All posts by admin

Afecta contaminación antropogénica, a radiación solar que llega a la superficie de la Tierra

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Pirheliómetro, utilizado para medir radiación solar directa.
Pirheliómetro, utilizado para medir radiación solar directa.

• Esa energía que emite el Sol en forma de ondas electromagnéticas es fuente de vida en el planeta, dijo Mauro Valdés Barrón, académico del IGf

• Los contaminantes que produce el hombre han disminuido la concentración de ozono en la estratósfera, lo que ha permitido una mayor penetración de radiación ultravioleta en altas latitudes, señaló

• Al aumentar la cantidad de aerosoles en el ambiente, se incrementan las partículas que absorben radiación; en consecuencia, el equilibrio natural se altera y esto contribuye al calentamiento global

La mayor parte de las afectaciones que sufre la radiación solar en su paso por la atmósfera terrestre son de origen antropogénico, y han influido en el calentamiento global, aseguró Mauro Valdés Barrón académico del Observatorio de Radiación Solar del Instituto de Geofísica (IGf).

Espectrofotómetro CIMEL, parte de la red mundial AERONET, para medir aerosoles.
Espectrofotómetro CIMEL, parte de la red mundial AERONET, para medir aerosoles.

Desde el punto de vista climatológico, la radiación solar es la fuente de vida de la Tierra; es la energía que emite el Sol en forma de ondas electromagnéticas, una parte de ellas permanecen en la atmósfera y otra, llega a la superficie terrestre, explicó.

No obstante, los contaminantes que produce el hombre han disminuido la concentración de ozono en la estratósfera, lo que ha permitido una mayor penetración de radiación solar ultravioleta en altas latitudes. Por otro lado, las partículas líquidas o sólidas que se conocen como aerosoles, interactúan con esas ondas electromagnéticas, modificándolas cuantitativa y cualitativamente.

El especialista señaló que el planeta tiene un balance natural de energía que proporciona un control de temperatura anual, pero al acrecentarse los aerosoles en el ambiente, también aumenta el número de partículas que absorben la radiación, lo que ocasiona que el equilibrio natural se altere y contribuya al calentamiento global.

“Básicamente, la cantidad de radiación solar que absorben las partículas aumenta porque son más, por lo que la energía en onda larga que emiten también se incrementa y, poco a poco, se va produciendo un calentamiento atmosférico”. La radiación solar no aumenta, aclaró, sino el número de partículas o contaminantes en el entorno.

También, cuando una ciudad crece absorbe mayor cantidad de radiación solar en sus estructuras, y esa energía permanece más tiempo en la superficie terrestre; entonces, ésta tiende a calentarse, subrayó.

La cuenca de la Ciudad de México tiene un clima templado, pero en la mayor parte de la misma las precipitaciones eran mayores a 700 milímetros anuales; hoy en día, en algunos sitios ha diminuido, ejemplificó.

El calentamiento global afecta al planeta porque modifica la redistribución de elementos climáticos, en cuanto a la presencia e intensidad de fenómenos meteorológicos, precipitación o escasez de agua y derretimiento de polos.
El calentamiento global afecta al planeta porque modifica la redistribución de elementos climáticos, en cuanto a la presencia e intensidad de fenómenos meteorológicos, precipitación o escasez de agua y derretimiento de polos.

Valdés Barrón concluyó que para entender este tipo de afectaciones, deben realizarse estudios que permitan comprender cómo se redistribuyen los fenómenos climáticos del planeta, para tomar decisiones que ayuden a aminorar los impactos negativos que afectarán a la Tierra y, específicamente, al ser humano.

Créditos: UNAM. DGCS -242/unam.mx

Convocó la UNESCO a universitaria para analizar catástrofe en Chile

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

• María Teresa Ramírez, del CIGA de la UNAM, realizó mediciones y observaciones para analizar los daños qu

No se puede saber cuándo ocurrirá un terremoto de gran magnitud, como el ocurrido en Chile, pero sí es factible tomar medidas a partir de los antecedentes, dijo María Teresa Ramírez Herrera.
No se puede saber cuándo ocurrirá un terremoto de gran magnitud, como el ocurrido en Chile, pero sí es factible tomar medidas a partir de los antecedentes, dijo María Teresa Ramírez Herrera.

e ocasionaron el terremoto y tsunami en territorio andino

• Se concluyó que el tsunami fue devastador y provocó mayor daño que el sismo, porque algunas olas alcanzaron más de 19 metros de altura, destacó la investigadora

Tras el sismo que sacudió a Chile el pasado 27 de febrero, y que provocó un tsunami, la UNESCO-ITST (International Tsunami Survey Team–Post-tsunami Survey Rapid Response) convocó a un grupo de investigadores para analizar los daños ocasionados por esos fenómenos naturales, en el que participó María Teresa Ramírez Herrera, del Centro de Investigaciones en Geografía Ambiental (CIGA) de la UNAM.

Después de dos semanas de mediciones y observaciones a lo largo de 500 kilómetros en la costa chilena, se concluyó que el tsunami fue devastador y provocó mayor daño que el temblor, porque algunas olas alcanzaron más de 19 metros de altura, aunque, en promedio, tuvieron una elevación de 11 metros, “lo que equivale a un edificio de más de tres pisos”, explicó.

El equipo, conformado por Ramírez Herrera, de la UNAM; Marcelo Lagos, de la Pontificia Universidad Católica de Chile, y Diego Arcas, experto de la NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration), también determinó que algunas edificaciones construidas por el ser humano, una especie de bermas, y los bosques, lograron proteger a los pobladores de la región.

En una visita a la parte central de Chile, entre Bahía Concepción y Llolleo, también se observó que el tsunami provocó más erosión en la zona costera que la arena depositada durante la inundación, pues ésta lleva consigo no sólo agua, sino arena proveniente de la parte submarina y playa.

“Se estima que este fenómeno provocó más de 500 víctimas y hoy en día, continúan desaparecidas 70 personas, debido a que las pequeñas comunidades costeras resultaron muy afectadas”, acentuó.

Asimismo, se buscó evidencia de las capas de arena que dejó esta catástrofe, difíciles de hallar porque no son continuas y desaparecen con el tiempo. “Esta experiencia permitirá rastrear pruebas de antiguos tsunamis en la costa del Pacífico mexicano, desde Jalisco hasta Oaxaca, zona que actualmente estudio”, comentó.

Estas investigaciones representaron una oportunidad para aprender más sobre estos fenómenos, por lo que su próximo objetivo será aplicar ese conocimiento en nuestro país; mientras, continúa su labor en Chile sobre los efectos del tsunami en la morfología de la costa.

La nación sudamericana ha sufrido grandes terremotos; en mayo de 1960 registró el de mayor magnitud, de 9.5, y también estuvo acompañado de un tsunami.

Los antecedentes de desastre han permitido la creación de un sistema organizado de prevención; varias comunidades cuentan con señales de evacuación, rutas para ubicarse en un lugar seguro y la práctica de simulacros.

En ese sentido, explicó Ramírez Herrera, los habitantes contaban con algunos conocimientos precautorios; el problema se debió en parte a una falla humana, porque oficialmente se descartó la llegada del tsunami y, por otro lado, algunas personas ignoraron las señales de la naturaleza.

“La gente debió considerar la gran magnitud del temblor, porque fue la mejor señal de alerta, sobre todo en el campo cercano donde el tsunami llegó unos 15 minutos después del terremoto”, indicó la especialista.

No se puede saber cuándo ocurrirá un terremoto de gran magnitud, pero sí es factible tomar medidas a partir de los antecedentes, pues en esa misma zona de Chile, ya se había registrado un terremoto y tsunami similar en 1835.

En México deben continuarse los estudios en la Brecha de Guerrero, porque desde 1911 no ha ocurrido un gran temblor; además, documentos históricos refieren que en 1787, en la costa de Oaxaca, ocurrió un movimiento que provocó un tsunami.

Es importante analizar la región, porque seguirán presentándose estos fenómenos naturales, lo que hace necesario educar a la población a partir de los conocimientos científicos, que deben aplicarse a la vida real a través de políticas gubernamentales para prevenir futuras catástrofes, concluyó Ramírez Herrera.

Créditos: UNAM. DGCS -241/ unam.mx

Seminario de Orientación potencializa habilidades

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Domingo 18 de Abril de 2010

Durante el Seminario de Orientación para el Examen de Admisión a la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, “no se enseña más conocimientos, sino se potencializan habilidades para tener mejores oportunidades, indicó el arquitecto Ramón Rojas Cortés, Coordinador General del Seminario.

La ventaja que otorga a los estudiantes inscritos, “es conocer la estructura que tiene el examen de admisión, los tiempos y el tipo de reactivos al que se enfrentarán”, afirmó.

El curso no es obligatorio ni tampoco es un requisito de ingreso, sino que es un servicio opcional de calidad avalado por el College Board, donde se desarrollan habilidades matemáticas, verbales y de redacción indirecta, las cuales son impartidas por maestros altamente capacitados en su área.

Rojas Cortés expresó que hasta el momento se tienen 10 mil 400 alumnos inscritos y se espera cubrir un cupo total de 12 mil, mismos que serán asignados en 270 salones, “existen algunas variaciones en cuanto al número de estudiantes en cada uno de ellos, pues en el caso del Centro Cultural Jalil Gibrán y el Instituto Carlos Pereyra, estos albergaran entre 30 y 35 alumnos por salón”.

Las instituciones grandes como el Centro Escolar “Niños Héroes de Chapultepec”, las Facultades de Contaduría y Estomatología, así como las demás sedes, el cupo será de un máximo de 50 alumnos aproximadamente.

El Seminario de Orientación se impartirá en 7 sedes en la Ciudad de Puebla y 16 en el interior del estado, durante ocho sesiones sabatinas del 15 de mayo al 3 de julio en los siguientes horarios: de 8 a 12 horas; 9:30 a 13:30; 12 a 16 y de 13:30 a 17:30 horas.

El plazo de inscripción vence el 29 de abril. El costo es de 750 pesos. Informes e inscripciones en la Dirección de Desarrollo e Integración Estudiantil (DDIE) en el edificio 183 de Ciudad Universitaria, de lunes a viernes de 10:00 a 16:00 horas, o al teléfono 229 55 00, Ext. 5952 y 5922. También puede consultar la página: www.diie.buap.mx/seminario.

Créditos: BUAP/Comunicación Institucional/buap.mx

Fernando Reyes Cortés recibió el Premio al Mérito Civil

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Domingo 18 de Abril de 2010

Si bien la robótica es un área clave del desarrollo de la sociedad moderna, sinónimo de modernización tecnológica, que permite generar y aplicar conocimientos y tecnologías a problemas reales del entorno, aun no ha sido posible abatir la desigualdad, la pobreza y el hambre, afirmó Fernando Reyes Cortés, Profesor Investigador de la Facultad de Electrónica de la BUAP.

Tras recibir el premio al Mérito Civil”, en la categoría de Ciencia y Tecnología, por parte del Ayuntamiento de Puebla, debido a su trayectoria y aportación al desarrollo de la ciencia en materia de robótica, Reyes Cortés, lamentó que en México aun no exista un política comprometida con la ciencia y la tecnología.

Puso como muestra la inversión en conocimiento que se sitúa por debajo del uno por ciento del PIB, y que se refleja en una pérdida de competitividad y una clara tendencia a la baja, que sólo preocupa a las instituciones públicas del país, por lo que hizo un llamado a los empresarios a comprometerse con el desarrollo tecnológico, para que México deje de ser un país dependiente.

Reconoció que en el caso de la ciudad de Puebla, ésta se ha convertido en un polo científico y cultural que cuenta con un promedio de 100 instituciones de educación superior, en la cual el gobierno municipal ha emprendido una serie de beneficios por medio de la ciencia y la tecnología.

“Ejemplo de ello es el generador eléctrico fotovoltáico para el ahorro de energía de luminarias del parque Juárez, o el de conexión a tiempo que permite la modernización y acceso a la información con el uso de Internet inalámbrico en forma gratuita”, dijo.

El galardonado, agradeció el premio recibido, mérito que corresponde, dijo al trabajo durante más de 10 años del grupo de investigadores conformado por Aurora Vargas Treviño, Luz del Carmen Gómez Pavón, Olga Félix Beltrán, Amparo Palomino Merino, Sergio Vergara Limón, Arnulfo Luis Ramos, Pablo Sánchez Sánchez y Jaime Cid. Monjaráz, así como un numeroso grupo de alumnos, quienes han generado infraestructura única en México.

Finalmente señaló, que este premio le compromete a redoblar esfuerzos en la generación y aplicación del conocimiento, para beneficio de la ciudad y contribuir con propuestas de solución a problemáticas reales.

En sesión extraordinaria del cabildo municipal, la Lic. Blanca Alcalá Ruiz, Presidenta Municipal de Puebla, entregó el Premio al Mérito Civil al Dr. Reyes Cortés, a quien reconoció su esfuerzo, voluntad y aportaciones en materia de robótica, para mejorar el rumbo de Puebla.

Créditos: BUAP/Comunicación Institucional/buap.mx

Visita este lunes astronauta michoacano a la BUAP

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Domingo 18 de Abril de 2010

José Hernández Moreno, especialista en misiones espaciales de la Administración Nacional para la Aeronáutica y el Espacio (NASA por sus siglas en inglés), impartirá la conferencia “Cosechando estrellas”, el lunes 19 de abril a las 10 horas en el Teatro del Complejo Cultural Universitario de la BUAP.

La institución, en conjunto con el Instituto de Estudios Superiores en Gestión y Administración (IESGA), el Instituto Profesional en Terapias y Humanidades (IPETH), y la Agencia Espacial Mexicana, invitan a la comunidad universitaria a este evento, en el que el astronauta de origen mexicano relatará sus experiencias como miembro de la NASA.

Hernández Moreno, quien desde el año 2000 forma parte de esta asociación norteamericana, primero como ingeniero y cuatro años más tarde como astronauta, realizó en agosto de 2009 un viaje a bordo del transbordador espacial Discovery con otros seis tripulantes uno de ellos también de origen mexicano.

La misión STS-128, que finalizó el 11 de septiembre con el aterrizaje de la nave en la Base de la Fuerza Aérea de Edwards, California, tuvo como objetivo llevar equipo para la ampliación de la Estación Espacial Internacional.

Para estar en el espacio durante 14 días, José Hernández Moreno tuvo que prepararse primero, participando en diversos proyectos y aprendiendo idiomas como el ruso; por lo que su experiencia resultará enriquecedora para sus oyentes.

Cabe señalar que los boletos para asistir a la conferencia no tienen costo, y se pueden obtener en las oficinas de la Dirección de Desarrollo e Integración Estudiantil, ubicada en Ciudad Universitaria, o en la Dirección de Administración y Gestión Universitaria dentro del Edificio Carolino.

Créditos: BUAP/Comunicación Institucional/buap.mx