La biblioteca central, ícono de la UNAM y la nación, cumple 54 años

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

La Biblioteca Central cumple 54 años de proporcionar servicios de información.
La Biblioteca Central cumple 54 años de proporcionar servicios de información.

• El 5 de abril de 1956, este espacio abrió sus puertas para ofrecer sus servicios, expuso Eugenio Romero Hernández, subdirector de esta instancia
• Desde entonces, ofrece recursos documentales y servicios de información que permiten apoyar las tareas sustantivas de esta casa de estudios
• En sus orígenes, tuvo cerca de 80 mil volúmenes; hoy cuenta con más de 500 mil, y un millón y medio de asistentes al año

La Biblioteca Central, ícono de México y de la Universidad Nacional y uno de los edificios más fotografiados, cumple 54 años de proporcionar servicios de información.

El 5 de abril de 1956, este espacio abrió sus puertas para ofrecer sus servicios a la comunidad, expuso su subdirector, Eugenio Romero Hernández.

Hoy, como entonces, la Central cumple con su tarea de proporcionar a los universitarios recursos documentales y servicios de información que permiten apoyar las tareas sustantivas de esta casa de estudios en docencia, investigación, difusión y extensión de la cultura.

Diseñada por el arquitecto y pintor Juan O`Gorman, originalmente fue concebida como biblioteca nacional aunque por cuestiones de espacio y de lejanía de la entonces apartada Ciudad Universitaria, se consideró dejar para después la construcción de su propio edificio.

En sus orígenes, la Biblioteca Central tuvo cerca de 80 mil volúmenes. Empezó con un servicio de estantería cerrada; es decir, en el mostrador central de la planta principal, donde también se hacía la consulta, el usuario llenaba una papeleta o ficha de préstamo con los datos del libro que requería, previa consulta del fichero.

En un montacargas se subían las papeletas al primer piso donde los bibliotecarios buscaban el volumen en cuestión; entonces, existían dos pisos, el segundo y el tercero, de libros organizados y clasificados, y dos más de tesis y revistas; en el resto, había muchos más materiales, en proceso de catalogación.

Los encargados enviaban por la misma vía el texto requerido al mostrador, donde el usuario entregaba su credencial, y se hacía el trámite para el préstamo. Por libro, el proceso se llevaba un promedio de entre 20 y 30 minutos.

Hoy se cuenta con el servicio llamado de “autopréstamo”, donde el usuario, con su número de registro y una clave o NIP que recibe por correo electrónico, puede obtener un libro directamente en las máquinas respectivas. Incluso, es posible resellar el libro desde la página electrónica de la Biblioteca, sin necesidad de asistir. También por Internet se pueden consultar las bases de datos.

Actualmente, se cuenta con alrededor de un millón y medio de asistentes al año; a veces, hasta seis mil o siete mil usuarios diarios, y un acervo de alrededor de 500 mil volúmenes.

Además, posee una colección de obras antiguas, todas catalogadas, que van del siglo XV al XVIII, incluido un incunable, Las siete partidas de Alfonso X, obra de origen europeo que data de 1492, junto con muchas otras que alguna vez estuvieron en conventos. Todas ellas se están digitalizando para contribuir a su conservación, explicó.

Inicios de la construcción del edificio que hoy alberga una colección de obras que van del siglo XV al XVIII, incluido un incunable, Las siete partidas de Alfonso X, obra de origen europeo que data de 1492.
Inicios de la construcción del edificio que hoy alberga una colección de obras que van del siglo XV al XVIII, incluido un incunable, Las siete partidas de Alfonso X, obra de origen europeo que data de 1492.

Durante la construcción de CU, la Universidad brindó sus muros a los artistas para que en ellos se continuara una tradición plástica, que se remonta a centenares de años. Así surgieron los relieves de Juan O’Gorman en la Biblioteca Central: el enorme mural denominado Representación Histórica de la Cultura.

El artista expresó: “Desde el principio, tuve la idea de hacer mosaicos de piedras de colores en los muros ciegos de los acervos, con la técnica que ya tenía bien experimentada. Con estos mosaicos la biblioteca sería diferente al resto de los edificios de la Ciudad Universitaria, y con esto se le dio carácter mexicano.

“Claro está que para hacer los mosaicos era necesario obtener piedras de todos los colores posibles. Para ello, emprendí viajes por toda la República Mexicana (…). Visité muchos minerales y canteras para recoger muestras de cada una de ellas.

“Finalmente, seleccioné diez colores con los cuales podían hacerse los mosaicos (…). Fue necesario recurrir a las piedras de colores naturales porque no hay en ninguna parte del mundo colores que puedan pintarse y que resistan la intemperie, los rayos solares, las lluvias y los cambios de temperatura”.

De ese modo, O`Gorman dedicó el muro norte a la época prehispánica; el sur, a la de la conquista y colonial; el oriente, al progreso social de México, y el poniente, a la cultura nacional y la actividad universitaria.

Créditos: Dirección General de Comunicación Social

Subutilizados los acuerdos comerciales firmados por México, consideran en simposio en la UAM

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

*Es necesario desarrollar la industria mexicana y hacer una difusión comercial sectorial y por grupos para potenciar los tratados y recuperar la competitividad

La política comercial de México ha estado orientada a la firma de diversos acuerdos en general bien negociados, sin embargo, la mayoría de éstos son subutilizados y no aprovechados sobre todo por la falta de infraestructura física y de servicios que reclama el nivel de comercio, señaló la doctora Melba Falck Reyes, profesora de la Universidad de Guadalajara.

En el marco del II Simposio Iberoamericano de Estudios sobre Japón, organizado en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), explicó que esta ausencia se debe a la carencia de políticas coordinadas que apoyen a los productores potenciales y la aplicación de medidas pactadas.

Tal es el caso –abundó la doctora en Relaciones Transpacíficas– de la escasa capacidad y equipamiento de los principales puertos marítimos que afecta al sector agroindustrial, así como los elevados costos de transporte, servicios, seguros, contabilidad y compras locales, entre otros.

Esto repercute en la subutilización de los acuerdos firmados, los cuales pretenden aumentar el libre comercio y generar ganancias, ejemplo de ello es el pacto de México con Japón que permitió formalizar el primer convenio transpacífico, refirió la especialista del Departamento de Estudios del Pacífico.

La complementariedad de las dos economías facilitó la negociación para nuestro país en tres sectores importantes: textil, del calzado y agrícola, además de otro que opera mediante cuotas, dividido en subsectores: naranjero, de carne de cerdo, de res y de ave; todos ellos intensivos en el uso de mano de obra.

A pesar de las ventajas comparativas dinámicas en los tres primeros sectores, México no pudo obtener provecho por sus desventajas, como son los índices de calidad y las barreras arancelarias y fitosanitarias, además de la infraestructura física y de servicios, lo que genera “cuellos de botella” con todos los socios comerciales.

Otra deficiencia –detectada en el ámbito agrícola, pero presente también en otros campos– es la falta de identificación de grupos potenciales en México con capacidad de exportación, desaprovechando diversas ramas industriales, como es el caso de Jalisco, que destaca en la producción de carne.

En suma, es necesario desarrollar la industria mexicana y hacer una difusión comercial sectorial y por grupos, para ayudar a potenciar los acuerdos y recuperar la competitividad.

El doctor José Luis León Manríquez, investigador del Departamento de Política y Cultura, refirió que el deseo de aprovechar a Japón como balanza en las relaciones con Estados Unidos se ha perdido; los acuerdos comerciales para perseguir una diversificación política no fueron suficientes, y el Tratado de Libre Comercio con América del Norte llegó a sus límites políticos, lo que provocó una crisis en la inserción de México hacia el exterior.

El profesor de la Unidad Xochimilco subrayó que el tipo de política económica que se desarrolla en el país es anacrónica, y opinó que el gobierno debe trabajar en la posibilidad de integrar las industrias auxiliares y de soporte a la cadena de producción.

Es necesario, dijo, pensar en retomar el concepto de la política industrial focalizada en el impulso de ciertos sectores -suplementarios y no como sustitutos- en coordinación con el ámbito privado.

Créditos: UAM. Dirección de Comunicación Social. No.127

Propone investigador de la UAM que las farmacias cuenten con farmacéuticos que supervisen la compra de antibióticos

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

La falta de recursos económicos genera que el paciente se auto-medique, problema de seguridad pública
La falta de recursos económicos genera que el paciente se auto-medique, problema de seguridad pública

*Necesario realizar una campaña de educación respecto al uso de antibióticos para evitar que surjan cada vez más cepas resistentes a ellos en el humano

*La falta de recursos económicos genera que el paciente se auto-medique, problema de seguridad pública

La venta de antibióticos con receta es una medida extrema implementada por la Secretaría de Salud debido a la tendencia en la población a la automedicación, lo que ha provocado que ciertas bacterias se hagan resistentes a las medicinas, señaló el doctor Jaime Bustos Martínez, profesor de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

Esta disposición causará descontrol, por ello una solución sería que las farmacias cuenten con un farmacéutico que supervise la venta de antibióticos o cualquier otro medicamento, así como crear campañas para que la gente dimensione las consecuencias de la automedicación y así evitar que surjan cada vez más cepas resistentes a esos compuestos en el humano.

El investigador del Departamento de Atención a la Salud destacó que en otros países las farmacias son atendidas por farmacéuticos que tienen una licenciatura, conocen los medicamentos y cuentan con la autorización de sus ministerios de salud para recetar, esto no sucede en México.

El profesor de la Unidad Xochimilco afirmó que la automedicación se ha convertido en un problema de salud pública, porque han surgido bacterias que antes eran controladas y que han desarrollado resistencia a las sustancias químicas.

Esta situación se ha incrementado también debido a que la gente se auto-medica, sin saber si la bacteria que se requiere atacar es sensible o resistente a la medicina que se toma.

El especialista en Biología Molecular y Microbiología explicó que la resistencia de las bacterias se ha dado desde que los individuos comenzaron a consumir antibióticos y que se debe a que con el tiempo los microorganismos se seleccionan, adaptan y evolucionan al adquirir genes de resistencia, lo cual es propiciado por el uso indiscriminado de medicamentos.

Si un individuo consume un compuesto y no cumple con toda la dosis prescrita para que se destruya la bacteria, las que sobrevivan se seleccionarán y posiblemente se volverán resistentes a ese fármaco.

Esto es muy común, acotó Bustos Martínez, porque la gente se siente bien en los primeros días y no concluye sus tratamientos o el ciclo que se le prescribió; lo que sucederá la siguiente vez que se infecte con las mismas bacterias, será que la medicina no le servirá.

Uno de los factores que inciden en la automedicación es la falta de recursos económicos o tiempo para acudir con el médico, lo que provoca que el paciente compre directamente los medicamentos en la farmacia.

Lo anterior no sucedería si se contara con un sistema de salud más eficiente, en el que el individuo acudiera con gusto para ser atendido por un médico con el fin de obtener el tratamiento adecuado bajo prescripción médica.

Además de esta medida, el profesor informó que el sector salud realiza estudios con respecto a la resistencia de los antibióticos y ha tratado de que la gente tenga acceso a este tipo de datos, “de manera que estemos alerta cuando surjan bacterias que son demasiado virulentas, como es el caso del Staphylococcus aureus resistente a la meticilina”.

Créditos: UAM. Dirección de Comunicación Social

El sismo de Mexicali superó al de Haití; el respeto al código de construcción evitó un desastre

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

El sismo en Mexicali se localizó sobre el Sistema de Fallas Cerro Prieto, una prolongación de la Falla de San Andrés, en California, Estados Unidos.
El sismo en Mexicali se localizó sobre el Sistema de Fallas Cerro Prieto, una prolongación de la Falla de San Andrés, en California, Estados Unidos.

• Con una magnitud de 7.2 y una profundidad de 10 kilómetros bajo la capital de Baja California, fue un evento grande, dijo el jefe del Servicio Sismológico Nacional, Carlos Valdés González

El sismo de magnitud 7.2 que se registró ayer domingo a las 17:40 (hora del centro) a 60 kilómetros al sureste de Mexicali, en Baja California, fue un poco mayor que el de Haití, pero el respeto a los códigos de construcción y la educación de la gente en esa región evitaron que se convirtiera en un desastre, afirmó Carlos Valdés González, jefe del Servicio Sismológico Nacional, organismo adscrito al Instituto de Geofísica de la UNAM.

El movimiento fue localizado a una profundidad de 10 kilómetros, sobre una falla casi vertical, con orientación noroeste-sureste, congruente con el sistema de fallas cartografiado en esa zona.

Se sintió con intensidad en Mexicali, Tijuana, Calexico, San Diego y Los Ángeles, zona fronteriza que comparten México y Estados Unidos.

“El de Mexicali fue un sismo muy parecido al de Haití, pues se localizó muy cerca de la superficie y, debido a su escasa profundidad, generó un movimiento intenso que cubrió una zona amplia. Pero los daños dependen mucho de las construcciones, y claramente las repercusiones en Mexicali y Haití fueron muy distintas. Aquí hubo daños materiales y dos víctimas, pero en Haití murieron miles”, agregó Valdés González.

En la generación de un desastre no solamente influye la magnitud del sismo, sino la preparación de la gente, el respeto a los códigos de construcción y saber qué hacer en caso de un terremoto.

Sistema de Fallas Cerro Prieto

El sismo del 4 de abril en Mexicali se localizó sobre el Sistema de Fallas Cerro Prieto, una prolongación de la Falla de San Andrés, en California, Estados Unidos.

Se trata de un lugar sísmico porque es la frontera de las placas tectónicas del Pacífico (en Baja California) y de Norteamérica (en Sonora).

“Hacía muchos años que en esta zona no había un temblor de tal magnitud, pero el Servicio Sismológico Nacional tiene registros de movimientos semejantes en 1915, de magnitud 7.0; en 1934 y 1940, ambos de 7.1, y en 1979, de 7.0”, recordó.

Valdés González explicó que se trató de un sismo de corrimiento lateral, como el de Haití, a diferencia de los de subducción, como el de 1985 en la Ciudad de México, o el de Chile, en febrero pasado.

Debido a que fue un sismo lateral, no generó un cambio de elevación terrestre y en consecuencia no causó un tsunami, aunque estaba cerca del mar, señaló Valdés González.

Recomienda simulacros mensuales

El titular del Servicio Sismológico Nacional dijo que eventos como el de Mexicali sirven para cuestionar si estamos preparados para enfrentar a un terremoto.

“Creo que este evento es una buena ocasión para plantear hacer simulacros, por lo menos una vez al mes, en zonas sísmicas del país”, recomendó.

En el norte del territorio tiembla con más frecuencia y se sienten sismos de magnitud 4.5, mientras en el centro sólo se perciben cuando son de magnitud 6 a 6.5.

Ante la posibilidad de nuevos temblores en México, Valdés González sugirió respetar los códigos de construcción y aumentar los ejercicios de protección civil.

Créditos: Boletín UNAM-DGCS-208 – dgcs.unam.mx

Sin acceso a Internet siete de cada 10 mexicanos

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

El fraude, la pornografía infantil y el robo están ya tipificados, y se cometan en la calle o Internet, son infracciones, señaló Raúl Trejo Delarbre.
El fraude, la pornografía infantil y el robo están ya tipificados, y se cometan en la calle o Internet, son infracciones, señaló Raúl Trejo Delarbre.

• Una auténtica política pública debe incluir previsiones para que cada vez más mexicanos estén conectados a este servicio, consideró Raúl Trejo Delarbre, del IIS de la UNAM

• Los blogs, al igual que otros espacios de Internet, están protegidos por los ordenamientos legales que garantizan la libertad de expresión, señaló.

• Julio Téllez, del IIJ, dijo que la administración pública debería tomar acciones más rigurosas respecto a los usos inadecuados de esta tecnología

Por lo menos siete de cada 10 mexicanos no tienen acceso a Internet, y el bajo ingreso a ese espacio virtual, hace que cualquier efecto social, político o cultural de la red (correo electrónico, blogs o la Web misma) esté limitado, señaló Raúl Trejo Delarbre.

El integrante del Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) de la UNAM, sostuvo que una auténtica política pública en la materia debería incluir previsiones para que cada vez más personas estén conectadas a Internet.

Hoy, la brecha digital implica no sólo la distancia de muchos ciudadanos respecto de los recursos informáticos, sino de niveles de calidad. No es lo mismo una conexión de banda ancha a una telefónica.

En ese sentido, dijo, no habría que moverle más a la legislación, sino propiciar el establecimiento de más accesos.

Luego de explicar que un Weblog, también llamado blog o bitácora, es un sitio donde cronológicamente se recopilan mensajes de uno o varios autores, con un uso o temática en particular, Trejo Delarbre aseguró que éstos, igual que otros espacios en la red de redes, están protegidos por los ordenamientos legales que garantizan, en México y el mundo, la libertad de expresión.

Sin embargo, admitió, los delitos deben ser castigados, independientemente del entorno o espacio en el que se produzcan; las infracciones y violaciones en este medio deben de tratarse como ocurre fuera de línea.

Cuando alguien roba dinero de una cuenta bancaria por Internet incurre en un delito, aunque el código mercantil o comercial no hable específicamente del ciberespacio. “El fraude, la pornografía infantil y el robo están ya tipificados; se cometan en la calle o Internet, son infracciones”.

En ese sentido, el doctor en informática jurídica y miembro del Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ), Julio Téllez Valdés, refirió el fenómeno de las redes sociales, donde existe un intercambio fluido de información, música, videos y datos de carácter personal; pero en ocasiones no se da el uso adecuado y pueden ser empleadas para fines comerciales, electorales y hasta delictivos.

Tras recordar que, en la actualidad, se cita que hay cerca de un millón y medio de blogs a nivel mundial, el investigador de la UNAM aseguró que con relación al aspecto legal, ha habido intentos por regularlos jurídicamente, porque en ocasiones, se pueden trastocar los derechos de privacidad de las personas, de la propiedad intelectual o en materia comercial.

El jurista comentó que en la Unión Europea hubo propuestas para hacerlo, pero fueron criticadas porque atentaba contra la privacidad.

También en Estados Unidos se pretende regularlos porque algunos están asociados a intereses comerciales que, de algún modo, intentan estimular el consumo de ciertos productos o servicios. En los blogs, afirmó Téllez Valdés, debe haber una manifestación de independencia y autonomía, pero de ninguna manera elementos tendenciosos.

El principio de los blogs

La aparición del primer weblog ocurrió en 1993, fue creado por uno de los padres de Internet, Tim Bernes Lee. Consistía en un listado de webs y sus links correspondientes, acompañados de un breve comentario.

Después, fue controlado por Netscape, que lo convirtió en la primera guía de sitios de Internet y monopolizó el mercado entre los años 1993 y hasta finales de 1995. En 1996, Dave Winer escribió un blog histórico para el Maratón 24 Horas para la Democracia, cuyo objetivo fue celebrar un encuentro online para apoyar el libre discurso por este medio.

Posteriormente, Winer fundó una empresa especialmente dedicada al desarrollo de programas para la creación de weblogs, y en diciembre de 1997, Jorn Barger introdujo el término en la acepción que hoy se conoce.

En 1999, aparece Eatonweb Portal, el primero dedicado exclusivamente a los blogs. En agosto del mismo año, Pyra Labs, empresa que posteriormente fue adquirida por Google, lanzó Blogger, uno de los servicios gratuitos más populares.

A partir del año 2000, el fenómeno se masificó, aparecieron nuevos servicios para edición y alojamiento como Bitacoras.com o WordPress, entre otros, y los blogs comenzaron a ganar adeptos por todo el mundo.

Créditos: Boletín UNAM-DGCS-207 – dgcs.unam.mx

Investigaciones universitarias, cultura, ciencia, noticias y contenidos de interés. Puebla, México.