All posts by admin

Sólo cambiará mapa económico-social y político mexicano con un mayor protagonismo en sus municipios, asegura investigador de la UAM

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

*Es forzoso pensar en soluciones particulares de acuerdo con las condiciones de cada ayuntamientomunicipios

Durante los últimos años los municipios en México han sido parte significativa en la transformación del país, sobre todo si se considera que el cambio del mapa político se inició precisamente por medio de ellos, consideró el doctor Rodolfo García del Castillo, profesor de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

De ahí la necesidad de discutir que los gobiernos locales tengan un mayor protagonismo, porque existe el riesgo de que en el escenario político se pierda la oportunidad de convertir a los ayuntamientos en un elemento detonante para el cambio social, aseguró el profesor del Departamento de Administración de la Unidad Azcapotzalco.

Durante el Congreso Internacional Municipalista “Los gobiernos locales ante los retos de la globalización”, García del Castillo señaló que el asunto de los gobiernos locales es de los más importantes y que la reforma política planteada de manera reciente debe abrir mayores espacios para mejorar la articulación del federalismo mexicano, trascendental para la conformación de un Estado diferente.

Si se hiciera “una retrospectiva rápida” de lo acontecido en el país desde fines de los años 80 y en los 90 se develaría que “fue justo en los espacios locales en los que por primera vez los partidos de oposición arribaron al poder, en aquel entonces Acción Nacional y de la Revolución Democrática”.

El especialista, quien durante más de 20 años ha estudiado los temas municipales en México, agregó que conforme fue cambiando el mapa político, “se logró un escenario distinto y una transición democrática formal”.

El también Presidente de la Red de Investigadores en Gobiernos Locales Mexicanos subrayó que por la heterogeneidad prevaleciente en los municipios del país, es forzoso “pensar en soluciones particulares de acuerdo con las condiciones de cada uno”.

Al dictar la conferencia magistral, el doctor Enrique Cabrero Mendoza, director general del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), subrayó que la agenda de la competitividad en realidades como la mexicana “es ignorada”.

Cuando se habla de política pública y de fomento a la competitividad, indicó, se considera que ello es responsabilidad del Gobierno Federal y sólo de manera eventual se reconoce que puede haber esfuerzos de las administraciones estatales, “pero todavía nos resistimos a aceptar esto en los municipios urbanos”.

El Director del CIDE definió la competitividad como la promoción de un entorno social, tecnológico, ambiental e institucional propicio para el mejor desempeño de las actividades económicas, pero aclaró que quienes la generan son las empresas. “Sin compañías con esta característica, por más esfuerzos que haga cualquier gobierno, no habrá grandes avances”, asentó.

Sin embargo, reconoció que por más contendientes que sean las corporaciones, si su entorno inmediato ?en este caso las ciudades? no les ayudan a desarrollar y profundizar sus niveles de competencia, se encontrarán con un obstáculo que al final ahuyentará la inversión, así como la instalación de empresas industriales y de servicios.

Cabrero Mendoza explicó que cuando se habla de “competitividad de ciudades” debe concebirse “como un factor determinante en el desarrollo urbano y regional”, pues no sólo incrementa el bienestar de los individuos, sino también la promoción de los modelos de desarrollo económico, que “difícilmente son implantados desde los gobiernos centrales”.
Créditos: UAM. Dirección de Comunicación Social. Número 122

El divorcio exprés, poco funcional en México

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Sólo si ambas partes están de acuerdo en concluir el lazo matrimonial, se puede hablar de divorcio voluntario, indicó María Leoba Castañeda Rivas
Sólo si ambas partes están de acuerdo en concluir el lazo matrimonial, se puede hablar de divorcio voluntario, indicó María Leoba Castañeda Rivas

• El solicitante no suele responsabilizarse de su familia, y esta ley encubre ese problema, explicó María Leoba Castañeda Rivas, directora del Seminario de Derecho Civil de la FD de la UNAM

• Con esta modalidad, uno de los cónyuges puede disolver el matrimonio sin dar explicaciones ni proveer causales

• En el 51 por ciento de los casos, fueron las mujeres quienes iniciaron la solicitud; en el 32 por ciento los varones, y sólo en el 17 por ciento, hubo un acuerdo mutuo

El divorcio exprés es una buena intención, pero en la Ciudad de México cuando una pareja se separa, el cónyuge solicitante no suele responsabilizarse de su familia; entonces, esta reforma en lugar de ser positiva encubre y acentúa varios problemas, señaló la directora del Seminario de Derecho Civil de la Facultad de Derecho (FD) de la UNAM, María Leoba Castañeda Rivas.

En 2008, se aprobó la reforma a los artículos 266 y 267 del Código Civil de la capital, entre otros, que dio paso al divorcio unilateral, voluntario o exprés, en el que uno de los cónyuges, sin dar explicaciones ni proveer causales, puede disolver el matrimonio.

Esta modificación del Legislativo local tenía una buena intención, porque un proceso de separación que dura entre nueve y 30 días puede ser sano, debido a que evita que la pareja participe de un proceso largo, desgastante y costoso, sin embargo, se descuidan aspectos importantes como alimentos, guarda y custodia de los hijos; visitas y convivencias y, en general, diversas cuestiones trascendentes para la célula familiar, explicó Castañeda Rivas.

La Asamblea local pretendió ser innovadora y estar a la vanguardia, al copiar el modelo de países europeos, concretamente de España. El problema radica en que los diputados partieron de un supuesto erróneo, al considerar esa unión como un contrato, susceptible de disolverse por la voluntad de uno de los consortes.

En realidad se trata de un acto jurídico familiar, que involucra a ambos cónyuges en la toma de decisiones. No debe olvidarse el origen de la relación, es decir, el consentimiento de dos sujetos, con la intervención del Estado, que jurídicamente sanciona y reconoce ese vínculo, indicó la universitaria.

“Sin embargo, con esta modalidad de divorcio, una sola persona actúa, sin oportunidad para que el otro pueda objetar; por tanto, este criterio denota falta de sistematización y ausencia de técnica legislativa”, acotó.

La especialista puntualizó que una vez decretada la separación surgen las dificultades, porque los desposados deben desahogar los incidentes o juicios independientes, ya sea de controversias del orden familiar u ordinarios civiles; es decir, el juez sustanciará, a petición de la parte interesada, la cuestión alimenticia de los menores y/o del otro cónyuge, la división de los bienes y la custodia de los hijos, entre otros aspectos, que son los efectos del matrimonio y de su disolución.

Una vez divorciados se da cauce a la controversia; aproximadamente el 60 por ciento de las parejas separadas no se preocupa por realizar ese procedimiento, que implican conflicto; cuando se llegan a tramitar, es sumamente larga, señaló.

Según la directora del Seminario de Derecho Civil, el Legislativo local tampoco reflexionó sobre el orden público ni el entorno en que se vive, porque la persona puede contraer nuevas nupcias sin importar la causal de divorcio, que en algunos casos es la violencia familiar, y tal vez si se une con otra persona, repita la misma conducta.

En su mayoría mujeres, las solicitantes del divorcio exprés

De acuerdo con datos de la Dirección de Estadística de la Presidencia del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, en el período de diciembre de 2008 a noviembre del 2009, se registraron 24 mil 315 solicitudes de divorcio exprés; de ellas, 51 por ciento fueron efectuadas por mujeres; 32 por ciento por varones, y sólo el 17 por ciento fue una comparecencia de común acuerdo.

En un inicio, se pensó que el sector femenino sería el más afectado y quedaría desprotegido; sin embargo, su incidencia se podría interpretar como una alternativa para liberarse de la posible violencia familiar.

Sin embargo, se debe volver a la premisa original, la familia; normalmente, las mujeres se convierten en jefas de familia, deben sostener a los hijos, cubrir los gastos y, por tanto, toman esa decisión sin responsabilizar al ex esposo, quien en algunas circunstancias sólo se hace cargo de los hijos por breves períodos, explicó la investigadora.

El divorcio exprés, un retroceso en la materia

Castañeda consideró que este proceso es armonioso sólo si ambas partes están de acuerdo en concluir el vínculo matrimonial, porque sólo así se puede hablar de divorcio voluntario; “si la situación es contraria, la consecuencia de la solicitud unilateral agrede a la otra parte, pues sin importar su opinión, el juez dicta la sentencia”.

Es preocupante que haya un retroceso en la materia porque se desprotege a la familia. La jurista recordó que históricamente México se había caracterizado por incluir en su legislación una sistemática adecuada, que definía claramente quién se encargaría de los efectos del matrimonio una vez efectuado el divorcio.

Por esa situación, el país fue reconocido por naciones como Argentina, Chile o España, que tuvieron sus leyes concernientes a finales del siglo XX. “La sistemática mexicana era cuidadosa y pulcra en la protección del entorno familiar, al regular lo que ocurrirá en relación a los hijos, los bienes y los cónyuges separados”.

En el país, desde 1914 se contaba con la Ley del Divorcio Vincular, impulsada por Venustiano Carranza, que rompe la unión matrimonial y permite contraer nuevas nupcias, “Al quedar libres, se calificaban los efectos del divorcio, porque a ninguna persona se le puede tener “ a fortiori” en una relación conyugal no deseada, pero debe protegerse el interés de los hijos y de los divorciados”.

En esa ley, se creó un catálogo exhaustivo de causales para probar los motivos de la disolución del vínculo, lo que con el tiempo, desencadenó procesos largos, costosos y que agravaban el conflicto entre la pareja.

Posteriormente, en 1917 la regla fue incluida en la Ley Sobre Relaciones Familiares, para proteger el entorno familiar, porque determinaba la custodia de los hijos, el derecho de convivencia, la manutención y el techo, entre otros.

Con la creación del Código Civil de 1928 (que entró en vigor en 1932), y poco a poco, con una serie de reformas y experiencias en la materia, el catálogo de causales se hizo casuístico, y los procedimientos largos, por lo que la Asamblea capitalina tomó cartas en el asunto, pero faltó el elemento de la tramitación de los efectos del matrimonio y de la separación frente a los descendientes, los bienes y los divorciados.

Para concluir, Castañeda Rivas señaló que el divorcio exprés es una puerta falsa, que desprotege a la familia; cuando sólo un cónyuge se hace responsable del hogar y el otro queda totalmente liberado se violenta el orden público y el interés social. “Esta reforma tiene sus bondades, pero cuando se efectúa por acuerdo mutuo; por tanto, el Legislativo local debió garantizar la organización familiar”.

Créditos: Boletín UNAM-DGCS-197 – dgcs.unam.mx

Inseguridad pública y persistencia de la corrupción entre los desafíos para alcanzar la democracia en México, indican en libro editado por la UAM

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

*También destacan la debilidad del estado de derecho y la extrema desigualdad económica y social

*En la publicación Situación de la democracia en México, editada por esta Universidad, participan 21 expertos quienes buscan orientar la toma de decisiones para mejorar la calidad de la democracia

La democracia mexicana es una obra todavía en construcción, con logros importantes, pero con fuertes desafíos para mejorar su calidad, consideraron 21 expertos y autores del libro Situación de la democracia en México, editado por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

Durante la presentación de la obra, organizada en la Unidad Iztapalapa, los especialistas –integrados en un panel interdisciplinario– sostienen que la democracia en México está situada ligeramente arriba del punto medio entre el mínimo aceptable y el óptimo deseable, y que tiene muchas áreas abiertas para su avance.

En opinión de los profesores los aspectos negativos y que constituyen los desafíos más notables son: la debilidad del Estado de derecho; extrema desigualdad económica y social; influencia de las grandes empresas sobre las políticas públicas; dudas de la equidad del sistema electoral; mala imagen pública de los partidos políticos, distanciamiento entre las élites políticas y la ciudadanía e insuficiencia de la rendición de cuentas y de oportuna respuesta gubernamental.

También resaltan la inseguridad pública; la persistencia de la corrupción; la concentración de la propiedad de los medios electrónicos de comunicación; la baja participación popular, y la centralización excesiva de las principales decisiones en la capital de la República.

Para fortalecer la democracia mexicana el equipo de científicos sociales consensó algunas propuestas: garantizar derechos colectivos efectivos a los pueblos indígenas y el acceso real a los derechos individuales; introducir  procedimientos expeditos con el fin de restituir daños y perjuicios causados por las autoridades administrativas, policiales o judiciales, así como democratizar a los sindicatos e integrar la justicia laboral al poder judicial.

Aparte de introducir mecanismos de democracia semidirecta en la esfera federal (referéndum, iniciativa popular y revocación de mandato); admitir candidaturas independientes a cargos de elección popular; profesionalizar las fuerzas policiales y erradicar la corrupción de sus filas; mejorar el sistema de procuración de justicia, y poner a las fuerzas armadas al escrutinio público y reducir su tamaño.

Proponen también fortalecer las agencias fiscalizadoras y anticorrupción; desconcentrar la propiedad de los medios de comunicación electrónicos; reducir la brecha entre los salarios de funcionarios y los del resto de los trabajadores; expandir el servicio profesional de carrera en todos los ámbitos y mejorar el federalismo y las capacidades y recursos de los gobiernos estatales y municipales, para que los ciudadanos paguen sus impuestos a las administraciones locales y no al Gobierno Federal.

Entre los logros hacia una democracia de calidad los investigadores destacan: el acuerdo sobre la constitución de una nacionalidad y ciudadanía incluyentes; la existencia de un marco legal adecuado (aunque no siempre respetado) para la protección de los derechos civiles, políticos, económicos y sociales; el mejoramiento constante del sistema electoral, la libertad y diversidad de los partidos políticos y la posibilidad real de alternancia de éstos en el gobierno.

Además del control civil sobre militares y policías; los esfuerzos por aumentar la transparencia y minimizar la corrupción; la irrestricta libertad de prensa; la creación y actividad de organizaciones civiles independientes; la búsqueda de un auténtico federalismo; la incorporación (parcial) de los tratados internacionales de derechos humanos a la legislación nacional, y la permanente tarea legislativa y de construcción institucional que busca consolidar la democracia.

El libro Situación de la democracia en México fue coordinado por el doctor Gustavo Ernesto Emmerich Isaac, investigador del Departamento de Sociología de la Unidad Iztapalapa, quien reunió a 21 científicos sociales de la UAM, las universidades Nacional Autónoma de México y Autónoma de la Ciudad de México; del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y el Servicio Exterior Mexicano.

Con el uso de la metodología del Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral –instancia intergubernamental con sede en Estocolmo, Suecia– el panel interdisciplinario buscó orientar la toma de decisiones para mejorar la calidad de la democracia en el país y contribuir al debate público.

El proyecto –financiado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología– eligió para el debate científico y la evaluación de la democracia mexicana cuatro dimensiones: ciudadanía, leyes y derechos; representación y responsabilidad gubernamental; sociedad civil y participación popular, y la democracia más allá de las fronteras del Estado, las cuales se desglosan en 14 temáticas a examinar y dan cabida a 99 preguntas generales y específicas que son respondidas y traducidas a una valoración numérica de cinco escalas.

El doctor Víctor Alarcón Olguín, profesor del Departamento de Sociología de la Unidad Iztapalapa y uno de los autores del libro, consideró el texto como una importante contribución metodológica a la ciencia política, ya que el estudio demuestra la capacidad predictiva y de diagnóstico que puede ofrecer la disciplina.

Créditos: UAM. Dirección de Comunicación Social.

Rinden homenaje en la UAM a destacado investigador del desarrollo urbano y regional de México y AL

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Profesores de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y de El Colegio de México rindieron un homenaje al doctor Gustavo Garza Villarreal, cuya trayectoria lo ha convertido en uno de los principales investigadores en el tema del desarrollo urbano y regional.

Durante la ceremonia, realizada en esta casa de estudios, el doctor Emilio Pradilla Cobos, profesor del Departamento de Teoría y Análisis de la Unidad Xochimilco, refirió que Garza Villarreal es reconocido como un gran científico urbano de México y América Latina (AL) y uno de los más importantes en términos del manejo de la indagación empírica.

Garza Villarreal, indicó, es el único especialista pionero en economía y ciudad, o economía y región, tema poco grato para muchos científicos urbanos, quizá por la dificultad del mismo o por la necesidad de trabajar a fondo la información práctica.

Desde sus primeras obras sobre el desarrollo urbano en México, la problemática económica está presente y acentuada sobre todo en el libro El proceso de industrialización en la Ciudad de México, publicado en 1985, que consiste en un trabajo enciclopédico cuyo tópico es insoslayable en estos momentos.

Conjuntar la materia del desarrollo urbano y regional con la economía es un hecho relevante, ya que a pesar de que ésta última es fundamental en el conocimiento de la ciudad, su presencia en la investigación es rebasada por la Sociología, Antropología y Etnología, entre otras disciplinas.

Los textos del doctor Garza Villarreal publicados: Cincuenta años de investigación urbana y regional en México 1940-1991 (coautor), Macroeconomía del sector servicios en la ciudad de México 1960-2003 (autor) y La organización espacial del sector servicios en México (coordinador), entre otros, son insustituibles en el conocimiento de la realidad mexicana.

Pradilla Cobos lamentó que durante los últimos 20 años la discusión sobre el desarrollo urbano y regional en la investigación haya quedado de lado, ya que es necesaria para la recuperación y evolución de nuevas líneas de indagación.

En su libro titulado Macroeconomía del sector servicios en la ciudad de México 1960-2003, teoriza sobre la revolución terciaria mundial que emerge en la segunda mitad del siglo XX, destacando sus implicaciones urbanas.

En esa obra plasma una síntesis y reflexión crítica de sus propias teorías del desarrollo urbano realizadas como un análisis empírico de homogenización de los censos de México.

El doctor Gustavo Garza Villarreal estudió en la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma de Nuevo León, la maestría en el Centro de Estudios Económicos y Demográficos de El Colegio de México, un diplomado en Planeación y Política Económicas de la Universidad de Cambridge, y el doctorado en Economía en la Universidad Nacional Autónoma de México.

Desde 1970 es profesor investigador del Centro de Estudios Demográficos, Urbanos y Ambientales de El Colegio de México; tiene publicados más de 220 trabajos entre artículos y capítulos de libros sobre desarrollo urbano, así como 22 libros en la especialidad.

Créditos: UAM. Dirección de Comunicación Social

La racionalidad no es una caracterísitica de las masas ni de las asambleas, indica el Doctor Michel-Louis Rouquette en la UAM

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

“La racionalidad se establece en el tiempo, etapa a etapa, sobre la base de procedimientos de verificación o falsación

Doctor Michel-Louis Rouquette, de la Universidad René Descartes de París (Francia)
Doctor Michel-Louis Rouquette, de la Universidad René Descartes de París (Francia)

que muestran que algo es falso o verdadero”, expresó el doctor Michel-Louis Rouquette, de la Universidad René Descartes de París (Francia).

Al dictar la conferencia “Razones abiertas y razones encubiertas. Las emociones: la razón de las masas”, en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), el investigador informó que esos procedimientos “deben ser explícitos y mostrados en forma completa”.

La racionalidad, resaltó, no es la razón de las masas y de las asambleas, ya que para ellas lo que cuenta es compartir la emoción y la evidencia común. “Si ustedes, el vecino y yo pensamos lo mismo y notificamos una evidencia semejante, entonces eso debe ser verdadero. Es así como se fabrican las apariciones”.

El investigador francés explicó que las razones de las asambleas y de las masas son “pensar en algo similar en idéntico tiempo”, lo que es contrario al procedimiento paso a paso y opuesto a los modos de verificación o falsación, acotó.

La racionalidad objetiva, insistió, se desarrolla en el tiempo y comprende varias etapas, mientras que la razón de los sentimientos de las masas “no tiene duración, es en el instante, es lo que sentimos todos, son las emociones que compartimos aquí y ahora”.

Para explicar los diversos lapsos que componen la construcción de la razón objetiva recordó a René Descartes (en su obra Discurso del método), quien consideraba “que se llega a la verdad mediante largas cadenas de razones”, que indican que se trata de un extenso proceso con periodos, que se encuentra ligado y encadenado.

El profesor francés también se apoyó en la Retórica de Aristóteles, cuando este filósofo hablaba de los razonamientos “que vienen de lejos”. “Es la misma idea de duración, en la que se afirma también que las masas y las asambleas no son capaces de seguir las razones”.

En suma, las razones objetivas son construidas poco a poco y se descubren etapa por etapa, “porque al principio éstas se encuentran necesariamente encubiertas”.

La Psicología social, concluyó, existe “porque en la vida social se reemplazan las razones encubiertas por descubiertas. De tal manera que esta ciencia no tiene ningún otro interés ni vale la pena si sólo repite lo que dice la gente en la calle, reproduce emociones y sentimientos y comparte lo evidente.

En esta conferencia el doctor Michel-Louis Rouquette recibió un reconocimiento por sus 16 años de colaborar con la UAM, el cual le fue entregado por parte del doctor Javier Velázquez Moctezuma, rector de la Unidad Iztapalapa.

Créditos: UAM. Dirección de Comunicación Social