta investigación colaboran la Doctora Verónica Santacruz Vázquez y los estudiantes Higinio Cerón Luna y Gustavo Campos Rodríguez de la misma unidad académica.

Créditos: Comunicación Institucional/ Reportajes especiales

Analizará el CU otorgar Doctorado Honoris Causa a 16 destacadas personalidades

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

• El máximo órgano colegiado de la UNAM someterá las candidaturas a consideración del pleno

• Además, designará al despacho que se encargará de dictaminar la Cuenta Anual 2010

En su segunda sesión del año, el Consejo Universitario (CU) de esta casa de estudios examinará las candidaturas de 16 académicos y creadores para ser reconocidos con el doctorado Honoris Causa.

Todos son destacados personajes de México y el extranjero, quienes por sus méritos excepcionales y sus contribuciones a las artes, las letras y las ciencias, serán sometidos al pleno que conocerá el dictamen respectivo en sesión ordinaria, que después, se votará en una extraordinaria.

Ellos son: el sismólogo, Vitelmo Bertero Risso; el lingüista, Noam Chomsky; la dirigente indígena, Mirna Kay Cunningham; la filóloga, Margit Frenk; el filósofo, Ángel Gabilondo Pujol; el economista, David Ibarra Muñoz; la antropóloga, Linda Rosa Manzanilla Naim, y el escritor, Carlos Monsiváis.

También, el médico, Fernando Ortiz Monasterio; el escritor, José Emilio Pacheco; el astrónomo, Luis Felipe Rodríguez Jorge; la dirigente social, Nawal El Saadawi; el pintor y escultor, Federico Silva; el escritor, Mario Vargas Llosa; la luchadora social, Simone J. Veil, y el filósofo, Ramón Xirau.

Previamente, el máximo órgano colegiado de la UNAM analizará y, en su caso, designará al despacho que se encargará de dictaminar la Cuenta Anual 2010 de la institución.

Créditos: UNAM. DGCS. -211/ unam.mx

Rechazados de la UNAM sufren crisis emocional

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

•    Se eleva la demanda en educación superior de poca inversión

•    Alternativas para segunda vuelta: UNID

La crisis económica que enfrenta el país desde el año pasado, ha ocasionado una mayor demanda de educación superior que represente una mínima inversión para los padres de familia. Entre 2001 y 2009 la demanda del examen de admisión a la UNAM creció 88%, pasando de 88 mil a 166 mil aspirantes para cursar la licenciatura, señaló el Director de la Universidad Interamericana para el Desarrollo (UNID) Sede Taxqueña, Paul Martínez Contreras.

Recordó que el año pasado 41,400 jóvenes de nuevo ingreso tuvo acceso a programas de Licenciatura en la UNAM, la cifra más elevada en los últimos 15 años. La matrícula de nuevo ingreso a la UNAM aumentó 41.5% al pasar de 29 mil en 1999 a 41,400 alumnos en el año 2009. De la cantidad de jóvenes de nuevo ingreso, 16 mil proceden del examen de admisión. Únicamente el 12.5% del total de aspirantes que asciende a 136 mil, son admitidos.

Ante este escenario, el Maestro en Alta Dirección pregunta: ¿Cuál es el impacto social y psicológico en más de 100 mil jóvenes que no tuvieron acceso a la UNAM? Y señala que el problema que enfrentan los jóvenes tras sentirse rechazados por la UNAM deviene en un conflicto emocional que puede manifestarse en ira, frustración, depresión, ansiedad y angustia. Citando a Goleman, experto en Inteligencia Emocional,  señala que “… un disparador de la ira es la sensación de encontrarse en peligro… que puede estar signado no solo por la amenaza física… sino también como ocurre con mayor frecuencia, por una amenaza simbólica a la autoestima o a la dignidad: ser tratado de forma injusta o ruda, ser insultado o menospreciado, quedar frustrado en la búsqueda de un objetivo importante” .

El ser humano llega a sentir frustración al no alcanzar importantes objetivos, pasando de un estado de personalidad pasiva a violenta, de alegre a depresiva. Un individuo con depresión llega a manifestar sentimientos de inutilidad, culpabilidad, pérdida de confianza en sí mismo, no muestra esperanza hacia el futuro. Si el joven que no fue admitido a la UNAM durante la primera vuelta se presenta en esta situación emocional a una segunda vuelta, será más probable un segundo fracaso. El joven aspirante se encuentra enfrascado en un círculo vicioso de ansiedad y angustia por el examen de admisión, detalla Martínez Contreras, Director de UNID, sede Taxqueña.

Es de interés general, que los jóvenes que enfrentan este tipo de situaciones, se vean apoyados por sus padres de familia, Universidades y por la sociedad en general, con el único propósito de evitar que caigan en actos negativos. De tal suerte, la UNID Sede Taxqueña, ha implementado la serie de conferencias “UNIDos con esperanza hacia el futuro”, cuyo objetivo es apoyar a la comunidad en formación humana y académica.

Explico que el ciclo de conferencias está dirigido a padres de familia y sus hijos que no fueron admitidos al examen de la UNAM y buscan alternativas para poder acreditarlo en una segunda vuelta. En la UNID, declara, “pretendemos apoyar a las familias que económicamente tienen dificultades y cuyo estado emocional presenta frustración y desconfianza para encarar el futuro”.

Detalló que para lograr el objetivo, las conferencias que se llevarán a cabo los días 10, 17 y 24 de abril, a un costo de 350 pesos, tratarán los temas: ¿Cómo enfrentar una situación adversa con actitud positiva?  Tips para lograr 120 aciertos en el examen de admisión de UNAM y Opciones Educativas de Instituciones de Educación Superior, impartidas por expertos en Pedagogía y Psicología.

Pretendemos que los jóvenes y sus padres enfrenten la situación con una actitud positiva y queremos apoyarlos para que tengan mayor probabilidad de pasar el examen de la UNAM en la segunda vuelta. Ojalá y la mayoría acreditara el examen, en caso contrario queremos brindarles apoyo y asesoría para encontrar la mejor alternativa para sus hijos.

Isabel Specia

Investigaciones universitarias, cultura, ciencia, noticias y contenidos de interés. Puebla, México.