La falta de empleo y las adicciones, principales problemas a los que los jóvenes de 18 a 29 años se enfrentan.
La falta de empleo y las adicciones, principales problemas a los que los jóvenes de 18 a 29 años se enfrentan.

10 de abril de 2011

• El 35.6 por ciento de ese segmento poblacional refiere esa condición y el 11.1 por ciento a las adicciones, según la Encuesta Nacional para Prevenir la Discriminación 2010
• Con relación a la credibilidad, en una escala del 1 al 10, la familia aparece con 9.1, seguida de las universidades públicas, con 8

El 35.6 por ciento de los jóvenes de entre 18 y 29 años, establece que la falta de oportunidades laborales es el principal problema al que hace frente, seguido de las adicciones, con 11.1 por ciento.

Si se considera sólo a los que tienen entre 12 y 17 años, la mención primordial fueron las adicciones, con 20.7, y después el empleo, con 12.3 por ciento, señala la Encuesta Nacional de Discriminación 2010, a cargo del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), y del Área de Investigación Aplicada del Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ) de la UNAM.

El estudio reflejó, en materia de credibilidad, que en una escala del 1 al 10, la familia aparece calificada con 9.1, seguida de las universidades públicas, con 8.

El sondeo incluyó la visita de 13 mil 751 hogares, que arrojaron información en torno a 52 mil 95 personas de todas las entidades federativas. El grupo del IIJ estuvo bajo la coordinación de Julia Flores Dávila, también participaron los investigadores Mauricio Padrón, Carlos Silva, Erika Tapia, Salvador Vázquez, Omar Alejandre, Eliza Osorio, Guillermo Javier Cuevas, Iván Núñez, César Hernández, Silvia Vergara, Yazmín Licona, Daniel Patlán y Navorina Díaz.

Los resultados permitieron la comparación entre 11 regiones geográficas, las 10 zonas metropolitanas de mayor población y cuatro zonas fronterizas.

Los entrevistados de 12 años o más, al mencionar los mayores factores de división en el lugar donde viven, dijeron, en una proporción de seis de cada 10, que la riqueza divide “mucho”, mientras que el 46.9 por ciento refirió a los partidos políticos.

Asimismo, 12.4 por ciento respondió estar de acuerdo con la frase “muchas mujeres son violadas porque provocan a los hombres”. Los porcentajes son similares en las respuestas de ambos géneros.

En tanto, el 9.1 por ciento refirió estar de acuerdo con que “los indígenas son pobres porque no trabajan lo suficiente”, cifra que se eleva a 14.2 por ciento en el caso de los entrevistados sin escolaridad.

El 43.7 por ciento manifestó que no estaría dispuesto a permitir que en su casa vivieran personas homosexuales; 35.9 por ciento, enfermos de sida, y 26.6, por ciento, extranjeros.

Del total de los encuestados, 26 por ciento indicó que alguna vez ha sentido que sus derechos no han sido respetados “por no tener dinero”; el 20.2 por ciento por su “apariencia física”, y el 19.8 por ciento por su edad.

También, se preguntó qué tan positivo o negativo es que la sociedad esté compuesta por personas con diferentes orientaciones o preferencias sexuales. El 32.8 por ciento contestó que no era “ni positivo ni negativo”; el 34.7 por ciento externó que era muy positivo o positivo, y el 27.9 por ciento que era negativo o muy negativo.

Al cuestionar a las entrevistadas cuál es el principal problema de las mujeres en México hoy en día, el 21.3 por ciento señaló el empleo; 14.9 por ciento, los relacionados con la inseguridad, y 11.4 por ciento, de maltrato, acoso y violencia.

Asimismo, se interrogó a las entrevistadas si regularmente piden permiso o avisan a su esposo, pareja o algún familiar para realizar algo. Si consideramos solamente a las de 18 años o más, las actividades en las que señalaron en mayor medida que “piden permiso” son “salir sola de noche”, con 40.6 por ciento, y “salir sola de día”, con 28.4 por ciento.

Se preguntó a los niños de nueve a 11 años si habían experimentado algunas situaciones, desde enero hasta el momento de la entrevista, en octubre de 2010. Según sus respuestas, al 38.4 por ciento los han hecho enojar; al 26.7 por ciento les han pegado; al 17.9 por ciento se les amenazó con pegarles, y al 27.1 por ciento los han hecho llorar.

Al cuestionar a aquellos con facultades diferentes si estaban de acuerdo con la frase: “En México no se respetan los derechos de las personas con alguna discapacidad”, el 65.1 por ciento respondió afirmativamente, y el 69.7 por ciento estuvo muy de acuerdo o de acuerdo con que la sociedad no los ayuda porque no conocen sus problemas.

Créditos: UNAM-DGCS-213/2011/unam.mx