Detectan pérdidas de energía en producción de café tostado-UNAL

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

BOGOTÁ D. C., 18 de mayo de 2018 — Agencia de Noticias UN-

Dichos indicadores se establecieron en una de las diez industrias torrefactoras de café en el Valle del Cauca –departamento que abarca el 90 % del mercado interno– con el objetivo de mejorar la capacidad energético-productiva que le permita alcanzar un crecimiento económico sostenido, y a la vez mitigar el impacto ambiental. 

Con el análisis de esta información se identificó que las variables que impactan en forma negativa el uso y consumo de energía en estas industrias son: poco o ningún mantenimiento, fugas de calor y falta de calibración de la presión y del aire en el quemador, conforme a la potencia requerida.

El ingeniero agroindustrial Jorge Eduardo Angulo, de la U.N., explica que para el estudio se trabajaron los índices de consumo –que determinan la relación óptima entre la energía y la producción–, la tendencia acumulativa de energía térmica –que calcula el consumo energético del proceso y determina los niveles de ahorro o las pérdidas producidas en un periodo determinado–, y el indicador base 100, que genera alertas en cuanto a variaciones positivas o negativas de la eficiencia del proceso.

La investigación, realizada en el marco del proyecto “Optimización energética en el proceso productivo del café y valoración del impacto ambiental”, se desarrolló con una industria torrefactora adscrita a la Federación Nacional de Cafeteros.

El café está presente en el 90 % de los hogares colombianos, y aunque el consumo en presentación instantánea ha aumentado, en algunas regiones del país la preparación del grano tostado y molido sigue siendo una tradición. El registro de consumo mundial es del 76 % y el nacional del 86 %.

Gasto millonario

Para analizar el proceso productivo, hacer el diagnóstico de consumo de energía térmica e identificar las estructuras energéticas productivas de la empresa, se realizaron varios recorridos.

En este punto se identificó que la energía térmica solo se utiliza en el proceso de tostado que se realiza en los quemadores que calientan el aire. En dicho proceso se gasta el 88 % del consumo total de servicios energéticos, además de millonarios recursos.

Los granos verdes son tostados a altas temperaturas –entre 160 y 240 °C– en tiempos que van de 8 a 20 minutos, a través del flujo forzado de gases calientes producidos mediante la combustión del gas natural.

Las dos tostadoras de cilindro cuentan con un sistema de inyección de agua y aire comprimido que le bajan la temperatura a los granos tostados, luego de lo cual se realizan la molienda y el empaque.

El investigador afirma que “la aplicación de la gestión total eficiente de la energía en numerosas industrias empleando indicadores de desempeño –como sistemas de monitoreo y control energético– ha logrado demostrar su efectividad”.

A partir de ello se han detectado estrategias para potenciales ahorros de energía, además de la necesidad de implementar medidas técnico-organizativas, y diseñar y desarrollar programas de concientización. De igual manera se requiere motivación y capacitación especializada para el personal, con el propósito de reducir significativamente consumos y costos energéticos.

Fuente: http://agenciadenoticias.unal.edu.co

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*