Rinden homenaje en la UAM a destacado investigador del desarrollo urbano y regional de México y AL

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Profesores de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y de El Colegio de México rindieron un homenaje al doctor Gustavo Garza Villarreal, cuya trayectoria lo ha convertido en uno de los principales investigadores en el tema del desarrollo urbano y regional.

Durante la ceremonia, realizada en esta casa de estudios, el doctor Emilio Pradilla Cobos, profesor del Departamento de Teoría y Análisis de la Unidad Xochimilco, refirió que Garza Villarreal es reconocido como un gran científico urbano de México y América Latina (AL) y uno de los más importantes en términos del manejo de la indagación empírica.

Garza Villarreal, indicó, es el único especialista pionero en economía y ciudad, o economía y región, tema poco grato para muchos científicos urbanos, quizá por la dificultad del mismo o por la necesidad de trabajar a fondo la información práctica.

Desde sus primeras obras sobre el desarrollo urbano en México, la problemática económica está presente y acentuada sobre todo en el libro El proceso de industrialización en la Ciudad de México, publicado en 1985, que consiste en un trabajo enciclopédico cuyo tópico es insoslayable en estos momentos.

Conjuntar la materia del desarrollo urbano y regional con la economía es un hecho relevante, ya que a pesar de que ésta última es fundamental en el conocimiento de la ciudad, su presencia en la investigación es rebasada por la Sociología, Antropología y Etnología, entre otras disciplinas.

Los textos del doctor Garza Villarreal publicados: Cincuenta años de investigación urbana y regional en México 1940-1991 (coautor), Macroeconomía del sector servicios en la ciudad de México 1960-2003 (autor) y La organización espacial del sector servicios en México (coordinador), entre otros, son insustituibles en el conocimiento de la realidad mexicana.

Pradilla Cobos lamentó que durante los últimos 20 años la discusión sobre el desarrollo urbano y regional en la investigación haya quedado de lado, ya que es necesaria para la recuperación y evolución de nuevas líneas de indagación.

En su libro titulado Macroeconomía del sector servicios en la ciudad de México 1960-2003, teoriza sobre la revolución terciaria mundial que emerge en la segunda mitad del siglo XX, destacando sus implicaciones urbanas.

En esa obra plasma una síntesis y reflexión crítica de sus propias teorías del desarrollo urbano realizadas como un análisis empírico de homogenización de los censos de México.

El doctor Gustavo Garza Villarreal estudió en la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma de Nuevo León, la maestría en el Centro de Estudios Económicos y Demográficos de El Colegio de México, un diplomado en Planeación y Política Económicas de la Universidad de Cambridge, y el doctorado en Economía en la Universidad Nacional Autónoma de México.

Desde 1970 es profesor investigador del Centro de Estudios Demográficos, Urbanos y Ambientales de El Colegio de México; tiene publicados más de 220 trabajos entre artículos y capítulos de libros sobre desarrollo urbano, así como 22 libros en la especialidad.

Créditos: UAM. Dirección de Comunicación Social

La racionalidad no es una caracterísitica de las masas ni de las asambleas, indica el Doctor Michel-Louis Rouquette en la UAM

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

“La racionalidad se establece en el tiempo, etapa a etapa, sobre la base de procedimientos de verificación o falsación

Doctor Michel-Louis Rouquette, de la Universidad René Descartes de París (Francia)
Doctor Michel-Louis Rouquette, de la Universidad René Descartes de París (Francia)

que muestran que algo es falso o verdadero”, expresó el doctor Michel-Louis Rouquette, de la Universidad René Descartes de París (Francia).

Al dictar la conferencia “Razones abiertas y razones encubiertas. Las emociones: la razón de las masas”, en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), el investigador informó que esos procedimientos “deben ser explícitos y mostrados en forma completa”.

La racionalidad, resaltó, no es la razón de las masas y de las asambleas, ya que para ellas lo que cuenta es compartir la emoción y la evidencia común. “Si ustedes, el vecino y yo pensamos lo mismo y notificamos una evidencia semejante, entonces eso debe ser verdadero. Es así como se fabrican las apariciones”.

El investigador francés explicó que las razones de las asambleas y de las masas son “pensar en algo similar en idéntico tiempo”, lo que es contrario al procedimiento paso a paso y opuesto a los modos de verificación o falsación, acotó.

La racionalidad objetiva, insistió, se desarrolla en el tiempo y comprende varias etapas, mientras que la razón de los sentimientos de las masas “no tiene duración, es en el instante, es lo que sentimos todos, son las emociones que compartimos aquí y ahora”.

Para explicar los diversos lapsos que componen la construcción de la razón objetiva recordó a René Descartes (en su obra Discurso del método), quien consideraba “que se llega a la verdad mediante largas cadenas de razones”, que indican que se trata de un extenso proceso con periodos, que se encuentra ligado y encadenado.

El profesor francés también se apoyó en la Retórica de Aristóteles, cuando este filósofo hablaba de los razonamientos “que vienen de lejos”. “Es la misma idea de duración, en la que se afirma también que las masas y las asambleas no son capaces de seguir las razones”.

En suma, las razones objetivas son construidas poco a poco y se descubren etapa por etapa, “porque al principio éstas se encuentran necesariamente encubiertas”.

La Psicología social, concluyó, existe “porque en la vida social se reemplazan las razones encubiertas por descubiertas. De tal manera que esta ciencia no tiene ningún otro interés ni vale la pena si sólo repite lo que dice la gente en la calle, reproduce emociones y sentimientos y comparte lo evidente.

En esta conferencia el doctor Michel-Louis Rouquette recibió un reconocimiento por sus 16 años de colaborar con la UAM, el cual le fue entregado por parte del doctor Javier Velázquez Moctezuma, rector de la Unidad Iztapalapa.

Créditos: UAM. Dirección de Comunicación Social

Real, riesgo de brote epidémico entre animales domésticos

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Entre los padecimientos más comunes en animales domésticos se encuentran las parasitosis; un alto porcentaje de ellos, como bovinos o perros, pueden estar afectados, dijo José Juan Martínez Maya.
Entre los padecimientos más comunes en animales domésticos se encuentran las parasitosis; un alto porcentaje de ellos, como bovinos o perros, pueden estar afectados, dijo José Juan Martínez Maya.

• Los peligros por encefalopatía espongiforme bovina, influenza A-H5N1 (aviar) o peste bovina persisten, afirmó José Juan Martínez Maya, jefe del Departamento de Medicina Preventiva de la FMVZ

• Se han reconocido más de 200 entidades mórbidas que los animales pueden transmitir a los humanos, de las que más de 50 están presentes en México, expuso José Antonio Romero López

Los riesgos de que en cualquier momento se pudiera presentar en el país el brote de alguna enfermedad “exótica” entre animales domésticos son reales, alertó José Juan Martínez Maya, jefe del Departamento de Medicina Preventiva de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia (FMVZ) de la UNAM.

Ante ello, existen riesgos de padecimientos como encefalopatía espongiforme bovina, influenza A-H5N1 (aviar) o peste bovina, las dos últimas ya registradas en Estados Unidos, así como de afecciones en otras regiones del mundo que se pueden difundir fácilmente por el comercio internacional y la movilización de mercancías, animales y personas, expuso.

A su vez, José Antonio Romero López, maestro en ciencias e integrante del mismo Departamento, señaló que a ello se suma el riesgo de las zoonosis, comunes entre animales y humanos. “Se han reconocido más de 200 entidades mórbidas que los animales pueden transmitirnos; de ellas, más de 50 enfermedades están presentes en México”.
El principal objetivo es evitar que esos padecimientos entren a territorio nacional, sostuvo Martínez, y en caso de que llegara a suceder, detectarlos lo antes posible.

El ingreso de enfermedades exóticas ha tenido costos importantes para México, como sucedió con la fiebre aftosa, en la década de los 50; la encefalitis equina venezolana, en los 70; la enfermedad hemorrágica viral de los conejos, en los años 80, y la miasis producida por el gusano barrenador, que afecta tejidos y que, incluso, puede llegar a afectar a personas, sobre todo con capacidades diferentes. Todas ellas son, afortunadamente, exóticas el día de hoy, señaló.

La lucha contra las afecciones de los animales ha tenido logros importantes en el país; muestra de ello, es que la nación está libre de fiebre porcina clásica y de los males mencionados.

Pero “eso no nos exime de que muchas otras pudieran afectarnos, y en caso de presentarse y no detectarse a tiempo, podrían tener efectos severos en la economía o la salud pública. Eso dependerá de la reacción de los servicios veterinarios para descubrir y controlar a tiempo el problema y, lo más importante, prevenirlo”, acotó.

El experto aclaró que es complicado cuantificar los daños provocados por ese tipo de padecimientos; “tan sólo por brucelosis (también llamada fiebre de Malta) o por tuberculosis, se habla de millones de pesos”. Los costos van desde la disminución de la producción y vida útil de los animales, su productividad, nivel de vida, los tratamientos y hospitalizaciones, las posibles secuelas, hasta la posibilidad de transmisión a los humanos.

La frecuencia de estas afecciones puede ser alta, sobre todo porque existen regiones donde se estiman prevalencias que podrían ser de hasta 20 ó 30 por ciento, sostuvo.

Martínez explicó que una enfermedad infecciosa es producida por algún agente biológico (virus, bacteria, parásito e, incluso, una proteína denominada prion) y puede ser transmitida de un reservorio a otro animal susceptible.

Entre los padecimientos más comunes en los animales domésticos se encuentran las parasitosis; un alto porcentaje de ellos, como bovinos o perros, pueden estar afectados e incluso llegar a tener una importante carga.

En el caso de los animales domésticos, “los humanos determinamos el entorno y, por lo tanto, podemos favorecer la transmisión. Ejemplo de ello es la cisticercosis porcina, propiciada muchas veces por la forma de tenencia de los cerdos, a los que se permite comer materia fecal humana, o la tuberculosis, por confinamiento en espacios reducidos del ganado bovino, particularmente productor de leche”, indicó.

Al referirse a las enfermedades potencialmente peligrosas, los universitarios destacaron los casos de la influenza aviar, presentados en Asia y Europa.

Otro ejemplo es la encefalopatía espongiforme bovina, también llamada “mal de las vacas locas”, asociada a problemas degenerativos neuronales en humanos; para estas afecciones muchos países, incluido México, aplican medidas de vigilancia epidemiológica activa.

Romero López informó que recientemente se han reportado más casos de leptospirosis, padecimiento infeccioso generado por la bacteria Leptospira sp, que requiere para su transmisión la presencia de un “reservorio”, en este caso un roedor, que puede tener al microorganismo sin que le genere daño.

No obstante, transmite la bacteria a los humanos y a otros animales mediante su orina, y afecta de manera sistémica al organismo, siendo el riñón uno de los órganos blanco. En los bovinos genera abortos, y en perros y otros mamíferos, problemas renales.

Créditos: Boletín UNAM-DGCS-196 – dgcs.unam.mx

El pescado se ha encarecido en más de 20 por ciento en los últimos cuatro años

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

En los últimos cuatro años los productos del mar han incrementado sus costos entre un 20 y 22 por ciento.
En los últimos cuatro años los productos del mar han incrementado sus costos entre un 20 y 22 por ciento.

• En un año, los productos de mar aumentaron entre siete y nueve por ciento, informó el especialista de la Facultad de Economía de la UNAM, David Lozano Tovar

• México exporta la mayoría de ellos y es uno de los países que menos los consume, indicó Alonso Aguilar, del Instituto de Investigaciones Económicas

En los últimos cuatro años, los productos del mar incrementaron sus costos entre un 20 y 22 por ciento. Incluso, de la cuaresma del año pasado a la actual, se han encarecido un ocho por ciento, informó David Lozano Tovar, especialista del Centro de Análisis Multidisciplinario (CAM) de la Facultad de Economía (FE) de la UNAM.

Los productos que provienen de agua salada como el huachinango, robalo, carpa y camarones han aumentado sus costos entre siete y nueve por ciento; mientras, los de agua dulce, como el camarón carrusel y truchas, tres por ciento, y el atún y el salmón han subido hasta 50 por ciento, respectivamente.

Lozano Tovar detalló que los precios también varían en relación al sitio en el que se compre el producto y más en época de cuaresma. En los centros comerciales, el incremento se ve reflejado entre los 10 y 20 pesos, lo que obedece a un alza del 17 y 18 por ciento.

En los mercados y centros de distribución como La Viga, el encarecimiento se mantiene entre el siete y nueve por ciento. Mientras, en las zonas costeras del país mantienen sus costos, e incluso llegan a estar por debajo del estándar.

El especialista del CAM subrayó que el atún enlatado también ha elevado su precio, y se ubica entre 10.50 y 13 pesos.

Ante la situación, recomendó tanto a amas de casa como al público en general buscar la mejor opción y verificar que los productos estén en buen estado, pues en ocasiones, principalmente en los centros comerciales, los ofertan como frescos, sin que tengan esa condición.

México, gran exportador y bajo consumidor

El mercado de pescados y mariscos en México es dirigido a la exportación, principalmente a Estados Unidos. “Del abulón y la langosta se exporta en 100 por ciento, mientras que del atún, el 80 por ciento”.

Los productos de más alta calidad y talla, que van directo al mercado de exportación, se pescan en el noroeste del país —de Sinaloa a Sonora y Baja California y Baja California Sur— y los que no alcanzan esos estándares se quedan en las localidades y se comercian ahí.

Los mexicanos no consumimos muchos de estos productos, informó Alonso Aguilar Ibarra, especialista del Instituto de Investigaciones Económicas (IIEc). “Somos de los países que menos pescado consumen. Islandia, Malasia y Japón compran mucho, mientras que México y Taiwán tienen los menores niveles”.

Créditos: Boletín UNAM-DGCS-195 – dgcs.unam.mx

Educación sexual, una gran responsabilidad

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

La educación sexual es el proceso formativo a través del cual, una persona adquiere los conocimientos y valores que le permiten optar entre diversas actitudes y comportamientos, para lograr un desarrollo sexual armónico, con libertad y responsabilidad, afirmó la Doctora María Eugenia Barragán Huerta, Jefa del Departamento de Psicología del Hospital Universitario de la BUAP.

Aunque la información se da de forma paulatina, conforme van creciendo los menores, la edad de mayor riesgo está en los adolescentes, que son los que más requieren de orientación, con el fin de que aprendan a tomar decisiones correctas, y eviten problemas que los lleven a cambiar sus proyectos de vida.

Una cosa es la información y otra la educación sexual, puntualizó la especialista; la información se da desde que se está en el núcleo familiar, “donde el tema se tiene que manejar con naturalidad”. Los padres tienen que hablar con sus hijos de forma clara, dando el nombre correcto a cada una de las partes del cuerpo, porque no es adecuado poner sobrenombres, advirtió.

Hay personas que considera que dar información al hijo o la hija, significa otorgar permiso para que hagan lo que quieran y “no tiene porque ser así, ya que se trata de orientar a los adolescentes para que conozcan el funcionamiento de su cuerpo”, y en el momento adecuado, vivan su sexualidad con responsabilidad, expresó la Doctora Barragán Huerta.

Agregó que para apoyar a los padres de familia en la orientación sexual de sus hijos, sobre todo los que están en la edad de mayor riesgo, el Hospital Universitario, creo la “Clínica del Adolescente”, donde encontrarán toda la información adecuada y necesaria para una mejor educación sexual.

Este es un servicio gratuito que está abierto a la población en general, no sólo para los menores, sino también para los padres que muchas veces no saben cómo hablar con sus hijos.

Puso como ejemplo de la falta de información, el condón. No todas las personas saben cómo utilizarlo; un uso inadecuado puede llevarlos a un embarazo no deseado o contraer enfermedades de transmisión sexual, y si los menores no tienen la orientación necesaria de lo que significa y sus consecuencias, no se cuidarán como es debido.

La Doctora Barragán Huerta resaltó que los embarazos prematuros que se viven hoy en día son la causa de una sobreestimulación visual, auditiva, social, así como el alcohol y uso de sustancias toxicas, que provocan una desinhibición que lo lleva a buscar una pareja, ya no para hacer un vínculo afectivo, sino para una relación de deseo o placer.

Investigaciones universitarias, cultura, ciencia, noticias y contenidos de interés. Puebla, México.