Tag Archives: economía

PROBLEMAS DEL DESARROLLO, UN ANÁLISIS CRÍTICO DE LA ECONOMÍA LATINOAMERICANA

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Alicia Girón González, editora de la Revista Problemas del Desarrollo, e integrante del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM.
Alicia Girón González, editora de la Revista Problemas del Desarrollo, e integrante del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM.

2 de mayo de 2011

• En 41 años de publicación ininterrumpida, la revista del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM aborda crisis regionales y transiciones entre varios modelos de desarrollo, explicó su editora, Alicia Girón
• Está incluida en la base de datos EconLit, y en los índices Scopus, Latindex y HLAS, entre otros
• Desde 2006, cuenta con el texto semestral Problemas del Desarrollo Cono Sur, coeditado en Argentina por el IIEc y el Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales

A la revista Problemas del Desarrollo, la caracteriza su análisis crítico de la economía actual y su revisión constante del desarrollo latinoamericano en los últimos 41 años, afirmó su editora, Alicia Girón González.

Lleva como subtítulo Revista Latinoamericana de Economía, pues fue la primera publicación del subcontinente en esa disciplina, y expresa el debate que, desde hace cuatro décadas, han mantenido economistas y otros científicos sociales de la región, añadió la también integrante del Instituto de Investigaciones Económicas (IIEc) de la UNAM.

Fundada en 1969 de la mano del Seminario de Teoría del Desarrollo por Fernando Carmona de la Peña, primer director del IIEc e investigador emérito de esta casa de estudios, se ha publicado desde entonces en forma ininterrumpida; presenta cuatro ediciones anuales en español, aunque en años recientes ha incluido dos textos en inglés, uno en francés y otro en portugués.

En el último trienio, 56 por ciento de los autores que allí publican artículos originales son mexicanos, mientras 44 por ciento son argentinos, uruguayos y españoles.

Con un tiraje de mil 200 ejemplares, se envía por suscripción a varias partes de México, Bolivia, Colombia y Japón. Además, por concepto de canje y donación, se entrega a bibliotecas y centros de estudio en Sudamérica, Centroamérica, Estados Unidos, España, Rusia, Holanda y Japón.

Algunos temas

Centrada en la teoría del desarrollo, en sus inicios se publicó como respuesta a la crítica que había en las décadas de los 60 y 70, por parte de la academia, hacia políticas económicas regionales.

Desde sus primeros números, recordó Girón, ha vertido el debate de los principales exponentes en ese tema, desde una visión latinoamericana, en un contexto donde había un mundo bipolar.

“En los 60, su crítica se centró en la penetración que tenían las grandes empresas transnacionales en América Latina, así como en la lucha por un Estado fuerte, que tuviera más injerencia en la producción”, recordó.

A lo largo de 41 años, ha analizado la transición económica de nuestros países. “Es una edición madura, cuya identidad, desde la visión de la economía política, hace un análisis del desarrollo latinoamericano”, consideró.

Índices y bancos de datos

Está incluida en el índice internacional Scopus y en la base de datos de economía más importante del mundo, llamada EconLit, producida por la American Economic Association, con empleo del sistema de clasificación del Journal of Economic Literature (JEL).

En la actualidad pertenece, entre otros bancos de datos del extranjero disponibles en Internet, a los siguientes: Latin America Data Base (LADB), de la Universidad de Nuevo México; LANIC-ARL, de la Universidad de Texas, en Austin; HLAS, de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos; International Bibliography of Social Sciences, London School of Economics; Hemeroteca Latinoamericana (HELA), Latindex; PAIS Internacional (de CSA); Hispanic American Periodical Index (HAPI), UCLA; ULRICH’S, Periodicals Directory; LABORDOC e International Labour Organization.

A escala nacional, forma parte de los bancos de datos de la UNAM ALFA, del IIEc; Citas Latinoamericanas en Ciencias Sociales y Humanidades (CLASE), de la Dirección General de Bibliotecas, y al Índice de Revistas de Educación Superior e Investigación Educativa (IRESIE), del Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación (IISUE).

Edición sudamericana

Desde abril de 2006, mediante un convenio firmado entre el entonces director del IIEc, Jorge Basave, y el secretario ejecutivo del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO), Atilio Boron, se acordó la publicación de Problemas del Desarrollo Cono Sur, una edición hermana que, desde Argentina, aborda con profundidad los problemas económicos de la región sudamericana.

Esta publicación semestral se co-edita entre Buenos Aires y la Ciudad de México, y complementa los análisis de política en la materia, con una visión más local.

Once años en línea

Está en línea desde el año 2000, a partir del número 121 volumen 21, y forma parte del Portal de Revistas Científicas y Arbitradas de la UNAM, “una herramienta electrónica muy útil para la difusión de los trabajos publicados en esta casa de estudios, que nos permite llegar a más lectores vía Internet”, destacó Girón.

En su modernización, ha incorporado a su proceso de edición el Open Journal System (OJS). “Este sistema nos permite, a partir de este año, administrar nuestros archivos electrónicos de una manera fácil”, resumió.
Créditos: UNAM-DGCS-256-2011/unam.mx

LOS NIVELES DE EMPLEO ESTE AÑO SERÁN SIMILARES A LOS DE 2005

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

La directora del Instituto de Investigaciones Económicas, Verónica Villarespe (al micrófono), con Genoveva Roldán, Gustavo López Pardo, Eugenia Correa y Armando Sánchez Vargas, al final de la conferencia de medios, en la que se presentó el boletín mensual Momento Económico.
La directora del Instituto de Investigaciones Económicas, Verónica Villarespe (al micrófono), con Genoveva Roldán, Gustavo López Pardo, Eugenia Correa y Armando Sánchez Vargas, al final de la conferencia de medios, en la que se presentó el boletín mensual Momento Económico.

17 de abril de 2011

• Al presentar su boletín mensual Momento Económico, Investigadores del IIEc de la UNAM, destacaron que la mejoría de los salarios reales continuará como una factura pendiente para los próximos años

Aunque se anticipa un crecimiento del Producto Interno Bruto de 4.2 por ciento para este año, el repunte sólo permitirá crear 467 mil nuevas plazas, mil más respecto a las generadas en 2010, apenas similar a los niveles registrados en 2005, advirtieron académicos del Instituto de Investigaciones Económicas (IIEc) de la UNAM, al dar a conocer su boletín mensual Momento Económico.

En conferencia de medios, los universitarios, encabezados por la directora del IIEc, Verónica Villarespe, reconocieron que el déficit de empleos formales aumentará y la mejoría en los salarios reales se mantendrá como una factura pendiente para los siguientes años.

Genoveva Roldán Dávila, del IIEc, refirió que los organismos internacionales señalan al país como una de las naciones que menos fuentes laborales ha generado.

Por su parte, Eugenia Correa Vázquez, académica de la Facultad de Economía, consideró que se necesita una condición de las finanzas públicas en México y Estados Unidos que genere empleos de manera masiva. En los últimos meses, dijo, se ha visto un importante deterioro en el poder adquisitivo de los salarios por el alza a la gasolina y la tortilla, primordialmente.

En el análisis Situación y perspectiva de la economía mexicana, que forma parte de la edición mensual, se pronostica que la inflación y el tipo de cambio estarán sometidos a fuertes presiones del exterior.

El crecimiento en 2011, subrayó Correa, estará respaldado por el desempeño de la economía norteamericana, un moderado aumento del consumo privado y de la inversión privada; en este último caso, se sustentará en la inversión residencial que reactivará el sector de la construcción.

Armando Sánchez Vargas, integrante del Instituto, dijo que si ocurre un declive del desarrollo económico a lo largo del año será porque hay vulnerabilidades, pues el crecimiento se debe fundamentalmente a un “arrastre” externo.

Lo anterior, es evidencia de una excesiva dependencia del exterior; la industria está supeditada al capital norteamericano y sólo si esa nación avanza, México también puede hacerlo, advirtió.

La economía mexicana, después de la pronunciada crisis, está en la parte final del efecto “rebote”, y comienza a retornar a una trayectoria de equilibrio de largo plazo con un crecimiento que se prevé del cuatro por ciento anual, insuficiente para la creación de las fuentes requeridas, señaló.

La inflación, precisó, será del 4.1 por ciento por la fuerte presión en los precios de los alimentos en los mercados internacionales, y el tipo de cambio mantendrá su nivel de apreciación por el incremento en los flujos de capital y el aumento de las reservas internacionales que el año pasado cerraron en 113 mil 596 millones de dólares.

Por otra parte, pronosticó un aumento de 15 por ciento en las exportaciones, menos que el de 2010, y un repunte de 23 por ciento de las importaciones, lo que situará el déficit en la cuenta corriente de -1.10 por ciento del PIB; en 2010 fue de -0.69 por ciento.

Sobre el Acuerdo Nacional por el Turismo, anunciado por el gobierno y que planea construir 500 mil cuartos de hotel en ocho años (la capacidad actual es de 10 mil cuartos por año), Gustavo López Pardo, también del Instituto, consideró que el documento no define el cómo ni tampoco esclarece los recursos disponibles para el cumplimiento de esa meta.

Créditos: UNAM-DGCS-221/2011/unam.mx

En 2011, el crecimiento económico no rebasará el 4.2 por ciento

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Eduardo Loría, coordinador del Centro de Modelística y Pronósticos Económicos de la UNAM.
Eduardo Loría, coordinador del Centro de Modelística y Pronósticos Económicos de la UNAM.

31 de marzo de 2011

• Eduardo Loría, coordinador del Centro de Modelística y Pronósticos Económicos de la UNAM, aseguró que la tasa de desempleo se mantendrá estable, entre 5 y 6 puntos porcentuales
• El alza de materias primas y alimentos, generará presiones inflacionarias en el país, previó

En el presente año, se estima que la economía mexicana crecerá entre 3.9 y 4.2 por ciento, con la creación de 600 mil empleos, informó Eduardo Loría Díaz de Guzmán, de la Facultad de Economía (FE) de la UNAM.

En la primera reunión trimestral del Centro de Modelística y Pronósticos Económicos (CEMPE), detalló que la tasa de desempleo se mantendrá estable, entre 5 y 6 puntos porcentuales.

El alza generalizada en precios de commodities (materias primas agrícolas, combustibles, metales y alimentos) repercutirá en el país, porque somos importadores netos de alimentos y combustibles, expuso.
En la segunda parte de este año, este factor representará presiones inflacionarias importantes, por el lado de los comestibles y bienes administrados por el gobierno. Estos insumos crecerán entre 20 y 25 puntos porcentuales, lo que afectará el precio de la canasta básica en 2011, anticipó.

En la sala Horacio Flores de la Peña, de la entidad universitaria, aclaró que los niveles de desocupación de las mujeres serán más bajos que los porcentajes registrados en el rubro de los hombres. No obstante, “la participación de ellas en el mercado laboral es menor”, señaló.

La informalidad muestra una tendencia a la baja, por el crecimiento económico. No significa que desaparezca, pero disminuye de manera importante, puntualizó.

El economista sostuvo que la inflación llegará a 4.4 por ciento, con una cuenta corriente en equilibrio, equivalente al 0.47 del PIB y se mantendrá una tendencia creciente y estable hacia 2012 y 2013.

Respecto al crecimiento registrado en 2010, el 65 por ciento del índice se debió al consumo doméstico; el comercio exterior, aportó casi 10 puntos porcentuales y la inversión no fue un factor relevante, expuso.

El ingreso de capitales especulativos crece cada día más, a niveles históricos, aporta a las reservas internacionales, pero la convierte en frágil y volátil. Además, tiene un efecto de apreciación bancaria y la cuenta corriente se mantiene controlada, en niveles de cinco mil millones de dólares o menos, abundó.

Los bancos centrales aumentan sus tasas de interés, lo que provoca el movimiento de capital, con efectos de pánico en algunos casos. Esto podría alterar las reservas, afectar la paridad cambiaria y reducir el crecimiento proyectado, concluyó.
Créditos: UNAM-DGCS-185/2011/unam.mx

Se espera una desaceleración económica en los próximos meses

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Eduardo Loria, coordinador del Centro de Modelística y Pronósticos Económicos de la Facultad de Economía de la UNAM.
Eduardo Loria, coordinador del Centro de Modelística y Pronósticos Económicos de la Facultad de Economía de la UNAM.

12 de enero de 2011

• Eduardo Loria, coordinador del Centro de Modelística y Pronósticos Económicos de la FE de la UNAM, señaló que se han generado cientos de miles de empleos formales en México, aunque gran parte muy precarios
• El académico de la Facultad de Economía advirtió que hay una propensión ascendente de la tasa de desempleo, fenómeno que afecta principalmente a mujeres y a los sectores con un nivel educativo más alto

“México tuvo un repunte económico importante que se suavizó al comienzo del tercer trimestre, lo que nos hace esperar una desaceleración en los próximos meses”, advirtió Eduardo Loria, coordinador del Centro de Modelística y Pronósticos Económicos (CEMPE) de la Facultad de Economía (FE) de la UNAM, quien añadió que la inversión privada ha sido muy errática en lo que va del año, con niveles del 3.5 por ciento.

El académico también señaló que hasta octubre de este año se habían generado más de 815 mil empleos formales (según datos del IMSS) y se espera que al hacer un nuevo conteo al cierre de diciembre haya 840 mil más; sin embargo, gran parte de ellos registran condiciones sumamente precarias.

Lo anterior responde en gran parte a la evolución del sector informal, explicó Loria, quien agregó que la ocupación informal por sexo aumentó en la década anterior debido a la recesión de 2001-2003, y la brecha del empleo informal de las mujeres se expandió más que la de los hombres, lo que demuestra que ellas han sido empleadas en condiciones de mayor inestabilidad.

Al participar en la Vigésimonovena Reunión Trimestral y Cuarta de 2010 del CEMPE, detalló que tras la recesión económica de Estados Unidos en 2003, hubo cambios importantes en los mercados laborales. “Antes, la tasa de desempleo femenino era mayor que la del promedio total y que la de los hombres, pero éstas han comenzado a acercarse”.

Así, existe una propensión ascendente en la tasa de desempleo, lo que quiere decir que es una variable persistente y por lo tanto, como sucede en Estados Unidos, veremos que el desempleo permanecerá en niveles altos por un largo periodo.

Por su parte, Hugo Contreras, investigador del CEMPE, al hablar de la política monetaria en Estados Unidos, expuso que el susto deflacionario de 2001-2002, llevó al Sistema de Reserva Federal de EU (Fed) a un prolongado relajamiento monetario y a tratar de corregir el camino, y así se encontró con una debacle hipotecaria al comenzar a subir las tasas de
Créditos: UNAM-DGCS-024-2011/unam.mx

Las secuelas de la crisis se extenderán hasta la mitad del próximo decenio

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Académicos de la UNAM presentaron el libro México frente a la crisis. Hacia un nuevo curso de desarrollo, editado por esta casa de estudios.
Académicos de la UNAM presentaron el libro México frente a la crisis. Hacia un nuevo curso de desarrollo, editado por esta casa de estudios.

3 de octubre de 2010

• La política debe buscar, hasta donde sea posible, minimizar el impacto que puede tener la desaceleración económica mundial, consideró Leonardo Lomelí, director de la FE de la UNAM

Hoy, la crisis no es asunto del pasado. Sus secuelas afectarán las economías mundial y mexicana, no sólo en los meses que faltan del año, sino a lo largo de, por lo menos, la primera mitad del segundo decenio del siglo, señalaron economistas de la UNAM.

En el país deberíamos estar en un proceso de deliberación abierto y bien documentado sobre cuál ha sido la política económica de las últimas tres décadas, de cara al año próximo, y del curso de desarrollo de los decenios por venir, dijo Leonardo Lomelí, director de la Facultad de Economía (FE) y miembro del Grupo Nuevo Curso de Desarrollo.

En el debate-presentación del libro México frente a la crisis. Hacia un nuevo curso de desarrollo, editado por esta casa de estudios, y del cual es relator, señaló la importancia de que la política de 2011 se proponga, ahora sí, ser explícitamente contra-cíclica.

Se debe buscar, hasta donde sea posible, minimizar el impacto que puede tener la desaceleración económica mundial; tener en cuenta que los empleos que se perdieron en la crisis del año anterior no se han recuperado, y que los creados en los últimos meses son de calidad inferior, tanto por el nivel de remuneración como por su precariedad, indicó en el auditorio Ricardo Torres Gaitán, del Instituto de Investigaciones Económicas (IIEc).

Estamos en el final del primer tercio del llamado bono demográfico; pero si no crecemos lo suficiente, se revertirá hacia la cuarta década de este siglo. “Si continuamos con un desempeño tan mediocre como el que hemos tenido, a medidos de la centuria seremos un país de viejos pobres, sin un adecuado sistema de protección social, del que hoy carecemos”, sentenció.

A su vez, Verónica Villarespe, directora del IIEc, recordó que un grupo de 17 especialistas sostuvo reuniones a lo largo de cinco meses del año pasado para proponer la instrumentación de políticas de crecimiento económico y de un régimen amplio y efectivo de protección y seguridad social. El resultado de esos trabajos se plasmó en el libro, que primero fue electrónico.

El documento siguió enriqueciéndose y apareció en papel en abril de este año. Luego, en agosto se publicó la separata Memorándum de política económica y presupuestal para 2011. “Ambos textos resultan valiosos para el debate académico, y para propiciar un viraje en la estrategia económica del país”, consideró.

Al respecto, Jorge Eduardo Navarrete López, integrante del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades (CEIICH), y también miembro del Grupo, consideró que en casos extremos, como podría ser el mexicano, existe la perspectiva de un prolongado periodo de lento crecimiento, por debajo del potencial existente.

La crisis, reconocida desde la primavera de 2009 como la más severa desde la gran depresión, planteaba un reto adicional a un México sumido en el estancamiento estabilizador, por un periodo ya demasiado largo, expuso.

Ante el panorama y frente a la evidencia de medidas parciales inconexas, y a menudo contradictorias, ese Grupo planteó la articulación de un enfoque integral en las propuestas de política fiscal, social y laboral, que se hiciera cargo de asegurar la consistencia y congruencia de las acciones de coyuntura con transformaciones de fondo para responder a los problemas estructurales de la economía mexicana.

“Para garantizar que los mercados funcionen de manera eficaz y haya crecimiento se necesita contar con un régimen amplio y efectivo de protección social, y con un Estado fuerte y transparente que rinda cuentas”, abundó el también presidente de la Asociación de ex alumnos de la Facultad de Economía.

El ex embajador recordó que frente a la sistemática subestimación formal y desconocimiento real de los peligros que la crisis planteaba a México, ese Grupo ofreció una visión que subrayaba su alcance global, su origen derivado de la desregulación desenfrenada del sistema financiero internacional, su impacto demoledor sobre la economía y el comercio mundiales, su naturaleza tóxica y destructiva de los empleos productivos, así como sus vastas repercusiones sociales, “que deben medirse por años en los niveles medios de ingreso y bienestar de buena parte de la población del mundo”.

En su oportunidad, José Luis Calva Téllez, investigador del IIEc, dijo que lo mejor que puede ocurrirle a México es que el Ejecutivo se haga cargo de la situación, que tome las medidas pertinentes para sacar adelante la emergencia y retomar los cauces de desarrollo sostenido con equidad.

La nación tiene un potencial de crecimiento superior al seis por ciento anual, pero si seguimos como vamos, opinó, en 2040 seremos una economía más pequeña que Indonesia o Turquía, y el PIB per cápita será el 18.7 del de China. Por ello, “tenemos que retomar en nuestras manos nuestro porvenir”.
Créditos: UNAM. DGCS-586/unam.mx