Fernando Reyes Cortés recibió el Premio al Mérito Civil

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Domingo 18 de Abril de 2010

Si bien la robótica es un área clave del desarrollo de la sociedad moderna, sinónimo de modernización tecnológica, que permite generar y aplicar conocimientos y tecnologías a problemas reales del entorno, aun no ha sido posible abatir la desigualdad, la pobreza y el hambre, afirmó Fernando Reyes Cortés, Profesor Investigador de la Facultad de Electrónica de la BUAP.

Tras recibir el premio al Mérito Civil”, en la categoría de Ciencia y Tecnología, por parte del Ayuntamiento de Puebla, debido a su trayectoria y aportación al desarrollo de la ciencia en materia de robótica, Reyes Cortés, lamentó que en México aun no exista un política comprometida con la ciencia y la tecnología.

Puso como muestra la inversión en conocimiento que se sitúa por debajo del uno por ciento del PIB, y que se refleja en una pérdida de competitividad y una clara tendencia a la baja, que sólo preocupa a las instituciones públicas del país, por lo que hizo un llamado a los empresarios a comprometerse con el desarrollo tecnológico, para que México deje de ser un país dependiente.

Reconoció que en el caso de la ciudad de Puebla, ésta se ha convertido en un polo científico y cultural que cuenta con un promedio de 100 instituciones de educación superior, en la cual el gobierno municipal ha emprendido una serie de beneficios por medio de la ciencia y la tecnología.

“Ejemplo de ello es el generador eléctrico fotovoltáico para el ahorro de energía de luminarias del parque Juárez, o el de conexión a tiempo que permite la modernización y acceso a la información con el uso de Internet inalámbrico en forma gratuita”, dijo.

El galardonado, agradeció el premio recibido, mérito que corresponde, dijo al trabajo durante más de 10 años del grupo de investigadores conformado por Aurora Vargas Treviño, Luz del Carmen Gómez Pavón, Olga Félix Beltrán, Amparo Palomino Merino, Sergio Vergara Limón, Arnulfo Luis Ramos, Pablo Sánchez Sánchez y Jaime Cid. Monjaráz, así como un numeroso grupo de alumnos, quienes han generado infraestructura única en México.

Finalmente señaló, que este premio le compromete a redoblar esfuerzos en la generación y aplicación del conocimiento, para beneficio de la ciudad y contribuir con propuestas de solución a problemáticas reales.

En sesión extraordinaria del cabildo municipal, la Lic. Blanca Alcalá Ruiz, Presidenta Municipal de Puebla, entregó el Premio al Mérito Civil al Dr. Reyes Cortés, a quien reconoció su esfuerzo, voluntad y aportaciones en materia de robótica, para mejorar el rumbo de Puebla.

Créditos: BUAP/Comunicación Institucional/buap.mx

Visita este lunes astronauta michoacano a la BUAP

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Domingo 18 de Abril de 2010

José Hernández Moreno, especialista en misiones espaciales de la Administración Nacional para la Aeronáutica y el Espacio (NASA por sus siglas en inglés), impartirá la conferencia “Cosechando estrellas”, el lunes 19 de abril a las 10 horas en el Teatro del Complejo Cultural Universitario de la BUAP.

La institución, en conjunto con el Instituto de Estudios Superiores en Gestión y Administración (IESGA), el Instituto Profesional en Terapias y Humanidades (IPETH), y la Agencia Espacial Mexicana, invitan a la comunidad universitaria a este evento, en el que el astronauta de origen mexicano relatará sus experiencias como miembro de la NASA.

Hernández Moreno, quien desde el año 2000 forma parte de esta asociación norteamericana, primero como ingeniero y cuatro años más tarde como astronauta, realizó en agosto de 2009 un viaje a bordo del transbordador espacial Discovery con otros seis tripulantes uno de ellos también de origen mexicano.

La misión STS-128, que finalizó el 11 de septiembre con el aterrizaje de la nave en la Base de la Fuerza Aérea de Edwards, California, tuvo como objetivo llevar equipo para la ampliación de la Estación Espacial Internacional.

Para estar en el espacio durante 14 días, José Hernández Moreno tuvo que prepararse primero, participando en diversos proyectos y aprendiendo idiomas como el ruso; por lo que su experiencia resultará enriquecedora para sus oyentes.

Cabe señalar que los boletos para asistir a la conferencia no tienen costo, y se pueden obtener en las oficinas de la Dirección de Desarrollo e Integración Estudiantil, ubicada en Ciudad Universitaria, o en la Dirección de Administración y Gestión Universitaria dentro del Edificio Carolino.

Créditos: BUAP/Comunicación Institucional/buap.mx

Aún insuficiente, la recuperación de la industria del acero

 
Facebooktwittergoogle_plusmail
Carlos González Rivera, académico del Departamento de Ingeniería Metalúrgica de la Facultad de Química.
Carlos González Rivera, académico del Departamento de Ingeniería Metalúrgica de la Facultad de Química.

Domingo 18 de abril de 2010
• La situación es preocupante, aseguró Carlos González Rivera, académico del Departamento de Ingeniería Metalúrgica de la Facultad de Química
• En 2009, México produjo alrededor de 13.6 millones de toneladas de acero, 20.7 por ciento menos que antes de la crisis; se espera cerrar 2010 con una producción de 15.5 millones de toneladas

A escala mundial existe una lenta recuperación de la industria del acero. En México, durante 2010, la demanda se verá impulsada por los sectores de la construcción, la industria automotriz y la de electrodomésticos, y se espera cerrar el año con una producción de 15.5 millones de toneladas, lo que representaría un aumento de 13.7 por ciento respecto al año pasado.

Eso implicaría 70 por ciento de la utilización de la capacidad instalada, según la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero (Canacero), “lo cual es aún insuficiente ya que se requiere estar por arriba de 80 para tener márgenes de rentabilidad. La situación es aún preocupante”, aseguró Carlos González Rivera.

Al hablar del impacto social de ese sector, el académico del Departamento de Ingeniería Metalúrgica de la Facultad de Química, resaltó que el acero forma parte fundamental de dos sectores clave de la economía: las industrias de la construcción y manufacturera metal mecánica –principales consumidores de los productos primarios de la industria siderúrgica, como varilla y alambrón, perfiles estructurales, lámina y tuberías, entre otros–, que representaron más del 20 por ciento del PIB nacional reportado por el INEGI en 2008.

La industria siderúrgica, además, emplea directamente a más de 50 mil personas. “La participación del acero en la economía nacional es muy importante y el futuro de su industria está garantizado los próximos 50 años, por sus aplicaciones y porque hasta ahora no se han desarrollado materiales más competitivos en precio y propiedades”.

En el caso de las empresas siderúrgicas integradas (que involucran desde la extracción del mineral de hierro hasta la obtención del acero y productos empleados por los sectores mencionados), el impacto económico y social en el desarrollo regional y nacional es aún más relevante, e involucra una cantidad considerable de empleos directos e indirectos.

Sin embargo, dijo el experto, la crisis financiera que se manifestó en la segunda mitad de 2008, produjo una severa contracción de la economía de México, lo que provocó la desaceleración productiva en muchas industrias que emplean intensivamente al acero, como la automotriz, lo que causó una importante caída en su consumo.

En 2009, abundó Carlos González Rivera, México produjo alrededor de 13.6 millones de toneladas de acero, 20.7 por ciento menos que antes de la crisis, según cifras de la Canacero.

Gran parte de las empresas siderúrgicas han sido adquiridas en los últimos años por acereras de nivel mundial. De las cinco firmas integradas que existen en México, sólo AHMSA, con sede en Monclova, Coahuila, es controlada por mexicanos.

El resto está en manos de los gigantes de la industria Mittal Steel, Ternium, Tenaris y Simec. La primera, la mayor siderúrgica del mundo, por ejemplo, compró Sicartsa.

Con base en las estadísticas de producción de acero en 2009 reportadas por el Instituto del Hierro y el Acero de Estados Unidos, la producción mundial de ese año fue de mil 219 millones de toneladas, de las cuales 168 millones fueron producidos en Europa; 776 en Asia, de las que casi 570 fueron producidos en China, y 120 en América, entre otras regiones.

Nuestro país es el tercer productor de acero en América, sólo después de Estados Unidos y Brasil, recordó el profesor e investigador.

Académicos de la UNAM han realizado importantes aportaciones a esta industria, realizando consultorías enfocadas a la solución de problemas específicos o toma de decisiones técnicas.

“Destaca el papel que tuvo Fernando González Vargas, profesor emérito de la Facultad de Química ya fallecido, en el desarrollo de diferentes empresas siderúrgicas en el siglo pasado”. También, con cursos de capacitación de programas de educación continua, se ha tenido la oportunidad de interactuar con estas empresas.

Uno de los retos de la UNAM, finalizó González Rivera, es definir e implementar acciones institucionales que promuevan la interacción universidad-industria, así como mejores condiciones para la realización de investigación aplicada.
Créditos: UNAM. DGCS -239/ unam.mx

Previenen la osteoporosis con harina de nopal

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

La mayor concentración de calcio está en los nopales maduros, que se desechan en el campo porque no están tiernos y no se consumen en el mercado, explicó Mario Enrique Rodríguez, del CFATA.
La mayor concentración de calcio está en los nopales maduros, que se desechan en el campo porque no están tiernos y no se consumen en el mercado, explicó Mario Enrique Rodríguez, del CFATA.

Domingo 18 de abril de 2010

• Rico en calcio, el alimento tradicional se limpia, deshidrata y pulveriza en el laboratorio del físico Mario Enrique Rodríguez García, del CFATA de la UNAM
• Tras probarla en roedores, se aplica a tres grupos de 837 mujeres que participan en un protocolo para combatir la osteopenia, fase previa a la osteoporosis

El nopal es una fuente abundante de calcio; por ello, investigadores lo aplican en un protocolo de investigación a tres grupos de 837 mujeres, de 35 a 55 años, que consumen cantidades controladas de esa cactácea molida para revertir la osteopenia, una fase previa a la osteoporosis, que se genera por falta de ese elemento en los huesos.

Mario Enrique Rodríguez García, del Centro de Física Aplicada y Tecnología Avanzada (CFATA) de la Universidad Nacional, explicó que se trata de “un equipo multidisciplinario e interinstitucional de colegas de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), la Universidad del Valle de México (UVM) y la UNAM, enfocado a entender desde el punto de vista biofísico y nutrimental la pérdida de la masa ósea; no hacemos farmacología”.

Tras estudiar desde el año 2000 las características fisicoquímicas de la verdura tradicional mexicana, el experto en propiedades físico-químicas de materiales orgánicos descubrió que la mayor concentración de calcio está en los nopales maduros, en las pencas grandes que se desechan en el campo porque no están tiernas y no se consumen en el mercado nacional.

El investigador del CFATA los llevó a su laboratorio para descontaminarlos (de microorganismos que se alojan cuando están sembrados al aire libre), limpiarlos, deshidratarlos y pulverizarlos al alto vacío, hasta lograr la materia prima de su investigación: la harina de nopal, que puede beberse disuelta en agua o consumirse en sopas o como complemento del cereal.

En una primera fase experimental biológica, realizada en 2006, la harina de nopal se incluyó en la dieta de ratas de laboratorio, que desarrollaron huesos largos, duros y cristalinos. Fue entonces que se inició el estudio en mujeres con osteopenia, acotó el doctor en física.

Prevención con calcio biodisponible

“Mientras una tortilla tradicional de 100 gramos tiene 320 miligramos de calcio, un nopal seco de 400 gramos incluye cuatro mil 200 miligramos del mineral. Es una mina de calcio”, resumió.

El investigador comparó la verdura tradicional con las vacas, animales que no existían en nuestro territorio antes de la conquista española.

“Yo digo que el nopal es la vaca mexicana porque la cantidad de calcio que tiene suple a la leche y otros lácteos en la dieta tradicional. Esta “vaca” se complementó con la tortilla, también rica en calcio y carbohidratos, y con el chile, que aporta vitaminas”, señaló.

Cada persona debería consumir mil 200 miligramos de calcio al día, pero casi nadie lo sabe. Las poblaciones campesinas en el país consumen en promedio 800 miligramos diarios, cifra que es menor entre las poblaciones urbanas.

“El nopal no cura la osteoporosis ni la osteopenia, pero es una fuente alternativa de calcio fabulosa y es biodisponible”, aclaró.

Actualmente, Mario Rodríguez y sus colegas aplican la harina de nopal a un grupo de mujeres con osteopenia, que desarrollarían osteoporosis de no equilibrar la dosis adecuada.

Cada una de ellas consume mil 200 miligramos de calcio contenidos en 15 gramos de harina de nopal al día, que tiene otros beneficios, como un alto porcentaje de fibra.

Luego de tres años de trabajo con este grupo de mujeres, el resultado es positivo. Los investigadores comprobaron que las pacientes con osteopenia que consumen la harina de nopal han mantenido la densidad mineral ósea, así que su situación no ha empeorado hacia el desarrollo de osteoporosis, como es usual con esa enfermedad.

Una de las ventajas de este suplemento a base de harina de nopal es que la osteopenia y la osteoporosis son reversibles y las personas pueden recuperar masa mineral ósea y tener mejores huesos.

La pérdida de calcio es más rápida en la mujer, debido a la menopausia y a factores estéticos.

“Mientras en zonas pobres el problema es el cambio de hábitos de consumo, en las urbanas y grupos de clases media y alta parte del problema es de belleza, porque la mayoría de ellas quieren ser delgadas y hacen dietas en donde lo primero que dejan de consumir son tortillas, principal fuente de calcio”, concluyó Rodríguez.
Créditos: UNAM. DGCS -240/ unam.mx

Actualiza Facultad de Medicina a profesionales de la salud

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Viernes 16 de Abril de 2010

La Facultad de Medicina de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla iniciará el próximo 22 de mayo sus diplomados en “Salud Pública”, “Patología y Emergencias Obstétricas” y “Administración y Gestión en los Servicios de Salud”, con la finalidad de actualizar al personal sanitario.

Rosendo Briones Rojas, Director de la Unidad Académica, afirmó que la puesta en marcha de estos diplomados no sólo forma parte del programa de educación continua, sino responde a la necesidad de contar con personal médico actualizado y capaz de responder a las necesidades de salud de la población.

El “Diplomado en Salud Pública”, tiene como objetivo generar competencias para las actividades esenciales de salud de la población, mediante el desempeño adecuado y el desarrollo en su organización, estrategias de intervención, epidemiología aplicada y promoción de la salud.

Con relación al Diplomado teórico práctico de “Patología y Emergencias Obstétricas”, señaló que permitirá a quienes lo cursen, disponer de información médica actual sobre procesos del embarazo, parto y puerperio, así como reconocer datos de alarma, iniciar manejos médicos y derivar oportunamente a las pacientes.

Briones Rojas dio a conocer que el programa de Administración y Servicios de Salud, contribuye a brindar los conocimientos necesarios que permitan fortalecer capacidades y aptitudes, tendientes a desarrollar funciones gerenciales que permitan mejorar la administración de salud en el país.

Por último invitó a profesionales de la salud como médicos, enfermeras, estudiantes, químicos y personal relacionado con la medicina, a formar parte de estos diplomados. Los interesados podrán consultar las bases y requisitos de inscripción, en la Dirección de Investigación y Estudios de Posgrado de la Facultad de Medicina o al teléfono 229 55 00 ext. 6301.

Créditos: BUAP/Comunicación Institucional/buap.mx

Investigaciones universitarias, cultura, ciencia, noticias y contenidos de interés. Puebla, México.