Certifican jardín botánico de la FES Iztacala

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

El Jardín Botánico de la FES Iztacala es visitado, cada año, por decenas de escuelas, principalmente de educación básica.
El Jardín Botánico de la FES Iztacala es visitado, cada año, por decenas de escuelas, principalmente de educación básica.

26 de abril de 2010
• La Semarnat lo validó como un centro de acopio para especies amenazadas, capaz de resguardarlas y atenderlas para su revitalización

La Secretaria del medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), certificó el Jardín Botánico de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Iztacala de la UNAM, como un centro de acopio para especies amenazadas, capaz de resguardarlas y atenderlas para su revitalización.

Este espacio, creado a finales de la década de los 70, como área de cuidado de las especies fructíferas en este campus, y que se consolidó en 1982 como Jardín Botánico, pretende fomentar el cuidado del medio ambiente, y la importancia de los recursos naturales.

Algunos de los proyectos concretados son los de cultivos orgánicos; la creación de biofertilizantes, en composta y aerosol; la reproducción de la lombriz roja de California y caracoles; el manejo de residuos sólidos, en el que el programa de reutilización de colillas de cigarros ha superado su etapa experimental, y la planta piloto en la producción de hongos comestibles y medicinales.

Fernando Herrera Salas, secretario general académico de la entidad universitaria, destacó que cada año decenas de escuelas, principalmente de educación básica, visitan el Jardín Botánico, acuden a pláticas informativas sobre la naturaleza y, sobre todo, conocen la biodiversidad que los rodea.

Además, señaló la relevancia de incluir a la niñez y juventud en esta nueva tarea de cuidado del ambiente, porque serán ellos los encargados de dar continuidad a la misión de mantener un entorno saludable y natural.

Finalmente, Rafael Chávez López, jefe de la carrera de Biología, destacó la importancia de difundir el valor de los recursos naturales del planeta, esa tarea compete a los biólogos y se suma como una obligación para dar mayor solidez a su profesión.
Créditos: UNAM. DGCS -256/unam.mx

No fueron géiseres, sino licuefacción, las formaciones que brotaron tras el sismo de Mexicali

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Las más de 100 formaciones parecidas a hormigueros o “volcancitos” que se formaron en Mexicali, fueron resultado de un fenómeno llamado licuefacción, afirmó Ramiro Rodríguez Castillo.
Las más de 100 formaciones parecidas a hormigueros o “volcancitos” que se formaron en Mexicali, fueron resultado de un fenómeno llamado licuefacción, afirmó Ramiro Rodríguez Castillo.

• El fenómeno, ocasionado por el terremoto de magnitud 7.2, licuó agua del subsuelo con tierra muy fina y homogénea, generando cientos de conos parecidos a hormigueros o “volcancitos”
• Es un evento geológico interesante y poco común, que en esa zona, tuvo las condiciones adecuadas para producirse, dijo Ramiro Rodríguez Castillo, del IGf de la UNAM

Las más de 100 formaciones parecidas a hormigueros o “volcancitos” que se formaron en Mexicali tras el sismo de magnitud 7.2 que cimbró el pasado 4 de abril a esa ciudad, no fueron géiseres, sino resultado de un fenómeno llamado licuefacción, afirmó Ramiro Rodríguez Castillo, investigador del Instituto de Geofísica (IGf) de la UNAM.

El especialista del Departamento de Recursos Naturales de esa entidad, explicó que la licuefacción se produce cuando hay un temblor intenso y con fuertes aceleraciones, en una zona donde hay sedimentos finos saturados con agua y un acuífero muy somero (en este caso, de dos o tres metros de profundidad), como ocurre en el valle de Mexicali.

Formó parte de un comité científico que analizó la zona. “Me invitaron como especialista del Instituto de Geofísica de la UNAM, y en el grupo hubo colegas del Instituto de Ingeniería de la Universidad de Baja California Sur, y del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada y de la Comisión Nacional de Electricidad”, recordó.

“Cuando ocurre el sismo, comienza a mover todas esas partículas finas del subsuelo y las licua con el agua, de ahí el nombre del fenómeno. Por la presión que ejerce, cuando encuentra una zona de debilidad se empieza a fracturar superficialmente el terreno, y por ahí sale el material fino y lodoso, dando lugar a lo que visualmente parecen volcancitos u hormigueros”, explicó el hidrogeólogo.

Rodríguez Castillo añadió que fueron cientos de estas formaciones las que se desarrollaron casi de manera simultánea al sismo de Mexicali, e inundaron buena parte de las comunidades ubicadas al sur de la mancha urbana de la capital de Baja California, afectando casas, terrenos, calles y canales.

Lodazal bajo tierra

“Las formaciones son pequeñas, pero impresionantes. Son conos con un radio de metro y medio y una altura de 20 a 30 centímetros, pero con el material tan fino se extendieron hacia los lados, y lo que más afectó fue el agua, que dañó especialmente a colonias campesinas y zonas agrícolas al sur de la ciudad. La región se veía como si hubiera pasado una tormenta, más que un terremoto”, expuso.

A consecuencia del sismo y de la licuefacción, prosiguió, el suelo se reblandeció, y sobre él, todo se movía como una gelatina. Según la calidad de las construcciones, hubo casas que se hundieron 20 ó 30 centímetros; incluso, una lo hizo un metro.

El daño a las viviendas dependió del tipo de construcción. Unas se vinieron abajo, muchas de adobe, otras resistieron y algunas más, se sumieron algunos centímetros, abundó.
Los “volcancitos” de 20 a 30 centímetros de altura se conformaron alineados a lo largo de 30 a 40 metros, dando lugar a un fenómeno geológico interesante y poco común.

“Tengo 25 años dedicado a la hidrogeología, y nunca había visto en vivo un fenómeno de licuefacción. Lo conocía por los libros, lo entendía, pero es la primera vez que me enfrento a él. Fue una buena experiencia”, relató.

El investigador del IGf señaló que ese fenómeno ha ocurrido en Japón, Estados Unidos, y otras ocasiones, en la misma Baja California.

En Mexicali ya había brotado agua durante un sismo, pero no con esa intensidad ni cantidad. La gente se asustó y algunos pobladores pensaron en vulcanismo, aunque no hay certeza de un evento de ese tipo, señaló.

En algunas comunidades campesinas no hay drenaje, y la salida a la superficie de aguas negras produjo un mal olor que asociaron de manera equivocada con aguas sulfurosas.

“Era agua de un acuífero somero, con algo de negras. Además, cerca está la zona geotérmica de Cerro Prieto, que tiene un volcán antiguo, aunque no hay evidencia de una actividad inmediata. Todo esto influyó para que la gente pensara en géiseres, aunque éstos no se produjeron”, aclaró.

Rodríguez Castillo seguirá estudiando la licuefacción para analizar qué medidas se pueden tomar y minimizar sus efectos.

Volcán licuado (Cortesía Ramiro Rodríguez, IGf)
Volcán licuado (Cortesía Ramiro Rodríguez, IGf)

Evaluación academia-gobierno

El comité científico realizó un diagnóstico de la zona y emitió dos dictámenes técnicos que se entregaron al gobierno del estado.

Fue una acción acertada, porque sirvió para proporcionar elementos encaminados a la toma de decisiones. “Pocas veces ocurre, pero esta vez hubo esa visión de acudir de inmediato a la ciencia para afrontar la crisis por un desastre”, concluyó.
Créditos: UNAM. DGCS -254/unam.mx

Preservan virtualmente murales de Cacaxtla

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

mural de cacaxtla25 de abril de 2010

• Asistidos por nuevas tecnologías, miembros del seminario La pintura mural prehispánica en México, han reconstruido los invaluables documentos
• No se trata de repintarlos ni de restituir sus ‘lagunas’, o intervenir su pintura original, sino mantenerla en el mejor estado y hacer reconstrucciones de manera virtual, dijo María Teresa Uriarte, del IIE de la UNAM
• Publicarán un libro donde se precisan datos, que hasta hace unos años habían sido concluyentes y, a la vez, se documentan verdaderos hallazgos

Recientemente, el seminario La pintura mural prehispánica en México, del Instituto de Investigaciones Estéticas (IIE) de la UNAM, conducido por María Teresa Uriarte, concluyó el estudio de los murales de Cacaxtla, en Tlaxcala.

Es esa tarea participó un grupo multidisciplinario de académicos y especialistas, del país y extranjeros; después de un tiempo, la investigación y discusión colegiadas permitieron el análisis de los murales, cuyo libro está por aparecer, refirió Uriarte, también investigadora del IIE.

Asistidos por nuevas tecnologías como rayo láser, posicionamiento satelital y paquetería de última generación en tercera dimensión, entre otras, los miembros del seminario han reconstruido, de manera virtual, los invaluables documentos pictóricos del sitio, con el fin de preservarlos.

“Con esta contribución, quedarán atrás las dificultades y desventajas que traía aparejadas el acto de intervenir los murales. No se trata de repintarlos ni de restituir sus ‘lagunas’, como proponen algunos restauradores; no se trata de intervenir su pintura original, que es un legado, sino de mantenerla en el mejor estado posible y hacer todas las reconstrucciones que se requieran de manera virtual”, explicó.

El Mural de la Batalla

Fundado en 1990, este seminario ha publicado 10 libros: Teotihuacan (tomos I y II; 1995-1996), Área maya (tomos I, II, 1998; III y IV, 2001), Oaxaca (tomos I, II, 2005; III y IV, 2008), así como los textos de divulgación dirigidos a públicos no especializados Bonampak, voces pintadas, Muros que hablan y Fragmentos del pasado.

Ahora, en el nuevo libro sobre Cacaxtla se precisan datos, que hasta hace unos años habían sido concluyentes y, a la vez, se documentan verdaderos hallazgos.

En la pintura conocida como “Mural de la Batalla”, ejemplificó, desde diversos puntos de vista se hizo una descripción de cada uno de los personajes que la integran, lo que permitió elaborar una explicación más certera.

Ahora sabemos que ese mural no refiere una batalla, como se creía, sino un sacrificio. Si hubiera vencedores y vencidos, habría armas, pero sólo el personaje 10 del muro poniente aparece con una, aunque no queda claro si su actitud es beligerante o no, dijo.

Muchos otros tienen actitud de ser cautivos, incluso llevan los brazos amarrados. A otro personaje parece que le sacan el corazón; otro más, lo tiene de fuera. “Estoy convencida que se trata del ritual del sacrificio del maíz, que en la visión cósmica prehispánica tenía una enorme importancia”, apuntó.

El Mural de la Batalla y su estructura artística preconcebida

Al concebir el seminario, Beatriz de la Fuente, maestra de Uriarte, se propuso reunir en una investigación de largo aliento a historiadores del arte, arqueólogos, antropólogos, astrónomos, biólogos y epigrafistas, tanto de la UNAM como de la Escuela e Instituto nacionales de Antropología e Historia, y de organismos extranjeros, para descifrar de mejor manera el mensaje de la pintura mural prehispánica.

Esos legados, prosiguió Uriarte, son ejemplo de arte y funcionan también como medios de comunicación, instrumentos de dominación de las dinastías dirigentes, testimonios simbólicos y documentos históricos.

“La composición del ‘Mural de la Batalla’ está dispuesta en triángulos, lo que hace que haya movimiento y armonía en su lectura; es decir, tiene una estructura artística preconcebida, una estructura geométrica perfecta que permite categorizarlo como arte.

Además, sus autores combinaron colores para crear un entorno simbólico. El azul del fondo (seguramente de origen maya) no sirve para establecer un entorno preciso, geográfico, sino para dar una referencia mítica a un vago universo”, afirmó.

En este lugar liminar, que se mueve entre la realidad y el mito, es donde se desarrolla el sacrificio, en el que se percibe una visión vinculada directamente a la sobrevivencia cotidiana de los pueblos que habitaron Cacaxtla.

También, constituye un documento histórico, de usos y costumbres, pues un observador atento puede vislumbrar la importancia social de sus personajes, de acuerdo con la ropa y las joyas que llevan.

“Por otra parte, al analizar en éste y otros murales las figuras de los gobernantes, se ha encontrado que los sistemas de gobierno del universo mesoamericano eran prácticamente iguales, y lo que resulta impresionante es la vinculación comprobada de la pintura de Cacaxtla con la pintura maya”, añadió Uriarte.

Tarea multidisciplinaria

Tras 20 años de investigación y acumulación de conocimientos, el seminario La pintura mural prehispánica en México, sigue sumando hallazgos.

Los trabajos de estudio y discusión se realizan de manera colegiada, lo que permitió a los investigadores superar las conclusiones anteriores respecto de los personajes, tanto de la estructura B, como del pórtico del edificio A, del llamado Templo Rojo y del Templo de Venus.

La confluencia de distintas disciplinas hizo posible una mejor comprensión del mensaje de quienes pintaron los muros de Cacaxtla, indicó la investigadora del IIE.

“Discutimos todos los jueves por la mañana, durante meses. Mientras los historiadores decíamos que tal personaje aparecía con piel de jaguar, los biólogos corregían: ‘no, la mancha del jaguar no es así. Esa mancha corresponde a un ocelote o esta otra a un tigrillo’, al tiempo que mostraban las pieles de esos felinos. Ante tal evidencia no había más que darles la razón”.

Así, la vestimenta de uno de los personajes, que se suponía era de jaguar, resultó diferente y, además, con cabeza de cánido. Lo mismo sucedió con otro protagonista del que siempre se había dicho que estaba vestido de ave. Esas precisiones las hizo Fernando Guerrero, alumno Lourdes Navarijo, del Instituto de Biología, que tiene años trabajando en el seminario.

La labor de los diseñadores gráficos en cada tramo de un mural es esencial. Toman fotografías in situ con la metodología del caso. Hacen varias versiones de cada detalle, figura por figura, para tratar de conformar, de la manera más completa posible, la imagen.

Esto es determinante en las “lagunas”, es decir, en aquellas partes del mural donde no hay información.

Por lo que se refiere al citado mural, sus ‘lagunas’ no se tocaron, pero el trabajo de los diseñadores hizo ver con claridad que había un personaje rapado, tonsurado, sólo con unos mechones de pelo. Este dato, estudiado con los parámetros de la iconografía, ha permitido identificar representaciones similares en otros sitios, específicamente en el área maya, donde se hace alusión a los dioses del maíz, explicó.

Herramientas para el futuro

Para estudiar a fondo qué es un mural, los investigadores deben conocer, además, la opinión de los restauradores.

“Ellos saben de química, de física y cómo trabajan los distintos materiales que lo integran cuando se frota su superficie de cal. Saben también cómo se obtuvieron, de dónde vienen los pigmentos, y cómo trabajan los colores. No podríamos hacer nuestra labor sin el concurso del conocimiento interdisciplinario, ésta es una de las grandes fortalezas de nuestra Universidad”, prosiguió.

En cuanto a los alcances del seminario La pintura mural prehispánica en México, se podría recordar el hallazgo de Alfonso Caso, en la tumba 7 de Monte Albán, en 1932.

“Lo que hacemos es proporcionar herramientas a los investigadores del futuro para que obtengan, por medio de la pintura mural, información cada vez más completa de lo que fue el pasado prehispánico. El conocimiento se construye así”, concluyó Uriarte.

Fotografías de los murales prehispánicos en la red

En la página electrónica del seminario La pintura mural prehispánica en México (www.pinturamural.esteticas.unam.mx), se pueden consultar ocho de los 10 libros publicados hasta la fecha, con sus respectivas fotografías, así como todos los números de su boletín informativo, que se edita desde 1990.

Este sitio web ofrece también una liga al Museo de la pintura mural de Teotihuacan, y un blog donde se intercambian puntos de vista.
Créditos: UNAM. DGCS -253/unam.mx

Por la tecnología, los jóvenes de hoy tienen habilidades muy diferentes a los de hace 10 años

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Georgina Cárdenas actualmente trabaja en programas computacionales para tratar fobias.
Georgina Cárdenas actualmente trabaja en programas computacionales para tratar fobias.

24 de abril de 2010

• La capacidad de realizar múltiples actividades a un mismo tiempo, que antes se decía era característica sólo de mujeres, hoy es una cualidad de ambos géneros
• Las generaciones actuales han ganado habilidades como la capacidad de síntesis a la hora de comunicarse, pero han perdido otras, como las del uso adecuado del lenguaje

Suele decirse que mientras los hombres apenas pueden con una actividad, las mujeres son capaces de realizar ocho al mismo tiempo, habilidad conocida bajo el nombre de pensamiento paralelo, “pero esto que antes distinguía a un género de otro ya no es así, pues el uso de las nuevas tecnologías propicia que las generaciones actuales realicen múltiples cosas de forma simultánea, sin importar si se trata de un chico o una chica”, expuso Georgina Cárdenas, de la Facultad de Psicología (FP) de la UNAM.

Los integrantes de la llamada “generación digital” están cambiando sus hábitos y capacidades a una velocidad tan sorprendente, que los adolescentes de hoy son muy diferentes a los de hace 10 años, indicó.

Sin embargo, con la adquisición de nuevas habilidades se pierden otras igual de importantes, apuntó la psicóloga. “Por ejemplo, la rapidez de resumir, concretar y comunicar situaciones con la menor cantidad posible de caracteres no sólo es algo cotidiano, sino la estrategia ideal para escribir en el chat o en el celular, pero esto hace que los jóvenes tengan un vocabulario cada vez más pobre”.

“Por ejemplo, a nivel de lenguaje, tienen mayor capacidad de síntesis, como demuestran al usar abreviaturas al chatear o mandar mensajes por celular, aunque esto ha hecho que se pierda aquello que se llama ‘buen uso del idioma’”, abundó.

Para la especialista, es notable que en apenas 10 años las habilidades de las nuevas generaciones se hayan modificado, a tal grado que un adolescente que vivió hace una década, difícilmente podría escribir en el teclado o asimilar la cantidad de información que un chico actual.

Incluso, a nivel de interacciones personales, es evidente que las cosas no son como solían serlo. Las redes sociales y el uso de celulares imponen nuevas conductas que apenas comenzamos a entender.

Por ejemplo, en un principio se creía que el mensajero instantáneo o páginas como facebook iban a aislar al individuo, pero se ha demostrado que no es así, porque con las personas que más chatea el usuario promedio, son exactamente las mismas con las que mantiene contacto cuando no está frente a una computadora, expuso.

“Se trata de un cambio de paradigmas tan importante, que lo que experimentamos ahora quizá sólo se pueda comparar con el cambio de modelos que se dieron cuando apareció la imprenta o el telégrafo”.

La académica agregó que estos fenómenos se han sucedido de forma vertiginosa, pero se ignora hasta dónde llegarán. “Se trata de aprendizaje complejo que tiene lugar justo aquí y ahora; lo que nos resta es esperar y ver qué es lo que pasará en el futuro”.

La virtualidad, más que un escape de la realidad

Los entornos virtuales hacen posible recrear cualquier escenario, desde los fondos abisales del océano, los desiertos rojos de Marte o el monte Olimpo, con todo y sus dioses griegos, pero parece que para los integrantes de la llamada “generación digital” es más fácil entrar en estos mundos ficticios e involucrarse con lo que ahí pasa, a diferencia de lo que sucede con personas de más edad.

“Esto no quiere decir que los jóvenes de hoy se abstraigan de la realidad con facilidad, sino que tienen una capacidad de inmersión mayor que los adultos. En realidad, esto tiene que ver con una paradoja muy interesante: sólo imaginemos esto, cuándo estamos en el cine ¿dónde estamos en realidad, sentados en una butaca o en el escenario exótico donde transcurre la película? Para los jóvenes de hoy la respuesta es sencilla, ellos están del otro lado de la pantalla”.

Esta característica ha permitido desarrollar recursos tan novedosos como el uso de videojuegos en terapias contra el dolor. “Por ejemplo, tenemos niños quemados que han mostrado una mejoría sorprendente tras jugar en competencias virtuales que siempre involucran nieve (ver hielo aminora la sensación de quemazón), y pacientes que han cambiado los anestésicos por sesiones de XBox”.

Sin embargo, una de las aplicaciones más sorprendentes de los programas computacionales es que han empezado a ser usados como alternativa a los antidepresivos, “como en Inglaterra, donde pacientes han obtenido resultados positivos tras usar un software llamado Beating the Blue, en vez de recurrir al Prozac. Estos usos podrían revolucionar muchas cosas, empezando porque representarían un duro golpe para los grandes laboratorios”.

También, a través de estos recursos es posible tratar fobias, “por ejemplo, si tenemos un paciente que tiene miedo a volar, podemos recrear digitalmente un aeropuerto, la sala de espera e incluso ponerlo en el asiento de un avión para enseñarle a controlar su pánico”. Como se ve, y contrario a lo que se dice, las nuevas tecnologías no son algo a lo que se deba tener miedo.

Un mundo que evoluciona rápidamente

A finales de los 90, Kevin Mitnick fue arrestado por hackear algunos de los sitios más seguros del mundo, y se llegó a considerar que cualquier aparato era tan peligroso en sus manos, que durante su encarcelamiento se le negó acceso a cualquier teléfono, y a su salida, se le prohibió tocar siquiera (por un periodo de tres años) computadoras, celulares, equipos periféricos o cualquier cosa con contacto a la red.

“Antes de mí, los ataques electrónicos no eran considerados delitos ni estaban tipificados. Las leyes se hicieron conmigo”, comentó el hoy asesor de seguridad, que hizo que los códigos penales de Estados Unidos se modificaran prácticamente de un día para otro.

Pero así como la informática ha obligado a la creación de legislaciones debido al mal uso que se hace de ella, su impacto positivo ha hecho que algunas cartas magnas sean objeto de enmiendas.

“De hecho, a partir de este año, en Finlandia el acceso a Internet de banda ancha es un derecho constitucional”, comentó Georgina Cárdenas, quien añadió que ésta es sólo una muestra de cómo las nuevas tecnologías se encuentran íntimamente ligadas al bienestar social, por lo que no sorprende que países como Francia, Grecia y Estonia, también consideren que tener contacto con la red de redes es un derecho humano básico.

Conductas, leyes, patrones de consumo, modos de producción… nada es lo que era hace una década, y por la velocidad a la que evolucionan la electrónica y la cibernética, quizá las cosas sean muy distintas de aquí a 10 años.

“Tenemos nuevas formas de transmitir datos, relacionarnos, mantenernos siempre comunicados e incluso contamos con el poder de crear realidades alternas. La tecnología está haciendo posible lo imposible, pero ignoramos qué puertas son las que se nos están abriendo a partir de estos desarrollos. Sólo el tiempo dirá”.
Créditos: UNAM. DGCS -252/unam.mx

Crea computación de la BUAP Software para procesar secuencias de ADN de microorganismos

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

Iván Olmos Pineda imparte las materias de inteligencia artificial, procesamiento digital de imágenes, redes de computadora, análisis y diseño de algoritmos y análisis de datos.
Iván Olmos Pineda imparte las materias de inteligencia artificial, procesamiento digital de imágenes, redes de computadora, análisis y diseño de algoritmos y análisis de datos.

23 de abril de 2010

• La herramienta apoya estudios de genómica comparada, realizados en el ICUAP

•Redujo el tiempo de las investigaciones y solucionó necesidades específicas

La colaboración entre científicos del Centro de Investigaciones en Ciencias Microbiológicas y de la Facultad de Ciencias de la Computación, permitió desarrollar un software especializado capaz de analizar y procesar secuencias de ADN de microorganismos.

El producto final de la cooperación es una herramienta informática que permite a los microbiólogos del Área de Microbiología Molecular del centro, perteneciente al Instituto de Ciencias (ICUAP), incursionar en estudios de genómica comparada de microorganismos desde el año pasado.

La primera versión del software, desarrollada por el equipo del doctor Iván Olmos Pineda, profesor investigador de la Facultad de Ciencias de la Computación, consigue analizar secuencias de ácido desoxirribonucléico o ADN, hallar patrones específicos, así como su lugar en la cadena, información de suma importancia para los microbiólogos.

Olmos Pineda refirió que la necesidad de los investigadores, dirigidos por el Doctor Candelario Vázquez Cruz, de contar con una herramienta computacional acorde con sus requerimientos y, sobre todo barata, que les permitiera procesar gran cantidad de secuencias, fue lo que los acercó a los expertos en computación.

La propuesta final fue un software capaz de detectar patrones con cierta estructura dentro de una secuencia de ADN: “Con la herramienta el microbiólogo puede cargar una base de datos que baja de la red, y a partir de esa información nuestro programa le permite buscar, con ciertos parámetros de entrada, patrones muy específicos”, precisó.

Si bien, admite que la herramienta no es tan poderosa como las existentes en el mercado, el experto en minería de datos y aprendizaje automático, destaca la importancia del desarrollo tecnológico al ser diseñado con tecnología mexicana, por contribuir a la formación de recursos humanos de alto nivel y por aportar soluciones a problemas sumamente específicos de la microbiología.

Así también, Olmos Pineda, enfatiza que de todo ello lo más importante es el avance científico logrado en ambos campos: “Por una parte los microbiólogos cuentan ahora con un software barato, cuyas nuevas versiones no les costarán, además de que progresan en sus investigaciones. Y nosotros avanzamos también al desarrollar nuevas técnicas informáticas para atender requerimientos muy particulares”.

Para el Doctor Candelario Vázquez Cruz, científico del Área de Microbiología Molecular del Centro de Investigaciones en Ciencias Microbiológicas, la herramienta ha sido de gran utilidad al abatir el tiempo de las investigaciones que pueden durar de entre 10 y 15 años a sólo dos, gracias a que la información obtenida con el análisis de las secuencias permite orientar los estudios.

“Con esta herramienta se orienta el destino y se hace más sólida la investigación, además de que se evitan múltiples experimentos. Si me interesa una función o una proteína trabajo sobre ello, ya no tenemos que buscar una guja en un pajar, nos permite en un instante remover esa paja y quedarnos con lo que interesa”, comentó.

El nuevo software, destacó Vázquez Cruz, permite a su grupo realizar análisis genómicos de bacterias y hongos para una amplia gama de investigaciones: el perfeccionamiento de bioinsecticidas, estudios veterinarios y de hongos relacionados con infecciones en la agricultura, desarrollo celular y el análisis de microorganismos que intervienen en ciertas enfermedades humanas.

El poder del software

Sin duda, uno de los logros del desarrollo de la herramienta es el diseño a doc con las necesidades de las investigaciones en genómica comparada de microorganismos.

“El software es capaz de analizar secuencias de ADN, emprender la búsqueda de patrones específicos que el usuario proporciona como entrada, reporta sus posiciones, y adicionalmente proporciona herramientas de visualización, a fin de que los microbiólogos puedan interpretar los resultados con mayor rapidez” precisa Olmos Pineda sobre las capacidades de la herramienta.

Aunado a ello, el software, construido a partir de técnicas de minería de datos y aprendizaje automático, es capaz de reportar una lista de los patrones y su ubicación, lo cual es de suma importancia en el momento de la interpretación por parte de los microbiólogos.

Otras facilidades que proporciona, apunta el experto, es el filtrado de información, pues visualiza patrones de tamaño específico y proporciona mayores datos sobre las letras o secuencias vecinas.

Sobre el fututo del proyecto, Olmos Pineda sostuvo que en estos momentos se trabaja en una nueva versión, la cual estará lista a finales de 2010: “Estamos diseñando un nuevo algoritmo para facilitar la búsqueda de patrones estructurados, es decir secuencias de ADN que no están aisladas sino combinadas, lo cual también proporcionará información muy valiosa a los científicos del Área de Microbiológica Molecular”.

El futuro de la minería de datos

Bajo el nombre de minería de datos se engloba todo un conjunto de técnicas encaminadas a la extracción de conocimiento procesable, implícito en las bases de datos. En otras palabras, la minería de datos prepara, sondea y explora los datos para sacar la información oculta en ellos.

Las bases de la minería de datos se encuentran en la inteligencia artificial y en el análisis estadístico. Mediante los modelos extraídos utilizando técnicas de minería de datos se aborda la solución a problemas de predicción, clasificación y segmentación.

Para el investigador de la Facultad de Ciencias de la Computación, la técnica tiene un gran potencial en el desarrollo de software especializado para procesar y buscar datos en áreas como la medicina y los mercados financieros.

“En esas áreas es necesaria la búsqueda de patrones como herramienta para la toma de decisiones, y es ahí donde interviene la minería de datos y parte del aprendizaje automático. Aunque no es tan simple su desarrollo, al final se consiguen herramientas muy poderosas como la diseñada para los microbiólogos. Inclusive estamos trabajando también en una versión para diagnosticar leucemias”, resaltó.

Si bien opinó que México presenta cierto rezago en el desarrollo de software a partir de la minería de datos, si se compara con potencias mundiales como Estados Unidos, dada la cantidad de expertos dedicados al área, Olmos Pineda comentó que algunas instituciones ya son competitivas en ciertas áreas.

“Investigadores de la UNAM, el INAOE y la propia BUAP ya han desarrollado aplicaciones muy específicas, cuyas técnicas son publicables y reconocidas por la comunidad internacional”, agregó.

Por ello, consideró que las expectativas laborales para los estudiantes interesados en el estudio y la investigación sobre minería de datos, son muy amplias, pues en la actualidad la masa de egresados de las carreras en computación se dedica al diseño de páginas web o la instalación de redes, pero muy pocos se especializan en esta disciplina, a pesar de ser altamente competitivos y demandados por el mercado.

Créditos: BUAP/Comunicación Institucional/buap.mx

Investigaciones universitarias, cultura, ciencia, noticias y contenidos de interés. Puebla, México.