IPN, pionero en América Latina en aplicación y enseñanza de la acutumoterapia

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

•       Es útil para el tratamiento de lesiones articulares, ligamentos, tendones, músculos, columna vertebral y todo tipo de artritis, además permite aliviar afecciones en los órganos internos

Las personas que por años han sufrido dolores ocasionados por lesiones crónicas de tejidos blandos (ligamentos, músculos, tendones, nervios, vasos sanguíneos e inclusive órganos internos) pueden encontrar la cura de sus padecimientos con la aplicación de acutomoterapia, técnica que emplean especialistas del Instituto Politécnico Nacional.

El especialista en acupuntura y acutomoterapia de la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía (ENMH), Roberto González González,  refirió que esta rama de la medicina fue inventada en China durante la década

de los años 70 por el doctor Zhu Hanzhang, por lo que es relativamente nueva, comparada con otras técnicas como la acupuntura.

“En América Latina no existe otra institución, además de la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía, en la que se aplique, investigue o desarrolle esta técnica médica, y aprovechando el conocimiento con el que contamos al respecto, tenemos el propósito de preparar cuadros profesionales provenientes de América Latina para extender los
beneficios de la acutomoterapia, no sólo a nivel nacional, sino a otras latitudes”, afirmó.

González González enfatizó que la acutomoterapia se puede aplicar para aliviar lesiones articulares, de ligamentos, tendones y músculos. Es útil también para el tratamiento de todos los tipos de artritis, lesiones en la columna vertebral; además permite aliviar afecciones en los órganos internos como: úlceras gástricas, gastritis, prostatitis, hipertrofia prostática, asma, colitis, ulcerativa crónica, estreñimiento crónico y endometriosis, entre otras afecciones.

Precisó que para aplicar la acutomoterapia se utiliza un acutomo o aguja cuchillo que tiene un pequeño mango, su punta es semejante a la de un desarmador, por lo que permite cortar y restablecer el tejido con fibrosis.

El especialista explicó que “los tejidos blandos se lesionan luego de someterlos a movimientos irritativos e intensos que provocan un fenómeno inflamatorio, que finalmente deriva en fibrosis. Cuando un tejido blando se fibrosa aumenta la cantidad de fibras de colágeno y los ligamentos pierden elasticidad y resistencia, como consecuencia se produce dolor intenso o se limitan los movimientos”.

Indicó que si se trata de un ligamento con alto grado de tensión, incluso se llega a calcificar. Por esta causa aparecen osteofitos (excresencias o abultamientos anormales del hueso y cartílago) en la columna vertebral, conocidos radiológicamente como picos de loro, y esa situación va limitando el movimiento de las articulaciones.

“Con medicamentos no hay forma de resolver este problema, tampoco con cirugía, se pueden quitar los depósitos de calcio, pero un ligamento fibrosado no se puede corregir ni con masaje ni con acupuntura, ni con ultrasonido, únicamente con la acutomoterapia”, aseveró.

El doctor González González expuso que aunque en algunos casos se pueden utilizar diversos estudios como: radiografías, ultrasonido o resonancia magnética para detectar el padecimiento, “nosotros detectamos las afecciones mediante palpaciones para encontrar puntos dolorosos y sensibles y nudos fibrosos que han perdido elasticidad”, acotó.

Detalló que una vez que se ubica el sitio exacto del ligamento fibrosado se aplica un poco de anestesia local y, posteriormente, se introduce el acutomo para hacer cortes especiales al ligamento fibrosado que se ha acortado y perdido elasticidad por el trauma crónico.

Después de los cortes el ligamento se extiende y recupera su elasticidad, por lo que en cuestión de un minuto o menos el paciente observa mejoría. “De hecho la técnica es tan efectiva que existen personas que sólo requieren una sesión para eliminar su problema de salud, aunque en ocasiones se requieren cuatro o cinco sesiones, pero eso depende de la gravedad del padecimiento”, apuntó el investigador politécnico.

El especialista de la ENMH mencionó que hay pacientes que llevan años con lesión en el punto de unión de los ligamentos cervicales, lo que les impide girar adecuadamente el cuello o levantar los brazos. “Al aplicar la terapia el acutomo corta en medio del tendón y logramos que éste se vuelva a colocar en su sitio y adquiera la elasticidad
natural. Un hombro que llegaba a 90 grados ahora llega a 180 grados y un brazo que giraba sólo 30 grados después del tratamiento puede girar hasta 80 o 90 grados”, sostuvo.

Dijo que hay pacientes con problemas de cuello porque los ligamentos les comprimen un nervio, lo cual ocasiona dolor en la parte media de la cabeza, a veces muy intenso y el médico puede confundirlo con migraña. “Me atrevo a asegurar que la mitad de pacientes diagnosticados con migraña no la padecen, su dolor es resultado de
problemas de ligamentos del cuello y esa problemática la solucionamos con el acutomo”.

Es un procedimiento realmente maravilloso, agregó González González, quien comentó que aprendió la técnica en la Universidad de Medicina Tradicional China de Beijing, pero “debido a que los resultados son muy rápidos y extraordinarios ya estamos preparando a los médicos acupunturistas de la ENMH para que sus beneficios se extiendan a la población mexicana que lo requiera”.

González González señaló que en muchos de los tratamientos que han llevado a cabo han realizado una comparación de las radiografías antes y después del procedimiento con resultados asombrosos. El especialista aseguró que, aplicada por manos expertas, la acutomoterapia es muy segura, por lo que invitó a la población mexicana para que acuda a la Clínica de Acupuntura de la ENMH del IPN, ubicada  en Guillermo Massieu Helguera, número 239, Fraccionamiento La Escalera Ticomán, Delegación Gustavo A. Madero, para recibir tratamiento a un costo muy accesible.
Créditos: Comunicación Social/IPN/ Boletín 027

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*