Con baba de nopal, politécnicos elaboran pintura orgánica

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

C-298

31 de julio de 2018

Nopart es una máquina que prepara pintura orgánica elaborada con extracto de baba de nopal, cal, sal y agua, y cuya producción y aplicación no causa contaminación como los productos industriales y al no contener plomo es no tóxica.

Este proyecto fue desarrollado por estudiantes del Instituto Politécnico Nacional (IPN), con el propósito de hacer pintura ecológica y a bajo costo en beneficio de las familias mexicanas que buscan mejorar la imagen de su casa, ya que puede utilizarse en el interior y exterior de los hogares.

Mariana González García, Carlos Arriaga Limón, Miguel Martínez Martínez y Luis Mendoza Colín, estudiantes del Centro de Estudios Científicos y Tecnológicos (CECyT) 9 “Juan de Dios Bátiz”, comentaron que su máquina está diseñada para obtener un litro de pintura en cinco minutos.

Los alumnos de la carrera de Sistemas Digitales explicaron que el aparato funciona con tres motores; dos de ellos ubicados en la parte superior, los cuales giran para llevar la materia prima a los canales que al final se unen gracias a un embudo en donde se quedan los restos del nopal y lo demás pasa por otra sección para ser mezclado con un motor que gira durante cinco minutos y así obtener la pintura.

“Antes de utilizar la máquina se debe cortar el nopal y dejarlo reposar en agua entre 24 y 48 horas, una vez que pasa ese tiempo se pueden agregar los materiales a la máquina”, señaló Mariana González García.

Para obtener la tonalidad de las pinturas, los estudiantes usaron colorantes naturales extraídos del jugo de algunas flores como la jamaica y artificiales que se utilizan en la repostería.

Los creadores detallaron que en condiciones normales de presión y temperatura la pintura puede durar un año, pero si la casa está en una zona muy húmeda tiene un tiempo de vida de alrededor de ocho o diez meses. Como en este proyecto sólo se utiliza la baba del nopal, los residuos se recuperan y éstos pueden ser cocinados o reciclados.

Boletín IPN C-298/2018

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*