Encuentro Internacional con las Profesiones en el CCU

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Con el objetivo de difundir la oferta educativa de la BUAP, así como de otras instituciones de nivel medio superior y superior en el estado, el país y el extranjero, se llevará a cabo los días 27, 28 y 29 de abril, el Encuentro Internacional con las Profesiones, en el Complejo Cultural Universitario.

El arquitecto Ramón Rojas Cortés, Coordinador del evento que organiza la Dirección de Desarrollo e Integración Estudiantil, comentó que, “a pesar de que la Máxima Casa de Estudios es altamente demandada”, es importante que los jóvenes de secundaria y preparatoria sepan qué otros sistemas educativos existen.

“En el caso del nivel medio superior, intentamos que los jóvenes no vean en las preparatorias de la BUAP, un trampolín para ingresar automáticamente a la Universidad, sino que conozcan su gran nivel educativo; prueba de lo anterior son los premios y reconocimientos nacionales a los que son acreedoras, como los resultados obtenidos en la prueba ENLACE”, indicó.

Asimismo, como parte de los convenios que la BUAP sostiene con otras instituciones, “se está invitando a todos los centros educativos, públicos o privados, para que también muestren su trabajo y oferta académica en el Encuentro”.

Por ejemplo, añadió Rojas Cortés, se ha extendido la convocatoria para que asistan escuelas como el Tecnológico de Puebla, el Benemérito Instituto Normal del Estado (BINE) o el Colegio Benavente; y para el nivel medio superior, está confirmada la participación de la Dirección General de Colegios de Bachilleres, el BINE y Centros Escolares.

Además, se espera que universidades de Inglaterra, España, Francia, Canadá, Colombia y Chile, intervengan para que informen sobre las posibilidades de intercambio académico, “que sepan que no es tan difícil ir a otros países o estados, por eso también hemos invitado a instituciones del interior de la república como la Universidad de Guadalajara, el Instituto Politécnico Nacional y la UNAM”.

Cada institución, mencionó, tendrá la oportunidad de mostrar a los estudiantes qué es lo que hace, sus perfiles de ingreso y egreso, servicio social y opciones de especialización o posgrado.

“Incluso se está viendo la posibilidad de que se realicen test vocacionales, o internos, que les permita a los aspirantes saber qué perfil tienen y hacia qué carrera pueden avocarse”, dijo el arquitecto Rojas Cortés.

Por otra parte, “estará presente el Collage Board, institución encargada de aplicar el examen de admisión en la BUAP; eso es muy importante porque la convocatoria para el ciclo escolar 2010-2011 saldrá el 26 de abril y nosotros empezamos el encuentro el día 27”.

Respecto de los anteriores encuentros, en los que asistieron alrededor de 30 mil estudiantes tan sólo de preparatoria o bachiller, en este Encuentro Internacional con las Profesiones, se espera una afluencia de más de 45 mil, “haciendo énfasis en que los alumnos deben conocer la oferta educativa en México y el extranjero, para que vayan enfilando sus intereses, elijan la mejor opción y, lo más importante, no se queden sin estudiar”, finalizó Ramón Rojas Cortés.

Créditos: Comunicación Institucional BUAP (buap.mx)

La Cultura Mesoamericana no ha muerto

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Para conocer la historia de México, se debe comenzar por comprender y aprender las culturas indígenas, mismas que siguen vivas hasta nuestros días, “la mejor manera festejar el Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución es hacerle justicia a dichos pueblos, pues la cultura mesoamericana no ha muerto”, destacó el Doctor Miguel León Portilla, historiador y antropólogo mexicano, durante las Segundas Jornadas sobre El universo de la cultura náhuatl, celebradas en el Salón Barroco del Edificio Carolino.

En la inauguración el Doctor Alejandro Palma Castro, Director de la Facultad de Filosofía y Letras de la BUAP, indicó que dicho evento surgió por la inquietud de algunos alumnos, en organizar eventos sobre lo que actualmente ocurría con la cultura náhuatl.

Se conformó así a todo un grupo de estudiantes, quienes “por cuestiones académicas, familiares o de origen, están interesados en rescatar y preservar mucho de lo que ha sido ésta cultura y todas aquellas lenguas que se hablan en el estado de Puebla, como el popoloca”.

Palma Castro, agregó que “las culturas indígenas están sujetas a los cambios que ocurren actualmente y corren el peligro de desaparecer completamente, si no existen mecanismos que puedan trasmitirlas y ayuden a conocerlas”.

El Doctor León Portilla, durante su ponencia La riqueza de la Literatura Náhuatl, antigua y contemporánea, señaló que México está en un cierto renacer de las culturas y lenguas indígenas, por lo cual, exhortó a hacer conciencia sobre la cultura mesoamericana, civilización originaria del país.

Igualmente habló de las otras culturas de todo el mundo, con las que se tiene cierto acercamiento, pero donde se hallan diferencias como la forma de comportamiento, la comida tradicional y zonas arqueológicas, entre otros.

Discutió que se debe estar orgulloso y agradecido con la BUAP, que es nuestra Alma Mater -Madre Nutricia-, que busca dar una formación propia y participación en la nación a través de la vida familiar, social y política, “sin la educación estamos perdidos, sin ella nunca vamos a salir adelante”.

El Doctor en Antropología, Miguel León Portilla, desempeñó los cargos de subdirector y director del Instituto Nacional Indigenista Interamericano, entre 1955 y 1963. Desde 1963 y durante más de una década, fue director del Instituto de Investigaciones Históricas de la UNAM y entre 1974-1975 fue nombrado cronista de la Ciudad de México. Desde 1988 es investigador emérito de la Máxima Casa de Estudios del País.

Por su parte, los estudiantes Fabiola Carrillo Tieco y José Abraham Méndez Hernández, organizadores del Colegio de Historia de la FFyL, advirtieron que “si el universo es infinito, la cultura náhuatl también lo es”.

Créditos: Comunicación Institucional BUAP (buap.mx)

La mejor forma de prevenir el cáncer cérvico uterino, es la vacuna

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Todas las mujeres están en riesgo de contraer el Virus del Papiloma Humano (VPH), independientemente de su edad, nivel socioeconómico, cultura u origen, advirtió Laura Álvarez Junco, representante de GlaxoSmithKline (GSK), al presentar en el auditorio de la la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la BUAP, la Campaña de Prevención contra el Cáncer Cérvico Uterino.

Conocer quiénes son portadores, cómo se puede contraer e incentivar la aplicación de la vacuna contra el VPH, son temas importantes que se deben difundir entre las mujeres de todas las edades, sobre todo, las jóvenes con el fin de que tomen todas las medidas preventivas.

Del VPH que afecta al aparato genital de la mujer existen más de 100 tipos, siendo algunos oncogénicos (es decir que causan cáncer), mientras que otros únicamente provocan infecciones leves del aparato genital. Hasta un ochenta por ciento de las mujeres se infectan por Virus del Papiloma Humano, alguna vez en su vida, reveló.

Indicó que entre los factores que pueden tener un papel importante en el desarrollo de la infección por VPH están: el número de compañeros sexuales, edad temprana al momento de la primera relación sexual, fumar, uso de anticonceptivos orales por tiempo prolongado, otras infecciones de trasmisión sexual y elevado número de embarazos.

Álvarez Junco, aseguró que la mejor forma de prevenir el cáncer cérvico uterino es la vacunación, ya que previene hasta un 80% de los casos de cáncer. Todas las mujeres están en riesgo, es por ello que se les recomienda la aplicación de esta vacuna que se puede suministrar en cualquier momento, excepto durante el embarazo o por otras razones que el médico indique.

Créditos: Comunicación Institucional BUAP (buap.mx)

Impulsa la UNAM investigaciones de ciencias exactas para resolver problemas sociales

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Vladimir Ávila Reese, investigador del Instituto de Astronomía (IA) de la UNAM.
Vladimir Ávila Reese, investigador del Instituto de Astronomía (IA) de la UNAM.

• Trabajos transversales como los del Centro de Ciencias de la Complejidad utilizan física, matemáticas y cómputo para analizar epidemias, biodiversidad y urbanismo, dijo Vladimir Ávila Reese, del Instituto de Astronomía

• El astrónomo universitario consideró que las ciencias exactas requieren ser más integradoras y planificadas hacia la sociedad y sus problemas

Las ciencias exactas son generadoras de nuevo conocimiento fundamental para saber cómo funciona la naturaleza, pero tienen mucho que aportar para resolver problemas sociales, consideró Vladimir Ávila Reese, del Instituto de Astronomía (IA) de la Universidad Nacional.

“En ese sentido, hay esfuerzos interesantes en la UNAM, como el trabajo del Centro de Ciencias de la Complejidad (C3), en el que investigadores de física, matemáticas y computación de alto nivel, abordan de manera transversal temas de complejidad ecológica, como la biodiversidad y el comportamiento colectivo de los animales; de complejidad médica, como las epidemias, el cáncer y la diabetes; de inteligencia computacional, con temas como la vida artificial, y de complejidad social, como la salud, el urbanismo y la educación”, refirió.

El astrónomo dijo que en esta casa de estudios se realizan diversos esfuerzos por difundir conocimientos científicos entre la sociedad. “Pero dentro y fuera de la institución se requiere ser más incisivos para convencer de la importancia de invertir en educación, ciencia y tecnología, motores del desarrollo de un país”, afirmó.

“Estas tres áreas de generación de conocimiento están directamente relacionadas con el avance de un país en lo intelectual, lo económico y lo social”, advirtió en la conferencia Las ciencias exactas en el contexto social. El caso de la UNAM.

En la charla, ofrecida en el XIII Seminario de Economía, Ciencia y Tecnología “Una mirada panorámica de la UNAM”, organizado por el Instituto de Investigaciones Económicas (IIEc), Ávila Reese recordó que la Universidad Nacional es la institución mexicana que realiza más estudios en todas las áreas del conocimiento, desde las ciencias exactas y naturales, hasta las humanidades y las ciencias sociales.

“Pero aún nos falta llegar más a la sociedad, especialmente a la educación básica, para que conozcan lo que hacemos y se sepa por qué generar conocimiento científico en todas las ramas del saber es importante para el país”, dijo.

Consideró que las ciencias exactas requieren ser más integradoras y planificadas hacia la sociedad y sus problemas.

Aplican conocimientos de las ciencias exactas a la solución de problemas sociales
Aplican conocimientos de las ciencias exactas a la solución de problemas sociales

Sociedades del conocimiento

Reconoció que, pese a sus significativos avances, el pensamiento científico apenas tiene cuatro siglos en la humanidad, mientras el pensamiento mágico existe hace 200 mil años en diversas culturas, el religioso hace siete mil, y el metafísico (impulsado por la cultura griega) está presente hace dos mil años.

Asimismo, señaló que el pensamiento científico debe acompañarse además de un gran sentido humanista y ecológico, dos elementos que crean una conexión social.

“Temas que durante el siglo XX causaban extrañeza y asombro, han dado grandes aplicaciones, como la física cuántica, de la que deriva la electrónica; la física atómica, de donde se desarrollaron varios usos de la energía, la electricidad y muchas aplicaciones médicas, y la astronomía, que además de enseñarnos cómo es el Universo, ha tenido aplicaciones en la óptica, en equipos médicos y en las cámaras digitales que hoy están integradas, incluso, a los teléfonos celulares”, concluyó.

Créditos: Boletín UNAM-DGCS-178 – dgcs.unam.mx

Provoca maleza, pérdidas de hasta 70 por ciento en rendimiento de cultivos

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Gloria Zita Padilla, académica de la FES Cuautitlán y presidenta de la Asociación Mexicana de la Ciencia de la Maleza.
Gloria Zita Padilla, académica de la FES Cuautitlán y presidenta de la Asociación Mexicana de la Ciencia de la Maleza.

• Maíz y frijol, los sembradíos que sufren mayor daño, señaló Gloria Zita Padilla, académica de la FES Cuautitlán de la UNAM

• Puede ser hospedante intermedio de plagas y enfermedades, inducir alergias en el ser humano, envenenamiento y, en algunos casos, tapar las señales de tránsito

En México, se estima que el surgimiento de malezas o especies invasoras afecta, en promedio, el 30 por ciento del rendimiento de algunos cultivos; sin embargo, las pérdidas pueden elevarse hasta 70 por ciento e incluso ser totales, advirtió Gloria Zita Padilla, académica de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Cuautitlán de la UNAM.

La recién designada presidenta de la Asociación Mexicana de la Ciencia de la Maleza (Asomecima) reveló que, por ejemplo, en el caso del algodón, se han llegado a reportar mermas de hasta 73 por ciento, pero si se deja “enmalezar” un cultivo, pueden ser absolutas.

En el país, las plantaciones que sufren mayor daño a causa de la hierba silvestre son el maíz y frijol, aunque también se reportan problemas en las de arroz, debido a que el control químico que se realiza no funciona en forma adecuada.

En el Valle de Toluca, acotó, se ha presentado de manera común el problema de la zea diploperennis, maíz silvestre que se cruza con el de cultivo, y produce híbridos que no rinden y se comportan como maleza. El productor no se da cuenta que no es una gramínea, hasta que la planta empieza a jilotear (se llama jilote a la mazorca cuando sus granos no han cuajado aún), ya muy avanzado el ciclo.

La maleza, dañina para los cultivos

Se denomina maleza a la mala hierba, monte o planta indeseable a cualquier especie vegetal, que crece de forma silvestre en una zona cultivada o controlada por el ser humano, como cultivos agrícolas o jardines.

Prácticamente cualquier vegetación puede ser considerada mala hierba si crece en un lugar en el que no es deseable. Uno de los ejemplos más característicos es la menta, pues aunque es catalogada como planta aromática, es repudiada en praderas de césped, donde tiende a prosperar.

La académica de la Cátedra de Recursos Filogenéticos de la FES Cuautitlán refirió que, por regla general, la maleza crece de forma natural, y además con considerable vigor, porque en la mayoría de los casos se trata de especies endémicas adaptadas al medio y, por tanto, con gran facilidad de extenderse. Por ello, “la catalogación de mala hierba es poco menos que imposible”.

En México existen alrededor de 150 especies de plantas indeseables, y no son muchas si se toma en cuenta la biodiversidad que tenemos; no obstante, se calcula que menos del 0.1 por ciento de la flora mundial puede ser considerada maleza muy dañina.

En el caso del trigo, éste no alcanza a secarse porque está rodeado de maleza; en cuanto al chayotillo, común en el maíz, impide cosechar porque forma una maraña y primero se tiene que desyerbar.

Otras crecen en las zonas de agostadero, y el ganado no las come cuando son espinosas o tienen mal sabor, y si las consume, puede intoxicarse o lastimarse el hocico, en especial los bovinos; además, los espacios que ocupan podrían ser utilizados para forraje.

La maleza también puede ser hospedante intermedio de plagas y enfermedades, es decir, funcionar como reservorio de enfermedades dañinas o de insectos perjudiciales para el cultivo. Pueden provocar alergias al ser humano, envenenamiento y, en algunos casos, sobre todo en zonas cálidas como los trópicos, tapan las señales de tránsito.

En el caso de las acuáticas, absorben el agua y pueden llegar a taponar los canales de riego. Algunas son alelopáticas, es decir, tienen la capacidad de producir sustancias que impiden el crecimiento de otras, mencionó Zita Padilla.

En México existen alrededor de 150 especies de malezas.
En México existen alrededor de 150 especies de malezas.

También pueden ser benéficas

No obstante, reconoció la experta, existen malezas que son benéficas para los cultivos. En México hay poca experiencia al respecto, pero en Brasil ya se trabaja con “plantas acompañadoras”, que sirven como trampa para insectos porque se comen a éstas y no al plantío; aumentan la fertilidad del suelo y son fijadoras de nitrógeno.

También pueden actuar como limpiadoras de agua. Las malezas acuáticas absorben gran cantidad de contaminantes, mediante el proceso denominado fitorremediación, que es la utilización de plantas para descontaminar el líquido o los suelos. Asimismo, sirven como previsoras de erosión, porque un talud sin vegetación se deteriora más, recalcó.

Hoy día, añadió, las grandes cantidades de bióxido de carbono contribuyen al deterioro ambiental, pero las plantas verdes, cuando lo absorben, ayudan a prevenir el cambio climático. Las malezas tienen esa función.

Existen varios métodos de control. El preventivo, que consiste en que la semilla que se siembra no esté contaminada con otras de maleza, y comprobar que al cultivar una parcela esté libre de plantas; el mecánico, por medio del azadón o maquinaria, y el químico, con herbicidas.

La presidente de la Asomecima (asociación que en octubre cumplirá 31 años), informó que este año organizará el Congreso Nacional de Ciencia de la Maleza, convocado por la FES Cuautitlán, en colaboración con la Universidad Autónoma de Sinaloa, y el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias.

Asimismo, en 2013 el Congreso Iberoamericano de Ciencia de la Maleza, a realizarse en Cancún, Quintana Roo.

Créditos: Boletín UNAM-DGCS-177 – dgcs.unam.mx

Investigaciones universitarias, cultura, ciencia, noticias y contenidos de interés. Puebla, México.