La ciencia de hallar nuevos usos para un viejo fármaco

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

• Jorge Morales Montor, del Instituto de Investigaciones Biomédicas de la UNAM, ha encontrado que se pueden usar hormonas y antihormonas en el tratamiento de parásitos

Para el doctor Jorge Morales Montor, del Instituto de Investigaciones Biomédicas de la UNAM, emplear hormonas y anti hormonas en el tratamiento de padecimientos parasitarios es una opción viable que además ha arrojado buenos resultados.

Con frecuencia, los fármacos producen efectos secundarios y no es raro encontrar en sus cajas advertencias como “no se administre en mujeres embarazadas”, “si se producen náuseas suspenda su uso” o “evite manejar maquinaria pesada”. Sin embargo, estas sustancias, además de producir una serie de reacciones cuidadosamente estudiadas y enlistadas en los manuales médicos, también generan otras totalmente insospechadas en las regiones más inesperadas.

A Morales Montor se le ocurrió adentrarse en el estudio de estos “efectos colaterales” para, a partir de ahí, proponer nuevos tratamientos, porque, parafraseando un conocido refrán, siempre es posible “enseñarle nuevos trucos a un viejo medicamento”.

En particular, el catedrático se ha enfocado en el estudio de las hormonas esteroides y su participación en el diformismo sexual inmunológico, polarización de la respuesta inmune y presentación antigénica, así como la manera en la que el sistema nervioso central se relaciona con la respuesta inmune en infecciones parasitarias.

Todos estos conocimientos los ha empleado para formular una teoría que él llama “nuevos usos a viejos fármacos”, que consiste en el empleo de hormonas y anti hormonas en terapia parasitaria.

“Hemos tratado de encontrar cómo actúan los compuestos fisiológicos y las hormonas en su papel de moduladores para, a partir de ahí, proponer nuevos tratamientos. Para nosotros, la meta no es desarrollar fármacos tradicionales, sino obtener análogos hormonales que regulen la respuesta inmune y no afecten al hospedero”.

Aplicaciones de la ciencia en vez de ciencia aplicada

Morales Montor admite que la ciencia aplicada es muy importante; sin embargo, “para mí lo son más las aplicaciones de la ciencia”.

La diferencia entre uno y otro concepto, que parece sutil, no lo es, porque “quienes optan por la primera vía, comienzan a investigar con la idea de desarrollar un producto susceptible de patentarse, mientras que los que se inclinan por la segunda, inician con un estudio básico que, con el tiempo, revela utilidades insospechadas. Quizá la intención original nunca fue llegar a ciertos resultados, pero una vez que se obtienen, es menester llevarlos a la industria”.

Esta forma de concebir el quehacer científico —que le permitió deducir por qué las chinampas de Xochimilco habían dejado de producir amaranto y después proponer una solución para dicha infertilidad a partir del lirio acuático—, es la que lo llevó a indagar con diversos medicamentos hasta encontrarles nuevas aplicaciones.

“Lo que busco es entender cómo se relaciona el sistema nervioso con el inmunológico y el endocrino, y ver la manera que tienen estos vínculos de impactar en la salud”. A partir de esta comprensión de la red neuroinmunoendocrina y sus interacciones, es que Morales Montor ha logrado proponer nuevos tratamientos contra los parásitos.

Esta nueva manera de concebir el quehacer médico abre nuevos horizontes en el campo de la salud pública, sobre todo en el llamado Tercer Mundo, donde son más frecuentes las parasitosis.

La importancia de preparar recursos humanos

El laboratorio del doctor Montor no sólo está lleno de matraces, pipetas y uno que otro aparato electrónico, también lo está de jóvenes de bata blanca: algunos parecen estar saliendo de la adolescencia, otros entrando a la madurez.

Se trata de chicos que apoyan al profesor en sus investigaciones y que profundizan en sus estudios, porque para Morales Montor “preparar a estudiantes de todos los niveles debería ser una de las misiones básicas de todo científico, por eso nunca he tenido problema a la hora de aceptar en mi laboratorio a todo tipo de jóvenes, incluso a aquellos que aún estudian la preparatoria, porque esto es verdaderamente crucial para despertar desde temprano su vocación científica”, comenta.

“Muchos investigadores evitan llevar a adolescentes a sus laboratorios porque su paso por estos lugares casi siempre es fugaz (como de dos meses), pero una de mis mayores satisfacciones es ver a chicos que alguna vez estuvieron conmigo y que han entrado directamente a la licenciatura de Investigación Biomédica Básica o al área Químico-Biológica. Saber que trabajando conmigo encontraron qué quieren hacer en la vida es muy gratificante”.

Para el también divulgador, la orientación vocacional es esencial, pero pocos se preocupan por ella, y agregó que él mismo padeció no tener tutores que le brindaran buenos consejos.

De hecho, el catedrático decidió inscribirse en la carrera de Biología tras haber descartado disciplinas como Derecho, Arquitectura o Medicina “porque no quería despertarme en la madrugada por cualquier emergencia. Sin embargo, tuve suerte de querer ser biólogo, porque caí donde tenía que caer”.

Ahora, su meta es dar a los estudiantes la mayor cantidad de herramientas para que se desarrollen en la ciencia. “La clave para hacer que los jóvenes se comprometan con lo que aquí se hace es hacerlos sentir que no son ni mis trabajadores ni mis estudiantes, sino mis colaboradores, eso siempre funciona”.

Ciencia al alcance de todos

“Siempre me ha interesado la divulgación, tanto que además de escribir, cuando puedo me presento en primarias y secundarias”, indicó el parasitólogo.

Hacer la ciencia accesible para todos es un primer paso para crear una nueva cultura en el país, y acercarse a la infancia para enseñarle en qué consiste este trabajo, es casi como encaminarla en la ruta correcta, porque México requiere más investigadores, y los niños de hoy serán los científicos del mañana, acotó.

“Tan sólo de hablar con ellos te das cuenta de su capacidad de observación. Hace no mucho, en la escuela de mi hija, explicaba a sus compañeros acerca de las tenias, unos parásitos aplanados y largos. Al final, se me acercó un pequeño para explicarme que su perro había desalojado una lombriz redonda que no correspondía a mi descripción, y me dijo cómo era. Sólo con esta pequeña observación, que parecía casi salida de boca de un taxónomo, te das cuenta del potencial”.

Morales Montor es enfático al decir que la ciencia es un trabajo eminentemente creativo, “yo no sé dibujar o componer, pero en el laboratorio se pueden hacer cosas originales y nuevas”. Por eso, entre sus planes está el seguir explorando las líneas de trabajo que ha seguido hasta ahora y, ¿por qué no?, dejar que las musas científicas lo inspiren para seguir creando.

Créditos: Boletín UNAM-DGCS-204 – dgcs.unam.mx

La diversificación productiva, una opción para acabar con la pobreza del campo mexicano

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

La gente no recibe ingresos importantes por la agricultura, además, esa actividad ha provocado daños al medio ambiente, lo que propicia mayor pobreza, dijo Sophie Ávila Foucat, del IIEc.
La gente no recibe ingresos importantes por la agricultura, además, esa actividad ha provocado daños al medio ambiente, lo que propicia mayor pobreza, dijo Sophie Ávila Foucat, del IIEc.

• Se estima que 70 por ciento de los 25 millones de campesinos vive en la marginación

• Sophie Ávila Foucat, del IIEc, dijo que el aprovechamiento de vida silvestre como el ecoturismo, la cacería, el pago por servicios ambientales y la agricultura orgánica, son algunas opciones para este segmento

• En las zonas rurales se concentra 25 por ciento de los más de 100 millones de mexicanos, pero el campo sólo aporta el 5.2 por ciento del PIB nacional

En México, se estima que alrededor del 70 por ciento de los 25 millones de campesinos vive en situación de pobreza, por lo que la diversificación productiva es una opción viable para disminuirla, aseguró Sophie Ávila Foucat, del Instituto de Investigaciones Económicas (IIEc) de la UNAM.

La diversificación productiva contempla, de manera general, todas las tareas no agropecuarias del sector; destacan, por su importancia como actividades sustentables, el aprovechamiento de la vida silvestre, como el ecoturismo, la cacería, el pago por servicios ambientales y la agricultura orgánica, detalló.

Según la CEPAL, comentó, la diversificación de actividades contribuye a una mayor percepción en los hogares, y las entradas salariales no agropecuarias son la principal forma de vida para la población rural mexicana, pues representan más de 40 por ciento del ingreso rural total.

Sin embargo, se ha demostrado – también en la literatura – que eso no significa que beneficie a los de menores recursos, porque para alcanzar diversificación se requiere de cierto capital.

Se calcula que en las zonas rurales de México se concentra alrededor del 25 por ciento de los más de 100 millones de habitantes del país; sin embargo, el campo sólo aporta el 5.2 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), por lo que la diversificación productiva tiene mucho potencial.

Ávila Foucat destacó que no sólo las políticas del sector agropecuario, sino las de carácter público, deberían tener una confluencia y apoyar esta diversificación para disminuir el deterioro ambiental y la deforestación.

Actualmente, recalcó, hay más de 40 subsidios de diferentes dependencias federales para apoyar proyectos productivos, con criterios completamente diferentes; si existiera una coordinación interinstitucional, el impacto sería mayor.

La académica de la UNAM, reveló que no sólo este sector está en crisis desde la década de los 90 por la situación agropecuaria, también las prácticas productivas han generado un impacto ambiental importante, como la deforestación y contaminación.

De acuerdo con la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), las principales causas del deterioro ambiental son la sobreexplotación, el cambio de uso del suelo, el cambio climático, las especies invasoras, y la contaminación.

Dos de los principales problemas ambientales en el mundo son el cambio de uso de suelo y la contaminación, debido a la agricultura, porque se hace de manera ineficiente; esta actividad representa el mayor consumidor de agua en México, pues gasta el 70 por ciento del total, sobre todo para riego, y no es eficiente debido a las fugas y la falta de tecnología adecuada.

En el caso de la contaminación, abundó, los fertilizantes empleados terminan en los cuerpos de agua como ríos, lagunas, lagos o lagunas costeras.

Sophie Ávila advirtió que la población más pobre no recibe ingresos importantes por la agricultura, además, esa actividad ha provocado daños al medio ambiente, lo que propicia una mayor pobreza.

Por ello, es importante modificar la forma de aprovechar los recursos naturales y orientarse a una diversificación productiva, tomando en cuenta los límites del capital natural, y que además ayude a combatir la condición de las comunidades.

Esta diversificación, apuntó, en gran parte inició en México a raíz de la crisis del sector agropecuario, tras la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, cuando el país abrió su mercado.

Entonces, el sector adquirió mayores deudas, se registró una cartera vencida importante, ante lo que se vio en la necesidad de buscar otras actividades o ingresos. En el norte del territorio, en particular, los ganaderos vieron a la cacería como una de las opciones más viables.

La diversificación productiva es una estrategia, incluso de la FAO para combatir la pobreza en el medio rural; es un proceso reconocido a nivel mundial. En África, por ejemplo, entre 40 y 45 por ciento de los productores rurales están diversificados, mientras que en Latinoamérica, el 40 por ciento de los ingresos en esa área no son agrícolas, concluyó.

Créditos: Boletín UNAM-DGCS-203 – dgcs.unam.mx

Realizarán reconocimiento a Raúl Márquez en el XVI Encuentro Regional de Decimistas

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Este sábado de Gloria se llevará a cabo la décimo sexta edición del Encuentro Regional de Decimistas en la ciudad de Tlacotalpan, Ver., conocida por propios y extraños como “La Perla del Papaloapan”; y en esta ocasión en el evento se reconocerá al decimista tlacotalpeño conocido por todos como el Capitán Raúl Márquez.

El capitán Raúl Márquez tuvo una amplia trayectoria como decimista. Por hacer mención de algunos de sus trabajos, se pueden enumerar sus participaciones en el Programa “Viva la Cuenca” Radiodifusoras XEFU y XEQO, desde 1989; Antología Decimal III Festival Iberoamericano de la Décima en las Tunas, Cuba., en 1995; Presentación de la Obra en Décimas “Mis Luceros” en 1996; Participación en el V FESTIVAL IBEROAMERICANO de la Décima y XXX Jornada Cucalambeana en las Tunas, Cuba, en 1997; Co-Producción y Participación del C.D. ” DESDE MI VERDE RIBERA” cantadas y dichas en 10 Tonadas diferentes, en 2002, entre muchos otros.

El Encuentro Regional de Decimistas se ha dado a la tarea, desde hace ya diez y seis ediciones, de promover la décima, siendo esta una estrofa poética de gran belleza, versatilidad, manifestada por medio de la palabra, sujeta a un lenguaje Rítmico y Musical. La RIMA puede ser, PERFECTA o CONSONANTADA, e IMPERFECTA o ASONANTADA. Así mismo puede gozarse de la décima ESCRITA previamente y declamada por su autor, o bien de la décima REPENTIZADA, en donde el poeta demuestra su habilidad para rimar en cuestión de segundos sobre un tema libre, o bien en ese momento delimitado.

Para hacer muestra de este arte poético, este sábado 3 de abril a las 7:00 p. m, engalanarán la Plaza Hidalgo de la ciudad de Tlacotalpan, poetas de alto nivel, que deleitarán al público con sus obras, entre los que podemos mencionar a Francisca Gutiérrez Delfín, Melania Jiménez Reyes, Eleana de la Cruz Lili Reyes, Erika Elvitz Gutiérrez Zamora Gutiérrez, Adan Zamudio de la Rosa, Héctor M. Lammoglia, Porfirio Rosado Galó, César Bolaños, Alfredo Guillén Vergara, Jorge Gabriel Lopez “Caribe”, Ulises Trejo Amador, Julio Domínguez Medina, y Diego López Vergara.

Para mayor información contactar a los siguientes correos electrónicos: diegolopez1956@yahoo.com.mx  o erikaelvitz@yahoo.com

Luis Fernando Paredes Porras

Herbario Nacional, la principal biblioteca de especies vegetales mexicanas

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

• Conforma la colección de plantas deshidratadas más completa y rica del país

México es conocido por su riqueza vegetal, es uno de los primeros cuatro países mega diversos del planeta, comentó Hilda Flores Olvera, jefa del Herbario Nacional.
México es conocido por su riqueza vegetal, es uno de los primeros cuatro países mega diversos del planeta, comentó Hilda Flores Olvera, jefa del Herbario Nacional.

• Posee un acervo de más de un millón 200 mil especímenes, informó, Hilda Flores Olvera, encargada del Herbario

La deforestación y mal uso del suelo provoca la desaparición de especies vegetales y, ante ello, el Herbario Nacional constituye una base de datos invaluable, pues conforma el más antiguo y rico registro de especímenes que actualmente existe en el país.

Se trata de la colección de plantas deshidratadas más completa de México, colectadas en campo aún vivas, y asciende a más de un millón 200 mil.

El interés de esta recopilación de referencia vegetal radica en su catalogación, comentó Hilda Flores Olvera, jefa del Herbario Nacional, resguardado por el Instituto de Biología (IB) de la UNAM.

Dada la diversidad actual de plantas vasculares, calculada en unas 300 mil especies, se tiene una mayor representación de ellas; sin embargo, también se cuenta con otros tipos como algas marinas, briofitas, helechos, musgos, hepáticas y hongos, entre otros. “Provienen de todos los ambientes, desde costeros, pasando por marinos, hasta llegar a las altas montañas”, dijo.

El país es conocido por su riqueza vegetal; es uno de los primeros cuatro mega diversos del planeta, incluso en grupos endémicos. “México es todo un laboratorio y zona de gran representatividad”, señaló.

El esfuerzo por conocer la flora nacional data desde los primeros contactos con España. A finales del siglo XVIII, especialistas se dieron a la tarea de coleccionar plantas, no obstante, esas compilaciones se encuentran en otras partes del mundo, porque la investigación no era propia, recordó.

En el siglo XIX, prosiguió, no hubo apoyo para el conocimiento de la biodiversidad de México.

Con la creación del IB, en 1929, la recolección que inició el Instituto Médico Nacional y la Dirección de Estudios Biológicos –de finales del siglo XVIII al XX, aunque hay registros que datan del siglo XVI–, pasó a ser de su responsabilidad, destacó Flores Olvera.

Esa colección es la más antigua y rica en el país; su acervo es como una biblioteca, posee información fundamental para el estudio de la vegetación. Es un apoyo para el desarrollo de investigaciones encaminadas a conocer las plantas mexicanas en todos sus aspectos desde los morfológicos, moleculares, fitogeográficos y demás, acotó.

Desde hace años se ha pensado en poner a disposición de la comunidad científica esta información, y para ello, se crea una base de datos.

Los especímenes del Herbario se almacenan en 10 salas equipadas con alta tecnología. Aquí se encuentra la colección de tipos, que cuenta con cerca de nueve mil especies, e incluye ejemplares únicos, utilizados para describir y dar nombre a los mismos, y con una base de datos donde se digitalizan imágenes e información, indicó.

También existe una colección de algas, hongos, líquenes, briofitas y maderas (Xiloteca).

La exploración de la diversidad en México aún no concluye, indicó, pues existen áreas inexploradas y grupos que no son bien conocidos; de ahí la necesidad de continuar con esta labor; los registros del Herbario muestran que algunas especies desaparecen o ya están extintas por acciones del hombre.

Mantenemos un programa de intercambio con herbarios del mundo; incluso, investigadores o coleccionistas que tienen interés en conocer las plantas Mexicanas nos solicitan ejemplares y a su vez, ellos nos envían los suyos, concluyó.

Créditos: Boletín UNAM-DGCS-202 – dgcs.unam.mx

El 20 por ciento de la población abierta, con pérdida total de dientes

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

La falta de dientes provoca que se dejen de consumir alimentos duros, que contienen mayor cantidad de fibra.
La falta de dientes provoca que se dejen de consumir alimentos duros, que contienen mayor cantidad de fibra.

• En México, el llamado edentulismo puede presentarse hasta en 70 por ciento de población en asilos, indicó Aída Borges Yáñez, académica de la Facultad de Odontología de la UNAM

Existe una relación estrecha entre la salud bucal con el estado nutricional de las personas y esto afecta en mayor medida a los adultos mayores, afirmó Aída Borges Yáñez, coordinadora de Salud Pública de la Facultad de Odontología (FO) de la UNAM.

En México, del 20 al 25 por ciento de la población abierta sufre de edentulismo (pérdida total de dientes), y esa condición provoca que se dejen de consumir alimentos duros, que contienen mayor cantidad de fibra, como verduras, o aquellos que deben masticarse demasiado, subrayó Borges.

En consecuencia, la gente cambia su dieta por comida suave, compuesta, en su mayoría, por grasas y carbohidratos, lo que favorece la desnutrición, pero con tendencia al exceso de peso, señaló.

Anteriormente, la tendencia era extraer las piezas, porque se asumía que todos los problemas dentales irremediablemente llevaban a la pérdida; ahora esa idea ha cambiado, y si se tiene una buena higiene y control de enfermedades como la diabetes, se puede conservar la dentadura, resaltó.

Las principales causas de su pérdida en adultos mayores siguen siendo las caries, sobre todo en la raíz, y las enfermedades periodontales (cuando se afloja el diente, supura o se mueve).

Aproximadamente, entre el 10 y 20 por ciento de los habitantes del planeta presenta periodontitis severa, mientras que en México del 20 al 25 por ciento de la población abierta sufre de edentulismo, aunque entre quienes viven en asilos la cifra puede presentarse hasta en 70 por ciento, destacó.

Éste es un problema importante, porque existen personas que utilizan prótesis removibles o placas totales, y si no las saben cuidar se lastiman y, en ocasiones, llegan a provocarse lesiones que pueden ser precancerosas, alertó.

Para rehabilitar a los pacientes, mencionó, se reemplazan las piezas con prótesis parciales removibles o totales. “Es mejor que no tener nada, porque además de permitir a las personas llevar una dieta balanceada, también evita que los dientes sanos se aflojen o se muevan”.

En estos casos, apuntó, debe enseñarse al paciente la importancia de lavar sus prótesis diariamente, de retirarlas por las noches para que descansen los tejidos y dejarla remojando en agua.

Se debe concientizar a la población que la salud bucal es responsabilidad de uno mismo, no del dentista; en el caso de los residentes de casas de reposo o asilos, se comparte con los encargados del cuidado de las personas, porque generalmente son muy ancianos, con padecimientos y problemas para realizar sus actividades diarias.

Créditos: Boletín UNAM-DGCS-201 – dgcs.unam.mx

Investigaciones universitarias, cultura, ciencia, noticias y contenidos de interés. Puebla, México.